20 dic. 2015

Historias del River - Barça (y IV):
El mejor equipo del mundo, lejos

En la final del Mundial de Clubes entre Barcelona y River no hubo sorpresa. Todo lo contrario, la lógica cayó con todo su peso y el equipo blaugrana barrió a un conjunto argentino que lo intentó hasta el minuto 36, cuando Messi marcó el 1-0 y destrabó el partido. Luego, doblete de Luis Suárez y paseo culé ante 20.000 hinchas riverplatenses en Yokohama.



Uno de los principales atractivos del fútbol es su incertidumbre. Un equipo de menor categoría puede, un día, dar la sorpresa y ganarle a uno superior. Una vez de cada tantas. Son tantos los imponderables -‘dinámica de lo impensado’, que diría el gran Dante Panzeri-, que todo es posible.

Pero en la final del Mundial de Clubes entre Barcelona y River no hubo sorpresa ni nada parecido. Todo lo contrario, la lógica cayó con todo su peso y el equipo blaugrana barrió a un conjunto argentino que lo intentó hasta el minuto 36, cuando Messi, quién sino, marcó el 1-0. Hasta entonces, los del Muñeco Gallardo presionaron arriba, corrieron, metieron, mantuvieron el orden y, en cierta medida, complicaron un Barça que, tras el descanso, remató el partido con dos rápidos goles de Luis Suárez.


Messi, felicitando a Barovero, luego de una gran atajada del arquero de River (Foto: La Nación)

Si el 1-0 ya parecía irremontable, la final quedó desvirtuada con el 3-0, reflejando la abismal diferencia entre un conjunto argentino que es peor equipo que hace cinco meses cuando obtuvo la Libertadores (se fueron piezas básicas como Funes Mori o Rojas, por citar un par), y un cuadro culé que ha recuperado el esplendor de hace unos años, cuando era el rey absoluto del mundo, sin discusión.

En Yokohama, el equipo de Luis Enrique abrumó a River desde el juego y desde los goles, con ese tridente de ensueño formado por Messi, Neymar y Luis Suárez, quienes detrás tienen a formidable grupo lleno de excelsos jugadores, los cuales luchan como gregarios y juegan como los ángeles. Ante tanto fútbol, sólo queda felicitarlos (y seguir admirándolos).

El único consuelo que le queda a River es el amor incondicional que le demostraron casi 20.000 almas, que llegaron a Japón gastándose una fortuna y dispuestos a vivir un acontecimiento único, soñando con repetir la Intercontinental de 1986. Ellos sabían que las posibilidades de batir al Barça eran, a lo sumo, de 1 en 20. Pese a reconocer -con cordura- la superioridad del rival, están locos por su equipo. Por eso son de River. 


El FC Barcelona logró ante River su tercer mundial de clubes (Foto: Clarín)


Enlaces
Historias del River - Barça (I): La final que debió jugarse hace 29 años
Historias del River - Barça (II): Tres precedentes amistosos
Historias del River - Barça (III): Blaugranas con la Banda Sangre
Historias del River - Barça (y IV): El mejor equipo del mundo, lejos


2 comentarios:

Txus Iglesias dijo...

Magnífica, elaborada y muy muy completa tetralogía de Ezequiel Costa dedicada al River-Barça. Felices fiestas ;-) ;-)

Nueva camisetas de futbol 2017 dijo...

4to de Barcelona OMC última ceñida de Clubes, había ganado dos veces. Barcelona, 3-0 sobre Río de la Plata, Messi para romper el punto muerto, Suárez anotó dos veces, Nei Maer dos asistencias. Barcelona ganó la tercera Copa Mundial de Clubes de la FIFA.