8 jun. 2015

Balance temporada 2014/15: Descenso tras diez años en la elite

Repaso a la campaña del Baloncesto Fuenlabrada, una trayectoria que acabó de la peor manera, con el último puesto en la ACB. Galería de imágenes y apuntes para cerrar un curso para el olvido, aunque también para tomar debida nota con vistas al futuro. Lo mejor, la afición. 


El Baloncesto Fuenlabrada ha finalizado su decimoséptima temporada en la Liga ACB, una campaña signada por el descenso a la LEB Oro tras diez años sucesivos en la máxima categoría. Últimos con ocho triunfos y a tres de la salvación, marcada por el Manresa, el Montakit Fuenlabrada naufragó en un curso torcido desde el principio, donde ni los jugadores, con su cuota de responsabilidad, ni los directivos, con la suya, dieron la talla. Entre los pocos aspectos positivos, reseñable (y nada demagógico) es el rol de la afición, que soportó estoicamente hasta el final una debacle anunciada. 

Este año, con diferencia a los anteriores, el balance de la temporada en el blog lo realizamos más tarde que de costumbre: casi dos semanas después del último partido. Sinceramente, apetecía muy poco ponerse a repasar nuevamente una temporada que dejó más sinsabores que alegrías. No obstante, a continuación, algunos apuntes de la misma.

Luis Casimiro, aplaudido en su regreso con el Sevilla (Foto: Fran Martínez / ACB Photo)

Continuidad de Luis Casimiro y cinco jugadores
Durante el verano se confió nuevamente en el entrenador manchego, artífice de la salvación en la campaña 2013/2014, además de la continuidad de cinco jugadores: Dani Pérez, Rolands Smits, Javi Vega, Moussa Diagne y Andy Panko, jugador franquicia del equipo.

Seis fichajes
Las caras nuevas fueron Alberto Díaz, Andrés Miso, Jimmy Baron, Manolis Papamakarios, Daniel Clark y Deji Akindele.


Los hinchas naranjas, en San Sebastián (Foto: Ladis García / ACB Photo)

Tres entrenadores y 18 jugadores
Nuevamente, la inestabilidad del proyecto se reflejó en el constante movimiento de la plantilla, con altas y bajas permanentes. Destituido Luis Casimiro en enero, llegó Hugo López, quien en marzo y con el equipo cuesta abajo dejó su puesto a Jesús Sala. En cuanto a los jugadores, con la temporada ya empezada se contrató a Steve Burtt (luego cortado por indisciplina), Andrés Rodríguez (quien tampoco llegó a fin de temporada), Josh Mayo, Branko Cvetkovic y Jorge Sanz. Por su parte, se cortó en el inicio a Papamakarios y en enero se marchó Jimmy Baron. Asimismo, los canteranos Boubacar Moungoro y Sebastián Mbansogo (debutante en la ACB) disputaron dos y un partido, respectivamente.

Cinco canteranos
Javi Vega, Moussa Diagne y Rolands Smits fueron los tres canteranos del primer equipo. Por su parte, como se mencionó antes, Moungoro y Mbansogo, también participaron.

Alberto Díaz celebra uno de sus triples en el triunfo ante Andorra (Foto: Fran Martínez / ACB Photo)

Luis Casimiro (3-12), Hugo López (3-9) y Jesús Sala (2-5)
Luis Casimiro dirigió las primeras 15 jornadas, siendo sustituido por Hugo López (12 partidos) y, finalmente, Jesús Sala, que había llegado al club en enero como segundo de López (siete encuentros). A su vez, Sala fue secundado por Armando Gómez, que se desdobló en su otro equipo, el Viten Getafe, filial vinculado al Fuenlabrada. Fran Hernández, segundo técnico ayudante, estuvo durante toda la temporada.

Andy Panko, máximo anotador y jugador más valorado de la ACB
El jugador estadounidense, a los 37 años, repitió su título de máximo anotador en la Liga Endesa (18.6 de promedio por partido), sumando además el de jugador con mayor valoración media (18.9). Sin embargo, en una actitud más propia de un joven carente de experiencia, el basquetbolista de Harrisburg, una vez consumado el descenso, activó su cuenta de Twitter para destacar sus números individuales primero, y luego para ‘patalear’ ante la ACB por haberle otorgado el MVP de la temporada a Felipe Reyes, un galardón cuyo valor es más relativo que la palabra de un político. Más allá del escándalo (aún no aclarado por los órganos competentes) de su pasaporte de Guinea Ecuatorial (con el mismo número que el de Marcus Slaughter, del Real Madrid), la actitud de Panko, inmenso jugador e intachable profesional, refleja que más que el líder de un equipo (descendido), fue un brillante solista, un crack que aportó mucho en ataque, un baluarte en algunos triunfos, un gigante MVP y muchas cosas más, pero también se llevará consigo el peor balance +/- de toda la plantilla: -5,8 (igualado con Diagne).

Ovación final para Andy Panko tras el último duelo de la temporada (Foto: Fran Martínez / ACB Photo)

Viten Getafe
El filial este año se mudó desde el Fernando Martín a Getafe, pasando de llamarse ‘Fundación Baloncesto Fuenlabrada’ a Viten Getafe. El equipo no pudo repetir título en la Adecco Plata y debió conformarse con alcanzar los cuartos de final del playoff. Rolands Smits alternó entre el vinculado y el Montakit, llegando a jugar varias veces dos partidos el mismo fin de semana (viajando de inmediato en cuanto terminaba un choque para llegar a tiempo al otro).

Patrocinador: Montakit
Luego de tres temporadas sin patrocinador principal, este año la empresa fuenlabreña Montakit pasó de ser espónsor secundario a principal, dándole nombre al equipo.

El Fernando Martín pierde fuerza
De los 8 triunfos de la temporada, 6 fueron de local (11 caídas) y 2 de visitante (Sevilla y San Sebastián) (15 derrotas fuera de casa). Las ocho victorias en la cifra más baja para el Fuenla desde su temporada debut en la ACB, en la 1996/97, cuando se lograron cuatro éxitos.


La afición del Fuenla, en Vitoria (Foto: Marin / ACB Photo)

Sube la asistencia de público al pabellón
Tras tocar su techo la campaña 2010/11, el número de aficionados en el pabellón fuenlabreño había descendido tres años consecutivos, tocando su piso desde la ampliación del Fernando Martín (noviembre de 2007). Sin embargo, en la presente campaña el número ha vuelto a subir, en un año donde el club fomentó la presencia de más gente con numerosas iniciativas. El promedio de espectadores desde el 2007 es el siguiente (datos calculados según las cifras oficiales): 5.167 (2007/08), 5.255 (2008/09), 5.260 (2009/10), 5.427 (2010/11, récord), 5.221 (2011/12), 5.080 (2012/13), 4.860 (2013/14) y 4.993 (2014/15).

232 victorias y 590 encuentros en 17 temporadas ACB
En 17 campañas en la élite el conjunto del sur de Madrid suma 232 triunfos y 352 caídas. En la historia (Liga Nacional y ACB), el Fuenla es el 14º equipo con más triunfos (le precede el Breogán, 242) y el 14º con mayor cantidad de partidos jugados (590) (también le precede el Breogán, 604).


Gustavo Ayón, emocionado en su vuelta al Fernando Martín. No pudo jugar por lesión, aunque sí participó en el triunfo del Real Madrid en el encuentro de la segunda vuelta (Foto: Alba Pacheco / EnCancha)


Repaso a la temporada
Cronológicamente, el recuento de la floja campaña podría incluir: Debut con derrota en Bilbao. Estreno en el Fernando Martín con otra caída, ante el Murcia de un Carlos Cabezas decisivo al final. Primera victoria, en la tercera jornada, en Sevilla y remontando una desventaja de 9 puntos. Ya en la cuarta fecha, ajustada derrota ante el CAI Zaragoza, con un lanzamiento de tres fallado por Dani Pérez sobre la bocina. Asimismo, emotivo minuto de silencio en memoria de José Luis Abós. Nueva caída, en casa del Estudiantes, pese a los 35 de valoración de Deji Akindele. En la sexta jornada, derrota por dos puntos en el Fernando Martín ante el Real Madrid de un Gustavo Ayon que, lesionado, no pudo jugar en su primer regreso a la que fue su casa. Aquel día debutó en la ACB Sebas Mbansogo. El base de la cantera no volvería a jugar con el primer equipo. Viaje a Santiago y traspié pese a haber ido ganando por 9 puntos, con un Pavel Pumprla imperial. El Fuenla cae a puestos de descenso luego de perder ante el Barcelona, en el debut de Andrés Rodríguez, y encadenar, en Málaga, la sexta derrota seguida (inicio de 1-8). Segundo éxito de la campaña, ante Andorra, con 35 de valoración de Panko. En Vitoria, el Baskonia remonta 13 puntos en el debut de Steve Burtt. Tercera victoria, en este caso ante Manresa, con 37 de valoración de Panko y camisetas rojas alusivas a Papá Noel. Nueva seguidilla de reveses: Gran Canaria, GBC en casa y Badalona, la cual desencadena la destitución de Luis Casimiro el 6 de enero de 2015.

Derrota en Valencia, en enero, con Hugo López como nuevo entrenador (Foto: M. Á. Polo / ACB Photo)

Debut de Hugo López con victoria ante CB Canarias y 32 de valoración de Akindele, con gritos de “Quintana, dimisión” en la grada. Después se suceden cuatro derrotas en serie que dejan al Montakit como farolillo rojo de la Liga Endesa: Valencia (ovación de toda la Fonteta a la afición del Fuenla), Bilbao (Quino Colom brilla en el Fernando Martín), Murcia y Real Madrid, ahora sí con Ayón enfrentándose por primera vez al Fuenla. La racha se corta con un celebrado éxito ante el Estudiantes, con Panko y Burtt como referencias ofensivas y el debut de Cvetkovic. Arrollado en Zaragoza en el estreno de Josh Mayo, la fiesta vuelve en casa ante el Sevilla de Luis Casimiro y Kirk Penney, y 35 de valoración de Akindele (los cajistas, que eran colistas, se terminarían salvando de la mano del técnico manchego). Sin embargo, otra seguidilla de cuatro caídas al hilo provoca el cese de Hugo López con el equipo colista: Barcelona y Andorra fuera, ‘final’ donde se desperdicia una renta de diez puntos; Obradoiro (Maxi Kleber, 45 de valoración, se ‘come’ a Panko) y Unicaja en casa, cediendo una renta de 11 puntos y con Panko y Alberto Díaz fallando triples que podían haber forzado la prórroga. Además, se cortó a Burtt por ‘indisciplina’.

Jesús Sala, entre Armando Gómez y Fran Hernández (Foto: Alba Pacheco / EnCancha)

La etapa de Jesús Sala, con Armando Gómez como segundo, comienza con un traspié ante Gran Canaria en el Fernando Martín, volviendo a escucharse los cánticos de “Directiva, dimisión”. Pero el Montakit reaccionaría con dos triunfos pegados, hecho inédito en más de un año: San Sebastián en la prórroga (debut de Jorge Sanz) y Baskonia de local, con partidazo de Daniel Clark. La esperanza de la salvación cobraba fuerza, pero ‘otra final’ al limbo, en este caso en feudo de un Manresa que también estaba obligado a ganar, y que pasó por encima de los naranjas. Es más, desde allí hasta el final, todas derrotas. Primera la Penya en el Fernando Martín, con los de Salva Maldonado en playoff, remontando 12 puntos y sentenciando al Fuenla al descenso. Entre medias, cánticos contra la directiva y la megafonía subiendo el volumen a tope para tapar las quejas de los aficionados. Posteriormente, dos palizas, en Tenerife, donde se certificó el último puesto (74-99) y Saúl Blanco sufrió una grave lesión en su grave tras falta vil e innecesaria de Akindele, y cierre en casa ante Valencia (64-87), con la ausencia en el palco del presidente José Quintana (como en la también caída ante Unicaja) y una fractura abierta con parte de la afición, que se dividieron entre el apoyo incondicional y el silencio absoluto como medida de protesta por parte de los Fuenlabrada Blues. Así, la despedida del Fuenlabrada de la ACB fue entre aplausos, bombos y silencios, los cuales anteceden al ruido que se generará en el verano cuando la ACB disponga si los equipos que se ganaron el ascenso desde la LEB, ascienden, y si los equipos que descendieron en la pista, descienden.

Despedida tras el último partido, ante el Valencia (24/05/2015) (Foto: Fran Martínez / ACB Photo)

No hay comentarios: