7 nov. 2015

Al Fuenla se la atraganta la última bola

Fuenlabrada 79 - Sevilla 81. Marko Popovic falla la bandeja final que podía haber forzardo la prórroga. El Montakit, lastrado por el primer cuarto (17-29), pierde el invicto de local. Luis Casimiro: “Nos llevamos la victoria por detalles. Agradezco la ovación". Zan Tabak: El fallo más grave es el mal inicio del 1º y del 3º cuarto, ambos por nuestras tonterías defensivas”.



Molesta perder así, fallando la última acción de tiro, pero el error forma parte del juego y hay que aceptarlo. El ‘casi’, duele, pero tampoco se pueden ganar todos los partidos. Aun así, el equipo se entregó hasta el último instante, por ello los aplausos del final, pero son derrotas que conviene digerir para sacar conclusiones en limpio, como por ejemplo, y aunque en caliente no lo parezca, es ‘preferible’ caer teniendo opciones de ganar en el minuto 40 que perder por 20 puntos, siendo apalizado por el rival.

El Sevilla, que se presentaba ‘virgen’ esta temporada en el Fernando Martín, se terminó llevando su primer triunfo de la temporada, mientras que el Fuenlabrada encaja su primera derrota como local. Y los de Zan Taban lo pudieron haber ganado, pero como perdió, más que en los aciertos, el foco se pone sobre los errores propios, como los problemas en defensa en el primer cuarto (15-29), el parcial de arranque del tercer período (0-9 en 2’20’’), el abuso en ciertos tramos del partido del tiro exterior, los siete tiro libres marrados (8/15, 53%), los dos libres fallados por Jonathan Tabu con 73-75 en el marcador, la ‘no lectura’ en la defensa sobre la conexión final ‘Bamforth-Balvin’, la pérdida de balón de Josip Sobin tras coger un rebote defensivo, la bandeja corta de Marko Popovic que podía haber forzado la prórroga…

Si es que para explicar una derrota se puede hacer un recuento pormenorizado de los errores, y se estaría siendo injusto al no contabilizar también los aciertos, como que el equipo ha mantenido el carácter competitivo, con algunos rendimientos altos desde lo individual, como Ernest Scott y Josip Sobin, además de la aportación de Rolands Smits, que necesita la confianza que dan los puntos para terminar de soltarse, entre otros. Por eso, sosegada la amargura por la derrota, también habría que ponderar lo bueno que ha hecho el equipo, sobre todo pensando ya en el partido del domingo en San Sebastián, otro rival directo y que, como el Sevilla, tampoco ha podido ganar hasta ahora. Y no es cuestión de ir ‘despertando’ adversarios de ‘la misma liga’...

Josip Sobin, 18 puntos y 22 de valoración (Foto: Alba Pacheco / EnCancha)

Respecto al choque, el Montakit se puso un punto arriba en los compases iniciales, 7-6, tras un palmeo de Álex Urtasun luego de un triple fallado por un irreconocible Ivan Paunic (el serbio venía siendo el jugador más utilizado de la liga con 32 minutos en pista, pero Tabak, que parece no casarse con nadie, no le tembló el pulso y dispuso que hoy solamente jugara 13 minutos: el primer cuarto completo y otros tres minutos en el tercer período).

Pero entre entre Scott Bamforth y Bostjan Nachbar, sumados a un enrachadísimo Alfonso Sánchez, comenzaron a perforar la defensa local, sacando una diferencia de 14 puntos al filo del primer cuarto (15-29).

Lo mejor del Montakit se vería en el segundo capítulo, con Rolands Smits y Ernest Scott anotando, además de un triple de Popovic que arrimaba a dos a los naranjas (29-31), forzando el tiempo muerto de Luis Casimiro. Eran momentos donde la afición rugía con dos tapones, uno de Chema González y otro de Scott. Tabu también se prendía en la fiesta, y si bien el Fuenla no terminaba de ponerse al frente, se llegaba al descanso con un apretado, y esperanzador, 43-44.

Pero el cuadro cajista se recuperó y pegó duro en el comienzo de la reanudación: parcial de 0-9 en poco más de dos minutos con, nuevamente, la dupla Bamforth-Nachbar a pleno rendimiento (43-53). Vuelta a remar, y con Josip ‘Ganchito’ Sobin como referente anotador, los locales devolvieron el parcial (52-53).

Rolands Smits, 8 puntos y más suelto que en partidos anteriores (Foto: Alba Pacheco / EnCancha)

El encuentro entraba entonces en un intercambio de canastas, mientras la afición no cesaba de empujar desde fuera. Un campo atrás del base Jermaine Anderson provocó un estruendo en el pabellón. Poco después, luego de una recuperación de Popovic, el Fernando Martín subió aún más la temperatura con un triple de Scott que ponía arriba a los suyos (58-56, minuto 28). El ala-pívot estadounidense no posee la mecánica de tiro muy estética, pero nadie podrá negar su grado de acierto cuando está encendido.

Luis Casimiro no paraba de hacer aspavientos, y con dos triples seguidos, uno de Urtasun, cerrando el tercer cuarto, y otro de Scott, abriendo el último, parecía que el Fuenla se terminaba de desatar al sacar siete puntos de renta (65-58, min. 31). Pero el esfuerzo por remontar a veces se paga, y el Sevilla volvió a crecerse, incluso ante dos buenas cestas de Smits, la primera culminando una gran jugada colectiva, y la segunda con un triple del letón desde la esquina (73-68, min. 34).

Entonces se enchufó Anderson, que acumulaba 20 minutos en pista y aún no había anotado. El base metió cinco puntos seguidos para empatar (73-73), emergiendo también Alfonso Sánchez -que jugó mucho tiempo con cuatro faltas personales- para dar dos puntos de renta (73-75). Y llegaron dos tiro libres para Tabu, para empatar, pero ambos se fueron al limbo, y Sobin que pierde una pelota bajo su aro, de las que hacen daño, y Anderson que estira el parcial hasta un 0-9 (del 73-68 al 73-77, con dos minutos por delante).

Jonathan Tabu, 11 puntos y 11 de valoración (Foto: ACB Photo / Vicente Amador)

El Fuenla, sin embargo, siguió peleando. Gancho de Sobin para igualar (77-77), respondido con un mate de Balvin (77-79), y pérdida posterior del Montakit. Restaban 36 segundos, y en un ataque visitante el balón se perdió por la banda. Un árbitro primero pitó bola para el Fuenlabrada, pero enseguida otro lo corrigió y sancionó lo opuesto, enardeciendo a la hinchada, aunque Popovic, un caballero, reconoció que había rozado el pase antes de perderse fuera. La cuestión se saldó con otra asistencia de Bamforth para Balvin, que repitió el alley-oop de instantes atrás ante la desesperación local (77-81).

Y otro gancho de Sobin (79-81), con 6 segundos y 8 décimas en juego, que parece poco tiempo, pero entre lo que pasó de todo. El experimentado Berni Rodríguez tenía que reponer desde la banda, pero no encontró destinatario rápido y los árbitros le pitaron 5 segundos, y posesión para el Fuenla, con tiempo muerto de Tabak para preparar la jugada que podía enviar el encuentro a la prórroga, o apostar directamente por un triple ganador (recordemos, restaban menos de siete segundos).

“¡Arriba, arriba, arriba el pabellón!”, se encendió aún más el Fernando Martín, con todo el público cantando de pie, y Marko Popovic, como marca su dilatada hoja de servicios, no se escondió y asumió la última bola, pero la penetración del croata, que había quedado emparejado con Ondrej Balvin, finalizó con un tiro corto, cuyo rebote se quedó el propio el gigante checo, decisivo en el tramo final del duelo, porque tal vez Popovic buscó la falta del pívot, pero éste le defendió sin tocarlo. No pasa nada, ya van a entrar. “Hemos tenido suerte, porque la hemos defendido mal”, admitiría luego Luis Casimiro en rueda de prensa.

Y como la ‘suerte’ también juega, para no depender en exceso de ella, conviene hacer mejor los deberes antes, como también reconocerían algunos jugadores del Fuenlabrada al finalizar el partido. Más allá de todo, el aplauso final de la afición premió el esfuerzo del equipo. A no bajar los brazos, que el domingo en Illunbe tendrán la oportunidad de recuperarse de la derrota de hoy.


'Tierra, trágame', parece decirse Marko Popovic, que falló la acción que podía forzar la prórroga. Otro día el baloncesto le dará la revancha (Foto: Alba Pacheco / EnCancha)



Apuntes

Fuenlabrada falló 7 tiro libres (8/15, 53%), por 2 del Sevilla (23/25, 92%).

Esta temporada, el Montakit es hasta el momento el segundo peor equipo desde el 4.60, con 20 tiro libres marrados en cinco partidos (46/66; 69.7% de acierto). Sólo el Unicaja falla más (68.1% de efectividad).

Josip Sobin, 18+6 y 22 de valoración en 24 minutos.

Ernest Scott, 17 (5/8 T3) y 22 de valoración en 23 minutos.

Tras dos triunfos, primer derrota como local del Montakit, y primer triunfo de la temporada del Sevilla, que llegaba al Fernando Martín con un 0/4.

Luis Casimiro, una vez más, fue ovacionado en su regreso al Fernando Martín.

Ambos equipos se presentaron con camisetas amarillas en apoyo a Kyle Kuric, jugador del Gran Canaria que tuvo que ser intervenido estos días de un tumor cerebral.


Camisetas de apoyo a Kyle Kuric, jugador estadounidense del Gran Canaria, quien en la semana tuvo que ser intervenido de un tumor cerebral (Foto: Alba Pacheco / EnCancha)

Ficha técnica

Montakit Fuenlabrada 79 (17+26+19+17): Jonathan Tabu (11), Ivan Paunic (3), Rolands Smits (8), David Wear (5) y Josip Sobin (18) –quinteto inicial-; Marko Popovic (3), Ricardo Uriz (0), Chema González (2), Oliver Stevic (4), Álex Urtasun (8) y Ernest Scott (17). Entrenador: Zan Tabak. No utilizado: Jorge Sanz.

Baloncesto Sevilla 81 (29+15+14+23): Jermaine Anderson (7), Scott Bamforth (15), Berni Rodríguez (5), Bostjan Nachbar (16), Ondrej Balvin (9) -quinteto inicial-; Alfonso Sánchez (16), LaDontae Henton (4), Nenad Miljenovic (3), Uros Slokar (4) y Pierre Oriola (2). Entrenador: Luis Casimiro. No utilizado: Tomeu Rigo y Emanuel Cate.


Árbitros: Miguel Ángel Pérez Pérez, Fernando Calatrava y Martín Caballero. Eliminados por faltas personales: Pierre Oriola (35’), Alfonso Sánchez (38’).

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 5 de la Liga Endesa. Pabellón Fernando Martín (5.456 espectadores).


Estadísticas ACB.com (click para agrandar)




 • Sala de prensa:

Luis Casimiro, entrenador del Sevilla

Valoración del partido
“Ha sido un partido muy duro, muy igualado. Creo que hemos jugado bien el primer y el último cuarto. En los otros dos hemos estado ahí, aguantando. Estoy contento con el equipo porque cuando el Fuenlabrada se puso arriba en el marcador, hemos sido capaces de reaccionar, de retomar la situación para volver a ganar”.

Victoria tras la ajustada derrota de la temporada pasada
“Sí, el año pasado no nos sonrió la suerte con el triple fallado por Penney, más la falta sobre Panko. Hoy sí hemos tenido esa parte de suerte para que no entrase la última bandeja de Popovic, que si entraba haber enviado el partido al tiempo extra”.

Partido difícil
“Veníamos preparados para un partido duro, igualado, con mucho contacto defensivo. Hemos empezado jugando muy bien, eso nos ha dado confianza, pero sabiendo que Fuenlabrada podía reaccionar, como así ha sido. Al final, nos vamos con la victoria pero por detalles, como un error en la defensa final en la entrada de Popovic, pero nos ha sonreído la suerte. Sabíamos que el partido iba a ser duro hasta el último momento”.

Aportación de Alfonso Sánchez (16 puntos y 17 de valoración en 17 minutos)
“Ha jugado muy bien, tanto en defensa como en ataque. Ha conseguido además canastas en momentos que han desatascado nuestro ataque y nos han metido en el partido. Con sus puntos, hemos podido dar vuelta el marcador y manejar el tramo final del partido”.

Sensaciones tras la ovación del público en su regreso al Fernando Martin
“Tuve más sensaciones la temporada pasada. Este año venía muy concentrado en mi trabajo y no puedo permitirme no centrarme en mi equipo, Sevilla. Aquí siempre me he sentido querido por el público, muy querido y respetado, y agradezco su ovación y su cariño”.



Luis Casimiro, tras el triunfo del Sevilla en Fuenlabrada (Foto: Alba Pacheco / EnCancha)





  
Zan Tabak, entrenador del Fuenlabrada

Valoración del partido
“El resumen del partido es el inicio del primer cuarto y el inicio del tercer cuarto. En el primero cuarto nos sacan 13 puntos, y en el inicio del segundo nos sacan 10 puntos. En los dos casos por nuestras tonterías defensivas. Puedo aceptar que venga un equipo de Euroliga y nos meta 30 puntos en el primer cuarto (hoy Sevilla metió 29), pero contra un equipo que está igual como nosotros no lo podemos permitir. Al final, cuando ya nos recuperamos en el partido, son malas decisiones nuestras, en defensa, en ataque, faltas, pérdidas que han decidido el partido. Pero insisto, el fallo más grave son los inicios del primer y del tercer cuarto".

¿Falta de confianza?
"No lo sé. No es la primera vez que nos pasa. En el anterior partido en casa, que ganamos, teníamos que cerrar el partido, pero no lo cerramos. No creo que sea cuestión de confianza porque sí podemos volver tras estar perdiendo por 10 ó 13 puntos, quiere decir que sí tenemos confianza. Si nos pasa esto contra un equipo fuerte, donde la gente puede asustarse, puede ser, pero contra un equipo de nuestra liga, no porque sabemos que podemos jugar con ellos”.

Freno a la racha positiva en casa
"Sí, es posible que mentalmente pueda afectarnos, pero es una cosa que durante la semana trabajamos para que no nos pase. Son rivales directos, pero todos esos partidos que tenemos contra rivales directos, siempre van a decidirse por pocos puntos. Es muy difícil que volvamos a ganar a un equipo por 10 ó 15 puntos".

Razones para los problemas defensivos
"Sería el entrenador más feliz del mundo, y el primero en conseguirlo en la historia, si pudiera entrar en la cabeza de los jugadores y saber qué está pasando. Pero esto es la parte más difícil de mi trabajo. El baloncesto no es difícil. El baloncesto lo conocen todos. Cómo manejar, motivar a esta gente es el problema más grande, no solo para mí, sino para todos los entrenadores".

Cinco recuperaciones
"La recuperación de balones también es una cuestión de falta de agresividad, y estamos hablando del primero y tercer cuarto. Las recuperaciones no llegan de situaciones individuales, sino de trabajo de equipo".

Siete tiro libres fallados (8/15, 53%)
"Es una cosa que me preocupa porque es una cosa que sí depende de la confianza, que se puede trabajar. Es el conjunto de malos tiros, malas faltas hechas, malas decisiones tomadas en ataque, lo que hace que al final, cuando igualamos o cuando nos ponemos arriba, no hemos sabido cerrar el partido. Esa es una parte, por otra parte es porqué nosotros no ponemos en esta situación de nuestra parte desde el principio, en el primer y en el tercer cuarto, porque después nos toca remar y recuperar, gastas mucha energía, y al final es más difícil ganar de esta manera”.



Zan Tabak, durante la rueda de prensa postpartido (Foto: Alba Pacheco / EnCancha)



Valoraciones post-partido: Ricardo Úriz + David Wear



No hay comentarios: