13 may. 2014

Álvaro Muñoz: “En Oviedo me he soltado”

El alero del Fuenlabrada valora su cesión en la gran campaña de los ovetenses: "He evolucionado sobre todo en confianza. He jugado mucho y con continuidad, lo que estaba buscando". Entre otras cuestiones, el exterior abulense se refiere al Fundación, a Chema González, Adrián Laso y su propio futuro: "Tengo contrato con el Fuenlabrada. Quiero seguir dando pasos hacia adelante".



Álvaro Muñoz Borchers (Ávila, 1990) cerró la semana pasada un brillante temporada en el Unión Financiera Baloncesto Oviedo, equipo debutante en la LEB Oro y que, con el presupuesto más ajustado de la categoría, se coló en semifinales, donde fue frenado por el Palencia. Gozando de unos días de vacaciones antes de volver a Fuenlabrada para unirse al trabajo de post-temporada bajo las órdenes de Armando Gómez, Álvaro Muñoz evalúa su cesión en el conjunto carbayón, del que se muestra muy agradecido.

En 32 partidos (26 de liga regular y seis de playoff), el alero abulense promedió 11.0 puntos, 4.2 rebotes y 10.7 de valoración en 27 minutos de media, números que han ido acrecentándo se conforme discurrió la temporada y que no alcanzan a reflejar la real aportación de un jugador que caló hondo en el club ovetense. 


Frases

Temporada del Oviedo Baloncesto: “Ha sido increíble. Todo han sido buenas sensaciones y buenos recuerdos. Sí que es verdad que cuando nos eliminó Palencia estábamos un poco dolidos porque tuvimos opciones de forzar el quinto partido, pero visto en perspectiva no hay ningún pero. Estoy muy contento por cómo ha ido el año”

Pabellón lleno: “El público en Pumarín ha sido espectacular. Es muy pequeño, entran mil y pocas personas. Eso ha sido parte de su magia, de que esté tan cerca el público. Al final, en cada partido se quedaba gente sin poder entrar porque los miércoles se agotaban las entradas. A los jugadores nos generaba mucha ilusión que la gente esté tan metida”

Cesión en Oviedo: “Ha significado mucho porque después de no haber tenido buenas sensaciones el año anterior en Fuenlabrada, venía buscando minutos y experiencias, y ha sido justo lo que he encontrado. He jugado mucho, con continuidad, y el equipo ha ido súper-bien, que a mí al final es lo que me vale. Era una decisión difícil bajar a LEB Oro para poder jugar. Aquí me han puesto todas facilidades. También me ha ayudado mucho tener a mi familia aquí, que mi novia viniese conmigo”

Personal: “He evolucionado sobre todo en confianza. En Fuenlabrada estaba más cohibido, y  aquí, al jugar más minutos, me he soltado. Con lo que más me quedo es que, a pesar de que he tenido días en que no estaba acertado en el tiro, he podido ayudar al equipo en otras cosas, como en defensa,  asistencias o rebotes”

Futuro: “Lo único que se sabe es que tengo contrato con Fuenlabrada, pero aún no hemos hablado. Iré a Fuenlabrada para hacer el trabajo de post-temporada. Como tengo contrato con ellos, en principio seguiría allí. Ya nos sentaremos a hablar y veremos cuál es la mejor opción para ambos. Yo quiero seguir dando pasos hacia adelante, y volver (al equipo ACB) sería una buena opción”

Mamá en Oviedo: “Ha venido a prácticamente todos los partidos de casa y a muchos desplazamientos fuera. A ella le gustaría muchísimo que yo siguiese aquí el año que viene, pero son cosas que se deciden al final del verano. Como me iba a ver ella, decidí cambiar el dorsal por Borchers, que es el apellido de mi abuelo materno. Era alemán”

Cesión de Adrián Laso: “Con Adri tengo muy buena relación. La situación de él es distinta a la mía. Yo estuve con el equipo desde el principio e hice la pretemporada, mientras que él llegó a mitad de año. Al final él hizo partidos muy buenos y metiendo canastas clave en el playoff. Creo que él ha vuelto a recuperar las sensaciones. Le ha venido bien al final coger minutos de juego para su carrera”

Irrupción de Chema González: “No me sorprende porque lo vengo viendo desde hace tiempo y conozco su ética de trabajo, de cómo se toma de serio esto. El tío es muy grande, en todos los sentidos. Trabaja como el que más, nunca pone una mala cara, es una esponja y siempre está dispuesto a aprender y a esforzarse. Se merece todo esto. No es un jugador con estadísticas espectaculares, pero el tío hace un trabajo increíble”

Título del Fundación Baloncesto Fuenlabrada: “Me alegró muchísimo, por cómo trabajan y sobre todo por cómo son como personas. Con Armando (Gómez) tengo muy buena relación, como también con Javi de Pinto, con Sebas (Mbansogo), Rolands (Smits), Junior (Walter Cabral), Víctor (Hernández, preparador físico) y me dejaré alguno por ahí seguro. Son buena gente, entonces te alegras el doble”


 
Álvaro Muñoz, 32 partidos en el Oviedo (Foto: Oviedo Baloncesto)


Entrevista

Vacaciones merecidas, ¿no?

Sí, la verdad es que al cuerpo le vienen bien unas vacaciones porque ha sido un año muy duro y con mucha exigencia. Creo que también merecemos descansar un poquito. El año ha ido muy bien, así que con más razón.

Una campaña estupenda con el Baloncesto Oviedo, tanto en lo colectivo como en lo personal, con un equipo recién ascendido que planta cara al Palencia en semifinales, Palencia. Después de una semana larga de todo aquello, en frío, ¿cómo recuerdas la temporada y esa serie ante Palencia?

Todo el año han sido buenas sensaciones y buenos recuerdos. Después de esta semana de descanso te da tiempo a ponerlo un poco en perspectiva. Creo que el año ha sido increíble, no se le puede poner ningún pero. Sí que es verdad que cuando nos eliminó Palencia estábamos un poco dolidos porque el último partido lo teníamos un poco más controlado, con     opciones de forzar el quinto partido. Pero visto en perspectiva no hay ningún pero porque Palencia tiene un equipazo. Estoy muy contento por cómo ha ido el año y por cómo ha respondido la gente. El público ha sido espectacular. El ambiente que había en Pumarín era increíble.

En la serie Palencia se puso 2-0, después ganaron el primero en Pumarín con ese final eléctrico, y en el cuarto partido se les escapó al final. Entiendo que el hecho de estar dolidos es porque pelearon de igual a igual y tuvieron opciones ante un Palencia hecho para subir, lo cual también habla bien de ustedes, de saber que podían soñar con algo más…

Sí, eso es. Creo, como dices tú, al final peleamos de tú a tú con Palencia siendo nosotros el presupuesto más bajo de la categoría. Eso dice mucho del equipo y de todo lo que hemos peleado. Después del primer partido, que perdimos en Palencia de 40 puntos, dijimos ‘joder, hasta aquí hemos llegado’, pero los otros tres partidos fueron muy peleados y pudo ganar cualquier equipo. Después del subidón del tercer partido, aparte que lo echó Teledeporte, se nos acabó un poco la gasolina de cara al último encuentro.


Álvaro Muñoz, presentado antes de un partido con el Oviedo (Foto: Oviedo Baloncesto)

En enero comentabas cómo la gente vivía los partidos en Pumarín, y uno piensa que así es cómo se crecen los clubes, se fidelizan aficiones, con un equipo que empieza a enganchar a los aficionados, los cuales se van contagiando porque todos quieren ir a ver esos partidos donde, se gane o se pierda, se viven de otra manera.

La verdad es que ha sido una sensación bonita durante todo el año. Pumarín es un pabellón muy pequeño, entran mil y pocas personas. Eso ha sido parte de la magia de Pumarín, de que esté tan cerca el público. Al final, en cada partido se quedaba gente sin poder entrar porque se agotaban las entradas. Entonces había un poco más de morbo por ir porque al final se convirtió en un espectáculo para una reducida cantidad de gente. No podía ir todo el mundo, y eso daba pie a que si las entradas salían a la venta el martes, el miércoles ya estaban agotadas. La gente se acercaba una hora y media antes de los partidos para coger sitio. Son cosas que, joder, a los jugadores nos generaba mucha ilusión que la gente esté tan metida.

Eran casi como un ‘equipo de culto’. La conclusión es que hay ampliar ese pabellón…
           
Sí, ha sido increíble.

¿Qué ha significado para ti esta cesión en Oviedo?

Ha significado mucho porque después de no haber tenido buenas sensaciones el año anterior en Fuenlabrada, venía buscando minutos y experiencias, y creo que ha sido justo lo que he encontrado. He jugado mucho. He tenido partidos buenos y partidos malos, pero sobre todo he jugado con continuidad, y el equipo ha ido súper-bien, que a mí al final es lo que me vale. Ha sido muy importante porque era una decisión difícil, bajar a LEB Oro para poder jugar. Siempre está esa incertidumbre que tienes, si te vas a adaptar bien y tal, pero aquí me han puesto todas facilidades. También me ha ayudado mucho tener a mi familia aquí, que mi novia viniese conmigo, apoyándome en el día a día. Ha sido un año muy importante en lo personal porque me he encontrado muy a gusto jugando, me la he pasado muy bien. Todas buenas palabras de este año en Oviedo.

Reportaje en el periódico 'La Nueva España' de Asturias, el pasado mes de abril (Imagen: Twitter)

Hace unos días en Twitter vimos un reportaje en el diario La Nueva España que titulaba ‘Álvaro se consagra en Oviedo’, lo cual habla de la huella que has dejado allí en tan poco tiempo. ¿En qué crees que ha evolucionado más en esta temporada?

Creo que he evolucionado sobre todo en confianza. En cuanto a los recursos técnicos, son los que llevo trabajando en Fuenlabrada en los últimos años, pero no los estaba llevando al campo, por decirlo así. Entonces, en confianza de poder soltarme e intentar cosas, que en Fuenlabrada estaba más cohibido, pues aquí, al jugar más minutos, sí que tenía más margen de error y de acierto. Con lo que más me quedo es que, a pesar de que he tenido días en que no estaba acertado en el tiro, he podido ayudar al equipo en otras cosas, como en defensa, asistencias o rebotes. No ser un jugador unidimensional, sino que también he sabido contribuir en otros aspectos. Con eso es con lo que me quedo de mi evolución.

Tienes contrato con el Fuenlabrada una temporada más, y me imagino que en Oviedo querrán que sigas. ¿Se sabe algo sobre tu futuro?

Bueno, lo único que se sabe es que tengo contrato con Fuenlabrada, pero aún no hemos hablado. Sólo sé que ahora, después de estos días de descanso, voy a ir a Fuenlabrada para hacer post-temporada. Ahí nos sentaremos a hablar, a ver qué pasa con el entrenador, el planteamiento que tengan ellos... Como tengo contrato con ellos, en principio seguiría allí, pero ya sabes cómo es esto. Ahora mismo, no sé. Tengo contrato, ya nos sentaremos a hablar y veremos cuál es la mejor opción para ambos.

¿Tienes clara tu decisión si te ofrecen volver al primer equipo ACB en lugar de una nueva cesión?

Sí, claro. Yo quiero seguir dando pasos hacia adelante, y volver sería una buena opción.

Me imagino que tú mamá habrá votado ‘qué Álvaro siga en Oviedo una temporada más’...

Sí, la verdad que a ella el último partido le dio bastante pena. Ha venido a prácticamente todos los partidos de casa y a muchos desplazamientos fuera porque daba la casualidad que Lugo, Coruña u Ourense estaban cerca, y ella pudo venir. Sí, a ella le gustaría muchísimo que yo siguiese aquí el año que viene, pero ya sabemos cómo es esto, que luego son cosas que se deciden al final del verano.

En Fuenlabrada usabas el dorsal 33 con el nombre ‘Muñoz’, mientras que en Oviedo usas el 6 con ‘Borchers’ en la espalda, tu apellido materno. ¿no?

Correcto. Como me iba a ver ella, decidí cambiarlo por Borchers. Siempre estamos con la coña de que se valora más a la gente  que viene de afuera que a los españoles, y digo, a ver si me pongo Borchers, se piensan que soy de afuera y me valoran más. Nunca se sabe (risas).

¿De qué origen es?

Es alemán. Mi abuelo materno era alemán.

'Borchers' en su dorsal, ante Spires del Barça, el 23/02/2014 (Foto: Víctor Salgado)

Hablabas de ese trabajo post-temporada, que creo que es hasta el 30 de junio con Armando Gómez, trabajando con otros jóvenes y canteranos. Lo habitual…

Sí, lo habitual, y es duro pero viene muy bien también. A mí se sirve mucho porque el trabajo que se hace allí es my bueno. Siempre se puede ir mejorando, y todo lo que sea aprender siempre viene bien.

Recuerdo que el año pasado Ferran López bajaba a la pista y les hablaba también. Es un entrenamiento completo, con consejos de viejas leyendas del club…

Completamente, sí, todo el mundo intentar arrimar su granito de arena. Si Ferran López, que jugó tantos años en el máximo nivel, te puede dar un consejo, bienvenido sea, tal vez no tanto en lo técnico puro, pero sí en lo psicológico, en otros aspectos del juego.

¿Qué te ha parecido la cesión de Adrián Laso en el Breogán de Lugo?

Con Adri tengo muy buena relación y hablamos bastante. La situación de él es distinta a la mía. Yo estuve con el equipo desde el principio e hice la pretemporada, mientras que él llegó a mitad de año, que siempre es más complicado adaptarse a los compañeros, al entrenador, a lo que te piden. Siempre le dije que tuviese un poco de paciencia porque a mí también me costó. Al principio no tienes las mismas sensaciones que cuando juegas todos los días. Al final él hizo partidos muy buenos y metiendo canastas clave en el playoff. Creo que él ha vuelto a recuperar las sensaciones de las que hablamos. Le ha venido bien al final coger minutos de juego para su carrera.

Creo que de la cantera del Fuenlabrada también conoces a Chema González. ¿Te ha sorprendido su irrupción desde el título con el Fundación a ese partido mediático ante el Barça?

Si te digo la verdad, no me sorprende. Yo lo vengo viendo desde hace tiempo y conozco su ética de trabajo, de cómo se toma de serio esto. El tío es muy grande, en todos los sentidos, y por eso no me sorprende para nada. El tío trabaja como el que más, nunca pone una mala cara, es una esponja y siempre está dispuesto a aprender. Creo que se merece que ahora le salgan estos partidos buenos por todo lo que ha trabajado y por todo lo que se esfuerza. A lo mejor no es un jugador con estadísticas espectaculares, pero el tío hace un trabajo increíble. Le ha venido muy bien esta oportunidad de estar con el equipo ACB y de ser consistente. Aparte del taponazo que le puso a Dorsey, que es un poco como dices tú, mediático, pero él hace muchas más cosas. Es un poco el reflejo a lo que lleva trabajando.


Álvaro Muñoz ataca el aro ante Vicedo, el 28.03.2014 (Foto: Dominika Fitzgerald)

Coincidiste con jugadores y entrenadores del Fundación Baloncesto Fuenlabrada. ¿Cómo viviste el título de Adecco Plata a la distancia?

Me alegró muchísimo, por cómo trabajan y sobre todo por cómo son como personas. Con Armando (Gómez) tengo muy buena relación, como también con Javi de Pinto y con otros compañeros con los que he trabajado. Con otros he compartido trabajo de post-temporada, como Sebas (Mbansogo), Rolands (Smits), Junior (Walter Cabral), y me dejaré alguno por ahí seguro. He entrenado con ellos y sé que siempre ponen lo mejor de su parte para mejorar. Si en un torneo tan duro como la LEB Plata asciendes como primero es que has hecho las cosas muy, muy bien. Me alegro también por Víctor (Hernández), con el que también trabajé en post-temporada. Son buena gente, entonces te alegras el doble.

Fuera del básquet, ¿cómo llevas los estudios del periodismo?

Con mucha calma. Es algo para desconectar del baloncesto de vez en cuando, que viene muy bien. He sacado primero en dos años y algo, y ahora estoy en segundo. Lo hago de cara a cuando me retire. A mí siempre me ha gustado mucho leer y seguir la prensa. Esperando que para cuando termine esté un poco mejor la cosa (risas).

Como periodista, ¿qué te parece lo de tu Atléticos de Madrid? ¿Cómo ves estos dos partidos?

Increíble. Como aficionado, creo que hay que estar un poco dolido porque podíamos a ver cerrado la liga con la derrota del Madrid y el empate del Barça. Pero luego hay que valorar el trabajo que se ha hecho todo el año. La gente es muy dada a quedarse con lo que pase en estas dos finales. Imagínate que perdemos los dos partidos. Yo creo que hay que estar contento igual con lo que ha hecho el Atleti este año, un ejemplo en todo. Aparte de eso, yo espero que ganemos las dos finales porque lo llevo dentro. Aun así, no ganando, yo creo que ha sido un año increíble y hay que estar muy orgullosos.        

¿Has visto la foto de Armando Gómez con la camiseta del Atlético, junto a Javi Vega y Javi Rubio?

¡Esa foto hay que guardarla! (risas).

¿Y el abuelo, Feliciano Muñoz Rivilla, cómo lo está viviendo?

Está encantado. Es el equipo de toda su vida, y para él es una alegría. Para él y para toda la familia.


Triunfo en el tercer partido ante el Palencia en Pumarín (79-76), el 02/05/2014 (Foto: Oviedo Baloncesto)



Enlaces / Archivo

No hay comentarios: