28 feb. 2016

Los Cazafantasmas

ICL Manresa 73 - Fuenlabrada 78. El Montakit sigue superando límites, imponiéndose en un final apretado en el (maldito) Nou Congost, donde no ganaba desde 2006. 12ª victoria de la temporada, 3ª de visitante. Ibon Navarro: “Se ha decidido con los tres triples de Wear”. Jota Cuspinera: “En los minutos finales Popovic y Wear nos han ayudado a levantar el partido”.


Comentábamos jornadas atrás, en ocasión de los resonantes triunfos ante Real Madrid y Unicaja, que el Fuenlabrada se superaba partido a partido, que iba corriendo sus límites conforme iban haciéndose más difíciles los obstáculos, brillando como un equipo -en el sentido literal de la palabra- que aún estaba en fase de crecimiento. Por entonces, el único pero que podía achacársele (que la ‘perfección’ se persigue aunque no exista) era su rendimiento de visitante, lejos del calor del Fernando Martín, donde ‘sólo’ había ganado en San Sebastián y en, pongámonos de pie, Zaragoza.

Degustado el caramelo de la Copa, tocaba volver a la rutina, a fajarse cuerpo a cuerpo con los rivales ligueros, y el calendario mandaba a los de Jota Cuspinera a Manresa, donde no se ganaba desde 2006, repitiéndonos en los últimos ocho años, para darle un poco de color a la historieta, lo de la maldición y la cancha detrás del cementerio. Pero este equipo ha espantado los fantasmas de Nou Congost, los ha 'cazado', como hizo también con las largas rachas sin vencer al Madrid, a Unicaja, en Zaragoza, etcétera, así hasta espantar al fantasma más temido por todos en el verano: el del descenso.

Marko Popovic volvió a dar muestras de su liderazgo y acierto (Foto:Captura Movistar)

Este ‘Fuenla’ parece poder con todo, porque además de llevarse el partido en otro final apretado, con Marko Popovic como ‘Jefe’ de una pandilla irreductible que cree en sus opciones hasta el final, el Montakit no para dar alegrías. Reconquistado Nou Congost, volvió a confirmarse que Oliver Stevic va a más (14 rebotes y tres acciones positivas y decisivas al final), que a David Wear la presión le afina la puntería (16 puntos, con tres triples claves), que a Álex Llorca, cuando se le necesita, da el paso al frente (+16 en el balance +/-, el mejor del equipo), que Ivan Paunic mantiene su acierto anotador (18 puntos), que el equipo sabe reconvertirse ante la ausencia de lesionados, como hoy pasó con Jonathan Tabu (base titular) o en otras jornadas con Ernest Scott, quien hoy volvió a jugar. No es dato menor, porque la coartada más facilona a la que echamos mano cada vez que se pierde es mirar los  que no jugaron, para aseverar, con gesto serio: “está claro, su ausencia fue clave para explicar la derrota”. Pero este Fuenlabrada ‘ganador’ da lugar cada vez menos para las excusas, porque tendrá momentos mejores o peores, aciertos y errores, pero el carácter competitivo parece tenerlo ya grabado a fuego, como lo reflejan los ocho triunfos en los últimos once encuentros.

Un par de apuntes más. Primero, cuando algo se repite con frecuencia no se puede hablar de azar: de los nueves finales apretados que tuvo el equipo esta temporada (cuestión subjetiva), ganó seis (cuestión objetiva). Por otro lado, después del merecido ‘masaje mediático’ que tuvo el equipo en ocasión de la Copa del Rey, tenía cierto temor que esa alta exposición pudiese descentrar al equipo en su vuelta al barro… Temor infundado el mío, porque este plantel sigue dando motivos para nunca dejar de confiar en ellos, que esta ‘permanencia virtual’ que representa el balance de 12-9 no es más que un punto de un camino que aún le queda un largo camino por recorrer, que el domingo en casa, ante el colíder Valencia, habrá doce tipos dispuestos a dar lo mejor de sí por el compañero, que aún no ha llegado lo mejor, que seguirán conquistando a sus aficionados, y a sus rivales.

David Wear clava un triple clave a falta de 35 segundos (Foto:Captura Movistar)

Respecto al encuentro, los naranjas (de blanco) arrancaron fuertes, 6-19, pero los de la Comarga del Bages respondieron de inmediato con un parcial de 11-0 (17-19). Desde allí, el cotejo se hizo parejo, aunque los de Ibon Navarro supieron sacar una pequeña ventaja (46-38), aprovechando un Fuenla que marraba numerosos tiro libres (ocho en la primera mitad). Pero los visitantes siguieron remando, empatando a falta de un minuto para el final (68-68). Lo que siguió fue cierre con suspenso, con Musli metiendo dos tiro libres (70-68), pero el Montakit acumulando un parcial de 0-7, con triple de David Wear, defensas de Stevic y cuatro libres dentro de Popovic (70-75), llegándose hasta el definito 73-78.


David Wear, abrazos, doce victorias, y las que vendrán... (Foto: J. Alberch / ACB Photo)


Ficha técnica

ICL Manresa 73 (21+17+18+17): Álex Hernández (-), Chase Simon (1), Ruslan Otverchenko (4), Dmitry Flis (13) y Dejan Musli (20) -quinteto inicial-. También jugaron: Marius Grigonis (20), Lluís Costa (5), Juan José García (2), Román Montañez (8), Maksym Sandul (-) y Álex Barrera (-). No utilizado: Deng Mayot. Entrenador: Ibon Navarro.

Montakit Fuenlabrada 78 (21+15+18+24): Álex Llorca (8), Marko Popovic (18), Ivan Paunic (18), David Wear (16) y Josip Sobin (-) -quinteto inicial-. También jugaron: Oliver Stevic (3), Richi Úriz (-), Álex Urtasun (7), Rolands Smits (5), Chema González (1) y Ernest Scott (2). Entrenador: Jota Cuspinera.

Árbitros: Martín Bertrán, Martínez Fernández y Caballero Martín. Eliminados por faltas personales: Álex Hernández (35’), Josip Sobin (37’), Lluís Costa (40’), Juan José García (40’) e Ivan Paunic (40’).

Incidencias: Pabellón Nou Congost. 3.870 espectadores. Jornada 21 de la Liga Endesa.


Dejan Musli, 20+11 y 32 de valoración (Foto: J. Alberch / ACB Photo)


• Sala de prensa (Fuente: Miquel Font Esteve / Solobasket)


Jota Cuspinera, entrenador del Fuenlabrada

Valoración del partido
“Ha sido un partido muy difícil porque teníamos la baja de Jonathan Tabu, y hemos visto un gran Manresa, que en los primeros minutos a lo mejor no ha estado muy bien, pero luego hemos visto al equipo que esperábamos ver. Han dominado durante todo el partido, pero en los minutos finales Popovic y Wear nos han ayudado a levantar el partido y conseguir la victoria”.




Ibon Navarro, entrenador del Basquet Manresa

Valoración del partido
“El partido se ha decidido en los últimos minutos, en los momentos importantes. Hemos llegado al final con un cierto colchón de puntos, pero hemos cometido diferentes errores que han provocado la derrota. Hemos gestionado mal el final de partido. Se ha decidido al final, con los tres triples de Wear. Tenemos que seguir mejorando estas cuestiones, y aprender a ganar alguno de estos partidos en casa”.


Ibon Navarro, 'jefe' de Cuspinera en Baskonia, siguen siendo muy amigos (Foto: J. Alberch / ACB Photo)



No hay comentarios: