1 jun. 2016

Jota Cuspinera valora a cada uno de los jugadores del Fuenlabrada

[Parte 2] Segundo capítulo con el 'coach', donde analiza a su plantel: el "liderazgo" de Popovic, la "solidaridad y experiencia" de Úriz, el "carácter" de Tabu, la "energía" de Paunic, el poder anotador de Urtasun, la "intensidad" de Llorca, el peso en el vestuario de Stevic, el "sacrificio" de Chema, el oportunismo de Wear, la "paz" de Scott, el potencial de Smits y el "talento" de Sobin.


Luego de la primera parte de la entrevista, Jota Cuspinera se explaya para valorar a cada uno de sus jugadores.


Jonathan Tabu: “Experiencia, carácter, puntos, líder dentro del vestuario”

Ricardo Úriz: “Experiencia y el sacrificio en favor del equipo. Solidaridad. Capitán”

Marko Popovic: “Liderazgo. Pasión. Consejos. Receptivo a mi crítica”

Álex Urtasun: “La sorpresa más grande, el tercer máximo anotador del equipo”

Álex Llorca: “Intensidad. Es el jugador con el que he sido más injusto con los minutos, pero es que tenía por delante a dos de los tres máximos anotadores del equipo”

Ivan Paunic: “Energía e intensidad. Ha sido el mejor año de su carrera”

Rolands Smits: “Potencial enorme”

David Wear: “No aparece en las estadísticas, pero muchas veces él era el que metía la canasta en los momentos complicados”

Ernest Scott: “Tirador de tres. Tranquilo fuera de la cancha. Te transmite paz”

Josip Sobin: “Si tuviese diez centímetros más, estaría en la NBA. Es un libro de fundamentos en el poste bajo. Dos peros: su porcentaje de tiro libres y que echaba mucho de menos su tierra”

Oliver Stevic: “Su mejor baloncesto nos lo ha dado en los últimos dos meses. Inteligencia. Conocimiento del juego para los jóvenes. Cuando tú hablas con los jugadores, si les preguntas quién es el más importante dentro del vestuario, la mayoría te dicen: ‘Oliver Stevic. Es la alegría del vestuario, el que te anima cuando estás jodido’”

Chema González: “Sacrificio puro y duro. Muchas veces, el nivel de intensidad ha empezado a crecer cuando Chema ha estado en cancha, apretando al ‘cinco’ del rival. Un golpe en un dedo acabó condicionándole su final de temporada”

Jorge Sanz: ”Jugador intenso. Necesitaba irse para jugar. Un chaval encantador"

Leo Demetrio: “Un ‘cuatro y medio’ que puede tirar de fuera”


Jota Cuspinera, en la grada del Fernando Martín (Foto: Santi Burgos / El País)

  • Segunda parte de la entrevista


- Jonathan Tabu.

Jonathan ha aportado experiencia, ha aportado carácter y ha aportado puntos, y además ha sido uno de los líderes dentro del vestuario. Para mí ha sido una de las claves de la gran temporada que ha hecho este equipo.

- Ricardo Úriz.

‘Ricky’ ha sido la experiencia y el sacrificio de unas cualidades personales en favor de lo que necesitaba el grupo en cada momento Es una de las cosas que más me han sorprendido de él. El tiene unas características como jugador, y de eso él no se puede desprender, pero ha intentado imprimir al equipo el ritmo que necesitaba, independientemente que fuera mejor para él o no. Él ha sido capaz de ver desde fuera, porque normalmente venía de suplente, que es lo que estaba ocurriendo en el campo y que es lo que necesitaba el equipo en cada momento. Nos ha aportado la experiencia y la solidaridad de decir ‘el grupo por encima de mí’.

- Esa generosidad no es muy habitual en los tiempos que corren...

Es verdad. Ricky ha sido otra de las personas esenciales dentro del vestuario. Él era nuestro capitán, y ha sabido limar asperezas cuando se han producido. Esto es fundamental.

- Ayer, en Radio Marca, comentaste que el club, si lo decide, puede renovar automáticamente a Úriz. ¿Te gustaría que siguiera?

Ahora es demasiado pronto. Tenemos que ver toda la fotografía y ver qué ocurre con cada uno de ellos. No me pronuncio.

- Entiendo que es una pregunta más para la directiva…

Así es. Sabiendo que yo también opino, pero no es sólo una pieza, es un puzzle entero. Hay que ver cómo queda el puzzle y cómo encaja cada pieza. Con esto ni afirmo ni descarto nada.

- Marko Popovic.

Marko es el liderazgo en este equipo, tanto en la cancha como también fuera. Liderazgo es la palabra que lo define. A mí me ha sorprendido cómo un jugador de Euroliga ha venido a un equipo pequeño y seguir jugando con la misma pasión e intensidad como si estuviera en la Euroliga, por retos mayores. Eso ha ayudado al equipo a tener a alguien a quién seguir. Es alguien que además ha aconsejado constantemente en los entrenamientos a los compañeros sobre cómo mejorar, cómo hacer las cosas. Incluso ha sido un jugador que ha estado receptivo a escuchar mi crítica cuando hacía algo que yo creía que no estaba haciendo bien. Él ha estado receptivo y no ha dicho ‘que yo sé más que nadie’. Al revés, ha estado siempre dispuesto a escuchar para mejorar él y el grupo. Encantado con él.

- Álex Urtasun.

Álex Urtasun…. Todas han sido sorpresas, pero él ha sido la sorpresa más grande, porque sabíamos de su capacidad de anotar, pero ésta ha sido mayor que la que esperábamos. Ha sido el tercer máximo anotador del equipo (11.0), detrás de Marko (13.7) y de Ivan (12.7), pero jugando menos minutos que los dos. Probablemente, no he hecho en cálculo, en puntos por minutos puede que esté ahí (Popovic, 0.58 puntos por minuto; Urtasun, 0.57; y Paunic, 0.44). Nos ha ayudado a ganar partidos constantemente. Él ha entendido perfectamente el rol que ha tenido, donde tenía que salir a anotar, donde sabía que estaba detrás de alguien tan importante como Marko Popovic. Lo ha aceptado y creo que esa aceptación es la que le ha hecho rendir en muy buen nivel. También estoy encantado con él.

- Álex Llorca, al que le ha tocado un rol difícil de asumir…

Llorca es un jugador que no es tan anotador como estos, ha tenido a Popovic y Urtasun por delante, y esa ha sido su mayor dificultad, pero nos ha aportado en los entrenamientos una intensidad que otros no alcanzan. Ha sido muy importante en los entrenamientos, para aumentar la intensidad media del equipo, como en los momentos en que ha habido lesiones. Ahí él ha suplido el puesto de escolta como de base con garantías. En ese sentido, cuando la rotación, tanto con Marko como con Álex (Urtasun) se acortaba por lesiones, o cuando ha estado lesionado Jon Tabu, él ha aprovechado los minutos que ha tenido. He dicho en varias entrevistas, Álex Llorca es el jugador con el que he sido más injusto con los minutos, pero es que tenía por delante a dos de los tres máximos anotadores del equipo. No he sabido cómo solucionarlo. Entonces, encontrarle el sitio no era fácil, pero estoy tremendamente contento por cómo ha respondido cuando ha tenido minutos.

Jota Cuspinera, debutante, cara a cara con el veterano árbitro José Ramón García Ortiz, durante el Estudiantes - Fuenlabrada (Foto: Alba Pacheco / EnCancha)

- Ivan Paunic.

Ivan es la energía, es la intensidad personificada. Es el carácter, pero no el carácter de Marko, me refiero a estar en una pista y controlarlo todo, sino que Ivan es el carácter en cuanto a agresividad. Voy a poner todo lo que tengo en la pista y arrastramos. Creo que además ha tenido un año de estabilidad emocional, que le ha permitido rendir en el que creo ha sido el mejor año de su carrera. Ha sido el jugador que más minutos ha disputado porque ese físico y esa energía era difícil encontrarla en otros jugadores. Además, recuerdo el mes previo a la Copa tuvo momentos donde anotaba una barbaridad, ayudándonos a sacar partidos complicados. Para mí, las palabras que le definen son intensidad y energía.

- Rolands Smits.

Rolands es un caso curioso. Es un jugador con un potencial enorme, y de hecho estoy convencido de que va a acabar explotando como tal. Ha tenido mala suerte porque ha tenido un par de lesiones fortuitas. Una de ellas, un golpe, le paró un mes. En ese momento él estaba en un momento de confianza muy bueno, haciendo muchas cosas, pero el parón no le ha venido nada bien, porque le devolvió a momentos de dudas. Él es un jugador que piensa demasiado de si lo está haciendo bien o mal. Debe pensar más en jugar, en disfrutar. Cuando él piensa en jugar, en nada más, cuando se suelta y disfruta, creo que sale el potencial de Rolands. Cuando él empieza de repente piensa cómo lo hace, empieza a cometer errores. Yo hablo con él, y le digo que cuándo él sea capaz de controlar ese estado emocional, que es lógico en un jugador joven, será capaz de mostrar todo el potencial que lleva adentro. Es joven, y creo que lo va a ir consiguiendo con minutos en la cancha. Esta temporada ha tenido más minutos que en la anterior, y esperamos que el año que viene vaya añadiendo mucho más minutos, y que esa experiencia le vaya sirviendo para sentirse más cómodo en la cancha.

- David Wear.

Para David era la primera experiencia fuera de Estados Unidos. Tuvo un inicio difícil, un período de adaptación, pero creo que ha respondido a las expectativas que teníamos con él. Sabíamos que él era un anotador de tres, y es lo que ha aportado al equipo. Hay un dato curioso, que no aparece en las estadísticas, que muchas veces él era el que metía la canasta en los momentos complicados, cuando el equipo más lo necesitaba. En muchos partidos, la canasta que nos devolvía al partido era una canasta de David. Eso no es fácil de suplir. Él ha tenido eso don de darnos canastas en momentos puntuales que a lo mejor para el espectador no tenían mucha importancia, pero que para el equipo era cambiar precisamente el signo de un partido. Entonces, yo quiero darle a David la importancia que ha tenido en ese aspecto, que es mucho mayor de la que desde fuera se puede imaginar.

- Ernest Scott.

Ernest es otro tirador de tres. Ha tenido momentos. Creo que la lesión le para bastante. Nos ha ganado un par de partidos tirando de tres. Luego, es verdad, que ha acabado con un porcentaje menor, con dudas o tal vez sin encontrar las situaciones para poder tirar, pero cuando no ha estado en ataque, nos ha portado en defensa. Yo estoy contento con lo que nos ha dado. Sobre todo, creo que es un tío tremendamente tranquilo fuera de la cancha. Me encanta escucharle hablar. Parece un tío introvertido, quizás lo sea, no los sé, pero cuando alguien habla con él, lo acabas de definir perfectamente, te transmite paz. Tener alguien así dentro el vestuario es tremendamente importante, alguien que cuando los nervios están a flor de piel, te aporte ese punto de temple. Eso se lo agradezco mucho.

Jota Cuspinera, en la entrada norte del Fernando Martín (Foto: Apo Caballero / Marca)

- Josip Sobin.

Josip ha sido el talento en el poste bajo. Creo que si Josip tuviese diez centímetros más, estaría en la NBA. Es un libro de fundamentos en el poste bajo. Josip ha tenido dos peros. Uno, en el campo, que es su porcentaje de tiro libres, lo cual ha provocado que no pudiera estar en el campo en ningún final apretado. Ni me planteaba tenerlo en el campo porque si lo mandaban a la línea de tiro libres, estábamos muertos. Ha acabado con un 28% en los tiro libres (5 de 18). A lo mejor ha evitado ir a la línea de tiro libres porque sabe de su deficiencia. Creo que es un tema más mental que de capacidad. Cuando en los entrenamientos le ponemos ese aparato para hacerte pases, que tiene una red arriba para recoger esos balones. Esa red está a una determinada altura, con lo cual te obliga a bombear más el tiro. Cuando él tiene la red, físicamente, mete una barbaridad, porque le da arco y tiene que sortear la red. Tiene ‘touch’, tiene sensibilidad en la mano para meter. Sin embargo, cuando le quitas la red, y tú ya te tienes que imaginar el arco mentalmente, falla muchísimos tiro libres porque no le da arco. Le digo ‘oye, imagínate que tienes la red constantemente’, pero no es capaz de hacerlo.

