24 may. 2015

Francesc Solana: “La afición del Fuenlabrada no ha creído en el equipo, y esa falta de fe ha llevado al descenso”

Entrevistado en Onda Fuenlabrada, el ex capitán del Fuenlabrada, analizó las causas de la pérdida de categoría. "Lo que viví el día del Joventut, con el público gritando en contra del presidente, no creo que fuera lo que más ayudara al equipo. Que la responsabilidad de todo recaiga en el señor Quintana o en el director deportivo, es tener poca memoria", aseveró.


El descenso del Fuenlabrada ha generado un debate sobre las causas que han llevado al equipo a perder la categoría. El pasado viernes, Roberto Fernández, en Onda Fuenlabrada, entrevistó a una de las leyendas del club, Francesc Solana, actual director deportivo del MoraBanc Andorra y una palabra autorizada para opinar sobre la situación del Fuenlabrada. A continuación, transcribimos parte de la charla (audio completo). 

  • Descenso del Fuenlabrada
“La sensación es de tristeza. Este año he ido dos veces al Fernando Martín. La primera vez ante MoraBanc Andorra, con toda la gente implicada y animando a su equipo, con los jugadores llevados por el público. Nos metieron una paliza de 20 puntos. Y la segunda hace dos semanas ante el Joventut, donde la sensación es que la gente, con su actitud, ya no estaba con el equipo, que había perdido la fe en el equipo. Eso al final el equipo lo ha notado en los partidos decisivos. Esa falta de credibilidad que tenía la gente con su equipo al final se transmite. Eso que siempre hablamos que la gente del Fuenlabrada te ayudaba a ganar, que la gente no se lo cree pero que es así, el día del Joventut la sensación es que la poca fe que tenía el público en su equipo le ayudó a perder. La afición del Fuenlabrada no ha creído en el equipo en el final de temporada. En parte es culpa de los jugadores por no saber transmitir a la gente el espíritu que siempre ha tenido el Fuenlabrada. Aquí hay que ser muy críticos con la gente del Fuenlabrada porque este año no han sabido conectar con el equipo en un momento difícil. Esa falta de fe se ha transmitido. Yo lo viví como jugador. El año que descendimos también pasó eso, pero al final la gente nos ayudó a creer en que podíamos dar la vuelta. La decepción que me llevé del público del Fuenlabrada fue esa falta de fe en su equipo que al final le ha llevado al Fuenlabrada a descender”.

  • Fractura entre grada y equipo
“Me sabe mal la fractura. Si había un valor que diferenciaba al Fuenlabrada de otros equipos es que los jugadores se sentían absolutamente arropados por su público (…) Esa sensación de fractura se ha ido labrando todo el año, y al final resta más que suma. Aquí es donde tiene que hacer una reflexión el club, y la afición, sobre todo”.

  • Perspectiva
“Cuando llega un momento así de fractura tú tienes que volver atrás, ver qué es el Fuenlabrada, la historia del club. Todos sabemos porqué hay baloncesto en Fuenlabrada. Un señor que era un alcalde durante mucho tiempo y que intentó apoyar al máximo para que hubiera baloncesto en Fuenlabrada. Una de las cosas que el pueblo de Fuenlabrada le debe al señor Quintana es que en Fuenlabrada haya un equipo de baloncesto. Analizar ahora que el culpable máximo del descenso del Fuenlabrada sea el señor Quintana me parece perder la perspectiva, que la responsabilidad de todo recaiga en el presidente o en el director deportivo, es tener poca memoria. Hay que tener memoria para los buenos y para los malos momentos. Responsabilizar del descenso únicamente a una persona, al presidente… ya lo digo, lo que viví el día del Joventut, gritando en contra del presidente, no creo que fuera lo que más ayudara al equipo (…) Personalizar y culpabilizar a alguien de todo es perder la perspectiva. Fuenlabrada es mucho más que eso (…) No es que fuera yo el que enseñara los valores del Fuenlabrada, a mi esos valores me los enseñó la gente, me los enseñó el señor Quintana, me los enseñó el presidente en eso momento, que fue Juan Antonio, y la gente del club. Siempre estaré agradecido por eso, porque me enseñaron a ver el baloncesto de esta manera”.

  • Jugadores
“Al final es el jugador el que está jugando ahí y el que tiene que ganar, el que sufre la tensión del día a día”.


Franki Solana, el día del descenso en el Saporta, en 2004 (Foto: Carlos Candel / Gigantes, enviada a este blog por el aficionado Iván González)

2 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Esta hablando en serio? ¿cree que la culpa del descenso ha sido de la afición del Fuenla, que se ha partido la cara en casa y fuera por este equipo?
Parece que habla mas como amigo de Quintana, Ferran y compañía que como espectador imparcial.
Se me ha caído un mito, sinceramente.

Julio Andrés Camarillo dijo...

Quizás si que habría que pensar en la planificación del equipo. No se la afición, pero para mi y ahora que ha terminado la temporada lo digo, me es difícil creer en un equipo que parece que se ha creado a salto de mata, que cada año se renueva en un 70 % ,que no da tiempo ni a conocer a los jugadores...