22 may. 2016

Místico Fuenla

Fuenla 61 - Murcia 73. Emocionante clasificación del Fuenlabrada a su quinto playoff. Perdió claramente y estaba fuera, pero instantes después, Bilbao, que ganaba por 15 puntos a falta de tres minutos, caía sobre la bocina ante el Zaragoza con un triple de Joan Sastre desde su campo. Locura en el Fernando Martín en una jornada inolvidable. 


¿Por dónde empezar? ¿Por los antecedentes? ¿Por el partido? ¿Por el final? ¿Por la fiesta? Sepan disculpas la confusión, pero cuesta asimilar la emoción de lo vivido este mediodía en el pabellón Fernando Martín. Ordenarse dentro del caos es complejo, así que mejor dejarse llevar por los sentimientos generados por un torrente de acontecimientos no sencillos de expresar, pero que serán inolvidables para todos.

Muchos cineastas cuando les preguntan por qué no hay buenas películas de deportes colectivos, de fútbol o de baloncesto, suelen responder que es muy difícil llevar al celuloide una historia así que resulte creíble. Hemos visto desde pequeños multitud de filmes donde un equipo modesto acostumbrado a perder, de repente, se pone a ganar, hasta que llega un partido decisivo que, como suele ser, comienza a remontar hasta triunfar, contra-pronóstico y lágrimas mediante, con un triple milagroso sobre la bocina. La primera vez te sorprendes. Desde ahí, más o menos todos los finales son parecidos. Pero el caso del Fuenlabrada es distinto. Porque perdió, y bien perdido, pero… Es inverosímil lo que pasó, pero es real. Existió. Y hay testigos.

A priori, el partido ante el UCAM Murcia era una final. El que ganaba, al playoff. El que perdía, a esperar una carambola: que CAI Zaragoza, que no se jugaba nada, venciera en cancha del Bilbao, que estaba obligado a ganar para meterse entre los ocho primeros.


El festejo del Fuenlabrada en la pista (Foto: Alba Pacheco / EnCancha)

El pabellón, como es lógico, estaba a reventar. Murcia, como es lógico, trajo unos doscientos aficionados fieles y bullangueros. El encuentro, como es lógico, se vivió con una tensión en cada posesión. El Murcia, con Cabezas y Campazzo, manejando los hilos, como es lógico, inclinó el encuentro a su ritmo. El Fuenla, como es lógico, mostró una mejor versión respecto a las dos palizas sufridas ante Madrid y Gran Canaria, pero terminó preso de la ansiedad y los nervios. Como es lógico, el Murcia terminó ganando con justicia, celebrando con su gente su primera clasificación a un playoff y competición europea. En ese momento quedaban tres minutos en Miribilla, con el Bilbao ganando por 15 puntos al CAI (68-53). Lógicamente, entre los locales cundía la decepción por quedarse fuera de un playoff. Un desastre por las ilusiones rotas. 

Pero allí la lógica se esfumó. Para empezar, la hinchada naranja, pese a la cruel caída, se quedó en el pabellón para brindarle una última ovación a un plantel que pese a la derrota se merecía todos los aplausos. Es lo que tiene ‘ser’ de un equipo del que no se es porque gana mucho y seguido, sino del que se ‘es’ por sentimiento, por pertenencia, por identificación. Si el final era éste, al menos que sea como correspondía: gratitud por una campaña fantástica.


Celebración en el vestuario (Foto: Twitter)

Y entre que vale la pena despedir por todo lo alto a un equipo que le devolvió las ganas de ir a ver buen baloncesto al Fernando Martín, entre que no hay apuro para ir a comer, que mira que el Estudiantes puede descender, que a ver qué pasa con Manresa, que aguantemos un poquito más, que hasta octubre no volvemos más el pabellón… y resulta que el CAI, de Andreu Casadevall comenzaba a remontar en Miribilla (sí, el mismo entrenador que no tuvo nada de suerte en el Fuenla en aquella primera temporada en la ACB hace 20 años, entro otro guiño del destino). 

Pero es que son 15 puntos en tres minutos, y los maños no se juegan nada. No, seamos serios, se acercarán un poco pero el Bilbao tiene el playoff en su mano, cuenta con gente con experiencia como Mumbrú, Hervelle, Begic, y además Raül López, que lo deja cuando acabe esta temporada. Que no, no soñemos que eso solamente pasa en Hollywood. Además, remontadas mágicas sólo las hace el Fuenla, como en Zaragoza para meterse en la Copa. Que el comodín de la suerte ya lo hemos utilizado…


El plantel siguió la fiesta en la sala de prensa del Fernando Martín (Foto: Alba Pacheco / EnCancha)

Hay muchas historias con finales imprevistos donde se da un vuelco a los acontecimientos, sobre todo en la ficción, como, por ejemplo, las águilas de Thorondor en ‘El Hobbit’. En la vida real, hay menos casos, como la llegada de los prusianos a Waterloo, pero siempre con matices. La poesía casi siempre termina imponiéndose a la realidad de los hechos. Pero volvamos a lo nuestro, al Fernando Martín, porque, ¡epa!, dos actores secundarios, Joan Sastre y Stevan Jelovac, parecen entrar en trance y se convierten en máquinas de anotar, empatando a 70 a falta de un minuto.

Mientras tanto, en un polideportivo del sur de Madrid, un niño tironea de la manga a su padre, como diciéndole con la mirada: “No nos vayamos todavía, que muchos no se van. Si se quedan es por algo...". El papá frena su marcha escaleras arriba y accede. ¿Qué prisas hay? Un caso como el de cientos de seguidores que, por alguna extraña razón, deciden aguantar dentro del recinto. Intuyen algo, no sabríamos decir si es cuestión de fe o de cabezonería, pero en el ambiente se palpa algo especial.  


Ricardo Úriz, tras 345 de liga regular, jugará su primer playoff (Foto: Alba Pacheco / EnCancha)

En Miribilla, Kravtsov marra dos tiro libres para los maños, mientas que Raül falla uno, mete otro y Joan Sastre pierde la bola, con falta y dos nuevos lanzamientos para Mumbrú. Quedan tres segundos (71-70).

A su vez, Jota Cuspinera revelaría luego en rueda de prensa que cuando comenzaba en el vestuario final su discurso ante sus hombres, sobre que había que estar orgulloso pese a no haber conseguido el objetivo, un tal Popovic (¿quién sino?) preguntó: “¿Ha terminado?". No, ya, pero que quedan tres segundos y tira dos tiro libres el Bilbao. “Esto no acaba hasta que acaba”, cuentan que sentenció Marko. Mumbrú embocaría uno solo (72-70).

Allí se desencadenaría una sucesión de hechos que cada uno de los presentes contará algún día a sus nietos según sus propias vivencias, sentimientos intransferibles. De repente, uno gritó “¡triple del CAI!”, y la onda expansiva ya fue imparable. Por más que fuese sobre la bocina, por más confusión o dudas por confirmar que los árbitros la hayan dado dentro de tiempo, la energía desatada era incontenible: el triple de Joan Sastre, desde su campo, a la desesperada, se metía de lleno en la historia del Fuenlabrada. "Ha sido una canasta de mucha suerte, de esas que entran una cada mil", apuntaría Sastre tras el partido. "Una en un millón", podríamos exagerar para darle más tintes épicos. Un guion a la altura de la grandes historias. Un giro inesperado. Del desastre de quedar afuera a ‘El Triple de Joan Sastre’, la mística de un Fuenlabrada que con sus argumentos, 17 victorias mediante y con un juego atractivo, ya se ha ganado la inmortalidad en la memoria de unos seguidores que saltaban, se abrazaban, bailaban, reían con lágrimas en los ojos…  La felicidad era esto. 


Marko Popovic, símbolo del Fuenlabrada (Foto: Alba Pacheco)

 Ficha técnica

Montakit Fuenlabrada 61 (15+15+19+12): Jonathan Tabu (2), Marko Popovic (12), Ivan Paunic (6), David Wear (11) y Josip Sobin (0) -quinteto inicial-. También jugaron: Richi Úriz (5),  Rolands Smits (0), Chema González (0), Álex Urtasun (13), Ernest Scott (0) y Oliver Stevic (12). Entrenador: Jota Cuspinera. No utilizado: Álex Llorca0.

UCAM Murcia 73 (16+30+12+15): Facundo Campazzo (15), Vitor Benite (12), Sadiel Rojas (6), José Ángel Antelo (11) y Vitor Faverani (2) -quinteto inicial-. También jugaron Carlos Cabezas (10), Nemanja Radovic (2), Thomas Kelati (5), Serhiy Lishchuk (2), Yanick Moreira (2) y Scott Wood (6). Entrenador: Fotis Katsikaris. No utilizado: Alberto Martín.


Árbitros: Daniel Hierrezuelo, Fernando Calatrava y Miguel Ángel Pérez Niz. Sin eliminados por faltas personales.

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 34 de la Liga Endesa. Pabellón Fernando Martín (5.700 espectadores, lleno).

Carlos Cabezas, partidazo para que gane el Murcia (Foto: Alba Pacheco / EnCancha)





  • Reseña del partido

El primer cuarto fue parejo, con mucha tensión en la pista y en la grada, destacándose José Antelo en los visitantes (15-16). El Fuenla había arrancado bien en el segundo cuarto, impulsado por el recién ingresado Oliver Stevic, quien bajó cuatro rebotes en menos de dos minutos. Así, con un 2+1 de Álex Urtasun y una canasta del pívot serbio, los naranjas se pusieron 23-19.

Sin embargo, allí se pincharon los locales, desacertado en el juego exterior y cediendo en defensa ante un cuadro pimentonero que dominaba el rebote y ya se movía al ritmo de Facu Campazzo y Carlos Cabezas, que pese a que escuchó cánticos de ‘pesetero’ por su pasado fuenlabreño, la rompió. Un parcial de 4-24 colocó el 30-46 al descanso. Sobre el base argentino, sobresalió con dos triples seguidos y una asistencia acrobática que levantó a los 200 seguidores murcianos.

En el entretiempo la afición fuenlabreña comenzó a apretar, y aunque se llegó a una máxima desventaja de 17 puntos (34-51), los de Jota Cuspinera ajustaron su defensa, recortando paulatinamente la diferencia a la conclusión del tercer período (49-58), lo cual jaleó aún más a su hinchada: “¡Arriba, arriba, arriba el pabellón!”, atronaba.

Los quintetos ‘pequeños’ se mantenían en pista, con Campazzo-Cabezas en pista, mientras que los locales probaban con dos bases y un escolta, y entre las imprecisiones y los nervios , un ansioso y precipitado Fuenla llegó a ponerse a seis puntos y posesión (61-67) a falta de dos minutos. Pero dos triples murcianos, de Wood y de Antelo, remataron la faena (61-73). Parecía el fin, pero… (volver al inicio de este post).
Oliver Stevic, de lo mejor del Fuenla, pelea por un rebote (Foto: Alba Pacheco / EnCancha)

  • Apuntes

El Fuenlabrada se clasifica para el quinto playoff de su historia. El último, en 2011.

En los cuatro anteriores los naranjas no pudieron ganar ningún partido.

Al finalizar en la octava plaza, el conjunto naranja se medirá en cuartos de final al Barcelona, líder de la temporada regular. La serie es al mejor de tres partidos.

Es la tercera vez que el Fuenla hace ‘doblete’ en la misma campaña: Copa+playoff.

Por su parte, el UCAM Murcia acaba séptimo y disputará su primer playoff, además de lograr su primer billete para competición europea.

Se registró un lleno en el Fernando Martín, incluyendo unos 200 aficionados murcianos. Ejemplar comportamiento de ambas hinchadas.

Ricardo Úriz, a los 35 años y con 345 partidos jugadores en fase regular de la ACB, disputará sus primeros playoff al título.

Oliver Stevic, 12+10 y 18 de valoración (23’).

Carlos Cabezas, 10 puntos y 17 de valoración (26’). Facu Campazzo, 15+3+6 y 14 de valoración (29’).

Pancartas de la peña Fuenlabasket (Foto: Julio Andrés Camarillo)










Actualización 23/05/2016: Vídeos










Y si comentábamos que lo ocurrido en el Fernando Martín había sido "una película". Bueno, gracias al departamento de prensa del club, estos momentos han quedado grabados para siempre. ¡Un vídeo magistral!

Marko Popovic: "Es la mejor derrota de mi vida". "Esto ocurre por una razón: hemos trabajado duro y nos ha venido devuelto".





4 comentarios:

Anónimo dijo...

Felicidades a Fuenlabrada que por su juego toda la temporada merece estar en playoff !!!! a veces un poco de suerte en basket también viene bien como pasó con el CAI. Un saludos para ese Documentalista Deportivo de Altura que es Ezequiel Costa. Venga ;-) a disfrutar de la clasificación y a jugar el Fuenla la eliminatoria de cuartos por el título a tope y con ilusión de ganar. ;-)----Txus

Malena dijo...

La primera vez que tenemos suerte, y nadie nos lo va a quitar. Y al CAI, gracias. Por ellos fuimos a la Copa y ahora a los play-off. Amigos para siempre!!!

Carlos Rubio dijo...

La suerte nos ha sonreído, pero creo que lo merecíamos. vamos a por el Barça! :)

Tema Eurocup, según se lee en la página de la Euroliga:
http://www.euroleaguebasketball.net/euroleague-basketball/news/i/6ulcop7m9jk3va3i/euroleague-basketball-clubs-and-domestic-leagues-approve-2016-17-competition-structure-hold-strategic-discussions

Interpreto que van 3 a la Euroliga, más lo que llaman Wildcard, que debe ser una invitación para el 4º clasificado. Vamos, como siempre, del 1 al 4.
A la Eurocup van del 5 al 7 y queda otra wildcard, a ver si hay suerte (el año pasado fue para el CAI porque el Joventut rehusó su invitación):

"The 24-club Eurocup will feature three more clubs each from the Adriatic League, Spanish League and VTB United League, [...] For the 2016-17 season only, one of the wild cards will be assigned to the Spanish League."

Ezequiel Costa dijo...

Gracias Txus, Malena y Carlos.

Carlos, sí, desde el club me confirmaron eso: el 7º a la Eurocup (Murcia) y el 8º... un limbo. La sensación es que si el Fuenlabrada decide asumir el coste de competir en Europa, logrará la wild card. A esperar, mientras tanto: a ganar en el Palau!