Ese ha sido uno de sus hándicaps, y el otro, la razón por la que ha decidido no renovar, es que él echaba mucho de menos su tierra. Se le ha hecho duro, desde el punto de vista emocional, el estar alejado de su gente, de su hogar, de su tierra. Lo mismo que con todos, le estoy tremendamente agradecido por el esfuerzo que ha hecho, porque sé que ha habido momentos donde no la ha pasado bien desde el punto de vista personal. Ha tomado la decisión de volver a Croacia y jugar allí porque quiere estar cerca de los suyos.

- Oliver Stevic.

Oliver Stevic en un caso curioso porque ha ido de menos a más. Su mejor baloncesto nos lo ha dado en los últimos dos meses. Nos hubiese gustado que nos lo hubiese dado de forma más continuada, pero no ha sido así. Oliver nos ha aportado el conocimiento del juego para los jóvenes, el saber leer las distintas situaciones tácticas que se han ido dando durante los partidos. Ha sido capaz de aportarnos esa inteligencia, que creo que les ha servido a los jóvenes par air aprendiendo más, de cómo entrenarse, de cómo jugar.

Luego, antes hablábamos de este tema, pero es muy curioso porque desde fuera no da la sensación de ser alguien importante, pero cuando tú hablas con los jugadores, si les preguntas quién es el más importante dentro del vestuario, la mayoría te dicen: ‘Oliver Stevic’. Sí, es un líder silencioso. Hablaba con la gente y me decían: ‘Es la alegría del vestuario, es el que te gasta bromas, es el que te anima cuando estás jodido’. Y yo les decía: ‘¿Pero, estamos hablado del mismo?’, porque verle sonreír aquí fuera es muy difícil, porque es un tío serio, es un tío que no habla mucho, aunque lo hace con mucho criterio. Sin embargo, me dicen que dentro es el alma de la fiesta, que cuando ve a un compañero jodido es el primero que le trinca y le hace un chiste, que le dice que aquí jodidos no podemos estar. En ese sentido, es otro de los líderes ocultos que han ayudado a mantener la cohesión del grupo. Ha sido tremendamente importante. Y como dije, en los dos últimos meses nos ha dado una muestra de lo que es capaz de hacer, anotando, reboteando y poniendo la inteligencia en el campo. Ha sido el ‘papá’ en cuanto a conocimiento del juego para los jóvenes.

- ¿Te ha transmitido Oliver si extraña Serbia o no tendría problemas en seguir?

Es un jugador acostumbrado a estar fuera de casa porque su carrera deportiva ha tenido distintos destinos, estando fuera de casa. Bueno, lo mismo, en cuanto a su continuidad o no, hay que ver cómo encaja todo el puzle. Hay que esperar para tomar una decisión.

- Chema González.

Chema es el jugador de la casa. Chema es el sacrificio puro y duro. Es una pasada. Es un chaval que si tú le dices que se dé cabezazos contra una pared, va y se da cabezazos contra una pared. Nos ha aportado intensidad. Especialmente aquí, en el Fernando Martín, nos ha aportado el impulso que a veces necesitaba el equipo para aumentar el nivel de intensidad. Muchas veces, el nivel de intensidad ha empezado a crecer cuando Chema ha estado en cancha, apretando al ‘cinco’ del rival. También ha tenido algún problema a lo largo de la temporada, que a veces no se ve desde fuera. Tuvo un golpe en un dedo, aquí contra el Baskonia, que lo ha tenido absolutamente loco los dos últimos meses de temporada, porque cada vez que le tocaban ese dedo veía las estrellas. De hecho, hemos sido nosotros los que hemos tenido que pararle, porque cada vez que le preguntabas: “¿Estás bien?”. “Sí”, te decía, porque él no quería parar, pero veías por sus gestos que en su mano derecha, que es con la que hace todo, tenía dolor. Si era por él, no paraba, pero le dijimos que necesitábamos que se recuperara de ese dedo. Y no se acabó de recuperar del todo porque siguió entrenándose todos los días, con contactos, y eso acabó condicionándole su final de temporada. Es un jugador joven, en progresión, que nos aporta energía. Él tiene contrato en vigor, de hecho, lo amplió esta temporada. Esperamos que, poco a poco, vaya aportándonos más en ataque, porque en defensa ya nos aporta bastantes cosas. Tiene que mejorar en conocimiento del juego y en veteranía, en ese saber estar en el campo. Esperamos que siga creciendo en ataque para que nos dé la tranquilidad de que tenerlo en el campo no sea sólo estar en un lado de la pista, sino que el rival tenga que preocuparse de los dos lados.

