22 dic. 2015

“Y dale alegría, alegría a mi corazón…”

Fuenlabrada 85 - Estudiantes 71. Nueva fiesta en el Fernando Martín, que celebró la 6º victoria del curso y la 9º consecutiva en casa ante el máximo rival. Diego Ocampo: “Estoy muy decepcionado con mi equipo porque nos rendimos”. Jota Cuspinera“Tabu hizo un partido redondo, y Chema (González) es el jugador que más intensidad y energía nos aporta en defensa".


El Fernando Martín vuelve a tener música. Con las tres últimas victorias en casa -las tres con Jota Cuspinera en el banquillo- el equipo ha pasado de una reconciliación con la grada, a ganársela directamente. Y en ese ida y vuelta, en ese “yo te aplaudo una defensa y tú me regalas una canasta”, “tú me bajas ese rebote y yo sigo animando aunque falles un lanzamiento”, se han ido recuperando los vínculos, y como ‘ir al baloncesto’ es una fiesta, no hay fiesta que se precie sin pachanga, sin sonidos, sin poder parar de moverse hasta llegar a sentir ese cansancio lindo después de las grandes noches. Y si encima hay que ganarle al Estudiantes, y si encima algunos se ponen más sensibles con el espíritu navideño, y si encima el equipo sale a dejarse el alma atrás, a correr y a embocar triples… Fiestón completo, y que el pueblo no pare de cantar, y que siga soñando despierto, como entonaron muchos al ritmo de Fito Páez, emulando a las hinchadas argentinas: “Y dale alegría, alegría a mi corazón… la Copa de A Coruña es mi obsesión…”.

Sí, paremos la mano y no nos dejemos llevar por la emoción fácil, que el calendario ahora entra en una empinada subida, pero como uno descuenta que los jugadores y el cuerpo técnico mantendrán la cabeza fría y sólo seguirán centrados en la permanencia (como bien puntualizó Cuspinera en la posterior rueda de prensa), ilusionarse con la Copa no le hace mal a ningún aficionado, una ‘meta volante’ que, bien utilizada desde el aspecto motivacional, también puede servir para apretar, aún más, los dientes e intentar dar el golpe en Vitoria.


Jonathan Tabu, 35 de valoración (Foto: Vicente Amador / ACB Photo)

Volviendo al partido, el Fuenla sacó una rápida ventaja de inicio con triples de Marko Popovic, Tabu y David Wear (13-4), y con Chema González reduciendo a Xavi Rey. Poco después, Ivan Paunic se sumaba a la fiesta y, con siete puntos casi seguidos, la diferencia se estiraba hasta los 11 puntos (22-11). No había transcurrido el minuto 4 de juego y todos los del quinteto inicial ya habían anotado. Todos suman. Tan bien estaban jugando los naranjas que Jota Cuspinera recién realizó su primer cambio en el octavo minuto. Pero enfrente esta Javi Salgado, a quien, como cantaba Nach,  siempre ‘le está llegando su tiempo’, y un triplazo suyo desde 8 metros permitió una pequeña reacción colegial a la conclusión del primer cuarto (26-20).

El buen hacer visitante se prolongó en el segundo período, con un 2+1 de Hernangómez, luego de que Hierrezuelo –árbitro principal- corrigiera a Planells, que había pitado solamente la falta sobre el pívot estudiantes (26-23). Por entonces, el Montakit no sólo se atascó en ataque, sino que también cedió en defensa, jugándose al ritmo que quería Salgado, quien clavó otro triple para poner por encima a Estudiantes (34-35), sumándose luego Nacho Martín con dos cestas seguidas (35-39). Para colmo de males, Jaime Fernández, sobre la bocina del cuarto, metía una de esas canastas que hacen daño (45-49).


Ivan Paunic, en gran momento de forma, otros 17 puntos para el Fuenla (Foto: Alba Pacheco / EnCancha)

Las dudas sobrevolaban entre la muchedumbre durante el descanso. ¿Qué juego prevalecería en la segunda mitad? ¿La férrea defensa, galopadas y triples locales del inicio o el posterior ritmo estudiantil bajo la batuta de Javi Salgado y la percusión de sus interiores? La cuestión es que un mate de ‘Don’ Chema González (asistencia de Tabu) abrió el fuego en el tercer capítulo, al que se sumó Popovic de tres y Paunic al contragolpe tras robo y asistencia de Súper-Tabu, cerrando un parcial de 7-0 que comenzó a despejar algunos interrogantes del pabellón (52-49).

Los capitalinos se rehicieron (52-51), pero nueva recuperación de Chema, y la grada, que ya venía coreando apellidos desde el arranque, subió el volumen para cantar por el pívot zaragozano de la cantera del Fuenla.  Más allá de la intensidad y sacrificio en su juego, aspecto que engancha al público, es que también le suma criterio a sus acciones. 

Pero el Estu, peleón, no se daba por vencido (62-59 con dos libres de Bircevic), aunque Rolands Smits perforaba, acto seguido, desde el arco (65-59). El partido se calentó en la pista, con quejas de ambas partes por algunas decisiones arbitrales. Y el Montakit volvió a gozar, después casi 13 minutos, de dos tiro libres. (Curiosidad: al descanso, el Fuenla había lanzado 17 veces más que los visitantes (26-9), pero después el Movistar tiró luego 12 consecutivos, echando por tierra algunas conspiraciones sobre el favoritismo arbitral con los anfitriones).

Y cuando el choque entraba en su fase definitiva, volvió a aparecer ‘the man of the match’: Jonathan Tabu, para deleitar al público con una seguidilla de acciones positivas, entre robos, recuperaciones y asistencias, como una gran asistencia a Paunic mientras el base congoleño se caía sobre el parquet. Esa bandeja del alero serbio representaba el 75-65 (+10) a cuatro minutos del final, momentos en que el Fernando Martín, aprovechando el tiempo muerto de Diego Ocampo, atronaba: “Arriba, arriba, arriba el pabellón”.


Chema González, intensidad y criterio para el Fuenla (Foto: Alba Pacheco / EnCancha)

De esa ráfaga los colegiales, ‘acorralados’, ya no se recuperaron, mientras el Fuenla seguía fluyendo. Los últimos instantes dejaron también más postales positivas. Por ejemplo, Ernest Scott, desacertado al aro y con poca presencia hasta entonces, realizó dos impecables defensas, demostrando que en este equipo hay obreros que siguen concentrados hasta el final aunque no brillen en las estadísticas. Los triples que no entraron hoy, ya entrarán otro día. Además, la confirmación de que Chema González puede aportar mucho a este equipo en una posición donde, como diría Zan Tabak, menos se ha invertido. Y como colofón, el triple sobre la bocina final de Popovic, el cual puede ser relevante en eventuales cuestiones de basket average, y que terminó de levantar a un pabellón que, por noveno año consecutivo, pasó a ser un ‘establo maldito’ para Estudiantes. Los jugadores tuvieron que volver del vestuario para una segunda ovación, y allí estaba Jorge Sanz, quien está quedando fuera de las convocatorias (13 jugadores en plantilla) pero que es uno más del grupo.

Respecto a las opciones coperas, con seis victorias, seis derrotas y cinco jornadas por delante, no será sencillo con un calendario de alta dificultad (Baskonia, Murcia y Zaragoza, fuera, y Gran Canaria y Real Madrid, en casa). Lo realmente importante para el Montakit es ya estar con un balance de 6-6, en la ‘Ruta 66’, porque después de un año donde el equipo se había extraviado del camino, el Fuenla vuelve a estar en la carretera dando guerra, y con su gente detrás, que sino no sería el Fuenla.

Celebración fuenlabreña (Foto: Alba Pacheco)

  • Apuntes

Jonathan Tabu registró su mayor valoración en sus 47 partidos ACB: 35, con 23 puntos, 5 asistencias y 6 recuperaciones en 24’, además de un +22 en el balance +/-.

Chema González, 6+6 y 9 de valoración en 23’, y +26 en el +/-.

Javi Salgado, 21 de valoración, fue el mejor en los colegiales.

El tanteador del segundo tiempo fue 40-22.

Fuenlabrada acumula 8 triunfos seguidos como local ante Estudiantes.


Rolands Smits defiendo a Nacho Martín (Foto: Alba Pacheco / EnCancha)


Ficha técnica

Montakit Fuenlabrada 85 (26+19+20+20): Jonathan Tabu (23), Marko Popovic (12), Ivan Paunic (17), David Wear (3) y Chema González (6) -quinteto inicial-. También jugaron: Rolands Smits (4), Álex Urtasun (12), Josip Sobin (2), Ricardo Úriz (3), Álex Llorca (0), Ernest Scott (0) y Oliver Stevic (3). Entrenador: Jota Cuspinera. No convocado: Jorge Sanz.

Movistar Estudiantes 71 (20+29+11+11): Jaime Fernández (9), Darío Brizuela (8), Tony Mitchell (6), Nacho Martín (15) y Xavi Rey (8) -quinteto inicial-. También jugaron: Javi Salgado (10), Juancho Hernangómez (7), Stefan Bircevic (4) y Edgar Vicedo (4). Entrenador: Diego Ocampo. No utilizados: Fran Guerra. Alberto Maura y Brandon Thomas.

Árbitros: Daniel Hierrezuelo, Lluis Guirao y David Planells. Sin eliminados por faltas personales

Incidencias: Pabellón Fernando Martín (Fuenlabrada). 5.276 espectadores. Jornada 12 de la Liga Endesa.


 Pequeños gestos que demuestras la fortaleza de un grupo. Jorge Sanz, fuera de las convocatorias, se abraza con Chema González (Foto: Alba Pacheco)


 • Sala de prensa:

Diego Ocampo, entrenador del Estudiantes

Valoración del partido
“El partido se resume fácilmente en que en la segunda parte hemos perdido 14 balones y hemos recuperado uno. Así no se puede competir. Además, las pérdidas han sido muy fáciles, dado muchos contraataque, y esas pérdidas nos han desmoralizado mucho. El partido ha empezado como esperábamos, con mucha energía por parte del Fuenlabrada, circulando muy bien el balón, y nosotros no en un ritmo adecuado. Sin embargo, en el segundo cuarto, cuando hemos defendido bien el bloqueo directo, hemos podido correr, meter canastas fáciles y dominar el ritmo. Pero el parón del descanso nos vino muy mal. El principio del tercer cuarto ha sido la clave del partido, porque no se puede salir cómo hemos salido: sin ritmo y sin concentración. Hemos metido 2 puntos en los primeros seis minutos. No hemos salido ni la concentración ni la actitud necesaria para competir aquí. Sin embargo, embargo, luchando y con las rotaciones hemos estado en el partido hasta el minuto 35. A partir de ahí, estando 4 puntos abajo, cometemos dos pérdidas que ocasionan que el Fuenlabrada se vaya de 8. Ahí nos hemos rendido. Yo  estoy muy decepcionado con el equipo porque nosotros no nos solemos rendir, pero hoy, con ocho puntos abajo, nos hemos rendido. Eso no puede ser, como tampoco puede ser que el último tiro del partido, aunque vayamos perdiendo de once, dejemos tirar. Acá hay que jugar hasta el final, siempre. Somos profesionales. Eso es lo que no me gusta y espero que lo tengamos en cuenta en el próximo partido”.


Diego Ocampo, joven y gran entrenador, y que además habla claro en la ruedas de prensa
(Foto: 
Alba Pacheco / EnCancha)



Jota Cuspinera, entrenador del Fuenlabrada

Valoración del partido
“Un partido donde hemos empezado con personalidad, defendiendo duro y corriendo, que es lo que nos gusta. Además, estando acertados en ataque, sobre todo desde la línea de tres. Teníamos buen ritmo y llegamos a ese primer cuarto con diez puntos de ventaja. En el segundo cuarto le hemos cambiado la cara al partido. No sé si pensábamos que como estábamos diez arriba podíamos jugar de tú a tú a un equipo como Estudiantes. Entonces, hemos dejado de defender, permitiéndoles a ellos volver al partido. Hemos hablado de esto en el vestuario, de recuperar las señas de identidad, de mantener el ritmo elevado, el que nos interesaba a nosotros, incrementando el nivel defensivo. Hemos salido en el tercer cuarto, y hemos logrado una pequeña renta que nos ha dado algo de tranquilidad. Y al final hemos acabado con nuestro quinteto titular en cancha, y eso nos ha permitido coger los 14 puntos de cara al basket average, que para nosotros es importante para posibles situaciones a final de temporada, si se diera”.

Jonathan Tabu, 35 de valoración
“Estoy, estamos, encantado con el partido que ha hecho. Siempre tienes esa sensación de que a lo mejor es capaz de dar un poquito más, y hoy ha estado muy centrado. Le hemos pedido que hiciera el esfuerzo de apretar a Salgado, y lo ha hecho bien. Ha puesto su potencial defensivo y ofensivo a disposición del equipo. Me alegro mucho de que le haya salido un partido redondo como le ha salido. Ha sido una de las claves para poder ganar al final”.

Partido de Chema González
“Si estoy contento con Tabu, estoy especialmente con Chema. Habíamos hablado de sacarlo en el quinteto titular. Ya lo hicimos en Valencia. Las sensaciones que siempre he tenido cuando Chema está en el campo son muy buenas. Nos aporta una intensidad atrás que no nos da nadie. En el juego defensivo del equipo, es el jugador que más intensidad y energía nos aporta. Es joven, y tiene que ir aprendiendo. Hoy su primer cuarto ha sido excelente, y no he tenido ningún temor en volver a ponerlo en el campo, incluso en los minutos finales cuando se estaba jugando el partido. He visto que Sobin, que también estaba bien en defensa, nos ha fallado canastas fáciles debajo del aro, y he sacado a Chema otra vez. Es uno de los jugadores a los que más he felicitado ahora con más efusión porque el trabajo que estaba haciendo en los entrenamientos no estaba siendo recompensado con una cantidad de minutos que probablemente merece. Hoy me ha dado toda la confianza del mundo. Ojalá, espero y confío que él siga trabajando en esta línea y nos siga aportando partidos como el de hoy”.

Sueño de la Copa del Rey
“Yo lo sigo viendo como un sueño. Nosotros queremos alejarnos cuanto antes de loa zona de atrás. Estamos 6-6, pero conocemos la realidad de nuestro equipo. Si llega un momento de estar en disposición de ir a la Copa, no renunciaremos a ello, pero no me gustaría empezar a pensar en objetivos que hoy no son realistas. Tenemos que sumar partido a partido para alejarnos de atrás porque nuestro objetivo es no descender. Si en la jornada 17, de repente, tenemos opciones de entrar en la Copa, lo vamos a celebrar, pero sobre todo celebraremos que estamos más cerca de no descender”.



Piña final para celebrar la victoria ante Estudiantes (Foto: Alba Pacheco / EnCancha)

No hay comentarios: