25 ago. 2014

La vida en un triple

Esta noche se disputa en Madrid un España-Argentina, último ensayo para las dos selecciones con vistas al próximo MundoBasket de España. En la edición de agosto de la revista Minuto116 abordamos la creciente rivalidad entre ambos equipos y la semifinal de Japón 2006, con el triple marrado por Nocioni. Descarga la revista 



Las relaciones entre españoles y argentinos suelen irse a los extremos. Del amor al odio y viceversa. Sobran ejemplos en la música, el teatro o el cine, y también en el deporte, donde los hijos de la madre patria han encontrado en España un ambiente ideal para proyectar sus carreras. El idioma y las costumbres similares facilitan una rápida adaptación a futbolistas y baloncestistas, favoreciendo luego vínculos de amistad entre compañeros de ambas nacionalidades. Naturalmente, al tratarse de un terreno agonístico, entre la admiración mutua también se exacerbó la rivalidad, sobre todo en el ámbito de selecciones, y más si éstas pugnan por estar en lo más alto.

En básquet, el pique entre los Juniors de Oro de Lisboa, campeones mundiales sub-19 en 1999, y la Generación Dorada alcanzó su cénit en el Mundial de Japón. Los Gasol, Navarro y compañía llevaban años amagando con un título absoluto, mientras que la albiceleste se presentaba orgullosa tras el oro olímpico obtenido en los Juegos de Atenas, además del subcampeonato mundial de Indianápolis. En ambas ocasiones, Argentina se había impuesto a Estados Unidos. En 2002, tuvo el honor de ser la primera selección en ganarle a un equipo formado por jugadores de la NBA, cortándoles a los norteamericanos un invicto acumulado de 58 triunfos. Sin embargo, en la final, Yugoslavia prevaleció en la prórroga aprovechándose de un arbitraje ‘made in Boris Stankovic’. Ya en 2004, los de Rubén Magnano sí lograron el oro ante Italia, batiendo en semifinales a una USA compuesta por, entre otros, Allen Iverson, Tim Duncan, Dwyane Wade, Stephon Marbury, Carmelo Anthony y LeBron James.

En ambos torneos, la ascendente España se había quedado con la miel en los labios. En agosto de 2004 hubo un encuentro (nada) amistoso hispano-argentino en Madrid, ganado por los de Mario Pesquera. Cuando acabó el choque, una aficionada sudamericana le solicitó una foto a Luis Scola, quien además de acceder al pedido, le regaló el trofeo que la organización le había otorgado a Argentina por el segundo puesto. Luifa no sonrió para la foto, pero la muchacha, sorprendida, igual se quedó con el voluminoso obsequio. Luego, en Atenas, por la primera ronda, España batió nuevamente a Argentina. Lo doloroso llegó después, cuando entre críticas al formato de competición, perdió el invicto y fue eliminada por Estados Unidos.

Mientras tanto, en la ACB, seguían saltando chispas en cada duelo entre Nocioni y Rudy Fernández, o entre Scola y Felipe Reyes. Este último llegó a declarar: “Scola es el jugador más sucio al que me he enfrentado”.

Y llegó el Mundial de Japón. Los dirigidos por Pepu Hernández ya estaban hartos de escuchar aquello del ‘carácter ganador’ del que supuestamente gozaban otras selecciones, como Italia o Yugoslavia, para imponerse en los momentos decisivos. Estados Unidos, siempre favorito, caía en la primera semifinal ante Grecia. Posteriormente, en Saitama, España y Argentina disputaban una ‘final anticipada’. La albiceleste había arrancado mejor, pero los españoles pasaron al frente cuando entró un veinteañero que destrabó a los suyos: Sergio Rodríguez.

Partido completo en Youtube, donde puede irse directamente al final para apreciar lo emotivo del desenlace


A falta de un minuto y medio, el áspero partido daba una leve ventaja para los de Pau Gasol, quien se retiraba lesionado en el tobillo (73-67). Un triple de Pepe Sánchez ajusta el marcador, y luego dos libres de Scola empatan la contienda (74-74). El Oveja Hernández que ordena hacer falta rápida para quedarse con la última bola. Tiro libres para Calderón, que mete uno (75-74). Tiempo muerto con 19 segundos de posesión, y Ginóbili que sube la naranja buscando una penetración sofocada por el enorme Garbajosa. Manu tiene dos opciones de pase. Abierto a la izquierda, Pepe Sánchez. A la derecha, Andrés Nocioni, a quien finalmente le va la pelota. A Argentina le alcanza con una canasta de dos, pero los de camiseta roja cierran bien la pintura y el Chapu, desde la esquina y con el tiempo agotándose, lanza un triple que pareció detener el tiempo. Noche en Japón, mañana en España. Lo mismo daba. Todos los telespectadores con la respiración contenida, esperando el desenlace de ese crucial lanzamiento. El balón se estrelló en el aro, Rudy Fernández al rebote y los españoles explotaron de alegría en Saitama y en cualquier parte del mundo.

“Ellos saben que el partido que nos ganaron fue una moneda al aire. Felipe Reyes siempre dice que los argentinos somos sucios, pero ellos no son angelitos. Nosotros jugamos duro, queríamos ganarles. Punto”, aseveró Ginóbili tras la dura derrota.  “Ese tiro me acompañará durante toda mi carrera”, se lamentaba Nocioni. En realidad, ese triple marrado el 1 de septiembre de 2006 cambió la vida de muchos, inclusive la de numerosos aficionados españoles (o argentinos), que nunca podrán olvidar aquel instante.

La liberación fue tan grande que, aún sin Pau Gasol, España aplastó a Grecia en la final (70-47), éxito que sería sucedido con dos títulos europeos y otras dos platas olímpicas. Para la Generación Dorada albiceleste fue su golpe más duro. Pese a la heroica medalla de bronce en Pekín 2008, los años comenzaron a pesar en el equipo y ya no pudo volver a subirse al podio ni en Turquía 2010 ni en Londres 2012.


Portada del Diario Marca del 2 de septiembre de 2006

Volviendo a Nocioni, durante mucho tiempo mucho tiempo tuvo la imagen del triple como fondo de pantalla de su computadora, y otros aseguran que la misma foto también estaba pegada en su taquilla del vestuario de los Chicago Bulls, en el United Center. El Chapu luego se perdería amargamente el Mundial de 2010. Lastimado en el tobillo, apuró hasta el final en Turquía, pero un día antes del debut argentino recibió la intimación de Philadelphia 76ers para regresar de inmediato a Estados Unidos. “Me cortaron las piernas”, parafraseó a Maradona el alero santafesino.

En 2012, tras su largo periplo en la NBA, Nocioni regresó a Vitoria. Aquel verano, en la gala previa de la ACB 2012/13, Juanma López Iturriaga presentó al Chapu recordándole jocosamente aquel triple de Japón. El argentino forzó una sonrisa que no llegó a disimular una lacerante mirada hacia el ex jugador. Flamante fichaje del Real Madrid, Nocioni jugará el mundial con 34 años. Seguramente en España sea su despedida de la selección, huyendo de un tiro que parece que nunca terminará de caer. Aunque en Argentina se le recuerde siempre por su gran aportación al básquet patrio y su rol fundamental en el oro olímpico.

Más allá de los fuertes cruces en la pista, también surgieron muchas amistades entre los que compartieron equipos en la ACB. En Vitoria, Calderón hizo muy buenas migas con Scola y Nocioni, como en Málaga también Walter Herrmann con Garbajosa y Berni Rodríguez, además de Pepe Sánchez con Carlos Cabezas. España-Argentina, amigos y grandes rivales con fuertes lazos en común.


Reportaje en la Revista Minuto 116 de agosto. Click para agrandar

Archivo / Derbis del mundo:
La vida en un triple (España y Argentina en baloncesto) (agosto 2014)
OM - PSG, Le Classique (julio 2014)
El último y amargo gol de Denis Law (Manchester United vs. City) (junio 2014)
Del 0-5 con Cruyff al 4-0 en Copa (Barça-Madrid) (mayo 2014)
Juventus-Torino, el 'derby della Mole' (abril 2014)
Atlético, Real Madrid y la semifinal europea de La Romareda (marzo 2014)
El 'Gatu' de Zorrilla (España-Italia Sub-21) (enero 2014)
Deportivo-Celta, 'O Noso Derbi' (diciembre 2013)
Liverpool, Everton y los Beatles (noviembre 2013)
De oseznos a feroces Grizzlies (Marc Gasol) (septiembre 2013)
Athletic Club - Real Sociedad, el pasional derbi vasco (agosto 2013)
Cuando el sur empezó a existir, Napoli-Juventus en el tiempos de Maradona (julio 2013)
Barça-Madrid, un clásico mundial (junio 2013)
Chelsea-Arsenal, el derbi moderno de Londres (mayo 2013)
'El 7-0 no se olvida más' (Estudiantes-Gimnasia y Esgrima de La Plata) (abril 2013)

No hay comentarios: