29 mar. 2015

Derrota clandestina

Andorra 91 - Fuenlabrada 85. Nueva 'final' perdida por un Montakit que sigue hundiéndose en el fondo de la tabla. Luka Bogdanovic, 19 puntos, figura en el MoraBanc. Joan Peñarroya: "Sabíamos que nos jugábamos mucho"Hugo López: "Hemos tenido un buen inicio, pero luego no hemos estado a la altura. Hemos tenido corazón y opciones de remontada". 



Partido crucial para el Fuenlabrada, que era último de la clasificación antes de empezar la jornada. Partido fuera de las fronteras de España. Partido sin televisión, sin Orange Arena. Partido sin Onda Fuenlabrada (y el dolor de profesionales que siguen al equipo desde sus albores y que, lo peor, no pueden ser ‘los ojos’ de los aficionados ausentes). Partido sin emisora alternativa en castellano. Partido para escuchar sólo por radios andorranas en catalán vía internet. Partido para leer en la jornada virtual de ACB.com. Partido para darle y darle sin parar al F5 del teclado. Partido para comentar en Twitter, lugar de encuentro entre los sufridos hinchas fuenlabreños. Y partido que, sin verlo, muchos ya habían visto, porque el Montakit sacó una renta de diez puntos en el primer cuarto, ventaja que se esfumó en un pispás, y el rival que se escapa, y el Fuenla que no se rinde y vuelve a la carga, lucha, compite y… y pierde. Sí, el guión que parece no salir nunca del bucle del ‘casi, casi, por poquito’. Otra vez sopa. Y el partido más importante en años, terminó siendo un partido fantasma, una derrota clandestina. Como si fuera una metáfora de la temporada, en la que muchos hinchas se tienen que conformar con sufrir otra caída sin ni siquiera poder verla.

Y mientras el Andorra encadenaba su tercera victoria seguida, por la tarde Manresa también celebraba su triunfo… Pero entre tanto bajón (y rescatando siempre a los jugadores que siguen dando la cara, que siguen creyendo y que siguen dándole para adelante), el partido disputado en la morada del añorado Franki Solana (a pocos metros de la casa de Quino Colom) sirvió para demostrar una vez más la fidelidad de unos ‘locos’ para los que no hay distancia que pueda con ellos, porque sí, en el partido más importante del Fuenlabrada en años (y lo repito porque parece que para algunos solo se trataba de 'un partidito más'), numerosos aficionados viajaron al Principado para ‘hacerles el aguante’ a los suyos. Y tampoco podemos olvidarnos de los que el viernes sacaron tiempo para juntarse e irse a cantar y meterle energía al entrenamiento del Fernando Martín.

Por ellos, que lo dan todo a cambio de nada, y por esos jugadores que siguen honrando la camiseta, es que no hay que perder la fe. No ya en la permanencia, sino la fe en el sentimiento fuenlabreño. Porque ante Unicaja se podrá ganar o perder, y lo mismo en los siguientes encuentros, pero ver las fotos de los peñistas en Andorra corrobora la única certeza que tenemos a estas alturas de la temporada: los de afuera, los que no juegan, siguen ahí, firmes, contra viento y marea. Y mientras ellos estén ahí, el sentimiento por el Fuenlabrada seguirá latiendo. 

El sábado, nueva cita para animar al equipo. Y si el destino se obceca en que esta no es nuestra temporada, pues al menos tener la tranquilidad de ser testigos directos de un equipo que va a estar hasta el último segundo respaldado por los suyos. Todos juntos, para pasar los buenos y los malos momentos. Como debe ser. Como en las mejores familias. Unidos hasta el final.

Luka Bogdanovic, 19 puntos, ante Daniel Clark (Foto: ACB Photo / Albert Martín)

Del partido, leído y escuchado, poco más que decir. El Montakit empezó firme atrás y con un acertadísimo tiro exterior. Un triple de Steve Burtt rozando el cierre del primer cuarto daba una buena renta al Fuenla (20-30, +10), momentos donde Andy Panko y Branko Cvetkovic concentraban la anotación visitante. No obstante, el MoraBanc Andorra ajustó su defensa en el segundo capítulo, y de la mano de Thomas Schreiner comenzó a soltarse, emergiendo después Luka Bogdanovic para revertir el resultado e irse arriba al descanso (48-40).

El Montakit volvió a remar y con Panko asumiendo galones volvió a ponerse arriba (57-59), pero nuevo arreón pirenaico (66-60), jaleado por un público sabedor de lo que estaba en juego. Un triple de Panko a falta de un minuto aún daba vida a los de Hugo López (83-80), pero de inmediato Bogdanovic contestó con la misma moneda (86-80) y adiós con derrota en la primera visita oficial a Andorra. 


Andy Panko, 26 de valoración, ante Green (Foto: ACB Photo / Albert Martín)


 Apuntes

Andy Panko, 23 puntos y 26 de valoración en 35 minutos. Deji Akindele, 13+8 y 23 de valoración en 23 minutos.

Luka Bogdanovic, 19 puntos y 26 de valoración. Por su parte, Thomas Schreiner, 13 puntos, 16 de valoración y +20 en el balance +/-.
        
Alrededor de cien aficionados del Fuenlabrada respaldaron al equipo en Andorra, mayoritariamente de las peñas El Naranjo y Fuenlabasket.

La primera visita oficial del Fuenlabrada a Andorra se saldó con derrota.

Andorra ganó sus últimos tres compromisos, ante Tenerife, en Badalona, y hoy al Fuenlabrada.

Colista y con ocho jornadas por disputarse (cinco en el Fernando Martín), el próximo sábado el Fuenla recibirá al líder, al Unicaja.

Stojanovsjki, 12 puntos (Foto: ACB Photo / Albert Martín)

 Ficha técnica

MoraBanc Andorra 91 (22+26+22+21): David Navarro (1), Vojdan Stojanovski (12), Betinho Gomes (9), Luka Bogdanovic (19) y Nathan Jawai (6) -quinteto inicial-. También jugaron: Víctor Sada (12), Thomas Schreiner (13), Shaun Green (5) y Georgios Bogris (14). Entrenador: Joan Peñarroya. No utilizados: Filip Knezevic, Jordi Trías y Marc Blanch.

Montakit Fuenlabrada 85 (30+15+19+21): Josh Mayo (0), Branko Cvetkovic (15), Andy Panko (23), Daniel Clark (7) y Moussa Diagne (2) -quinteto inicial-. También jugaron: Dani Pérez (3), Alberto Díaz (3), Andrés Miso (3), Javi Vega (3), Jeleel Akindele (13) y Steve Burtt (13). Entrenador: Hugo López. No utilizado: Rolands Smits.


Árbitros: Juan Carlos García González, Luis Miguel Castillo y Antonio Sacristán. Eliminados por faltas personales: Shaun Green y Nathan Jawai.

Incidencias: Poliesportiu d'Andorra. 4.274 espectadores.

Aficionados del Fuenlabrada presentes en Andorra (Foto: Twiiter MoraBanc Andorra)






Joan Peñarroya, entrenador del MoraBanc Andorra

Valoración del partido
“Sabíamos que era un partido importante y que nos jugábamos mucho. Sabíamos que nos tocaría sufrir. Nuestra puesta en escena no fue buena, pero el equipo no se descompuso y continuó trabajando. El partido se nos hizo un poco largo, pero logramos una victoria súper-importante”.

Joan Peñarroya, entrenador del MoraBanc Andorra (Foto: ACB Photo / Albert Martín)



Hugo López, entrenador del Fuenlabrada

Valoración del partido
“Ha sido un partido con mucha tensión. Hemos tenido un buen inicio, pero luego no hemos estado a la altura del partido con nuestra defensa. Hemos tenido corazón y hemos tenido opciones de remontada”.


El banquillo fuenlabreño, con Hugo López a la cabeza (Foto: ACB Photo / Albert Martín)





  • Fotos

A Josh Mayo se le sigue esperando (Foto: ACB Photo / Albert Martín)

Aro pasado de Branko Cvetkovic, 15 puntos (Foto: ACB Photo / Albert Martín)

Dani Pérez volvió a jugar en su regreso a Andorra (Foto: ACB Photo / Albert Martín)




  • Cronicas de los diarios As y Marca




  • Resumen de ACB.com y rueda de prensa de Peñarroya (Andorra)




3 comentarios:

Paco Barroso dijo...

Felicidades Eze por saber expresar y describir ese sentimiento que muchos llevamos dentro con el Fuenla. Comparto cada una de tus palabras, y como bien dices, toca estar unidos hasta el final.

Carlos Sacristán dijo...

No hay final, lo que debemos hacer es asumir y preparar lo mejor posible el retorno o continuidad según ocurra con los de abajo, este está claro que no es nuestro año, debemos identificar el problema y solucionarlo para el futuro, para no cometer los errores y volver a la esencia "Fuenla".

José Luis Bustos dijo...

Es verdad que el reto es más que complicado, pero hay mucha gente que se esfuerza en pagar sus abonos (no es fácil en los tiempos que corren) y que luego en los partidos no paran de apoyar al equipo como siempre se ha hecho, pero lo que de verdad molesta a la afición es la falta de actitud de los jugadores (rasgo que se ha caracterizado sobre todo jugando en nuestro pabellón, hasta tal magnitud de ganar a los equipos más punteros). Esa es nuestra verdadera seña de identidad, todo el que pisara nuestro parquet tendría que sudar tinta para ganar. Nunca nos ha importado ganar, pero si nos importa que los jugadores se dejen la piel en la cancha. Me acuerdo de la Copa del rey en Barna cuando perdimos contra el Madrid y toda la afición nos quedamos para agradecer a los jugadores el esfuerzo realizado sin importar el resultado (tuvimos casi que luchar con los de seguridad que no paraban de decir vamos a cerrar os tenéis que ir). No me gustaría ver al equipo en LEB, pero si eso conlleva recuperar nuestros valores no me importaría para nada, creo que ya volvió a pasar la otra vez que descendimos.