21 feb. 2016

Jon Pérez Bolo: “Se nos ha faltado el respeto”

El entrenador del Arenas Club de Getxo levanta la voz contra el árbitro y el primer ‘linier’ tras la derrota de su equipo en campo del Rayo Majadahonda (4-2). “Lo que más me duele es el trato y el desprecio que he recibido en la banda. No tenemos la suerte de tener un acta para reflejar la falta de respeto”, expresó el técnico bilbaíno tras un partido con muchas acciones controvertidas.



Jon Pérez Bolo es el entrenador del Arenas Club, histórico club getxotarra que de la mano del técnico bilbaíno ascendió a la Segunda División B el pasado verano, y que ahora marcha quinto en el Grupo 2. Tras tres victorias consecutivas -sin encajar goles-, el cuadro arenero se presentaba esta mañana en el Cerro del Espino para visitar al Rayo Majadahonda, que se terminó llevando un triunfo clave la permanencia (4-2).

En dicho encuentro, el ‘Histórico’ padeció toda serie de contratiempos, como la lesión en el calentamiento de David Infante, la polémica expulsión del central Gaizka Bergara (autor de los dos empates transitorios ante los majariegos), la lesión al final de José Oya (de la cual no se sabe aún el alcance, y que llevó al equipo a terminar jugando con nueve hombres), la no expulsión del local Rubén Valverde al derribar a Aitor Ramos en una ocasión manifiesta de gol, o el claro penalti no sancionado sobre Jon Madrazo (con 3-2 en el tanteador), quien además fue amonestado por simular.

Al término del encuentro, pulsamos la opinión del técnico vasco, ex delantero del Athletic Club y Rayo Vallecano, entre otros.


¿Qué valoración realizas de esta derrota en Majadahonda?

Totalmente injusta. Lo primero que quiero decir es que nosotros no tenemos la suerte de tener un acta, como el árbitro (Luis Mario Milla Alvendiz), para reflejar la falta de respeto que ha tenido hacia mi persona y hacia el banquillo el línea de mi banda (Juan Corrales García). Eso es lo primero, y lo segundo creo que es totalmente inmerecida esta derrota. Creo que ha habido jugadas determinantes en el partido que, si coges el reglamento, en ningún momento se cumple. El Rayo Majadahonda acaba con once jugadores cuando ha habido un penalti en que mi delantero se plantaba sólo delante del portero. Pita penalti, pero sólo saca amarilla (a Rubén Valverde). Hubo otro penalti clamoroso (sobre Madrazo) pero que increíblemente no se ha pitado, cuando además era la segunda amarilla para su defensa. Además, hubo un piscinazo de un jugador del Rayo Majadahonda y termina expulsando a mi jugador (Gaizka Bergara). Es que tengo tal indignación… es que no sé cómo explicarlo. El árbitro se puede equivocar, pero no se puede faltar el respeto, y a nosotros se nos ha faltado el respeto, no sólo con las decisiones, que ellos tendrán a gente que valore el arbitraje que han hecho, sino con las palabras que nos han dirigido a nosotros. Eso es una falta de respeto que creo no debamos de consentir. Aprovecho este micrófono para reclamarlo porque no tenemos la suerte, repito, de tener un acta.

¿Te refieres al penalti sobre Jon Madrazo, al que le sacan amarilla por simular?

Sí, es un penalti clarísimo, pero además en el primero, cuando un jugador va solo contra el portero, es roja, no es amarilla. Las reglas están para cumplirlas. Si tú lo pitas, no puedes sacar amarilla al defensor. Eso no es lo que más me duele en mi orgullo. Lo que más me duele en mi orgullo es el trato y el desprecio que yo he recibido en la banda, y mi banquillo en determinados momentos del partido. Y te tienes que callar en el partido porque yo no tengo un acta para reflejarlo, pero ahora aprovecho para decir que nos hemos sentido mal. Es un partido más, acabado, y ya debemos pensar en el siguiente.

Lograron empatar dos veces, y cuando mejor estaban, el Rayo Majadahonda golpeó con el tercer gol…

Sí. En la segunda parte hemos sido merecedores de mucho más. Hemos dominado toda la segunda parte y hemos tenido las situaciones más claras, pero en una contra nos han hecho un gran gol, y pierdes el partido. Hemos acabado con dos jugadores menos por una expulsión y por una lesión (José Oya), y en el calentamiento se nos lesiona otro jugador (David Infante). Estoy orgullosísimo de mi equipo porque igual ha plantado cara. Creo que nos vamos con una derrota inmerecida pero así es el fútbol. Lo que tenemos que hacer es seguir trabajando, con la humildad con la que lo estamos haciendo. Nosotros defendemos un escudo que tiene una historia, y nosotros no vamos a bajar los brazos, ni vamos a faltarle el respeto a nadie. Vamos a seguir con humildad. Llevamos un escudo en el pecho, con mucho orgullo, pero creo que hoy a nosotros, y a ese escudo, no se nos ha respetado.

¿Esa falta de respeto el algo puntual de hoy?

Sí. Estoy muy contento por el trato que estamos recibiendo en todos los lados por parte de todo el mundo, y así lo hemos dicho en toda la temporada, pero hoy es tal la indignación y la mala leche que se te queda dentro… Al final el árbitro se puede equivocar, a favor o en contra, pero yo hoy me siento mal por las palabras que hemos recibido en el partido. Si quieres respeto, tienes que respetar, y nosotros a todos los lados donde vamos, intentamos respetar a todo el mundo, y cuando no lo tienen contigo, creo que es lícito también poder reclamarlo.

Además de la lesión de David Infante antes del partido, entre otros contratiempos, sufrieron un gol en propia puerta, la lesión de Juan Oya y, con 2-2 en el marcador, Zabaleta marró un mano a mano…

La de Oya es la mayor preocupación que tenemos, que puede ser una lesión grave. De lo demás, son cosas que pasan en el fútbol. El que está en el campo es el que puede fallar. No vamos a echarnos las manos a la cabeza. Yo estoy orgulloso de la imagen que hemos dado, cómo hemos trabajado, cómo hemos aguantado todos esos contratiempos y, sobre todo, que mi equipo no le haya faltado el respeto a nadie. Para mí esos es un orgullo, es lo que pretendemos, y cuando se nos falta a nosotros, es lícito reclamarlo.

En la próxima jornada recibirán en Gobela al nuevo líder, al Real Madrid Castilla, que ha ganado los últimos siete partidos y que lleva quince sin perder. Si bien Bergara puede ser sancionado por la expulsión de hoy, podrás contar con el regreso de Adrián Pazó en la defensa…

Creemos que las dos tarjetas a Bergara son totalmente injustas. Tenemos que valorar el poder recurrir. Tampoco a nosotros nos gusta recurrir por recurrir, y si es claro que merece las tarjetas, pues pagaremos con la sanción, pero por las palabras que nos dice Gaizka, es totalmente injusto. Esperemos que ese recurso, si al final lo ponemos, prospere, y pueda jugar. Sino, tenemos una plantilla en la que confiamos plenamente. Jugaremos ante el nuevo líder, que lleva siete victorias seguidas, pero nosotros en nuestro campo es difícil ganarlos, y vamos a plantar cara para intentar ganar un partido que nos acerque más a nuestros objetivos.


Jon Pérez Bolo, entrenador del Arenas Club (Foto: Juan Echeverría / Marca)



  • Reseña del partido

El Rayo Majadahonda logró un triunfo balsámico en su lucha por la permanencia, y lo hizo a costa de un Arenas Club que se vuelve a Getxo con las manos vacías pese a haber realizado un buen trabajo en un partido cargado de situaciones controvertidas.

El primer contratiempo en la mañana en el Cerro del Espino se produjo diez minutos antes de que empezara el encuentro, cuando David Infante, que iba a ser titular, se lesionaba en el calentamiento previo, teniendo que ser retirado en camilla. Su lugar desde lo ocupó Eneko Zabaleta.

Ya con el balón rodando, los majariegos se adelantarían en el marcador con un gol en propia puerta del central Beto, quien despejó defectuosamente hacia atrás en su intento de anticiparse a Portilla, quien se aprestaba a conectar un centro atrás lanzado por Sergi desde la derecha.

Gaizka Bergara empataría aprovechando un rechace de Basilio tras una falta botada desde la izquierda. El encuentro ganaba en emoción, y en el 31, cuando mejor estaban los de Jon Pérez ‘Bolo’, el equipo majariego volvería a golpear, con Rubén Blanco, que definió cruzado tras un pase de un magistral Pulga. Allí los visitantes acusaron el golpe, teniendo el Rayo Majadahonda tres ocasiones claras antes del descanso, sobre todo una de Sergi, quien sólo en el área chica no pudo superar los reflejos de Aitor Etxebarriazarraga.

Para el segundo tiempo entró Arambarri por Beto, pasando a defender el Arenas Club con línea de tres. Asumiendo ese riesgo, desde entonces se vieron los mejores minutos del club vizcaíno, atacando y dominando a su rival. En el 56, Rubén Valverde derribaba al propio Ramos en el área. El árbitro pitó penalti pero sólo amonestó al lateral, interpretando que quedarse sólo delante del portero no era ocasión manifiesta de gol, lo cual enervó los ánimos de los visitantes. Bergara lograba un doblete -quinto gol de la temporada- al lanzar la pena máxima fuerte y al medio, mientras Basilio se arrojaba hacia su derecha.

El encuentro estaba totalmente abierto, de ida y vuelta, y Zabaleta, luego de recibir un pase desde la derecha, se quedaba mano a mano con el portero, teniendo tiempo para acomodarse o intentar regatear a Basilio, pero eligió pegarle de primeras, luciéndose el meta al despejar con sus piernas.

Acto seguido, Pulga, de gran partido, clavó el tercero con un potente derechazo a la escuadra desde la frontal. Un golazo. El ‘Histórico’ tenía que volver a remar contracorriente, pero esta vez no pudo. En el 74, Jon Madrazo entró al área y fue derribado claramente, pero el colegiado se inhibió de sancionar un segundo penalti y optó por amonestar al jugador visitante por simulación. 

La mañana terminaría de torcerse con la expulsión por doble amarilla de Bergara en el 80 y la posterior lesión de José Oya, quien debió permanecer en el terreno de juego al haberse agotado los tres cambios. Así, con ‘dos’ hombres menos y volcado arriba, el equipo vasco encajó, en el 92, el cuarto y definitivo gol, obra de Quique Vázquez, quien sentenció bajo la portería una asistencia de Portilla.

En la próxima jornada, los getxotarras recibirán en Gobela al Real Madrid Castilla, flamante líder del Grupo 2 tras quitarle en esta jornada el primer puesto al Barakaldo. El filial del Real Madrid suma siete triunfos seguidos y acumula quince encuentros sin perder.


  • Ficha
Rayo Majadahonda 4: Basilio; Rubén Valverde (A), Oliva, Iñaki (A), De Pedro; Fabry, José Luis; Portilla, Rubén Blanco, Sergi (Jorge Félix, 85’); y Pulga (Quique Vázquez, 78’).

Entrenador: Antonio Iriondo. Banquillo: Miguel Ángel (ps), Javi Lorente y Toni.

Arenas Club de Getxo 2: Aitor Etxebarriazarraga; Ibon Díez, Gaizka Bergara (AA, R 80’), Beto Tomas (A) (Iokin Arambarri, 46’), Diego Royo; Ian Uranga, Ángel ‘Txopi’ (A) (Javi López, 81’); Luisma Villa, José Oya, Eneko Zabaleta (A) (Jon Madrazo, 71’ (A)); y Aitor Ramos (A).

Entrenador: Jon Pérez ‘Bolo’. Banquillo: Txemi (ps) y David Infante (lesionado).


Árbitro: Milla Alvéndiz, Luis Mario (comité andaluz).

Incidencias: Estadio Cerro del Espino (Majadahonda). 200 espectadores.

Goles: 1-0, m. 16: Beto (propia puerta). 1-1, m. 25: Bergara. 2-1, m. 31: Rubén Blanco. 2-2, m. 57: Bergara (penalti). 3-2, m. 70: Pulga. 4-2, m. 92: Quique Vázquez.



Archivo: Jon Pérez Bolo, valoraciones tras el Fuenlabrada - Arenas Club (13/12/2015)



No hay comentarios: