19 dic. 2015

Encestando hasta la victoria

Fuenlabrada 90 - Obradoiro 85. Tres muy buenos cuartos impulsan al Montakit a su quinto triunfo ante un rival santiagués que casi remonta 17 puntos. Moncho Fernández: “La clave estuvo en nuestra mala defensa de los primeros 33 minutos”. Jota Cuspinera“El equipo se empieza a parecer a lo que nos gusta. Estamos encontrando ritmo en ataque”.


El Fuenlabrada sigue dando pasos adelante. Ante Obradoiro, al calor del Fernando Martín, el conjunto naranja logró la quinta victoria de la temporada (balance de 5-6), consolidando al equipo en la zona media de la tabla y, sobre todo, reafirmando un estilo de juego dinámico que le está dando resultados. Sufriendo, con los dientes apretados, pero mereciendo un triunfo que sigue reconciliando al equipo con una hinchada que armó otra fiesta en el pabellón.

Si cuando gana el Fuenla el centro de discusión pasa a ser ‘que no se puede ir ganando de 17 y sufrir cómo se sufrió al final’, o que ‘hay que defender o rebotear más’, más que en los aspectos negativos, podría uno centrarse en los positivos, y es que, a estas alturas de temporada, nadie puede discutir ya el carácter luchador de la plantilla, ni la actitud, ni la templanza al final para saber cerrar partidos apretados como Obradoiro o, hace dos semanas, Bilbao. Asimismo, la segunda victoria de Cuspinera -ambas en casa- demuestra con hechos que las dudas sobre transición post-Tabak ya son cuestiones enterradas. Además, las buenas sensaciones en las derrotas en Barcelona y Valencia fueron refrendadas con posteriores triunfos en el Fernando Martín.

¿Que a este equipo aún le queda un largo margen de mejora, la cual implicará redoblar esfuerzos, mantener la tensión y alejarse de los conformismos? Por supuesto, pero hoy, ante Obradoiro, el Montakit volvió a regalar muchos y muy buenos minutos de baloncesto, aprovechando la valía anotadora de sus jugadores exteriores y enterrando definitivamente la racha adversa de cuatro caídas sucesivas en el Fernando Martín ante el conjunto santiagués.


Álex Urtasun siguen sumando puntos e intangibles por doquier (Foto: Alba Pacheco / EnCancha)

En relación al partido, el equipo madrileño supo reponerse de un inicio titubeante (0-7 y 6-12), cerrándose el primer cuarto en un apretado 23-24, donde tres jugadores exteriores naranjas anotaban los primeros 18 puntos de su equipo (Marko Popovic, 8; Paunic, 6; y Tabu, 4).

El intercambio de canastas se prolongaría en el segundo período, con Adam Waczynski sosteniendo a los suyos (38-40). Allí el Montakit endurecería su defensa, y en tres minutos demoledores, y con Álex Urtasun y Rolands Smits encendidos, aprovechó para aplicar un parcial de 11-0 que dejó maltrecho al conjunto compostelano (49-40).

Tras el descanso (54-45), el acierto exterior de Urtasun y de Ernest Scott, ayudado por un sólido trabajo colectivo (Ricardo Úriz en la dirección), impulsó a los locales a escaparse por 17 puntos (79-62, minuto 31). Los apellidos Urtasun y Popovic eran cantados por los aficionados, y cada jugador que era sustituido era aplaudido por la hinchada (incluso se desplegó una enorme bandera croata en un sector del estadio), dándole un tono festivo al Fernando Martín.


Rolands Smits, cada vez más protagonista, sigue mostrando destellos de crack
(Foto: 
Alba Pacheco / EnCancha)

Parecía que allí el encuentro podría romperse definitivamente, pero Río Natura Monbus elevó su agresividad y nivel de acierto, y con la presencia de Santiago Yusta en pista, comenzaron a limar diferencias, llegándose, cuando restaban medio minuto para el final, a un apretado 85-83 tras dos tiro libres dentro del fenomenal alero polaco Waczynski. Luego, a falta de 5 segundos, lo mismo tras dos lanzamientos desde la línea de Donnie McGrath (87-85).

En la pista el ambiente ya estaba caldeado. Entre las numerosas interrupciones y las quejas de todas las partes al trío arbitral, el encuentro -más conversado que jugado- parecía transcurrir en cámara lenta. Y llegaría la jugada decisiva: Ivan Paunic mete un tiro libre pero falla el segundo (88-85), recogiendo el rebote Yusta, quien con tres segundos en el crono perdió el balón al caerse en su salida fulgurante (desde la cabina de prensa, dio la sensación que le hacían falta, aunque en ese tramo del encuentro pasó de todo en la pista, por lo que ambos conjuntos podrían sacar una lista de reclamaciones). Cuestión que la pelota la recuperó Tabu, quien, luego de recibir la pertinente infracción, cerró el choque con dos nuevos aciertos desde el 4.60 (90-85).

Como ante el Bilbao, el último cuarto desnudó algunas carencias del equipo, las cuales se solventaron dando un paso al frente en el momento de la verdad. Ya no se podía 'correr' como antes, pero se supo apechugar para lograr la quinta victoria. La piña final de los jugadores en el centro de la pista y las ovaciones para ellos que bajaron desde los cuatro costados del pabellón recuerdan, una vez más, a los ‘buenos viejos tiempos’ del Fuenla. El martes viene el Estu, que llegará entonado tras su triunfo en Bilbao. Seguro que habrá ‘rock and roll’ en el Fernando Martín, un partido que promete emociones de las buenas.

Palmas arriba, quinto triunfo para el Fuenlabrada (Foto: Vicente Amador / ACB Photo)

  • Apuntes

En el apartado reboteador se impuso el Obradoiro (25-36).

Adam Waczynski, 26 puntos y 28 de valoración.

Álex Urtasun, 13 puntos y 15 de valoración (en 18’). Ivan Paunic, 17 puntos.

Álex Llorca, con 4 minutos en pista, pudo debutar en el Fernando Martín. Antes había jugado en el Palau Blaugrana y en Valencia.

Los 90 puntos representación la máxima anotación del Fuenlabrada en estas primeras once jornadas.

El Montakit pudo ganarle como local al Obradoiro tras cuatro caídas sucesivas ante el cuadro compostelano.

 Marko Popovic, sin brillar como otras veces, aportó 12 puntos (Foto: Alba Pacheco / EnCancha)

Ficha técnica

Montakit Fuenlabrada 90 (23+31+22+14): Jonathan Tabu (12), Marko Popovic (12), Ivan Paunic (17), Ernest Scott (6) y Oliver Stevic (2) -quinteto inicial-. También jugaron: Rolands Smits (11), Álex Urtasun (13), Josip Sobin (7), Ricardo Úriz (2), Álex Llorca (0), David Wear (7) y Chema González (1). Entrenador: Jota Cuspinera. No convocado: Jorge Sanz.

Río Natura Monbus 85: Donnie McGrath (10), Eimantas Bendzius (4), Adam Waczynski (26), Angelo Caloiaro (12) y Artem Pustovyi (6) -quinteto titular-. También jugaron Pepe Pozas (3), Tyler Haws (9), Alec Brown (7), Santi Yusta (8), Fran Cárdenas (0) y Jesús Chagoyen (0). Entrenador: Moncho Fernández. No utilizado: Alberto Díaz.

Árbitros: Benjamín Jiménez (c. andaluz), Sergio Manuel (c. vasco) y Jordi Aliaga (c. catalán). Eliminados por faltas personales: Pustovyi (min. 35).

Incidencias: Pabellón Fernando Martín (Fuenlabrada). 5.298 espectadores.


Jonathan Tabu lanza ante Adam Waczynski (Foto: Vicente Amador / ACB Photo)


 • Sala de prensa:

Moncho Fernández, entrenador del Obradoiro

Valoración del partido
“Ha habido dos partidos. Los primeros 33 minutos donde en defensa no hemos entendido qué significa jugar en ACB, el juego sin balón, trabajar más con el cuerpo... Y los últimos siete minutos, donde sí hemos entendido que había que defender mucho mejor. A partir de ahí nos hemos acercado en un partido que prácticamente estaba roto, incluso llegamos a tener un triple para ponernos a dos, no se pitó una falta al final, y el partido fue definitivo. Metimos 85 puntos, que fuera de casa es difícil hacerlo mejor, hemos fallado nueve tiro libres, pero la clave ha estado en el aspecto defensivo. Tenemos un equipo joven, con muchos jugadores que son nuevos en la ACB, y debemos entender que hay que defender mejor”.

Reacción tardía
“Fue una pena la acción final, donde reboteamos y luego perdemos el balón porque, me imagino, el árbitro no vio la falta, pero la clave está en nuestra mala defensa de los primeros 33 minutos”.

Segundo cuarto (31-21)
“En tres minutos encadenamos cinco errores consecutivos, adelante y atrás, que hacen que nos vayamos nueve puntos abajo al descanso. Por lo menos me quedo con la reacción el equipo, que fue capaz de conocer el camino para volver al partido”.

Real Madrid, próximo rival
“Para ganarle al Madrid tienes que hacerlo perfecto en ataque y perfecto en defensa. Cuando no lo haces bien, como hoy, estás deseando que llegue rápido el próximo partido. Prefiero que sea el martes, como es, a que sea dentro de una semana”.




Moncho Fernández, entrenador del Obradoiro (Foto: Alba Pacheco / EnCancha)




Jota Cuspinera, entrenador del Fuenlabrada

Valoración del partido
“El partido ha empezado igualado, con un primer cuarto donde nos costó arrancar, quizás por falta de acierto. Cuando pedí el primer tiempo muerto les pedí a mis jugadores que había que ponerse en defensa, y el equipo lo ha hecho. A partir de ahí, el equipo ha hecho un partido muy serio contra la defensa de cambios de Obradoiro. En los tres primeros cuartos nos encontramos con ventajas, pero en el último cuarto fallamos en ataque, y ahí perdimos la oportunidad de irnos. Allí, ellos han estado más agresivos, recortando puntos, llegando a un final igualado. La valoración de mi equipo es positiva. Hemos hecho tres cuartos magníficos, y en el último cuarto ellos se han acercado. Ellos han estado muy bien en el último cuarto. Hemos hecho un buen partido”.

Obradoiro
“Es un equipo muy difícil de atacar, con muchos cambios constantes en defensa, que te lleva a un gran esfuerzo físico y a un gran esfuerzo mental, pero repito, estoy muy contento con nuestros tres primeros cuartos. Obradoiro es un equipo que me encanta, es un equipo atípico es esta ACB”.

Evolución del equipo
El equipo se empieza a parecer a lo que nos gusta, porque estamos encontrando un ritmo en ataque en el que nos sentimos cómodos, y hay jugadores que empiezan a encontrarse en forma. Estamos empezando a encontrar el espacio correcto para que cada uno se sienta cómodo en lo que pueda aportar al equipo. En defensa todavía tenemos que mejorar cosas. Me preocupa especialmente el tema del rebote, y ahí es donde tendremos que hacer un mayor esfuerzo colectivo, no sólo individual, porque tenemos las deficiencias que tenemos. No tenemos la altura o el físico de otros equipos, como un hombre de 2.17 como tiene Obradoiro u otros equipos, o gente física que puede jugar por encima del aro”.

Actuación arbitral al final
“Yo no creo que la labor arbitral haya tenido incidencia en el tanteador final. Respeto sus decisiones. No tengo nada que decir”.

Derbi ante Estudiantes, el próximo martes
“Estudiantes es un rival peligroso, y lo es porque está herido. Es un animal herido, y estos son los más peligrosos. Cuando no tienes nada que perder es cuando sacar ese brote de adrenalina que te pone en un punto superior, y aparte tienen jugadores para poder hacer un buen trabajo y complicarnos las cosas. El derbi tendremos que lucharlo y no va a ser fácil”.



Jota Cuspinera, segunda victoria seguida como local con el Fuenlabrada (Foto: Alba Pacheco / EnCancha)




4 comentarios:

Kaos Baggins dijo...

Manda carallo q mooncho se queje de los árbitros, nunca hubieran remontado sin su "ajuste de criterio"
Claro q al final le vino mal, en una de las ultimas jugadas intentaron hacer falta y ni así se la pitaron
El fuenla pecó de pardillo y no se adapto al cambio, en la zona gallega no había faltas, de ningún tipo, y solo lo aprovechamos en esa ultima
Lo peor es q últimamente viene siendo habitual tener solo dos árbitros y un tercero de atrezzo, con el agravante que el de ayer se solía poner bajo la canasta del obradoiro y se trago muchas faltas, no solo esa ultima

Ezequiel Costa dijo...

Coincido Kaos, que hubo muchas acciones (para ambos lados) que dejaron descontentos a todos. Un abrazo

Kaos Baggins dijo...

Si antes cuando pensábamos q siendo malos eran los mejores árbitros de europa (o los menos malos), ahora no tenemos ni ese consuelo, las ultimas hornadas son especialmente malas

Nominación especial para el de arbitro de Alcorcon, tremendamente malo, pero es q desde conde (que ya era pesimo) los siguientes solo valen como adorno

Ayer hubo uno q empezó la cuenta de zona con el brazo, y al ver q no salían y tendría q pitarla..... Simplemente dejó seguir la jugada sin intervenir

Hubo fallos para ambos, pero lo q mas me irrita es q llevamos tiempo con solo dos árbitros, el tercero de turno suele ser solo un estorbo, ya q al no intervenir hay cosas q no las mira nadie, y el primer equipo q lo identifica gana mucha ventaja, como ayer aprovecho el obradoiro en plena remontada, que encima se quejen q ese mismo arbitro que no pitaba nada, tampoco pitara la q les interesaba......... Pues curioso

Kaos Baggins dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.