10 may. 2016

Jota Cuspinera y la lectura de juego

[Opinión] El Fuenlabrada continúa ganando partidos y dando espectáculo, un equipo que cinco años después está a punto de volver a unos playoffs, y cuyo entrenador sigue demostrando una enorme capacidad para saber gestionar  un grupo que no para de crecer y que está haciendo historia en tiempo presente.


Jota Cuspinera es el entrenador revelación del equipo revelación de la presente Liga ACB. La idea, que hace unos meses comenzaba a expandirse por Fuenlabrada y aledaños, explotó luego de la clasificación en Zaragoza para la Copa del Rey y ahora, tras una nueva exhibición ofensiva del Montakit, ya se ha propagado por toda la geografía española y con visos de romper las fronteras del baloncesto vernáculo.

Como ya hemos comentado en este blog, una de las peculiaridades del técnico en su debut como primer entrenador en la élite es su liderazgo participativo el carácter didáctico de sus comparecencias públicas. Lejos de ‘jugar a esconder’ información, acomodarse al discurso que más le conviene o simplemente tirar de tópicos o demagogia, ‘Jota’ se explaya y ‘cuenta cosas’, detalles que sirven para entender mejor una actividad tan compleja como el baloncesto profesional. Y es que el entrenador de Getxo es un gran comunicador, como viene demostrando con extroversión en las cenas con las peñas del Fuenlabrada o en la reciente mesa redonda organizada por el club.

Jota Cuspinera, durante un tiempo muerto del CAI - Zaragoza, último partido de la primera vuelta, que significó la clasificación para la Copa (Foto: Esther Casas / ACB Photo)

Lector empedernido, uno de los recursos utilizados por Cuspinera para transmitir sus ideas son los cuentos, las fábulas. Evidentemente, en los descansos, o en un tiempo muerto, no hay mucho tiempo para estar contando historias, pero ahí, en esos momentos, puede que esté una de las claves de este Montakit, porque tras los entretiempos o parones de juego el Fuenlabrada suele volver a la pista siendo ‘mejor equipo’. Sólo basta con repasar las numerosas remontadas en las segundas partes, o las canastas de pizarrón tras algún ‘time out’ (la última, el triple de David Wear tras una ‘mágica’ asistencia de Marko Popovic, hacia atrás, sobre la bocina del descanso) para corroborar dichas mejoras, y éstas sólo pueden entenderse desde la lectura de juego que realiza Jota junto a sus técnicos ayudantes, como Josep Maria Raventós y Sergio Jiménez, y, sobre todo, la interpretación de esas indicaciones que hacen los jugadores para ejecutarlas correctamente.

No se trata de conceder al entrenador un rol de ‘gurú’ con poderes mágicos. Nada de eso. Simplemente se trata de ponderar cómo un cuerpo técnico, ajustando detalles sobre la marcha, puede resolver las cuestiones que se van presentando en un partido, y para que estos cambios tengan efecto hace falta tener detrás un largo proceso consolidado en muchísimos entrenamientos diarios, con jugadores comprometidos y convencidos de que ese cuerpo técnico les dará herramientas para tener más opciones de ganar.

Se sabe que ningún equipo, ni siquiera los más poderosos, pueden ganar siempre, por lo que tarde o temprano el Fuenla pillará una mala racha. Pero ya habrá tiempo para eso (algo que venimos repitiendo desde diciembre, y ya estamos en mayo...). Mientras tanto, los simpatizantes fuenlabreños siguen disfrutando del espectáculo de ‘Los Fabulosos Cuspi Boys’.
  
Jota Cuspinera, abrazado Josep Maria Raventós (Foto: Amador Vicente / ACB Photo)


No hay comentarios: