3 abr. 2016

David Movilla: “Somos un equipo muy solidario, y no estamos exentos de calidad"

El entrenador del Barakaldo CF, líder de la Segunda B, valora el empate en Majadahonda y da algunas claves del temporadón de su equipo antes del crucial encuentro ante el Castilla. “Lo lógico, por presupuesto, potencial y plantilla, es que el Madrid nos saque entre 10 y 15 puntos. Vamos a ver si somos capaces de seguir yendo en contra de 'lo normal'. Lasesarre siempre aprieta".


Con 70 puntos en 32 jornadas, el Barakaldo es el líder con mayor cantidad de puntos de los cuatro grupos de Segunda División B. Sin nombres rutilantes, el equipo gualdinegro se caracteriza por ser un bloque sólido con una clara idea de juego, la cual va evolucionando dependiendo del rival de turno. Su entrenador es David Movilla (Barakaldo, 1980), quien llegó al conjunto fabril el pasado verano tras una exitosa etapa en el Leioa, con quien logró dos ascensos, a Tercera y a Segunda B.

Este ‘Baraka’, solidario y comprometido con esa filosofía, sólo lleva encajados 18 goles en 32 partidos (promedio de 0.56). El próximo sábado, en Lasesarre, recibirá al Real Madrid Castilla, segundo clasificado con seis puntos menos pero que es el máximo realizador de la categoría. Toda una prueba de fuego para líder.

A la conclusión del empate a cero entre Rayo Majadahonda y Barakaldo, conversamos con David Movilla, quien además de analizar el choque en el Cerro del Espino se refirió a la campaña de los suyos y los objetivos, además de recordar aquel cruce dialéctico con Fernando Morientes, entonces técnico del Fuenlabrada.


David Movilla, entrenador del Barakaldo (Foto: Óscar González / Deia)

- ¿Qué valoración realizas de este empate 0-0 en el Cerro del Espino?

En la primera parte ha habido pocas ocasiones por parte de ambos equipos. Nosotros hemos tenido la más clara, pero ahí se han impuesto las defensas, como pasó en el partido de ida. Nos ha faltado frescura ofensiva. Y en la segunda parte creo que hemos tenido más ocasiones, más profundidad, con tres cuatro claras. Nos ha faltado mejorar el último pase, frescura o acierto de cara a la portería porque creo que el partido estábamos para ganarlo, pero una mala gestión de los últimos minutos ha dado que el Rayo Majadahonda tenga sus dos ocasiones más claras prácticamente en tiempo de descuento.

- Hasta esas dos llegadas finales, en el segundo tiempo el Rayo Majadahonda sólo había tenido un cabezazo de Joao.

Sí. Hemos estado 85 minutos buscando la victoria, siendo superiores, sobre todo desde el descanso, pero en los últimos cinco nos han pesado las piernas, y hemos gestionado mal esos último minutos, donde corrió peligro el empate.

- Empezaron con un esquema 3-4-3, el cual exige un mayor despliegue y concentración. ¿Qué buscabas?

Queríamos apretar su salida de balón, porque es un equipo que si tiene el balón por dentro consigue profundidad por fuera con los carriles. Eso creo que lo hemos hecho bien. A nivel defensivo, hemos interpretado bien sus diferentes estructuras. Ellos han cambiado en la segunda parte, metiendo doble pivote y mediapunta, obligándonos a meter una variante, y cuando ellos pasaron a jugar con tres delanteros, ahí a hemos metido cuatro defensas. El Rayo Majadahonda es un equipo con mucha riqueza táctica a nivel ofensivo. Hemos estado muy bien en defensa, pero nos ha faltado interpretar bien el juego en la primera parte, y finalizar bien las situaciones de ataque en la segunda, junto con haber manejado mejor los últimos minutos del partido.

- Para el partido del sábado ante el Real Madrid Castilla, que acaba de meterle seis al Guadalajara, recuperas a Armiche y a Alain Arroyo. ¿Qué tan importante es ese duelo con el segundo?

Bueno, es un partido importante, pero después del Real Madrid Castilla va a haber todavía 15 puntos en juego. No cabe duda de que es importante, pero nuestro objetivo es llegar a la última jornada con opciones de ser campeones. Tener a un rival como el Real Madrid Castilla, con el potencial que tiene, ahora a seis puntos, es algo que habla muy bien de nuestros jugadores. Estamos disfrutando de esta situación y vamos a intentar pelear con ellos, aunque lo lógico, lo normal y lo que corresponde por presupuesto, por potencial y por plantilla es que a final de temporada el Madrid nos saque entre 10 y 15 puntos. Vamos a ver si somos capaces de que no sea así.

