30 dic. 2014

Y se atragantaron las uvas también...

Fuenlabrada 65 - Gipuzkoa 76. Dolorosa derrota del Montakit, que cierra el 2014 cayendo a puestos de descenso. Admirable encuentro del GBC. Jaume Ponsarnau"En este equipo hay mucha alma, mucho corazón. Sin esto, no tendríamos opciones"Luis Casimiro"Ellos han llevado el ritmo en todo momento. Perdimos el rebote por no tener intensidad defensiva".



Si el Gipuzkoa Basket consigue la permanencia esta temporada, cuando en San Sebastián repasen la campaña seguramente muchos dirán frases del tipo ‘el triunfo en Fuenlabrada fue decisivo’. Y es que lo valioso de la victoria del equipo de Jaume Ponsarnau (especialista en ganarle al Fuenla) radica en que se llevaron por delante a un rival directo y en su propia casa (la de hoy es la primera victoria lejos de Illunbe), en que exhibieron una defensa a prueba de balas en un pabellón caliente y, también reseñable, en que salieron airosos de cuanta adversidad les planteó el partido, como las dos técnicas a Taquan Dean (su mejor hombre hasta que fue descalificado en el minuto 19) o las dos antideportivas en contra, o como pararon en seco los múltiples atisbos de reacción naranja. Todo con un plantel limitado (en la extensión, en lo económico y por las lesiones), pero que se dejó la piel para llevarse un triunfo que, visto desde la vereda de enfrente, podríamos decir que la consiguieron “a lo Fuenla”, con garra, entereza, defensa solidaria y tal. Duele, pero es así de duro. Como ejemplo numérico, 50 rebotes donostiarras por 36 del Montakit, que a su vez contaba con gente más alta. Sí, estamos en la jornada 14 y queda un mundo por delante, pero hay partidos que marcan, a los ganadores y a los perdedores.

En lo que nos concierne, el Fuenlabrada, más allá de haberse atragantado con el turrón en Gran Canaria y hoy con las uvas, deberá digerir rápidamente esa semana negra, dar carpetazo al 2014 y enfocarse con todas sus energíaa en Badalona. Los de Luis Casimiro ya han demostrado que tienen la capacidad de ganar en una pista tan difícil este año como la de la Penya, pero también saben que no alcanzará con 35 minutos buenos, y que, además de mejorar colectivamente, deberán volver a dar lo máximo a nivel de concentración y de intensidad. A estas alturas del partido, justificar una derrota porque tal jugador no aportó lo que se esperaba, hablaría muy mal de todo el equipo. Tampoco es tiempo de despotricar ni de lamentarse. Toca hacer lo que hoy hizo el GBC, que tiene un potencial similar al Fuenla.

Will Hanley, 13 puntos y 19 de vaioración (Foto: Fran Martínez / ACB Photo)

Respecto al choque, el cuadro donostiarra sacó la primera ventaja tras un parcial de 0-9 (7-17, minuto 5), lo que forzó al primer tiempo muerto de Luis Casimiro. Reanudado el juego, el parcial se devolvió (16-17), ajustándose el tanteador al cierre del primer cuarto (19-20).

Taquan Dean, muy activo desde el comienzo, seguía anotando en el segundo cuarto, aunque Andy Panko no le perdía pisada (22-23). Desde allí, paulatinamente, el Gipuzkoa fue estirando diferencias gracias a su inspiradísimo tiro exterior, que rompía la zona una y otra vez. Luego de los triples de Jared Jordan, Josep Frach y Goran Huskic, el encuentro se puso 28-39. Entre medias, técnica a Dean por protestar tras un forcejeo con Panko, y antideportiva a Huskic por una falta a Akindele (Debe ser hoy el día que a Hierrezuelo más piropos le han dedicado en el Fernando Martín).


David Doblas, siempre al límite, ante Burtt (Foto: Alba Pacheco / EnCancha)

En el minuto 18, y con 33-41 en el tanteador, Jimmy Baron anotó un triple. Se trataba del cuarto jugador local que metía puntos. Hasta entonces, todo estaba concentrado ene Panko (12), Steve Burtt (10) y Jeleel Akindele (9). Instantes después, y tras ser advertido de flopping, Taquan Dean aterrizó en la pista luego de un roce con Baron, y segunda técnica al ‘00’ visitante, que se tuvo que ir al vestuario descalificado (si siempre se aplicara el mismo criterio arbitral, a más de una ‘estrellita’ de equipo grande se le acabaría el cuento). Hasta ahí, con 15 puntos, Dean era el máximo anotador del partido. Parecía que el Fuenla podía aprovechar su ausencia, pero un 0-5 selló el marcador al descanso 39-48.

Una falta tras coger un rebote defensivo de David Doblas sobre Andrés Rodríguez, que se retiró momentáneamente con sangre en la nariz, terminó de caldear los ánimos en las filas vascas. Ponsarnau, que es un entrenador comedido y acostumbrado a dirigir equipos con poco peso en el estamento arbitral, se acercó a Hierrezuelo, que pasaba por la banda de su banquillo, para implorar piedad por las impetuosas reacciones de algunos de sus dirigidos (incluso Taquan Dean, en el descanso, pidió disculpas en su cuenta de Twitter, detalles de los tiempos modernos…). Al técnico catalán no le quedó más remedio que hacer debutar a Rafa Huertas, alero andaluz procedente del Palencia, de LEB Oro, fichado el día anterior y que no aún se había entrenado aún con sus nuevos compañeros.


Andy Panko, como en Gran Canaria, de más a menos. 39:58 en pista (Foto: Fran Martínez / ACB Photo)

Cuando Panko colocó el 44-48 parecía que, ahora sí, llegaba el esperado golpe sobre la mesa del Montakit. Agua. Cesta de Dani Díez (partidazo del joven alero, con 13 rebotes) y triples de Ioann Iarochevitch (una delicia para los narradores radiofónicos) y Jordan (46-56). A remar de nuevo.

Alberto Díaz no tenía su noche, y el GBC flotaba arriba con su acierto de tres (con mejor porcentaje que de dos). El partido era raro, la verdad, porque por instantes parecía que los naranjas podían remontar, y en otros que nada, que la noche era de terror, y eso más allá del descontrolado nervio de David Doblas, que es de la escuela de Salva Guardia, es decir, si está en tu equipo, lo adoras; pero si está en el rival, pues esas ‘cositas’ que se escucharon en el pabellón.

Un mate de Iarochevitch finiquitó el tercer cuarto (50-62), apareciendo los pitos en el Fernando Martín, otra vez abarrotado de público. Ya en los diez minutos finales, Javi Vega peleó un par de pelotas e hizo que afloraran algunos aplausos en la grada. A los guipuzcoanos les costaba anotar y el Fuenla soñaba con arrimarse (54-62), pero los rebotes seguían siendo de los visitantes, que ya parecían gigantes antes hobbits. Luego,  David Doblas metía un tiro libre para decretar la máxima ventaja, +13 (54-67).


Josep Franch, con gafas, ante Burtt (Foto: Fran Martínez / ACB Photo)

Luis Casimiro agitaba el equipo y probaba con Burtt de base y Baron de escolta, pero el ritmo seguía siendo del rival, que controlaba el rebote y comenzaba a creerse la victoria. Entonces, desde el sector de la peña Fuenlabrada Blues surgieron gritos de “Miso, Miso”, que aún no había entrado en pista (como en el último partido en casa, ante Manresa). Cuestión que el escolta mostoleño ingresó faltando 2’40’’ con el resultado de 61-70, y tampoco pudo torcer la historia de un partido que ya estaba por el tobogán donostiarra.

Hasta el final hubo tiempo para otra antideportiva, pitada a Jared Jordan por cortar un contragolpe, y para que Josep Franch y Will Hanley siguieran divirtiéndose con buenas canastas (65-76). La afición fuenlabreña se fue a casa preocupada, añorando que el mal fin de año 2014 pueda enmendarse con un gran comienzo de 2015, y eso pasa por ganar al Joventut de Salva Maldonado (10-4, ya clasificado para la Copa). El Fuenla ganó en sus últimas tres visitas a Badalona. Que haya una cuarta. Y que si no se puede, que el rival también juega, que se pierda, pero dándolo todo.

Jared Jordan celebra una canasta del GBC (Foto: Teresa Novillo / Fotos-Baloncesto)

  • Apuntes

Andy Panko, 18 puntos y 19 de valoración en 39:58. Es decir, descansó sólo dos segundos tras un tiempo muerto del tercer cuarto. Desgastado, y bien defendido, en el último cuarto no consiguió anotar.

Steve Burtt, 21 puntos, su tope en su cuarto partido con el Montakit.

Will Hanley, 13+8 y 19 de valoración. Dani Díez, 9+13 y 13 de valoración.

En rebotes, 34-50 para el Gipuzkoa.

El cuadro donostiarra tuvo mejor acierto de tres (12/27, 44%) que de dos (16/39, 41%).

Primer triunfo como visitante del GBC esta temporada.

Por segundo partido consecutivo, la pareja de bases del Fuenlabrada acaba sin anotar.

El Fuenlabrada cierra el 2014 en puestos de descenso, con el mismo balance que el Sevilla (3-11) y a un triunfo de Estudiantes (que tiene un partido menos) y Andorra.


Javi Vega fue el único del FUenlabrada con el balance +/- positivo: +2 (Foto: Fran Martínez / ACB Photo)



 Ficha técnica

Montakit Fuenlabrada 65 (19+20+11+15): Andrés Rodríguez (0), Jimmy Baron (9), Andy Panko (18), Daniel Clark (6) y Deji Akindele (9) –quinteto inicial-; Alberto Díaz (0), Steve Burtt (21), Andrés Miso (0), Javi Vega (0) y Moussa Diagne (2). Entrenador: Luis Casimiro. No utilizados: Boubacar Moungoro y Rolands Smits.

Gipuzkoa Basket 76 (20+28+14+14): Jared Jordan (6), Taquan Dean (15), Dani Díez (9), Will Hanley (13) y David Doblas (7) -quinteto inicial-; Josep Franch (9), Ioann Iarochevitch (8), Rafa Huertas (0), Julen Olaizola (0) y Goran Huskic (9). Entrenador: Jaume Ponsarnau.


Árbitros: Daniel Hierrezuelo Navas (c. andaluz), Luis Miguel Castillo Larroca (c. murciano) y Antonio Sacristán Barazón (c. vasco). Eliminado por faltas personales: Taquan Dean (dos faltas técnicas, min. 19).

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 14 de la Liga Endesa. Pabellón Fernando Martín (5.583 espectadores).

Steve Burtt, 21 puntos, lo intenta ante Will Hanley (Foto: Fran Martínez / ACB Photo)


 • Sala de prensa

Jaume Ponsarnau, entrenador del Gipuzkoa Basket

Valoración del partido
"Hemos empezado el partido con ritmo, corriendo mucho cuando podíamos correr, y gestionando bien los ataques. Cierto es que también empezamos con jugadores inspirados como Taquan (Dean). Claramente teníamos la iniciativa. Ellos se nos acercaban en el momento en que cometíamos un par de errores. Ahí han sido momentos en que como equipos estábamos desdibujados. Nuestros errores eran aprovechados por el Fuenlabrada con la calidad que tiene. Ahí ha habido un error de Taquan, reconocido por él, por el exceso de adrenalina. A veces jugar con tanto ímpetu, con tanto corazón, como hace este equipo, te lleva a cometer esos errores. En esa primera parte también hay una falta antideportiva de Goran (Huskic), lo de Taquan cuando ya le habían avisado. Esas ganas que te llevan a perder el sentido común. Eso nos ha puesto en una situación muy delicada de cara a la segunda parte, pero todo este corazón lo hemos podido combinar en el segundo tiempo con un poco de equilibrio mental. Era clave seguir con nuestro nivel defensivo, y en la segunda parte el nivel defensivo ha sido súper sólido. El rebote lo hemos controlado, no les hemos dado segundas opciones. En este equipo hay mucha alma, mucho corazón. Sin esto, no tendríamos opciones. Y en la segunda parte lo hemos combinado todo, y por eso hemos podido ganar”.

Defensa de Dani Díez a Andy Panko
“Era importante darle a Dany y a Will Hanley ese trabajo, que los dos se fuesen desgastando en ese trabajo. Dani ha sabido aprender durante el partido. Es un jugador joven con mucho futuro.

Debut de Rafa Huertas
“Estamos en una situación delicada en cuanto a efectivos, y necesitábamos sumar a un exterior, que se adapte rápido a nuestra filosofía porque tiene que jugar ya. Huertas lo único que ha entrenado con nosotros ha sido la rueda hoy. Esperamos que él se suma a nuestra filosofía, y que con sus ganas y su forma de ser va a entrar, creo yo, rápido en el grupo”.

Fuenlabrada se le da bien
“Sí, se me da bastante bien. Perdí dos veces con Manresa, una con el triple de Valters y otra que fue dura, pero se me da bien venir a jugar a Fuenlabrada. Son coincidencias en tu trayectoria”.


Jaume Ponsarnau se marcha nuevamente feliz del Fernando Martín (Foto: Fran Martínez / ACB Photo)




Luis Casimiro, entrenador del Montakit Fuenlabrada

Valoración del partido
“Negativa. Evidentemente, la valoración es negativa. Ellos han jugado muy bien. Nos han controlado el partido desde principio a fin. Han jugado sabiendo lo que querían en todo momento. Tanto en ataque como en defensa, sobre todo, han estado muy acertados. Se han merecido la victoria porque han jugado un partido muy completo”.

¿Qué le pasó al Fuenlabrada?
“Hay que tener mucha paciencia para jugar contra Gipuzkoa. Ellos en los últimos partidos han mejorado mucho en defensa. Han sabido aprovechar nuestros puntos más débiles en defensa, y se han cerrado mucho. No hemos podido conseguir canastas fáciles dentro de la pintura. Nos han obligado a tomar muchos tiros de fuera, y nuestros porcentajes de fuera… Es un equipo que no tiene prisa, que juega largo y que ejecuta bien. También hemos perdido el rebote por no tener la constancia ni la intensidad defensiva. Nos han dominado en nuestro tablero. Han sido demasiadas facilidades las que les hemos dado”.

Claves
"Era un partido de tener paciencia, de estar tranquilos y de ser constantes en defensa. Pero no hemos sido capaces de soltar la inercia negativa del partido que hemos cogido desde el primer momento. En baloncesto es muy importante el ritmo, y ellos lo han llevado en todo momento. ¿Cómo han manejado el ritmo? Sólidos en rebote, con su base controlando bien los tiempos, ejecutando bien con muy buenos bloqueos de Doblas, y con el equipo dando 18 asistencias. Nosotros nunca henos entrado en el partido”.





Valoraciones postpartido: 
Andrés Miso


No hay comentarios: