11 abr. 2016

Armando Gómez: “Creo que se seguirá manteniendo la idea de un filial en el Baloncesto Fuenlabrada”

El entrenador del Viten Getafe hace balance de la temporada tras la derrota ante el Valladolid, último partido del curso. “A nivel competitivo, es nefasta”, admite el técnico, quien además de dar las claves de la campaña y de realizar autocrítica, también se refiere a la formación de los jóvenes, la mentalidad, la filosofía del trabajo de cantera y el futuro del filial.


No ha sido sencilla la temporada para el Viten Getafe, filial del Montakit Fuenlabrada, que acabó su periplo por la LEB Plata colista y con cuatro triunfos en 26 jornadas, la última saldada con derrota en el pabellón Juan de la Cierva ante el Ciudad de Valladolid. La dura experiencia a nivel de resultados al menos deja la contracara, la de la maduración de un grupo de jóvenes jugadores, muchos de ellos en edad Junior, que está en pleno proceso de formación, un plantel que dista mucho del campeón de la categoría de hace dos años, con la denominación de Fundación Baloncesto Fuenlabrada, y del CB Getafe que alcanzó los playoffs la temporada pasada. A la conclusión del partido ante el equipo pucelano, conversamos con Armando Gómez, entrenador del Viten Getafe y que ya lleva ocho años trabajando en la cantera de la entidad fuenlabreña. En principio, la intención de la  directiva del club, pese al descenso, es reinscribirse la temporada que viene en LEB Plata, aunque para la confirmación de la plaza habrá que esperar hasta el verano.

- ¿Qué valoración realizas de esta derrota, en el último partido de la temporada?

Un poco lo que nos ha venido pasando durante toda la temporada. Una primera parte bastante buena, en la que conseguimos estar en partido. A nivel defensivo hemos tenido errores que no debíamos haber cometido porque lo habíamos hablado en la charla. Y luego, en la segunda, cuando sabíamos que realmente nos íbamos a jugar el partido, hemos cometido los errores que solemos cometer: pérdidas de balón en momentos claves, fallos con tiros liberados, que hemos sacado unos cuantos, sobre todo con David Cuéllar. Y luego el tema del rebote defensivo y la dureza. Ellos se jugaban la vida, y en ese tipo de acciones en las que tienes que coger el balón, pues ellos van al 200%, y si tú vas al 80%, te rebasan. Estos balones divididos han sido claves en el devenir del partido. Es una derrota que nos sigue haciendo daño, aunque ya esté acababa la temporada, porque el grupo estaba ilusionado por acabar ganando y no hemos sido capaces de hacerlo.

- Está claro que el Ciudad de Valladolid tenía que ganar o ganar para salvarse, y luego esperar otros resultados. Se jugaban mucho…

Sí, muchas veces se habla, el tema de los pequeños detalles, y ese ha sido uno: la fe en la que han ido a por los balones, la fe con la que han defendido. También el apoyo del público, porque ellos jugaban fuera pero han conseguido movilizar a un montón de gente y se les escuchaba muchísimo, y con ese empujón han sido capaces de, en esos momentos clave, sacar el partido adelante. Para nosotros, cada golpe que nos dan, cada rebote, cada acción que perdemos, es un lastre porque psicológicamente el equipo durante toda la temporada ha sufrido, y hoy nos han dado otro golpe que no hemos sido capaces de superarlo.

- Hace casi dos meses ya hacías un diagnóstico de la temporada hasta entonces. Una vez finalizada, ¿qué balance realizas?

A nivel competitivo, está claro, es nefasta. Hemos perdido casi todos los partidos de la primera vuelta, ganando dos, y casi todos los partidos de la segunda vuelta, ganando otros dos. El balance en ese sentido es muy pobre. Analizando más profundamente, el objetivo del equipo, aparte de competir, es formar, es que los jugadores vayan adquiriendo experiencia, y lo que no se puede es pasar de no tener ninguna experiencia en el baloncesto profesional, como el 80% de nuestro equipo, a de repente, en partidos calientes, como los que hemos jugado en las últimas semanas, resolverlos con la tranquilidad de alguien que ya sabe donde ésta y ya sabe realmente lo que es este negocio. Esto también se trabaja, el tema de la mentalidad. Este equipo durante toda la temporada ha tenido una mentalidad baja. El equipo no ha sido capaz de afrontar los problemas que van surgiendo durante los partidos, que son varios porque no siempre uno anota con facilidad ni siempre sale todo como uno quiere. No hemos sido capaces en todo el año en superar eso. También está el tema de los cambios durante la temporada, que para competir hacen mella. Si pensamos que todo está muy mal, que todo es un auténtico fracaso y que este equipo no tiene sentido, nos estaríamos equivocando. La anterior etapa que hemos tenido con el LEB Plata ha sido positiva porque esos jugadores tenían un recorrido que estos niños todavía no tienen. Nosotros no somos el club con más dinero del mundo para traer los mejores jóvenes de Europa o del mundo, y con lo que tenemos pues estamos tirando jugadores a la ACB. Creo que esta es la filosofía y en lo que tenemos que seguir creyendo.


Armando Gómez, entrenador del Viten Getafe (Foto: Alba Pacheco / EnCancha)

- La plantilla tenía una media de edad muy joven, pareciendo en algunos partidos que eran ‘niños contra hombres’. Por otro lado, un par de jugadores llegaron a debutar con el primer equipo en la ACB, como David Cuéllar o Víctor Moreno. ¿Qué puede destacarse de positivo de esta campaña? ¿Cómo has llevado este aprendizaje como entrenador?

Has hecho el resumen de la temporada: niños contra adultos. Si evaluamos la calidad dentro de unos años veremos donde están unos y donde están otros, si tenemos paciencia, claro. A nivel de aprendizaje, creo que ellos tienen claro que no les va a ser fácil llegar al primer equipo, no les va a ser fácil ser jugadores profesionales, como se lo ha demostrado el año en esta competición. Y lo debutar o no, es anecdótico, para salir en la foto y para sentir de que ahí está el primer equipo, pero realmente después de debutar no han vuelto a jugar, como es normal y como ya lo sabían porque yo se lo he transmitido. Y a nivel individual, creo que esta es mi quinta temporada en la LEB Plata, y es en la que más he aprendido, por errores que he cometido y por circunstancias dentro del equipo que tendría que haber intentado gestionar antes.

- Hace dos años el filial del Fuenlabrada, el Fundación, se proclamaba campeón de la LEB Plata, y por entonces comentaban que habían demostrado que aparte deformar, también eran “capaces de ganar”. Hoy es la contracara en cuanto a resultados. ¿Qué pasará la temporada que viene?

Sí, hace dos años nos proclamábamos campeones pero esto es presente. Esa es una pregunta que depende exclusivamente del club. En su momento creo que dije lo mismo con el ascenso a la LEB Oro. Depende de varios factores. El primero es que los que suben de EBA no aseguren esa plaza por temas económicos o porque deportivamente no les interese. Y luego, que este club siga interesado en seguir trabajando con este proyecto de jugadores jóvenes y en esta categoría. La Liga EBA es otra categoría posible. Yo creo que se seguirá manteniendo la idea de un filial en el Baloncesto Fuenlabrada.

- Terminado el curso, ¿cómo se está organizando el trabajo de post-temporada con la plantilla?

Primero hay que sentarse a hablar, ver qué jugadores van a continuar, dónde vamos a salir, y luego, como tenemos bastantes jugadores que van con el equipo Junior. Ellos tienen su fase final, si mañana ganan, y los demás, los que se queden estarán en el primer equipo. Primero vamos a darles un poco de descanso, y si todo sigue con su cauce natural, los chicos seguirán trabajando para la temporada que viene.

- Sin entrar en nombres propios, ¿qué cantidad de jugadores seguirán en el futuro?

No contesto… (ríe) Es una cosa que no depende sólo de mí, depende de la persona que está gestionando este proyecto, que es Ferran López, y tendremos que decidir un montón de cosas. Este tipo de situaciones, de fracaso, no tengo miedo de decirlo, te hacen también replantearte muchas cosas de hacia dónde vamos y hacia dónde queremos ir.




·                     Reseña del partido

El Viten Getafe cerró la temporada cayendo en el pabellón Juan de la Cierva ante el Ciudad de Valladolid, sucesor del desaparecido CB Valladolid y que también terminó perdiendo la categoría por la agónica victoria del Xuven Cambadosen campo del Zornotxa (con una canasta del conjunto gallego a falta de dos segundos para terminar la prórroga). Tras un primer cuarto parejo (22-21), las ‘ardillas’ de Pucela comenzaron a sacar diferencias (34-43), sobre todo tras el ingreso de Rowell Graham Bell (15 puntos y 28 de valoración). Sin embargo, Rubén Martínez y Toni Vicens mantenían a los locales en el partido (55-57), aunque el cuadro vallisoletano, obligado a ganar, tiró de experiencia para terminar llevándose un triunfo estéril que no le sirvió para evitar el descenso.

  
·                     Ficha

Viten Getafe 71: Carlos Martos (0), Víctor Moreno (10),  Rubén Martínez (13), Toni Vicens (15) y Marvin Dominique (11) -quinteto inicial-. También jugaron: Carlos Hidalgo (2), Amos Olatayo (4), David Cuéllar (7), Sergio Mendiola (4) y Bassirou Gueye (5). Entrenador: Armando Gómez.

Brico Depôt Ciudad de Valladolid 81: Arturo ‘Tury’ Fernández (5), Pablo Pérez (8), Miguel González Burgos (9), David Ortega (9) y Daniel Astilleros (11) -quinteto inicial-. También jugaron: Javier Lobato (7), Antonio Izquierdo (8), Jonatan Arranz (0), Javier González Ruiz de Terry (9) y Rowell Graham Bell (15). Entrenador: Iñaki Martín. No utilizado: Brock Gillespie.

Árbitros: Morales Ruiz, Germán Francisco y García Rodríguez, Cristian José. Eliminado por faltas personales: Javier González Ruiz de Terry (39’) y Marvin Dominique (40’).

Incidencias: Pabellón Juan de la Cierva (Getafe, Comunidad de Madrid). 300 espectadores.

Parciales: (22-21) (16-24) (17-12) (16-24).

Cierre de tempoada para el Viten Getafe, ante el Valladolid (Foto: Dani Vázquez / CB Getafe)

1 comentario:

CB Getafe dijo...

Gracias por la entrevista! La sumamos a nuestra web.
http://www.cbgetafe.es/ledplata/imagenes/Armando%20G%C3%B3mez/ArmandoG%C3%B3mez.html