- En la ida en Valdebebas fue 0-0, ahora me imagino que Lasesarre va a explotar…

Es un partido donde la gente tiene ganas porque es nuestro rival directo para pelear por el campeonato. La gente sabe la importancia que tiene. Lasesarre siempre aprieta, tal vez en este partido todavía haya más afición, pero Lasesarre siempre aprieta.

- ¿Cuál es el secreto de esta Barakaldo?

Somos un equipo muy solidario, muy intenso, que no da un balón por perdido, que imprime un ritmo muy alto al encuentro, que dificultamos mucho la labor del adversario. Creo que somos un equipo incómodo, y que no estamos exentos de calidad. Creo que cuando juntas la calidad de un equipo como el Barakaldo con esos valores, al final el rival suele tenerlo complicado.

- Mencionas la calidad, y también el criterio, como por ejemplo hoy demostró Galder Cerrajería, manejando los tiempos en el centro del campo, o también Iker Hernández…

Sí, son jugadores que leen muy bien el juego, nos dan pausa. Somos un equipo muy intenso, con un ritmo muy alto, y a veces nos viene bien esa temporización ofensiva que nos hacen. La verdad es que estamos muy contentos con todos los jugadores. Estamos haciendo una temporada que nadie se esperaba. El año pasado el campeón de Liga fue el Huesca con 69 puntos, y hoy, a falta de 18 por jugarse, tenemos uno más (70). Eso habla sobremanera de lo que está haciendo esta plantilla, pero está claro que tenemos enfrente un adversario con un potencial tremendo, brutal. Si conseguimos estar por encima de ellos, pues perfecto, pero lo lógico y lo normal es que el Madrid sea campeón con mucha diferencia sobre el resto. Vamos a ver si somos capaces de seguir yendo en contra de lo que sería normal.

- Cambiando de tema, hace dos meses tuviste ese cruce de declaraciones con Fernando Morientes, entrenador del Fuenlabrada, que ahora es dirigido por Josip Visnjic. Con la perspectiva del tiempo, ¿te arrepientes de algo con el revuelo mediático que se formó después?

Sólo dos cosas. Primero, a mí me trae sin cuidado que haya ex jugadores entrenando. Yo no voy en contra de los ex jugadores. Se entendió mal. Hice ese comentario porque él me hizo una apreciación durante el encuentro diciéndome que yo nunca iba a entrenar en Primera División, y creo que por su categoría, por lo que ha sido como profesional, debería tener el mismo respeto que muestra en las ruedas de prensa cuando luego se está en los banquillos. Y lo segundo es que yo tengo la misma cara, soy igual de respetuoso en el campo que fuera de él. A mí no me vale ese ‘otro fútbol’, ese mostrarte con una cara con unos comentarios de cierto desprecio o desconsideración hacia los adversarios y luego sentarte en una rueda de prensa y mostrar una cara diferente. Yo tengo la misma cara. Soy una persona que defiendo a mis jugadores. No se puede menospreciar la labor que está haciendo este equipo, ni desconsiderar, ni mucho menos dar a entender que vamos lesionando jugadores de manera intencional y voluntaria. Hoy nos han sacado dos tarjetas, y una ha sido por pérdida de tiempo. Es un equipo tremendamente solidario, tremendamente deportivo y el mismo respeto que damos es el que pedimos. Cuantos más ex jugadores haya entrenando, mejor. No tengo ningún problema al respecto. En ese sentido, no voy reivindicando a los que no hemos sido profesionales, sino todo lo contrario, pero sí voy reivindicando que merecemos un respeto como entiendo que ellos quieran tenerlo.

Plantilla 2015/16 del Barakaldo CF (Foto: www.barakaldocf.com)



Enlaces:

Áspero empate y cruce de declaraciones entre David Movilla y Morientes (31/01/2016)

'Banquillos de Primera' (01/02/2016)


1 comentario:

GORA BARAKA dijo...

Con tu permiso, lo copiamos a la web del Barakaldo CF

http://barakaldocf.com/area-18-david-movilla-somos-un-equipo-muy-solidario-y-no-estamos-exentos-de-calidad/