18 nov. 2014

Andrés Miso: "Estamos compitiendo en todos los partidos"

El exterior del Fuenlabrada, que ante el Barcelona alcanzará los 400 partidos en la ACB, pasa revista al inicio de campaña del equipo naranja. "Tenemos unas desconexiones que no son normales. Debemos ser más duros atrás". Sobre su debut ACB, el 17/11/2001, valoró: "Me parece que fue ayer. Ya son 13 años. Me siento joven y con muchas ganas de jugar muchos más".



Andrés Miso Molina (Madrid, 1983) regresó el pasado verano a Fuenlabrada, donde en la temporada 2006/07 había cuajado la mejor temporada de las catorce que lleva en la Liga ACB. “Gracias al Fuenla pude firmar un buen contrato en Sevilla”, reconoció siempre. Del Cajasol pasó al CAI Zaragoza, luego a Murcia y retornó, el año pasado, a Estudiantes. Ahora en Fuenlabrada se reencuentra con Luis Casimiro, y con un rol diferente, no tan incisivo en ataque pero con un mayor peso en el vestuario. Asimismo, su polivalencia le ha servido para jugar como base, supliendo temporalmente la baja por lesión de Dani Pérez.

El próximo domingo, ante el Barcelona, Andrés Miso disputará su partido número 400 en la ACB, cifra redonda que refleja la regularidad de un jugador que debutó con el Estudiantes cuando tenía 18 años, el 17 de noviembre de 2001. Aprovechamos la efeméride para conversar el exterior mostoleño sobre el devenir del Montakit Fuenlabrada en una campaña que está siendo más dura de lo previsto.

  • Andrés Miso en frases

Racha adversa: “Nos está pasando que vamos arriba en el marcador, con una renta cómoda, controlando el partido, como el día del Estudiantes, CAI Zaragoza o Santiago, y tenemos unas desconexiones que no son normales. Eso hay que corregirlo porque en poco tiempo encajamos unos parciales importantes. De ir nueve o diez puntos arriba en el marcador, nos vemos cinco o seis puntos abajo. Lo peor es que en esos momentos no estamos tan duros atrás como deberíamos estar. También hay que sacar el lado positivo de todo. Menos en la primera jornada, en Bilbao, estamos compitiendo en todos los partidos”

Labores de base tras la lesión de Dani Pérez: “Es una cosa que hecho durante toda mi carrera deportiva. Tengo también la suerte de tener esa versatilidad y de poder jugar en varias posiciones. Si hay que jugar de uno, lo haré encantado, y si hay que jugar de alero alto, de tres, pues también lo haré lo mejor que pueda”

Baja de Papamakarios: “Es una pena porque es una excelente persona. Es un compañero increíble, y es una pena que no haya podido alcanzar su nivel tanto como deportivo como físico”

Próximo rival, Barcelona: “Tenemos que jugar de tú a tú, sin miedo. Intentar competir con ellos hasta el final; no tener la desconexión con el parcial encajado que tuvimos contra el Real Madrid. Ser más constantes durante los 40 minutos, y no bajar los brazos. Lo positivo del día del Real Madrid es que hay muchos equipos que cuando están 20 puntos abajo, bajan los brazos, pero nosotros fuimos ambiciosos, seguimos trabajando y al final les remontamos 19 puntos en el último cuarto. Nos cuesta bastante conseguir contraataques y canastas fáciles. Con las características que tenemos, tenemos que practicar un juego más rápido para lograr esos seis u ocho puntos que te dan las canastas fáciles de contraataque”

400 partidos en la Liga ACB: “Ya son unos cuantos... Parece mentira porque me parece que fue ayer cuando debuté, allá por el 2001. Ya son trece años. Me siento joven y con muchas ganas de jugar muchos más. Siempre se suele decir que es más difícil el mantenerse que el llegar. Es cierto que llegar a la elite es muy complicado porque hay mucha competencia. De ahí el mérito que puedo tener el tiempo que llevo en la ACB”

Regreso a Fuenlabrada tras la gran temporada personal 2006/07: “Aquella temporada yo quería saber si de verdad tenía el nivel para ser un jugador importante en la ACB. Vine a Fuenlabrada a ganar minutos y a ser importante. Todo salió redondo e hice una gran temporada. Ahora es diferente, con más experiencia, con otro físico diferente y con otro rol. Son etapas diferentes, y creo que siempre se puede seguir evolucionando como jugador” 


Andrés Miso, siempre con el 31 en la espalda, lanza ante Llull del Real Madrid (Foto: Lydia Calvo / Fuenlafreak)


  • Entrevista

¿Cómo han empezado la semana después de la derrota en Santiago?

Ya con el partido olvidado pero siempre trabajando sobre los errores que hemos cometido en Santiago y en los partidos anteriores. Nos está pasando que vamos arriba en el marcador, con una renta cómoda, controlando el partido, como el día del Estudiantes, de CAI Zaragoza o el de Santiago, y tenemos unas desconexiones que no son normales. Eso hay que corregirlo porque en poco tiempo encajamos unos parciales importantes. De ir nueve o diez puntos arriba en el marcador, nos vemos cinco o seis puntos abajo. Eso hay que controlarlo. También hay que sacar el lado positivo de todo. Estamos compitiendo en todos los partidos, que es importante. Menos en la primera jornada, en Bilbao, pero el resto de partidos hemos competido y hemos llegado con opciones al final. Eso es el lado positivo. El equipo está bien. Lo que tenemos que hacer es corregir los errores e intentar que, cuando tenemos la ocasión de romper los partidos, romperlos. En Santiago estuvimos con nueve puntos arriba en la mitad del tercer cuarto y con tres ataques, pero no lo supimos aprovechar. Lo peor de todo no es que no aprovechemos esos ataques, es que encima atrás no estamos tan duro como deberíamos estar. De ahí que encajemos esos parciales. Tenemos que ser más duros mentalmente. No es de buen gusto estar abajo, pero es muy pronto. Esto no es cómo empieza, es cómo acaba. En mi carrera he tenido la suerte y la desgracia de vivir todo tipo de situaciones. Hay que seguir trabajando, el equipo está bien y tenemos que seguir estando unidos.

¿Cómo se manejan esas situaciones en la pista, de estar nueve puntos arriba y ver que el rival comienza a remontar?

Si te pilla en un partido como el del otro día, fuera de casa, en un ambiente hostil, que siempre está lleno y donde la gente aprieta mucho, se hace más complicado todavía. Pero tenemos que ser profesionales. Tenemos un equipo con experiencia, con una buena mezcla de juventud y veteranía. Para eso estamos los veteranos, para dar calma en esos momentos, cuando vemos que el equipo contrario aprieta. Intentar corregir eso, que cuando estemos arriba, aunque no metamos nosotros, estar más duros atrás para que le cueste más al rival. Es una pena porque nos pasó contra Zaragoza, Estudiantes y Obradoiro, e incluso ante el Real Madrid nos fuimos empatados al descanso y compitiendo de tú a tú, pero tuvimos una desconexión al principio del tercer cuarto y nos encontramos con 20 puntos abajo. No es normal. Tenemos que corregirlo.

¿Cómo está Dani Pérez?

Ahora está en Barcelona. Ha tenido el permiso del club para recuperarse los primeros días allí con su familia porque hasta que no suelde el hueso aquí no puede hacer nada de recuperación. El sábado ya estará por aquí para estar con nosotros en el partido del domingo, y a partir de la semana que viene comenzará la recuperación. Esperemos tenerlo con nosotros lo antes posible.

Te voy a hacer una pregunta que te habrán hecho 40 veces esta temporada… ¿Cómo estás llevando lo de jugar de base en ausencia de Dani Pérez?

Es una pregunta que me han hecho esta temporada y me vienen haciendo desde hace mucho tiempo (risas). Bien, es una cosa que hecho durante toda mi carrera deportiva. Tengo también la suerte de tener esa versatilidad y de poder jugar en varias posiciones. Cuando hay contratiempos en la plantilla, como puede ser una lesión, siempre estaré para intentar ayudar en todo lo que pueda. Si hay que jugar de uno, lo haré encantado, y si hay que jugar de alero alto, de tres, pues también lo haré lo mejor que pueda. Sí que es verdad que contra el Real Madrid estuve mejor en la dirección que el día de Santiago, pero también era más complicado porque Obradoiro hacía cambios en todos los bloqueos, y era difícil sacar ventajas en el pick&roll como lo hicimos ante el Real Madrid. Obradoiro es más complicado también por el ambiente hostil y por como se dio el partido. Siempre intento hacerlo lo mejor posible y ayudar al equipo en lo que puedo.

Andrés Miso, subiendo el balón ante el CAI Zaragoza (Foto: Lydia Calvo / Fuenlafreak)

En principio, Dani Pérez tendría para un mes y medio más de recuperación. ¿Crees que con Alberto Díaz y contigo el equipo podría apañarse sin tener que fichar a otro base?

No sé, son cosas del club. Sí que es cierto que ahora con la baja de Papamakarios, nos quedamos un poco cojos en las posiciones exteriores. No sé lo que va a hacer el club. Creo que están viendo las opciones de mercado y veremos. Si traen a alguien o no, los que estemos intentaremos rendir y darlo todo el domingo ante un equipazo como es el Barcelona. Creo que hay plantilla y hay talento, que el nivel del equipo es más alto de lo que refleja la clasificación actual. Sólo nos falta dar un paso al frente y ser un poco más ambiciosos, y vendrás mejores resultados. Seguro.

[NdR: La entrevista se realizó el lunes 18; el martes 19 el club oficializó el fichaje del base Andrés Rodríguez]

Comentas la baja de Papamakarios. ¿Se han podido despedir de él?

Sí se ha despedido hoy de nosotros. Es una pena porque es una excelente persona. Es un compañero increíble, y es una pena que no haya podido alcanzar su nivel tanto como deportivo como físico. Es una pena porque a nadie le gustan estas situaciones, pero era una opción que barajaba el club, y la ha ejecutado. Ahora, si al final viene alguien, ayudarle para que pueda adaptarse lo más rápido posible y estar todos juntos.

¿Cómo estás viendo a Alberto Díaz y al base de la cantera Sebastián Mbansogo?

Con el tema de la crisis es cierto que los jóvenes tienen más oportunidades porque los clubes tiran más de chavales de la cantera. Al haber menos presupuesto y al no poder fichar a tantos jugadores de fuera como antes, se está tirando más de la cantera, y es algo que los jóvenes tienen que aprovechar. Creo que jugadores como Alberto, como Dani, como Sebas, Rolands Smits o Bouba (Moungoro), son jugadores que tienen entrenarse muy duro día a día y ser conscientes que hoy tienen oportunidades que antes no se daban. Antes en una plantilla podría haber uno o dos jóvenes, pero ahora se ven en una plantilla muchos jugadores de entre 18 y 22 años. Es algo que tienen que aprovechar, aprender de los más veteranos, y nosotros, los jugadores como más experiencia, estamos ahí para ayudarles en todo lo que podamos.

¿Cómo afrontan el encuentro del domingo ante el Barcelona?

Como el partido ante el Real Madrid. Tenemos que jugar de tú a tú, sin miedo. Intentar competir con ellos hasta el final. Intentar no tener la desconexión con el parcial encajado que tuvimos contra el Real Madrid, por ejemplo. Y ser más constantes, ser más regulares durante los 40 minutos. Si no puede ser eso, por lo menos estar lo más cerca de ellos en el marcador, y no bajar los brazos. Lo positivo del día del Real Madrid es que hay muchos equipos que cuando están 20 puntos abajo, bajan los brazos, pero nosotros fuimos ambiciosos, seguimos trabajando y al final les remontamos 19 puntos en el último cuarto. Eso también es positivo para nosotros. Contra el Barça, que ellos no estén cómodos, y que en nuestra cancha estemos fuertes en defensa, y que podamos conseguir ataques y transiciones más rápidas, que nos cuesta bastante. El día del Madrid sí que lo conseguimos, pero nos cuesta bastante conseguir contraataques y canastas fáciles. Con las características que tenemos, tenemos que practicar un juego más rápido para lograr esos seis u ocho puntos que te dan las canastas fáciles de contraataque. Va a ser un partido complicado, como todos sabemos, pero estamos trabajando bien y tenemos unos cuantos días todavía para preparar el partido. Ya nos toca darle una victoria a la afición.

Ante el Barcelona cumplirás 400 partidos en la Liga ACB. ¿Qué supone esta cifra para ti?

Ya son unos cuantos, ¿no? No sé si hay muchos jugadores en activo que lleguen a 400 partidos. Parece mentira porque me parece que fue ayer cuando debuté, allá por el 2001. Ya son trece años. Son 400 partidos pero podían haber sido más porque he estado en más partidos en el banquillo, pero si juegas un segundo por lo mejor no te cuenta como partido que hayas jugado. Sí que es cierto que es una cifra importante. Me siento joven, me siento con muchas ganas de jugar muchos más. Así que esperemos que seamos muchos más.

Debutaste con 17 o 18 años, ¿recuerdas aquel partido de Estudiantes contra Gijón?

Sí, tenía 18 años. Debuté antes, entre semana, en un partido de la Copa Saporta, ya extinguida, que es como la Copa ULEB de ahora. Fue un miércoles o un jueves, y ese fue un partido muy importante para mí porque lo teníamos perdido. Tuve la ocasión de debutar, remontamos, fuimos a la prórroga y lo ganamos. A los tres días, debuté en la Liga ACB con el Estudiantes ante el Gijón, y desde ahí hasta hoy.

Con la presente, son 14 temporadas consecutivas en la ACB. Habla también de la regularidad y de la vigencia…

Siempre se suele decir que es más difícil el mantenerse que el llegar. Es cierto que llegar a la elite es muy complicado porque hay mucha competencia. De ahí el mérito que puedo tener el tiempo que llevo en la ACB, compitiendo en la segunda mejor liga del mundo, o por lo menos durante muchos años lo ha sido. Estoy contento y feliz, y esperemos que dentro de dos o tres años, si sigo con la misma trayectoria, me puedes volver a llamar para entrevistarme por los 500, ¿por qué no?

Debut de Andrés Miso en el Estudiantes-Gijón. Ficha publicada en El Mundo Deportivo el 18/11/2001


¿Cómo ves ahora a la Liga ACB?

La crisis que lleva viviendo el país desde hace unos años ha afectado a todos los niveles, y uno de ellos es el deporte. En los últimos años vemos que entre la NBA y los clubes europeos con más potencia económica son los destinos de muchos de los jugadores con mejores números de la liga, como Rusia, Grecia Turquía, o ahora en Alemania, que están invirtiendo mucho en baloncesto. De ahí que quizás la Liga ACB haya bajado un poquito el nivel con respecto a años atrás, pero igual creo que por organización, por infraestructuras, por seguimiento, por prensa y por todo, creo que seguimos siendo una de las mejores ligas del mundo. Hay que seguir disfrutando del baloncesto de la Liga ACB.

El otro día leía una entrevista a Alfonso Reyes, que creo que era compañero tuyo en tu debut con el Estudiantes en 2001, donde como presidente de la Asociación de Baloncestistas Profesionales (ABP) advertía que con la situación actual de cupos, se iba en camino de la extinción del jugador español en la ACB. ¿Estás de acuerdo con su visión?

Sí, éramos compañeros en Estudiantes, y sí que estoy de acuerdo. Año tras años estamos viendo como muchos jugadores extranjeros vienen a nuestra liga, y como él bien decía en esa entrevista, que también tuve la ocasión de leer, para nosotros es más complicado. En Alemania, sin ir más lejos, hay un acuerdo entre todos los clubes en que tiene que haber siete alemanes por equipo, y es algo que todos respetan. Esto aquí no pasa. Hace poco tiempo parecía que era más fácil porque había un mínimo de cuatro españoles por equipo, pero ahora con el tema de los cupos de formación hay clubes, como el Baskonia por ejemplo, que sólo tienen un español. Lo primero es que eso hace que la gente no se identifica tanto con los equipos, y segundo, como bien decía Alfonso Reyes, que el jugador español se puede llegar a extinguir.

Siempre señalaste que tu paso anterior por el Fuenlabrada fue tu mejor temporada (2006/07). ¿Qué cambios encontraste en el club desde tu vuelta al club?

Está todo parecido. Hay mucha gente que sigue en el club trabajando. Bueno, yo diría que están todos. Aparte, el entrenador es el mismo. Lo que cambian son los jugadores y cambia mi rol. Por aquel entonces yo era más joven, y fiché por el Fuenlabrada cuando no tenía muchas oportunidades en Estudiantes. Aquella temporada yo quería saber si de verdad tenía el nivel para ser un jugador importante en un equipo ACB. Vine a Fuenlabrada a eso, a ganar minutos y a ser importante. Todo salió redondo e hice una gran temporada. Ahora es diferente, con más experiencia, con otro físico diferente, con otro rol. Son etapas diferentes, y creo que en cada etapa se aprenden cosas nuevas. Siempre se puede seguir evolucionando como jugador, y eso es lo que intento. Y, por supuesto, siempre tratado de ayudar al equipo.

Más allá del baloncesto, hay cosas que cambian y otras que no, como tu pasión por el Atlético de Madrid…

La verdad es que no, y ahora que he vuelto a Madrid tengo más ocasiones de ir a animar al Calderón. Encima ahora el Atlético de Madrid está otra vez dando alegría a su afición, así que muy contento.

En tu estancia en Murcia abrirse un restaurante llamado ‘El Mito’. ¿Lo tienes todavía?

Sí, seguimos pero le hemos dado un giro de 180 grados. Ahora se llama ‘La Santa Mesa’. Hemos cambiado el tipo de restaurante. Antes era más de tapas, más enfocado al público joven, y ahora es más comida tradicional, para sentarte y comerte una buena carne, para degustar de la comida tradicional mediterránea. A todo el que vaya por Murcia, les invito a que lo visiten.

¿Sigues escuchando El Barrio?

¡Sí, y con nuevo disco! Entre el Atleti que está que se sale y El Barrio, solo falta que empecemos a ganar partidos para que el fin de año sea redondo. A ver si nosotros enderezamos el rumbo de la temporada.


Andrés Miso, en el Fuenlabrada-UCAM Murcia (Foto: Lydia Calvo / Fuenlafreak)

1 comentario:

Javi dijo...

Ojalá cumpla los 500º aquí dentro de 4 temporadas. Lo firmo ya.