La clasificación al playoff se celebró con los jugadores irrumpiendo en festejos en medio de la rueda de prensa de Cuspinera (Foto: Alba Pacheco / EnCancha)

- Jorge Sanz, que ha jugado tres partidos, y que acaba de ascender con el Melilla.

Jorge es un jugador intenso. Yo he estado encantado con él. Es un poco como con Álex Llorca, no he encontrado los minutos para él. Tenía a Jon Tabu haciendo una temporada espectacular, a Ricky Úriz, un veterano aportando mucho, y no le encontraba el sitio a Jorge. Él me preguntaba: “¿Qué necesito para mejorar?”. Recuerdo que le dije: “Jorge, tú lo que necesitas para mejorar es jugar, y el problema que aquí, ahora mismo, no te lo podemos ofrecer. Tú nivel de entrenamiento es bueno. La intensidad que pones es buena. Lo que necesitas es jugar”. Hay cosas que no se aprenden entrenando, sino jugando. En el entrenamiento se juega, pero no es lo mismo. No tiene nada que ver. Un partido es otra historia. Ahí es cuando surgió la posibilidad de ir a un LEB Oro, y yo le dije: “No te lo pienses. A mí me gustaría que te quedases aquí, pero si yo pienso en ti, tienes que ir a jugar, a ponerte 20 minutos en el campo, y vivirlo, porque es lo que  te hará pegar el salto de calidad que necesitas”. Él nos pidió quedarse aquí porque creía que podía hacerse un hueco, eso al final no se produjo, y cuando surgió lo de Melilla, le dije que por supuesto que lo mejor que podía hacer era irse a jugar allí.
El tiempo que estuvo con nosotros nos aportó intensidad en los entrenamientos. Es un chaval encantador y me alegro que haya conseguido el ascenso con Melilla.

- Y Leonardo Demetrio, el último en llegar.

Leo es un jugador que ahora mismo conozco más bien poco. Es otro jugador intenso, joven, con un futuro, parece, prometedor. En una especie de cuatro y medio, no llega a ser un ‘5’ ni un ‘4’. Sin ser un grandísimo tirador, puede tirar de fuera. No lo puedes dejar solo. Al Barça aquí le metió un triple. Tiene unas piernas muy buenas para saltar, para tener dureza interior. Además, es un jugador que no rehúye el contacto. Es un jugador, como digo yo ‘al que le va la marcha’. Hay que ver cómo evoluciona. Como todos los jóvenes tiene ese punto de inmadurez, en cuanto al conocimiento del juego, pero eso se gana con tiempo. Tiene ese punto a veces, es normal, de ansiedad por querer hacerlo todo. Eso también te lo da la madurez. Ante el Madrid entró muy al final, y en el Palau, en cinco minutos cometió cinco faltas. ¡Calma! Es esa ansiedad por querer hacerlo bien, que el veterano controla. Vale, sí, tengo que ir duro, pero tengo que saber si tengo que meter la mano, o no, porque no me puedo cargar de faltas. Él tiene el ímpetu del joven, que es bienvenido, y tiene que ir aprendiendo como calmarlo en la cancha. También me imagino que su situación es muy distinta porque él quiere gustar en poco tiempo y entonces es más fácil de tener ansiedad de si estás metido en dinámica del equipo.Luego de la primera parte de la entrevista, Jota Cuspinera se explaya para valorar a cada uno de sus jugadores.




La evolución de la temporada del Fuenlabrada puede comprobarse en tres imágenes del rostro, y lenguaje corporal, de Jota Cuspinera: 

Noviembre. Tras la marcha de Tabak, Cuspinera pasó a ser primer entrenador
(Foto: Onda Fuenlabrada)
Marzo. Jota Cuspinera, en el acto forma de su renovación con el presidente José Quintana
(Foto: Alba Pacheco / EnCancha)

Mayo.Fin de temporada, el domingo pasado, con Jota Cuspinera en el centro de la pista agradeciendo el aliento de la afición (Foto: Alba Pacheco / EnCancha)





No hay comentarios: