3 mar. 2015

Luis Casimiro: “Tengo que dejar al margen lo sentimental; mi presente es el Sevilla”

El flamante entrenador del renacido equipo cajista palpita su regreso a Fuenlabrada, donde fue destituido hace menos de dos meses. El técnico manchego analiza el trascendental choque y elogia a Kirk Penney, otro que vuelve al Fernando Martín. "Son situaciones que se producen y que acepto. No miro hacia atrás con ningún rencor”, zanja Casimiro sobre su salida del club. 


El Fuenlabrada se jugará el próximo sábado uno de los partidos más importantes de su historia reciente. El conjunto de Hugo López, en puestos de descenso, recibirá al Baloncesto Sevilla, que lo aventaja en una victoria y que es dirigido por Luis Casimiro, emblemático entrenador del Fuenla y que fuera destituido el pasado 6 de enero. Poco después, el 30 de enero, el club hispalense anunciaba la contratación del técnico manchego, quien cogió a un equipo último en la clasificación (balance de 3-15), y que en apenas cuatro jornadas ha cambiado radicalmente con tres victorias y una caída (6-16). Antes del crucial encuentro, conversamos con Luis Casimiro, ‘coach’ de un CDB Sevilla que puede ser juez del Montakit en la presente temporada.


  • Luis Casimiro en frases

Tres triunfos y una derrota: “Nadie daba un duro por nosotros y ahora estamos una victoria por encima del descenso, sabiendo que no hemos conseguido nada. Las sensaciones de estos cuatro partidos son buenas. Estoy muy contento”

Fuenlabrada-Sevilla: “No creo que sea una final, porque después de una final no hay más allá, y aquí sigue habiendo más allá. Yo más que de final lo catalogaría de partido de relevancia importante, pero nada más”

Kirk Penney: “Es un profesional increíble. Necesitó al principio un ritmo de competición que no tenía, el cual ya ha adquirido. Ahora está más en consonancia con lo que es él. Cada día estoy más contento con él, y él cada día está asumiendo más responsabilidad”

Influencia de Andy Panko: “Es el MVP y el máximo anotador de la Liga. La clave no está en pararle porque seguramente él haga un partido estelar. La clave estará en parar a los que menos aparecen en los ‘titulares”

Regreso al Fernando Martín: “Siempre es muy especial. Fuenlabrada es un sitio al que le tengo mucho cariño y donde siempre me he sentido muy querido, y por las circunstancias que han envuelto esta temporada, esta vez será mucho más especial todavía. Tengo que dejar al margen lo sentimental y lo emocional, y pensar en el trabajo que tengo con Sevilla, que es un gran reto, una posibilidad de futuro que se me ha abierto”

Salida de Fuenlabrada: “Sin ningún rencor y entendiendo que son circunstancias que pueden pasar en esta profesión. Nuestro mundo es el presente y es convivir con el resultado. Está claro que los resultados no fueron lo suficientemente buenos que queríamos todos. Son situaciones que se producen y que las acepto. No miro hacia atrás con ningún rencor”



Luis Casimiro, durante una rueda de prensa en el San Pablo (Foto: Baloncesto Sevilla)


  • Entrevista

¿Cómo te trata la vida por Sevilla?

Muy bien. La verdad es que estoy muy contento y con el equipo funcionando. Estoy muy feliz en Sevilla.

Tres victorias en tus primeros tres partidos, y aunque el domingo UCAM Murcia les cortó la racha, el equipo pasó de ser colista a estar fuera de los puestos de descenso. ¿Te esperabas empezar así de bien?

Nunca das por hecho que va a suceder todo lo bien que tú quieres o lo malo que te desean los demás. Siempre estás abierto a que puedan ir surgiendo cosas y a intentar hacerlo lo mejor posible. Creo que ha sido un muy buen arranque. Nadie daba un duro por nosotros y ahora estamos una victoria por encima del descenso, sabiendo que no hemos conseguido nada, pero el día que llegué hubiese firmado estas así luego de cuatro partidos.

Esa derrota dura en casa ante UCAM Murcia sí le da más valor a las tres victorias anteriores ante buenos equipos como Valencia, CAI y Bilbao, que no es sencillo ganar tres seguidos en la ACB.

Sí, además con el añadido de las dos prórrogas con Zaragoza, donde nosotros teníamos el partido en la mano pero concediendo opciones a que nos empatasen. La verdad es que fue duro lo del otro día porque el arranque fue muy malo, pero si analizamos los cuatro partidos, el equipo ha estado bien en muchas fases de los mismos, haciendo un buen trabajo defensivo y también adelante. Las sensaciones de estos cuatro partidos son buenas, y tenemos que tratar de retomar esa línea.

Esos tres triunfos en febrero, mes donde sólo hubo tres jornadas por la Copa, propiciaron que te otorgaran el premio al ‘Mejor entrenador del mes’ de la AEEB... te ríes, ¿le das relevancia a esto?

No, es anecdótico. Me río porque algunos amigos me decían ‘claro, eres el entrenador del mes, en el mes más corto’. Es anecdótico, pero sí que me alegro por las victorias del equipo. Yo no vine aquí para que me den halagos a nivel propio sino para que el equipo reaccionase, para sacarlo del descenso y hacer una buena segunda vuelta. Ese será mi mayor reconocimiento. Es anecdótico, gusta, pero nada más.

El sábado en el Fernando Martín, Fuenlabrada y Baloncesto Sevilla se juegan una final. ¿Crees en el destino?

Nada pasa por casualidad (ríe). Es una de las once o doce finales que nos quedan. Al ser un partido entre rivales directos, su valor es doble por aquello del basket-average. Tampoco creo que sea una final, porque después de una final no hay más allá, y aquí sigue habiendo más allá. Yo lo catalogaría de relevancia importante, pero nada más.

En la ida, en octubre, el Fuenla ganó en San Pablo (68-71), y la paradoja de que un triunfo que celebraste ahora te juega en contra para la salvación…

Sí, pero la vida de un entrenador es vivir el presente, y en ese momento el mío era Fuenlabrada y ahora es Sevilla. En la vida para nada hay que mirar para atrás, solamente para ver las experiencias que has adquirido. Mi presente ahora mismo es Sevilla, donde tengo que decir que el recibimiento ha sido increíble hacia mi persona. Estoy muy feliz en Sevilla.

¿Qué partido te esperas el sábado?

Difícil. Quiero que nosotros seamos los que hemos sido en los tres partidos anteriores a este último. El equipo ha demostrado que cuando nos encontramos bien y hacemos el trabajo necesario, le podemos ganar a cualquiera. Dentro de un partido que será difícil, en una cancha que aprieta mucho, tendremos que hacer nuestro trabajo. Ahora mismo es lo que tenemos que seguir manteniendo, que dependemos de nosotros mismos.

¿Puede ser una ventaja para ti conocer tanto a los jugadores del Fuenlabrada?

En la previa puede ser una ventaja a la hora de preparar el partido, pero luego los que interpretan en la pista son los jugadores. En ese sentido, siempre estamos en manos de los jugadores. Los entrenadores, por mucho scouting que hagamos, al final los que juegan son los chicos. En principio puede ser una ventaja, pero en definitiva es un partido más que habrá que ver por dónde se desenvuelve.

Kirk Penney es otro que regresará al Fernando Martín. En sus primeros dos partidos no tuvo puntería, tú lo defendiste públicamente por su calidad de tirador, y en los dos últimos partidos ya ha comenzado a embocarla ¿Cómo lo estás viendo?

Es un profesional increíble. Necesitó al principio un ritmo de competición que no tenía. Con los dos primeros partidos de ACB que jugamos, más los dos de Eurocup, ha ido adquiriendo ese ritmo de competición. Ahora está más en consonancia con lo que es él y con lo que ha sido su trayectoria como gran profesional. Cada día estoy más contento con él, y él cada día está asumiendo más responsabilidad, y yo entregándosela. Va a ser un jugador importante para este tramo final que tenemos de Liga. Estoy muy contento con él.


Luis Casimiro, en su presentación, junto al presidente Fernando Moral (Foto: Baloncesto Sevilla)

Desde la distancia, ¿qué cambios ves en el Fuenlabrada con Hugo López?

Creo que es un equipo que tiene jugadores muy peligrosos, importantes, de una gran capacidad anotadora y que tenemos que controlar.

Con el Estudiantes ya has vuelto varias veces como ‘visitante’ a Fuenlabrada, y es algo que por tu larga trayectoria te ha pasado en otros equipos, pero pasaron menos de dos meses desde tu salida del club. En lo personal, ¿cómo crees que va a ser tu regreso al Fernando Martín?

Dentro de que es un partido especial siempre para mí, porque Fuenlabrada es un sitio al que le tengo mucho cariño y donde siempre me he sentido muy querido, por las circunstancias que han envuelto esta temporada, es mucho más especial todavía. Lo que pasa es que tengo que dejar al margen lo sentimental y lo emocional, y pensar en el trabajo que tengo con Sevilla, que es muy bonito, que es muy importante para mí, un gran reto, una posibilidad de futuro que se me ha abierto aquí. Entonces tengo que estar muy centrado y muy metido en el partido, por lo que no me puedo permitir que esos temas sentimentales o emocionales me saquen un segundo de lo que quiero, que es estar ayudando a mi equipo.

Y la afición del Fuenlabrada volverá a llenar el pabellón…

Totalmente. Siempre lo he dicho, que es una afición muy fiel, que ayuda siempre, que está en los momentos difíciles y que seguro que darán una gran respuesta para su equipo. Ganar en un ambiente como ese es mucho más gratificante. A los jugadores les gusta cuando hay un ambiente donde hay una gran emotividad, donde hay una gran atmósfera. Esperamos poder hacer nuestro trabajo con ese escenario.

¿Parando a Panko tienen gran parte del trabajo hecho?

No. Panko es difícil de parar. Panko es el MVP y el máximo anotador de la Liga, y lo es casi en todos los partidos. Tiene calidad suficiente y recursos tácticos para hacerlo. Entonces, la clave no está ahí porque seguramente él haga un partido estelar. La clave estará en parar a los que menos aparecen en los ‘titulares’. Ese será nuestro trabajo.

Con la perspectiva del tiempo, ¿cómo recuerdas tu salida del club?

Sin ningún rencor y entendiendo que son circunstancias que pueden pasar en esta profesión y en este deporte. Sin ningún rencor.

¿Y qué crees que le faltó al equipo para que los resultados acompañaran?

No sirve de mucho. Pasaron muchas cosas… no sirve porque nuestro día y nuestro mundo es el presente y es convivir con el resultado. Está claro que los resultados no fueron lo suficientemente buenos que queríamos todos. Nada reprochable a nadie, y evidentemente, son situaciones que se producen en nuestro mundo y que las acepto. No miro hacia atrás con ningún rencor.

Por último, quedan doce jornadas, casi un tercio de la Liga. Gipuzkoa, 7 victorias; Andorra y Sevilla, 6; Fuenlabrada y Manresa, 5. ¿Quiénes crees que van a lograr la permanencia?

Son los llamados a estar ahí. A mí me gustaría que se salvara Sevilla, evidentemente, y luego clubes donde he estado, Manresa y Fuenlabrada. Hablando desde el corazón, que Sevilla y Fuenlabrada se salven. Lo más importante es que el Sevilla se salve, y lo demás será trabajo propio de cada uno.

Luis Casimiro, en un tiempo muerto durante su debut con el Sevilla, ante el Valencia, el 1 de febrero pasado (Foto: ACB Photo / Berni Pérez)

Enlaces 


No hay comentarios: