19 oct. 2016

Actitud y solidaridad

Fuenlabrada 89 - Khimki Moscú 85. Un Montakit corajudo hasta el final se lleva su primera victoria en la Eurocup. El Fernando Martín recupera su electricidad. Todos suman. Marko Popovic, clave en el cierre, 22 puntos. Moussa Diagne, 15+9. En el equipo ruso destacaron Sergey Monia y Earl Rowland. Éxito de la iniciativa 'rosa' a favor de AECC.


Noche grande para el Fuenlabrada, que andaba necesitado de un triunfo así para volver a sentirse vivo. Competición europea, rival de fuste y la hinchada con ganas de celebrar la primera victoria en casa de la temporada. Jota Cuspinera había lanzado un órdago el domingo tras la caída ante Estudiantes: “Quiero coraje. Quiero valentía. Quiero sonrisas. Y los jugadores respondieron en la pista de la mejor manera: fueron corajudos, no rehusaron del intercambio de golpes con un equipo fuerte físicamente (y económicamente) como el Khimki y lidiaron hasta el final para terminar cerrando la primer alegría de la Eurocup, envueltos entre aplausos y ovaciones de un público que se fue feliz a casa, que se reconoce en esa forma de entregarse en la pista. El resultado tuvo incertidumbre hasta el final, pero más allá de la victoria (merecida), el Fuenla volvió a ganarse el crédito de todos, empezando por ellos mismos, por su gente y por los rivales, jugando en equipo, con actitud, y con los dientes apretados hasta el final. 

A los suburbios de Madrid”, titulaba la previa en el sitio web oficial del Khimki de Moscú, donde tanto Dusko Ivanovic como Earl Rowland, ex ACB, explicaban el gran ambiente que siempre se vive en ‘el pequeño pabellón’ del Fuenlabrada. Y no se equivocaron. Ivanovic dejó España en noviembre del 2012. Ahora luce distinto, con ese ‘look’ con coleta con cierto aire a Chistopher Lloyd interpretando a ‘Doc’ en Regreso al Futuro, pero para el enorme técnico balcánico debe haber sido como un 'regreso al pasado', porque en su vuelta a los 'suburbios' del sur de Madrid habrá comprobado situaciones similares a las de su época del Baskonia: el Fernando Martín mantiene inalterable su electricidad, y la solidaridad de siempre. 

Marko Popovic, 22 puntos y decisivo al final (Foto: Alba Pacheco )

Como viene siendo habitual, el Montakit comenzó el duelo al nivel requerido, sacando rápidamente diez puntos de renta y con Marko Popovic jugando ‘a lo Marko Popovic’ (14-4). La diferencia se mantenía a la conclusión del primer cuarto (24-14). Poco a poco, el Khimki se fue acercando, aprovechándose del talento de Sergey Monia (26-25), pero con los secundarios Álex Llorca, Rolands Smits y Chema González, los locales se estiraron de nuevo (40-32). Sobre éste último, Jota Cuspinera lo elogió en rueda de prensa, y es que el pívot zaragozano, que no había participado ante Estudiantes, sólo jugó seis minutos, vaciándose en defensa, bajando siete rebotes y demostrando que sigue siendo una alternativa válida para este equipo.

Hasta entonces, el Fuenla mandaba en el rebote (22-13), mientras los visitantes se iban cargando de faltas en un partido muy friccionado. En el tercer cuarto, el Montakit se entonaba desde el perímetro, pero el cuadro moscovita volvía a la carga, otra vez, con un Monia desatado (22 puntos y 4/5 en triples). Así, el Khimki lograba su primera ventaja (49-50, min. 26).

 Chema González defiende ante Sergey Monia (Foto: Alba Pacheco  / EnCancha)

Entonces emergió Marko Popovic, pidió el balón, sacó dos faltas, metió los dos libres, clavó un triple y miró a los cuatro costados del pabellón como diciendo: “Tranquilos” (54-50). Las dudas eran lógicas, porque los visitantes seguían empujando con fuerza (59-57).

Todorovic metía la primera cesta del último cuarto (59-59), y la paridad se mantenía (61-61), cuando Álex Llorca y Carlos Cabezas embocaron sendos triples, y el propio Llorca, en otro arrebato de carácter y baloncesto, robó una bola a Pullen y castigó al contragolpe. Parcial de 8-0 en 40 segundos (69-61) y tiempo muerto del rival, mientras en el pabellón resonaba con fuerza: “Una pasión, del corazón... ♪”.

Sin embargo, el encuentro seguía en un puño con un parcial ruso de 0-7 (69-68), y ahí, falta y técnica a Monia (la quinta, eliminado el mejor jugador del Khimki), y con el equipo moscovita cometiendo numerosas faltas y con tres libres dentro de Popovic parecía, ahora sí, encaminarse la historia a falta de cuatro minutos (76-68). Si fuera tan sencillo... otro arreón visitante con un Rowland que las enchufaba todas (80-78 a falta de 1’30’’).

Álex Llorca celebra tras robo a Pullen y canasta (Foto: EmilioCobos / ACB Photo)

Moussa no paraba de capturar rebotes y, como el otro día, arengaba a la tropa levantando sus brazos, hasta que el balón cayó en las manos de Popovic, que mató el choque con un triple decisivo, y es que como corresponde ante los grandes oponentes, que son una amenaza permanente: tienes que ganarles 'varias veces' dentro de un mismo partido para obtener un triunfo.

Habían pasado casi cinco años después de la última noche europea en el Fernando Martín (aciaga ante el Triumph Lyubertsy, por la EuroChallenge 2011/12), lo cual le da también más trascendencia al triunfo de hoy. Para la vuelta, en Moscú, dentro de un mes, seguramente esté Alexey Shved (el ex NBA, jugador franquicia del Khimki, fue baja en el Fernando Martín), pero ya habrá tiempo para ello. Con el formato actual de la EuroCup, donde cuatro de los cinco del grupo pasan al Top16, ganar un par de partidos en casa pueden llegar a ser suficientes para asegurarse competición europea hasta febrero. Ahora toca visitar a Luis Casimiro, cuyo Gran Canaria, campeón de la Supercopa pero con un 0-4 de inicio en la ACB, esperará al Montakit con el cuchillo entre los dientes. Pero el Fuenla hoy demostró que, en un buen día, le pelea de igual a igual a cualquiera. 


PD: No pude asistir al Fernando Martín. Agradezco a los compañeros de Pasión por el Baloncesto, Miguel Ángel Juárez y Aitor Arroyo, medio que retransmitió íntegro por radio el partido (por internet), gente que hace todo a pulmón y que gracias a sus ganas ofrecen a los ‘ausentes’ la posibilidad de disfrutar el partido. Con ese sonido y las imágenes del canal ruso Nashport (el partido no se retransmitió en España…), hicieron posible que pudiera disfrutar del gran partido del Fuenlabrada. 

Blagota Sekulic, 6 puntos en el último cuarto, ante Sokolov (Foto: Alba Pacheco  / EnCancha)


  • Apuntes

Primera victoria del Fuenlabrada en EuroCup.

El Montakit lanzó 40 tiro libres y falló 12 (28/40), por 25 del Khimki, que marró 9 (16/25).

Marko Popovic, clave al final, 22 puntos y 21 de valoración.

Moussa Diagne, 15 puntos, 9 rebotes, y 23 de valoración en 15’.

Chema González, 2 puntos y 7 rebotes en 6’.


Camisetas rosas por la lucha contra el cáncer (Foto: Twitter / Peña 314)


 Ficha técnica

Montakit Fuenlabrada 89 (24+16+19+30): Ludde Hakanson (7), Paco Cruz (3), Ivan Paunic (15), David Wear (3) y Moussa Diagne (12) -quinteto inicial-. También jugaron: Álex Llorca (5), Carlos Cabezas (4), Marko Popovic (22), Rolands Smits (6), Blagota Sekulic (6), Ian O'Leary (4) y Chema González (2). Entrenador: Jota Cuspinera.

Khimki Moscú 85 (14+20+23+28): Earl Rowland (15), Justin Carter (0), Egor Vialtsev (10), Sergey Monia (22) y Marko Todorovic (4) y -quinteto inicial-. También jugaron: Jacob Pullen (9), Vyacheslav Zaytsev (8), Dmitry Sokolov (0),  Stanislav Ilnitskiy (10), Valerii Likhodei (9) y Nobel Boungou-Colo (2). Entrenador: Dusko Ivanovic. No utilizado: Ruslan Pateev.


Árbitros: Carmelo Paternico (Italia), David Romano (Israel) y Anne Panther (Alemania). Eliminados los visitantes Monia (35’), Todorovic (38’) y O’Leary (40’).

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 2 de la EuroCup. Pabellón Fernando Martín (4.561 espectadores). Por una iniciativa solidaria, se vendieron 750 camisetas solidarias de color rosa, recaudándose 2.370€ para la Asociación Española contra el Cáncer (AECC). A su vez, el entrenador Jota Cuspinera comunicó que donará él mismo otros 1.000€.


Captura de TV / Números finales


 • Sala de prensa: Dusko Ivanovic y Jota Cuspinera


En TV pudo verse como Marko Popovic comentaba con Jota Cuspinera qué harían tras un tiempo muerto. Un trabajo en equipo donde todos tienen voz, y todos suman

Dusko 'Doc Brown' Ivanovic (Foto: Alba Pacheco  / EnCancha)



No hay comentarios: