20 ago. 2015

Javi Vega: “Ha sido una grata sorpresa toda la ola de afecto de los aficionados"

Entrevista con el canterano por excelencia del Fuenlabrada, quien se marcha del "club de su vida" tras no alcanzarse un acuerdo de renovación. Él mismo anunciaba su salida en una carta personal, recibiendo de inmediato el cariño de la gente. "Esto me hace mucho más fuerte y me hace ir para delante. Han estado de diez. Espero que algún día nos volvamos a cruzar”, dijo.


Javi Vega ya no es más jugador del Baloncesto Fuenlabrada. Hoy mismo, el canterano y capitán del Montakit, comunicó en las redes sociales su marcha del ‘equipo de su vida’, tras no llegar a un acuerdo de renovación, el cual parecía cerrado tras lo anunciado por Ferran López el pasado 29 de julio.

El ‘9’ de La Avanzada deja así el Fuenlabrada con 154 partidos oficiales con el primer equipo (139 en la ACB, 14 en EuroChallenge y uno por Copa del Rey). A los 27 años, ‘Merayo’ llevaba más de media vida en el Fuenla, entrando en el club en el 2000 cuando se sumó a la categoría alevín. Desde entonces, el ala-pívot ha integrado todos los conjuntos de la cantera hasta llegar al primer equipo, donde debutó con Luis Casimiro en marzo de 2006. Tras algunos minutos en un puñado de partidos ACB, se marchó de ‘casa’ para forjarse como jugador. Cesiones en L'Hospitalet, León, Qalat Cajasol y Melilla, y regreso a Fuenlabrada en 2011, donde terminó por hacerse un lugar en la ACB, siendo nombrado capitán hace un par de temporadas.

El día no era el más sencillo para Javi Vega, quien nos atendió amablemente para valorar su salida del Fuenla. Asimismo, en la parte inferior reproducimos su carta de despedida.


  • Javi Vega en nueve frases

“Es raro después de quince años abandonar el club de mi vida. Parecía cerca la renovación pero al final no hemos conseguido llegar a un acuerdo”

“Sí que me ha pillado de nuevas porque salir al mercado a estas alturas es complicado, tanto para ellos, que tienen que fichar a alguien, como para mí, porque jugadores hay diez millones pero equipos en esta liga hay 18 ó 19”

“Yo quería seguir, tanto en LEB como en ACB”

“El último partido, bajando con el equipo de tu vida, es muy duro. Me voy con esa espina clavada”

“Quiero agradecer al club por poder ser profesional, porque la formación ha sido clave. La verdad es que estoy muy contento de todo en estos quince años en el Fuenlabrada”

“Me hubiese gustado mucho jugar con Ricardo Úriz. Tengo muy buenas referencias de él y creo que va a ser un peso pesado en el vestuario. Y a nivel de extranjeros se ha fichado a gente luchadora y comprometida. La verdad es que el equipo no tiene mala pinta, con carácter y gente atlética. Seguro que harán un buen grupo”

“Ha sido una grata sorpresa encontrarme toda esta ola de afecto de los aficionados. Esto me hace mucho más fuerte y me hace coger ilusión para ir para delante. Simplemente agradecerles a todos porque han estado de diez. Espero que algún día nos volvamos a cruzar”

“El tema de ser de aquí, de que haya gente que piense que soy más limitado que otros pero que pude llegar a base de trabajo y de esfuerzo… En todos los lados tiene que haber un tío así y otros que tengan todo un talento puro, como era Romario en el fútbol, que era un vago pero lo tenía todo. Yo me posiciono más con los currantes, con los que no han tenido tanta suerte de tener ese don. Esta afición necesite gente así, gente comprometida y que luche. Puedo estar tranquilo de haberlo dado todo”

“Esto es un ‘hasta pronto’, no un adiós. Las cosas se verán cómo salen y a lo mejor nunca vuelvo, y a lo mejor en un año estoy aquí. En el futuro, siempre que tenga la opción de volver, en igualdad de condiciones, la pondré en prioridad por encima de otras”



Javi Vega, en su último partido con el Fuenlabrada, ante el Valencia Basket, el pasado 24 de mayo en el Fernando Martín (Foto: Alba Pacheco / EnCancha)


  • Entrevista

¿Cómo estás?

Bueno, estoy un poco… es raro después de quince años abandonar el club de mi vida. Parecía cerca la renovación pero al final no hemos conseguido llegar a un acuerdo. Hemos decidido que lo mejor para ambas partes era renunciar a una posible renovación y que cada uno haga su camino.

¿Te sorprendió esto, porque hace tres semanas Ferran López dio por hecha tu renovación? (“Javi Vega creo que firmó ayer el contrato. Estuve hablando con JJ (Jiménez, director general del club) y ya habían llegado a un acuerdo”)

Sí, evidentemente. Ferran dijo eso hace tres semanas y parecía que había un acuerdo pleno, pero con el paso del tiempo, ya cerca del inicio de la pretemporada, el tema se torció y como te he dicho no hemos podido llegar a un acuerdo. Pero sí que me ha pillado de nuevas porque salir al mercado a estas alturas es complicado, tanto para ellos, que tienen que fichar a alguien, como para mí, porque jugadores hay diez millones pero equipos en esta liga hay 18 ó 19.

Recuerdo que después de al último jornada, tras el partido contra el Valencia y el equipo ya descendido, dijiste que estabas predispuesto a seguir en LEB, que tu prioridad pasaba por seguir. ¿Por qué si no ibas a continuar no se llegó a esta decisión a fines de mayo?

Sí, ellos sabían que yo quería seguir, tanto en LEB como en ACB. El verano va enfriando todo. Creo que ellos contaban conmigo, que la plantilla estaba planificada conmigo, y yo que tenía claro de seguir. Siempre hay flecos, como en todas las negociaciones, y no se ha llegada a un acuerdo final. Ya está. No hay ningún rencor de las dos partes, pienso yo. Lo mejor es separarnos. Sí que si esto lo hubiésemos hablado en mayo, nos hubiésemos quitado peso de encima los dos, pero se ha dado así la situación y ahora había que solucionarla. Se ha tomado la decisión y ya está, pero sí que es cierto que lo lógico hubiese sido en mayo, decirme ‘no contamos contigo’, o que yo les haya dicho ‘no me renovéis’. Al final ha ido para adelante, se ha truncado y hemos decidido esto.

También aquel 24 de mayo comentaste que era el partido más duro de tu carrera, lo de hoy tampoco es un día fácil…

El último partido, bajando con el equipo de tu vida, es muy duro. Ahora ha pasado el tiempo y las heridas están un poco cicatrizadas, pero me voy con esa espina clavada. Me hubiese gustado irme de otra forma. Es muy duro irme así.

¿Qué te ha dicho la familia?

A mí me apoyan. Saben todo lo que he pasado, para bien y para mal. Mi novia me apoya en todo, mi madre también pero me dice ’ay, pues no te vayas de Fuenlabrada’ (risas), y mi padre me dice ‘que tenga cabeza’. Los consejos que toda madre y padre te darían. Pase lo que pase están conmigo a muerte. Es de agradecer tener un círculo cercano así.

Ya has salido cuatro veces cedido, y si bien ahora es diferente, me imagino que en de aquellas marchas lejos de casa siempre se sacan experiencias positivas, como también ahora se abren nuevas puertas.

Ahora, honestamente, tengo que mirar por mí. Es una situación agridulce y ahora se abren nuevos caminos, nuevas etapas a nivel personal también. Hay que sacar provecho de todo. En mis etapas en Sevilla, en Melilla o en L’Hospitalet, a lo mejor no puedo compararlas con jugar en mi casa en la ACB, pero sí que me han servido mucho en mi vida personal. A ver ahora mismo qué me ofrece el mercado, adónde puedo ir. Espero poder disfrutar deportivamente y que a nivel personal también sea una buena experiencia.

Tienes 27 años, por lo que estás yendo hacia la plenitud como jugador. Ahora sales al mercado con otra experiencia en la ACB, con otro rol.

Ha cambiado todo mucho a cuando salí en aquellas cesiones. Ahora no soy una promesa sino un jugador consolidado, me refiero a nivel de juego. Ahora soy algo mixto. Tengo margen de mejora, no tan grande como cuando tenía 20 años, pero tengo una experiencia bastante amplia en ACB y en otras categorías. La plenitud del jugador, como dices, creo que está entre los 28 y los 32 años, y espero que el club que se fije en mí piense lo mismo que yo (risas). Yo miro lo positivo. Yo vaya donde vaya voy a trabajar, voy a intentar hacerme un hueco para mejorar mis prestaciones. No es suerte, porque es trabajo, pero sí es cierto que no sé lo que me puede deparar el futuro.

Pasaste 15 años en el club, más de media vida. ¿Con qué momentos te quedas de tu paso por el Fuenla?

Es muy difícil quedarme con algunos en 15 años, me quedo con todos. Guardo una formación muy bonita. Como he dicho en la carta de despedida, conseguimos cosas como el campeonato ‘sector de España’, que creo que es la primera vez que el club iba a uno en infantil. Luego, en junior, fui a la selección española, el campeonato júnior de España, el ser el mejor anotador en el campeonato de España. Son cosas que he conseguido gracias a Fuenlabrada. Quiero agradecer el poder ser profesional gracias al club, porque la formación ha sido clave. Y a nivel de primer equipo en estos cuatro años, me quedo con las primeras temporadas, cuando jugamos la Copa, disputamos un playoff cuando llego de Melilla. Me quedaría con esa época porque en los últimos años sí que es cierto que hemos estado luchando por el descenso, hasta que definitivamente este último año hemos descendido. Sí es cierto que este último año para mí, a nivel personal, ha sido muy enriquecedor porque ha sido como un ‘máster’ en muchas cosas. Pero hasta de lo malo se aprende y yo no cambiaría nada de lo que me ha pasado. La verdad es que estoy muy contento de todo mi paso por el Fuenlabrada.

Con tu salida y la de Moussa Diagne al Barcelona, de la campaña pasada sigue el canterano Rolands Smits, a la vez que Chema González regresa tras su cesión, por lo que en total habría alrededor de nueve fichajes. ¿Quién crees que les podrá explicar a los nuevos jugadores qué es el Baloncesto Fuenlabrada?

Pues… no lo sé, la verdad. Chema tendría que coger el testigo, pero claro, será su primer año y es demasiada responsabilidad para él. Creo que será Ricardo Úriz. Me hubiese gustado mucho jugar con él. Tengo muy buenas referencias y creo que va a ser un peso pesado en el vestuario. Todos los clubes funcionan igual. Él ha estado en clubes como Gipuzkoa, y sabe de la importancia de lo que es un vestuario. Es el que va a transmitir los valores. Si yo hubiese seguido, hubiese intentado estar a su lado. Y a nivel de extranjeros se ha fichado a gente luchadora y comprometida. La verdad es que el equipo no tiene mala pinta, con carácter y gente atlética. Seguro que se encontrará a alguien y harán un buen grupo.

Te has despedido con una emotiva carta, donde agradecías a mucha gente del club y a los aficionados, muchos de los cuales te han enviado mensajes en las redes sociales. ¿Te sientes querido?

Sí, claro que sí. Siempre hay alguno que desentona un poquito (risas),  pero la gente que a mí me importa me ha mostrado su cariño. Me lo esperaba porque me lo han demostrado siempre, pero por otro lado ha sido una grata sorpresa encontrarme toda esta ola de afecto. Esto me hace mucho más fuerte y hace coger ilusión para ir para delante. Simplemente agradecerles a todos los aficionados porque han estado de diez. No me olvido de ninguno de ellos, que los tengo muy presentes, sobre todo a la gente de las peñas que más conozco, que los he tratado día a día. Que espero que algún día nos volvamos a cruzar.

Es lógico que los aficionados se enganchen con los cracks que meten 30 puntos por partido, pero también es destacable cuando hablan bien de otro tipo de jugadores.

No soy el jugador perfecto, pero al final el prototipo de jugador que era yo reunía valores como los de la ciudad y el equipo. El tema de ser de aquí, del trabajo, que haya gente que piense que soy más limitado que otros pero que pude llegar a base de trabajo y de esfuerzo. En todos los lados tiene que haber un tío así y otros que tengan todo un talento puro, como era Romario en el fútbol, que era un vago pero lo tenía todo. Yo me posiciono más con los currantes, con los que no han tenido tanta suerte de tener ese don. Soy ese tipo de jugador. Esta afición necesite gente así, gente comprometida y que luche, y evidentemente cuanto más talento, mejor. Yo lo he intentado, y puedo estar tranquilo de haberlo dado todo.

En tus cuatro cesiones anteriores siempre terminaste volviendo. Sé que la pregunta tal vez es para dentro de dos o tres años, pero ¿sueñas en el futuro con volver a ser jugador del Fuenla?

Esta mañana he rescindido y se me hace muy difícil decirte ahora de volver (risas). Pero sí, yo he firmado la rescisión mientras me despedía con un abrazo. Esto es un ‘hasta pronto’, no un adiós. Las cosas se verán cómo salen y a lo mejor nunca vuelvo, y a lo mejor en un año estoy aquí. Depende de muchas cosas. Yo he terminado bien y mi intención no es no volver. En el futuro, siempre que tenga la opción de volver, en igualdad de condiciones, la pondré en prioridad por encima de otras.

Javi Vega se despide de la afición tras el cierre de campaña (Foto: Fran Martínez / ACB Photo)


Carta de Javi Vega en su perfil de Facebook


Archivo / Javi Vega
Javi Vega quiere ser Ayón, 25 puntos ante el Norrköping Dolphins (29/11/2011)


4 comentarios:

Rubén Fuentes dijo...

La verdad que cuesta mucho asumir la marcha de Javi. Espero que al final, al menos sea bueno para ambas partes

CDP 2.0 dijo...

"Yo quería seguir en LEB o en ACB". Esta afirmación me hace pensar que la marcha de Vega es cosa de Tabak...

Anónimo dijo...

Mucha suerte en el futuro, como aficionado agradezco el esfuerzo y compromiso que Javi Vega ha mostrado con el equipo. Aunque este chico ha mantenido totalmente la compostura, esto pinta a que ha sido un descarte de última hora y que se ha producido con muy poco estilo

Ezequiel Costa dijo...

Anónimo, la marcha de Javi Vega coincide con declaraciones de Ferran López en el sitio web oficial donde pregona la premisa para esta temporada: "hacer equipo". Se ve que, para la directiva, Javi Vega no cumplía ese rol... Lo mejor para Javi, un ejemplo de persona y deportista.

Ah, gracias por el comentario, y si quieres la próximo puedas también dejar tu nombre así sé a quién dirigirme :-)