9 ene. 2015

El Fuenla apuesta por Hugo López, mientras Armando Gómez espera su oportunidad

Apuntes sobre los movimientos en el cuerpo técnico del Fuenlabrada. El club ficha a Hugo López, que debutará como primer entrenador en la ACB, tras el cese de Luis Casimiro. Sergio Jiménez, hasta ahora segundo técnico, dimite, manteniéndose Fran Hernández como ayudante, más Armando Gómez, que también continuará al frente del equipo filial, el Getafe.


El ambiente del Baloncesto Fuenlabrada se encuentra revuelto por cuarta temporada consecutiva, es decir, desde la marcha de Salva Maldonado. El pasado martes, la directiva destituyó a Luis Casimiro por los malos resultados, anunciándose ayer jueves la contratación de Hugo López como primer entrenador. La medida, valiente por el riesgo asumido, ha disparado el debate entre los aficionados fuenlabreños. Asimismo, ayer también el club también comunicó la dimisión de Sergio Jiménez, técnico ayudante de Luis Casimiro y que llevaba toda una vida entrenando y formando jugadores en el Baloncesto Fuenlabrada. De acuerdo al sitio web oficial del club, Fran Hernández se mantiene como entrenador ayudante, mientras que no se anuncia nada sobre Armando Gómez, coach del Getafe, equipo filial, y que en las imágenes ofrecidas por el Montakit del primer entrenamiento del Montakit aparece trabajando junto a Hugo y Fran.

  • Hugo López se estrena como primer entrenador ACB

Nacido en Valladolid hace 39 años, el flamante técnico del Fuenlabrada debutará este domingo, ante el CB Canarias, como primer entrenador en la Liga Endesa. Iniciado en la cantera del Fórum Valladolid y formado en Estados Unidos, estuvo siete años como segundo técnico en Los Barrios, en LEB. Luego, las últimas cinco temporadas, fue ayudante de Pablo Laso, las dos primeras en el Gipuzkoa Basket y las tres posteriores en el Real Madrid. Alejado del conjunto blanco, del que es hincha, en septiembre pasado asumió como coach de los Malabo Kings de Guinea Ecuatorial. En San Sebastián, López, además de coincidir con Andy Panko, labró un fuerte vínculo con Jimmy Baron, uno de los fichajes estrella del Fuenlabrada el pasado verano y que aún no ha terminado de remontar vuelo.


Hugo López, durante su presentación en el Fernando Martín (Foto: Montakit Fuenlabrada)


  • Diferente estrategia: de tres veteranos a un debutante

Las tres destituciones anteriores de la actual directiva, Luis Guil (temporada 2009/10), Porfi Fisac (2012/13) y Chus Mateo (2013/2014), tuvieron un denominador común: el reemplazante era un entrenador con una larga trayectoria en la ACB, como Salva Maldonado, Trifón Poch o Luis Casimiro, actualmente con más de 450 partidos en la Liga Endesa cada uno. Los tres, en su momento, lograron con creces el objetivo de la permanencia, demostrando el acierto en la decisión dirigencial.

Sin embargo, el Fuenlabrada ahora cambia de estrategia en la cuarta destitución y apuesta por un debutante. Asimismo, Luis Casimiro, conseguida la salvación en mayo pasado valoraba como uno de los principales obstáculos superados el hecho de haber tenido que coger un equipo a mitad de campaña sin haber efectuado la pretemporada. Lo mismo comentó en su momento Trifón Poch, claro que tampoco es garantía de nada el haber empezado en septiembre, sino no hubiesen existido los ceses en medio de la temporada. Aun así, ahora ya no hay margen de error para probaturas y al equipo comandado por Hugo López se le exigirá resultados inmediatos.

  • Siempre hay una primera vez

Ahora bien, siempre hay una primera vez. Todo entrenador consagrado alguna vez no tuvo experiencia, y necesitó de alguien que confíe en él y le diese la oportunidad. Ahí entra el juego el ojo de los profesionales que realmente saben de baloncesto, gestores son capaces de vislumbrar potenciales que a otros se les escapan. Una vez llegados los éxitos, es fácil (y nada meritorio) reconocer a los buenos. Por lo tanto, Hugo López parte con todo el crédito disponible y la afición, más allá de las opiniones o discusiones, debería apoyar incondicionalmente al nuevo entrenador, y al equipo, por supuesto, que de está situación no se sale con salvadores individuales sino con la fuerza de un equipo unido.

  • Resultados tras una destitución

Suele decirse, tirando de tópicos, que los cambios de entrenador, siempre un fracaso colectivo, suelen hacer despertar a las plantillas, cuyos miembros empiezan de cero, quieren ganarse los minutos desde el vamos y ya no cuentan con el paraguas de un cese de técnico. Lógicamente, el recurso de fulminar al máximo responsable del banquillo surte efecto una vez, la primera. Desde ahora hasta el final, que cada palo aguante su vela.

Echando la vista atrás, tras la destitución de Luis Guil, en diciembre de 2009, asumió Chus Mateo, que debutó con un triunfazo en Gran Canaria y con un ‘llamativo’ cambio de actitud de los jugadores (aquella la última victoria en las Islas, luego todas derrotas). Chus Mateo, en su transición antes de entregarle el  testigo a Salva Maldonado, lograría dos victorias en cuatro partidos, cortando la sangría de siete caídas consecutivas.

En el caso de Porfi Fisac, fue fulminado luego de una abultada caída en el Centro Insular de Deportes grancario. Su sustituto fue Trifón Poch, que perdió en sus dos primeros compromisos, ambos en el Fernando Martín, ante Barcelona y Bilbao. La primera alegría llegaría en Valladolid.

El tercer coach cesado fue Chus Mateo, removido del cargo después de caer con el CAI Zaragoza en casa, propiciando el regreso de Luis Casimiro. El técnico manchego que debutó con derrota en Manresa que, en su estreno en casa, festejó ante el CB Canarias, curiosamente, rival ante el que también debutará Hugo López, reemplazante de Casimiro.


Captura de la web oficial, con Fran Hernández como único técnico ayudante


  • Presentación en solitario y rotaciones

Este mediodía tuvo lugar la presentación de Hugo López. En la sala de prensa del Fernando Martín, el entrenador pucelano trazó sus primeras pinceladas del trabajo que quiere realizar en Fuenlabrada. “Voy a alargar la rotación para llegar frescos a los minutos finales”, fue uno de los titulares que ofreció Hugo López al ser consultado por el rendimiento decreciente del equipo en algunos partidos recientes. A finales de octubre, cuando Andy Panko y Jimmy Baron promediaban 36 minutos en pista cada uno, le preguntamos a Luis Casimiro por si este sistema de rotación era el más conveniente para el equipo. “No es algo preconcebido, es producto de las dificultades que ahora tenemos en esos puestos. La idea es que Panko y Baron jueguen lo que tengan que jugar, y no que por filosofía jueguen 35 minutos”. Si bien Baron fue perdiendo peso en el equipo, Panko, jugador franquicia del Fuenlabrada, sigue siendo a día de hoy el jugador que más juega de toda la Liga Endesa con más de 34 minutos de media. Y es que hay tantos factores que influyen en el baloncesto que es muy difícil precisar qué cantidad de tiempo debería tener cada jugador, en qué momentos y en qué situaciones. Por ejemplo, si el rendimiento de un sustituto que entra para dar descanso al teórico titular no es satisfactorio, lo normal es que el entrenador termine confiando por el que le da mayores prestaciones, a costa de un mayor desgaste físico. Decisiones que retratan el arte de saber sacar el mayor rendimiento a una plantilla.

Respecto a la presentación, Hugo López lo hizo secundado por Jorge Sanz, director de comunicación del club. Personalmente creo que la presencia del presidente, José Quintana, sentado a su lado, o del director deportivo, Ferran López, que sí estuvo en la parte trasera de la sala de prensa, simbólicamente hubiese significado un respaldo mayor al novel técnico, una forma de transmitir un mensaje del tipo ‘en este barco estamos todos juntos y unidos’, además de tener la directiva la posibilidad de dirigirse al aficionado y aclarar numerosas cuestiones. Seguramente, en breve alguno de ellos comparecerá en algún medio oficial.

En cualquier caso, lo realmente importante es lo que ocurra de puertas adentro y no de cara a la galería, que Hugo López, junto al cuerpo técnico y el plantel, puedan trabajar tranquilos para poder preparar los partidos de la mejor forma posible.

Lógicamente, para Hugo López será fundamental ganar rápido, siendo claves los dos primeros partidos en casa (CB Canarias y Bilbao, en el medio, Valencia de visitante), ya que de conseguirlo generaría una plataforma ideal desde donde comenzar a construir su proyecto.


Presentación de Hugo López (Vídeo: Alba Pacheco / EnCancha)


  • Marcha de Sergio Jiménez

La agitada semana en el Fernando Martín deparó, además del despido de Luis Casimiro, la dimisión de Sergio Jiménez, un entrenador de 34 años que lleva en el club toda una vida, siendo entrenador del Illescas en 2009, equipo vinculado donde se formaron, entre otros, Gustavo Ayón, Bismack Biyombo, Álvaro Muñoz o Adrián Laso. Allí también fue fundamental el trabajo de Javi Rubio, actual preparador físico del Montakit. Posteriormente, Jiménez ya sumaba cuatro temporadas siendo segundo entrenador, tanto con Fisac, Poch, Mateo y Casimiro. Esto es, un hombre de club que, por más que pasaran los primeros entrenadores, se mantenía en el Fuenlabrada.

“Ha comunicado al club su decisión de no continuar en el cuerpo técnico del Montakit Fuenlabrada”, rezaba el anuncio oficial, del cual se infiere, y puedo equivocarme, que la confianza depositada en Hugo López fue el detonante de la decisión de Sergio Jiménez. Más allá de las cuestiones personales, es preferible la honestidad de dar un paso al costado a tiempo a quedarse atornillado a un puesto, cobrando un salario, sin las energías para entregarse a fondo en una causa que requiere el máximo compromiso de todos sus integrantes.

  • Armando Gómez, el candidato de muchos

Fuenlabrada presume de ser un club de cantera, cuyo principal objetivo, repetido como un bucle, es la de formar jugadores para el primer equipo. En teoría, cuando en la primera plantilla se produce un hueco, se suele tirar de la canterano, donde se van forjando valores del futuro, quienes se comerían el mundo ante la primera oportunidad. Además de Javi Vega, capitán y que debutó en la ACB en marzo de 2006, hace casi nueve años, el único jugador de la cantera ‘reciente’ con minutos de calidad en el Montakit es Moussa Diagne, con Rolands Smits creciendo poco a poco.

Por su parte, el entrenador del Viten Getafe, equipo filial, es Armando Gómez, que trabaja en el club desde 2008. Pese a su juventud, 30 años, el técnico madrileño ha demostrado estar suficientemente preparado para el cargo, donde ha ido cumpliendo etapas y objetivos, desde empezar por la cantera, ser ayudante de Luis Guil, Chus Mateo y Salva Maldonado, dirigir a los vinculados, (Getafe Beta y Óbila), y proclamarse campeón de la Adecco Plata con el Fundación Baloncesto Fuenlabrada (ascenso frustrado por motivos económicos). Ahora, comanda al Viten Getafe, que en una temporada de transición continúa realizando una buena campaña.

En marzo pasado, en ocasión del cese de Chus Mateo, uno aventuraba que podía haber una opción para Armando. Pero el Fundación BF, entrando en la última recta de la temporada en LEB Plata, y cuando apareció el nombre de Luis Casimiro, casi hubo unanimidad en el atinado (y oportuno) regreso del manchego.

Ahora, que se sabe que por más que el Getafe sea campeón no ascenderá a LEB Oro, la función de Armando Gómez en el club es meramente formativa, creo que era el momento de, más allá de lo arriesgado, confiarle las riendas del primer equipo, sobre todo si la opción corporativa no es contratar a un técnico contrastado en la ACB sino en un debutante. Armando ha demostrado que tiene capacidad y liderazgo, además de ya poseer suficiente experiencia y llevar casi siete años en el Fuenlabrada. En ‘un club de cantera’, conoce como pocos a Diagne y Smits, además de los Mbansogo, Moungoro, Víctor Moreno y compañía, como Chema González, cedido en el Cocinas.com.

Por otro lado, algunos aficionados fuenlabreños consideran que ‘sería un marrón’ quemar ahora a Armando Gómez, con poco para ganar y mucho para perder, aunque creo que el contexto actual requería darle una oportunidad ahora mismo. ¿Qué sentido tiene reservarse hombres en la cantera cuando el primer equipo tiene problemas? No creo que una inicial racha negativa de resultados afecte el crédito con la gente, que en mi opinión, y en la de muchos, respaldaría al entrenador más allá de victorias o derrotas. Pero una vez más, la directiva ya demostró en tres oportunidades que ha acertado con los sustitutos de Guil, Fisac y Mateo, por lo que nada que objetar. Por lo pronto, Armando Gómez seguirá adquiriendo experiencia en el Getafe, formando, formándose, y aguardando una futura oportunidad.

El domingo hay partido. Se acaban las palabras. Muchos éxitos para Hugo López, que serán los éxitos del Fuenlabrada.


Hugo López (izq), junto a Armando Gómez y Fran Hernández (Imagen: captura vídeo Montakit Fuenlabrada)


No hay comentarios: