10 oct. 2015

¡Volvió el Fuenla!

Montakit Fuenlabrada 78 – Manresa 60. Auspicioso debut del conjunto naranja, que ahogó a un rival directo con un sólido trabajo colectivo. Ánimos para Nate Huffman. Ibon Navarro: "Hemos jugado con poco carácter". Zan Tabak"Este club me ha pedido cambiar el rumbo. Y lo hemos cambiado. Esto es un equipo, no tres o cuatro estrellas. Tenemos un grupo muy unido”.


Pasaron cinco meses. El tiempo, siempre relativo, fue como una eternidad para cualquier aficionado del Fuenla, que en la temporada pasada vivió en sus carnes la descomposición del equipo, el descenso, las divisiones internas, la interminable novela del verano entre la ACB, el CSD, el COB y demás actores, la marcha de casi todos los integrantes del plantel, y todo envuelto con declaraciones cruzadas no siempre del todo afortunadas. El corazón sufre pero aguanta. La pasión puede enfriarse pero no se apaga, se mantiene ahí, latente, aguardando un signo, un gesto para creer de nuevo, para volver a disfrutar con este bendito juego. Y hoy, después de mucho trajinar, los seguidores fuenlabreños volvieron a disfrutar con su equipo, volvieron a identificarse con una forma de entender el baloncesto, el de entregarse en cuerpo y alma en cada acción, el de jugar en bloque, de pelear rebotes imposibles.

La incertidumbre de un equipo prácticamente nuevo, la expectación por saber cómo responderían los recién llegados aumentaban más una ansiedad que desapareció por completo en cuanto unos muchachos vestidos de naranja comenzaron a fajarse ante sus pares del Manresa, porque después de un primer cuarto parejo, el Montakit mantuvo su garra defensiva en el segundo, y en el tercero, y así hasta el final, cimentando un categórico y laborioso triunfo (78-60) desde la constancia, el esfuerzo colectivo y el acierto, que también lo tuvo, sobre todo desde el perímetro.


Aro pasado de Álex Urtasun (Foto: Alba Pacheco / EnCancha)

Respecto al partido, los de Ibon Navarro sacaron una ligera ventaja inicial tras un parcial de 0-7 (5-11). Sin embargo, el ingreso de Chema González mejoraría al Montakit, mientras que Dejan Musli también hacía daño en la pintura para los suyos (17-16).

Ya en el comienzo del segundo cuarto entraban Marko Popovic y Ricardo Úriz, y el ICL Manresa se pondría por última vez arriba en el marcador tras una cesta al contragolpe de Román Montañez (21-23). Rápidamente empataría Josip Sobin, y el Fuenlabrada, que mantenía el ritmo a toda costa, comenzaba a sacarle diferencias a un cuadro catalán que comenzaba a extraviarse en ataque (36-27 al descanso).


Josip Sobin, de buen partido, sumó 10 puntos y 4 rebotes (Foto: Alba Pacheco / EnCancha)

Jonathan Tabu y Sobin continuaban viendo aro en el tercer cuarto, con un equipo de Tabak que seguía cerrándose bien atrás, con sucesivas ayudas y mácima concentración. Por entonces el Manresa perdía dos posesiones tras agotarse los 24 segundos, esas acciones que despiertan el aplauso de los hinchas rivales, que jalean a sus jugadores por el rigor defensivo. Y entre un triple del ‘temporero’ Urtasun (que con su gran partido arrancó los primeros cánticos de “¡Ur-ta-sún, Ur-ta-sún!” en la grada) y otra canasta de Sobin (que comienza a refrendar en la pista todo lo bueno que hablaron de él), los locales sacaron su máxima renta: +19 (52-33, minuto 27).

Chema González le ponía un tapón a su ex compañero Montañez, aunque el conjunto de la comarca de Bages, lejos de tirar la toalla, conseguía arrimarse en el último cuarto, lo cual propició el primer tiempo muerto solicitado por Tabak en todo el partido, cuando apenas restaban 3’51’’ para el final (señal que hasta entonces al entrenador croata le estaba gustando la labor de los suyos). Dos tiro libres e Ricky Sánchez ajustaban la diferencia a diez puntos (69-59) a falta de 1’55’’, pero un triple de Ivan Paunic acabó con cualquier intento de reacción manresana.


Bloqueo de Chema González para Marko Popovic. En los dorsales de los jugadores locales podía leerse la inscripción "Huffman" (Foto: Alba Pacheco / EnCancha)

El estreno fue tan auspicioso (78-60) que casi nadie se acordó de los ausentes por lesión Stevic y Llorca, y es que podría además del triunfo se añaden los 18 puntos de renta ante un oponente directo (que podrían ser importantes de cara a un futuro basket-average). Más allá de lo positivo, en el Baloncesto Fuenlabrada saben que las celebraciones, palmaditas en la espalda y demás se acaban en el próximo entrenamiento. Que es sólo una jornada. Un partido. Una victoria. Pero cuando se viene de sufrir tanto, hay victorias que se disfrutan el doble, y bien vale la pena darle rienda suelta a la alegría, aunque sean unas horas.

Falta un largo camino, muchos avatares que sortear, pero el Fuenlabrada de Tabak ya dio un primer y sólido paso. Dicen que el tiempo cura todas las heridas, y qué mejor para empezar a cicatrizarlas que un triunfazo como el de hoy. ¡Volvió el Fuenla! Y que sea por mucho tiempo.

Álex Urtasun, del Fuenlabrada, ante Sánchez (Foto: ACB Photo / Amador Vicente)


• Apuntes

Álex Urtasun, 14 puntos y 16 de valoración en 22 minutos.

Chema González, 7+5 y 16 de valoración en 15 minutos. Se trata de la mayor valoración del canterano en sus 10 partidos ACB. Hasta ahora, su tope era contra el Barcelona en el Palau (12 de valoración), por la temporada 2013/14 (el día del taponazo a Joey Dorsey).

Debut oficial en el Fuenlabrada de Tabak (primer entrenador extranjero en la historia del club), Popovic, Úriz, Tabu, Urtasun, Wear, Sobin y Scott.

El Montakit, 10/24 en triples (42%), con siete acertantes distintos. Sólo los dos pívots no lanzaron desde el perímetro (Sobin y González).

Los locales sumaron 9 rebotes de equipo. Además, ganaron los cuatro cuartos: +1, +8, +5 y +4.

Román Montañez y Dejan Musli, ex del Fuenla, regresaron al Fernando Martín. El escolta barcelonés fue aplaudido en la presentación de los equipos, mientras que el pívot serbio fue el mejor de los visitantes: 9+10 y 23 de valoración.

En la previa del partido, caluroso y emotiva ovación de la afición fuenlabreña para Nate Huffman, ex pívot del Fuenlabrada quien hace unos días comentó en una entrevista a un medio israelí que padece un cáncer terminal. Los jugadores locales salieron con camisetas alusivas, y en todos los dorsales podía leerse, debajo de los apellidos, ‘Huffman’.

El Manresa, en el pasado, solía pescar victorias en el Fernando Martín. Sin embargo, el Fuenla ya encadena cuatro triunfos seguidos como local ante el conjunto catalán.

El Montakit ganó en la primera jornada tras cuatro temporadas perdiendo (en las cuatro le había tocado debutar como visitantes: Real Madrid, Valencia, Murcia y Bilbao).

Román Montañez, ex del Fuenlabrada, volvió este verano a 'su' Manresa (Foto: Alba Pacheco / EnCancha)

 Ficha técnica

Montakit Fuenlabrada 78 (17+19+22+20): Jonathan Tabu (10), Ivan Paunic (14), Rolands Smits (0), Ernest Scott (8) y Josip Sobin (10) –quinteto inicial-; Marko Popovic (5), Ricardo Úriz (3), Álex Urtasun (14), David Wear (7) y Chema González (7). Entrenador: Zan Tabak. No utilizados: Jorge Sanz y Oliver Stevic (lesionado).

ICL Manresa 60 (16+11+17+16): Álex Hernández (7), Marius Grigonis (7), Chame Simon (5), Ricky Sánchez (9) y Dejan Musli (9) -quinteto inicial-; Jermaine Thomas (2), Román Montañez (7), Álex Barrera (0), Ruslan Otverchenko (9), Dmitry Flis (3) y Maksym Sandul (2). Entrenador: Ibon Navarro.
                                        
Estadística ACB.com

Árbitros: Daniel Hierrezuelo Luis Miguel Castillo y Miguel Ángel Pérez Niz. Sin eliminados por faltas personales.

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 1 de la Liga Endesa. Pabellón Fernando Martín (4.247 espectadores).


Acto de apoyo a Huffman en los prolegómenos del encuentro (Foto: Alba Pacheco / EnCancha)
Pancarta de ánimo a Nate Huffman de la Peña Fuenlabasket



 • Sala de prensa 

Ibon Navarro, entrenador del Manresa

Valoración del partido
"Creo que hay una primera parte del partido, en los primeros 15 o 16 minutos, donde hacemos el partido que queríamos hacer. Defensivamente estamos bien, su agresividad defensiva no nos saca demasiado de nuestra línea, pero en los tres últimos minutos del segundo cuarto nos penalizan mucho. Cometemos dos o tres errores muy grandes en ataque y en defensa, que hacen que ellos cojan esos nueve puntos. Luego, en el tercer cuarto, un equipo que quiera ganar fuera de casa no puede recibir 22 puntos y hacer solamente una falta. Hemos demostrado demasiada blandura defensiva. Hemos jugado con poco carácter para ser valientes y coger algunos tiros que teníamos abiertos. Hemos confundido el pasarnos el balón, el querer ser generosos, el jugar con extra-pass, con no tener personalidad para asumirla y coger esos tiros. Luego, en el último cuarto, el equipo ha entendido lo que teníamos que hacer y cual era la única forma de volver al partido y tener alguna opción. Y, cuando nos ponemos a 10 puntos, cometemos dos errores infantiles en defensa, en dos cambios que no hacemos, que nos penalizan con un triple, una pérdida subiendo el balón, un balón al que nosotros nos tiramos al suelo para pelear por él acaba en una bandeja... Demasiados errores para un equipo como el nuestro, para poder ganar fuera de casa en una cancha como esta. Ellos han cogido demasiados rebotes de equipo. Eso demuestra energía”.



Ibon Navarro, entrenador del ICL Manresa (Foto: Alba Pacheco / EnCancha)


  
Zan Tabak, entrenador del Fuenlabrada

Valoración del partido
“Para nosotros es una victoria muy importante, muy importante porque es contra un rival directo para conseguir nuestro objetivo y, también, porque es contra un rival que, cuando lo veíamos en el vídeo, nos daba mucho respeto. También llega en un momento, como yo decía en la previa del partido, en el que tenemos dos realidades. Por un lado, la necesidad ganar partidos, por calendario, contra rivales directos. Por otro lado, a pesar de ganar los partidos, no estamos bien. Tenemos un grupo muy unido, un grupo que está peleando, que está compitiendo, pero técnicamente, tácticamente estamos muy lejos de donde necesitamos estar. Tenemos a Marko Popovic, que en el futuro debe ser un jugador muy importante para nosotros, que está totalmente fuera de forma. Tenemos a Álex Urtasun, que llegó hace tres o cuatro días. Tenemos a Oliver Stevic, que está fuera. Están pasando muchas cosas y por todo esto esta victoria para nosotros ha sido muy importante”.

Intensidad y agresividad defensiva
“Espero que sí (que pueda mantenerse toda la temporada), porque es una cosa que no depende del talento. El resto, todo, depende del talento, pero la defensa, no. Habrá días en los que no metamos muchos puntos, y habrá días en los que vamos a estar como hoy. Yo quiero que siempre que alguien vea a nuestro equipo, pueda ver esto".

Ambiente del Fernando Martín
"El primer objetivo es la permanencia y el segundo, o el primero, es que la gente vuelva a este pabellón, que la gente empiece a sentirse conectada y apoyando al equipo igual a la época de cuando yo era jugador. Que esta sea una cancha en la que cuando entras, sepas que vas a sufrir por la presión del público y por la presión del equipo".

Álex Urtasun, partidazo
“Exactamente. Desde el primer día los medios me preguntaban por los jugadores destacados y estrellas del equipo, pero a mí este club me ha pedido cambiar el rumbo. Y aquí se ha cambiado el rumbo. Una de las cosas en las que se ha cambiado el rumbo, no sé si saldrá mejor o peor, es que esto es un equipo, no es un grupo de tres o cuatro estrellas con el resto. Es un equipo donde cada uno está aportando, incluidos jugadores que normalmente no están en la rotación, como Chema (González), que ha hecho un gran trabajo esta noche. Él sabe qué debe hacer y cuando entra aporta para el equipo”.




Zan Tabak, entrenador del Montakit Fuenlabrada (Foto: Alba Pacheco / EnCancha)


  • Valoraciones post-partido 




1 comentario:

Malena González dijo...

Otra temporada más leyendo tus crónicas, genial!