5 mar. 2014

Román Montañez: "El de Manresa será el partido más especial de toda mi carrera"

El co-capitán del Fuenlabrada analiza la llegada Luis Casimiro, técnico que le hizo debutar en la ACB en el Manresa campeón de 1998. "Luis es un entrenador exigente; 'yo quiero esfuerzo', nos dijo". El escolta catalán, que regresará por primera vez al Nou Congost desde su salida en 2012, se refiere a su futuro, a Chus Mateo, Panko, y Dani Pérez, entre otras cuestiones.



Román Montañez Martín (Sant Joan de Vilatorrada, 18/02/1979) suma 488 partidos en la Liga Endesa en 17 temporadas. Compartiendo la capitanía del Fuenlabrada con Javi Vega, en su primera temporada en el equipo naranja, el escolta catalán promedia 4.5 puntos y 3.7 de valoración en 15 minutos de media (21 partidos). Sin embargo, su aportación real al equipo no se refleja en los números, recordando casos recientes como los de Ferran Laviña o Jon Cortaberría: jugadores al servicio del equipo con una nítida concepción colectiva del juego. 

La semana llega cargada para Román Montañez, por la situación del Fuenlabrada -una victoria por encima del descenso tras tres derrotas consecutivas-, por el cambio de entrenador, y porque el próximo domingo el equipo se jugará su primera final en Manresa, en lo que será su primera vuelta al Nou Congost tras su marcha en 2012. En la previa de este encuentro, conversamos con el exterior criado en la comarca del Bages.


Román Montañez en Frases

Cambio de entrenador: “Es una situación incómoda porque viene un entrenador nuevo, porque el que habíamos tenido hasta ahora no continúa por los malos resultados, porque lo que se esperaba del equipo no se ha ido cumpliendo. Al final los responsables somos todos, pero supongo que es más fácil fichar a un entrenador que tener que fichar a seis jugadores. Desearle toda la suerte del mundo a Chus Mateo, y al nuevo entrenador, Luis Casimiro, por el bien de todos”

Marcha de Chus Mateo: “Él ha trabajado con honestidad. Seguramente, si ahora él echara la vista atrás, haría las cosas de diferente manera, pero salieron de esta forma. Él tenía una idea de jugar, y hasta el final intentó esa idea para el equipo, pero no salió bien”

Reencuentro con Luis Casimiro: “Él me hizo debutar con 18 años, y guardo un muy buen recuerdo porque en esa temporada además fuimos campeones de Liga con Manresa (1997/1998). Después nos reencontramos en Valladolid, donde yo ya era un jugador bastante importante dentro de la plantilla, y cuando la situación se estaba poniendo muy difícil, pudimos salvar la categoría”

Luis Casimiro: “Es un entrenador exigente. Luis intenta hacer un baloncesto bastante sencillo para que el jugador se encuentro cómodo. Eso es esencial. Nos ha dicho “yo quiero esfuerzo”. Si algún jugador no hace su trabajo, pues será cambiado, o se le va a decir. Saber a qué queremos jugar, y cómo queremos jugar, es lo que nos marcará si podemos mejorar la dinámica que llevamos”

Nuevos roles: “Cuando uno es competitivo, intenta ganarse esos minutos en el día a día. Hay jugadores importantes que lo tienen que seguir siéndolo. Y ojalá haya jugadores que hasta el momento no han tenido tantas oportunidades para jugar, porque las ideas del entrenador que había lo quería así, y a lo mejor pueden aportar mucho más y ayudar al equipo. Lo que es importante es que del primero al último del equipo aporte su 100%, en los entrenamientos y en los partidos”

Tres derrotas seguidas después de la Copa: “Estábamos en una dinámica buena y el parón no nos vino bien. Es cierto que nos falta regularidad, continuidad. A veces, los referentes en ataque lo tenían muy claro, pero cuando no estaban bien, o los contrarios hacían una buena defensa sobre ellos, no sabíamos muy bien a qué jugar. Eso es complicado. Vamos a ver si podemos arreglar todo eso, tener las cosas mucho más claras en defensa, porque atrás no éramos sólidos. Al final se trata de defender en equipo. Tenemos que tener las ideas claras para intentar ser un buen equipo a partir de la defensa”

Nivel de Panko con 36 años: “El rendimiento de Andy es porque cuida mucho su cuerpo. Cuando llevas muchos años, sabes muy bien qué puedes hacer, y sobre todo sabes muy bien qué no debes hacer para que tu cuerpo no se resienta. Él era un ‘tres’ puro y ha podido reconvertirse en un ‘cuatro’ porque en el baloncesto actual se juega mucho con un ‘cuatro’ abierto. Él ha sabido adaptarse, pudiendo jugar en las dos posiciones”

Debut ACB de Dani Pérez: “Dani se ha ganado minutos a base de trabajo. A pesar de que tiene que mejorar muchos aspectos, porque es joven, es un tío inteligente, y sabe suplir ciertas carencias que pueda tener a nivel físico, porque los otros bases son más altos y más fuertes. En ataque es un jugador con mucho talento, y en defensa cada vez está mejor. A principio de año creo que le costaba más por el cambio físico que supone de la LEB a la ACB, pero se ha adaptado perfectamente”

Regreso a Nou Congost el próximo domingo: “Será la primera vez que pise la cancha de Manresa después de haber salido de allí como capitán. Es un partido importante, lo sabemos. Si ganamos, nos dará un poco de tranquilidad, y si perdemos, te pones directamente en el barro para luchar por la salvación. No podemos venirnos abajo por los últimos resultados. Lo que tenemos que hacer es salir fuerte para no darles opciones”

Recibimiento de la gente: “He dejado muchos amigos allí. Me he criado en Manresa, he sido el capitán. Para mí será el partido más especial de toda mi carrera. Cuando en su momento fiché por Manresa pensé que iba a jugar allí hasta que me retirara. Seguramente era una idea absurda por mi parte, pero lo sentía así. Yo espero que la gente me reciba bien, que no me silben ni me insulten (risas). Me gustaría tener un recibimiento bueno porque los sentimientos que tengo hacia ese club son muchos y nunca los he escondido Yo he crecido con esa filosofía del Manresa y es la que he mantenido durante toda mi carrera, donde lo primero era el equipo y después era el jugador individual”

Salida del Manresa: “Jaume (Ponsarnau) era partidario de que yo siguiera allí porque creía que era una pieza clave. La relación con Jaume siempre fue muy buena. Tengo una espinita clavada, y se lo he dicho muchas veces, porque el último partido de Liga que jugamos no me hizo jugar. Yo sabía que seguramente no iba a seguir porque la directiva no iba a querer que continuara, y en el último partido no me hizo jugar”

Liga de 1998: “Tendrían que hacer una película con aquella historia porque fue histórico, que un club tan pequeño pudiera cargarse a equipos como Estudiantes, que tenía un equipazo, Real Madrid, que era favorito, y después a uno de los mejores Tau de siempre. No creo que se repita algo así. Aquel día la plaza del ayuntamiento estaba completamente abarrotada de gente. Yo nunca había visto tanta gente junta en mi vida”

Campeón ACB con 18 años: “Siempre digo, con cachondeo, que yo empecé mi carrera en lo más alto y fui yendo para abajo. Llegas el primer año, a Manresa, y ganas un Liga, y a partir de entonces no he tenido la oportunidad de jugar nada más importante que aquello. Después he ido para atrás. Tu primer año te ponen una Liga encima y dices ‘joder, ¿cómo mejoro esto?’ (risas)"

Situación del Valladolid: “Ya lo vivimos el año el año pasado, cuando el equipo se conjuntó mucho para lograr salvación, que conseguimos. Es una pena que una ciudad como Valladolid, que tiene mucha afición detrás, se esté dejando perder todo eso. Es una pena tener que jugar sin cobrar, con esa presión, con cambio de jugadores siempre, con no saber qué va a pasar con el club… La incertidumbre esa es muy mala para el jugador, y para el entrenador Ricard (Casas) también.

35 años y casi 500 partidos ACB: “Yo sigo con la misma ilusión, no la ilusión de un chaval cuando empieza, pero sí la de un jugador que lleva muchos años y que quiere seguir jugando a esto porque es lo que le apasiona. Soy un privilegiado porque estoy trabajando de lo que más me gusta, que es jugar al baloncesto”

Fuenlabrada: “Firmé por una temporada. Estoy cómodo aquí. En el club se trabaja bien, dándole muchas facilidades al jugador para que esté cómodo. Me gustaría continuar, pero vamos a ver si ellos están contentos conmigo, si creen que yo puedo seguir aportando cosas a este equipo. Pero ahora lo importante es que la situación del equipo vaya mejor, que podamos cumplir objetivo de la permanencia lo más rápido posible para no sufrir al final”

Estudios: “Sigo el curso de entrenador y además ahora me he metido también en un Máster de Dirección Deportiva y Organización de Eventos. El baloncesto es lo que me gusta, y si puedo trabajar de esto en algún futuro cuando me retire, pues mejor estar bien formado para hacerlo bien”

Libros: “Ahora estoy con ‘El mapa del tiempo’. En casa tengo muchísimos libros. En la tablet puedes tener muchos también, pero el papel me gusta y soy un romántico en ese sentido”

Carles Puyol: “Se retira uno de los valores más importantes del Barcelona, renunciando a dos años de contrato. Cualquier otro podría haberse guardado el dinero de esos dos años aunque no jugara. Eso lo hace grande. Es de los jugadores más honestos que ha habido en el mundo del fútbol”


Román Montañez, el pasado 26/01/2014, ante el Baskonia (Foto: FUENLAFREAK / Lydia Calvo)


Entrevista

Una semana ajetreada, ¿cómo la están llevando?

Es complicado porque es una semana de cambios, donde viene un entrenador nuevo, donde el entrenador que habíamos tenido hasta ahora no ha podido continuar por los malos resultados, porque lo que se esperaba del equipo no se ha ido cumpliendo. Al final los responsables somos todos, pero supongo que es más fácil fichar a un entrenador que tener que fichar a cinco o seis jugadores.

Tienes casi 500 partidos y 17 temporadas en la ACB, por lo que estarás acostumbrado a este tipo de situaciones…

En muchos años he pasado de todo. Es una situación incómoda porque, la verdad, si el equipo hubiera ido bien, nada de esto hubiese pasado. Desearle toda la suerte del mundo al entrenador que se fue, que es Chus Mateo, y al nuevo, Casimiro, por el bien de todos.

En Twitter le deseaste suerte a Chus Mateo, al igual que Javi Vega.

Está claro que los responsables al final somos todos. El hecho de que cambien al entrenador, es una decisión de la directiva, como también cuando viene un jugador nuevo o se echa a un jugador de la plantilla. Son decisiones que toman las directiva, pero cuando la situación de un equipo no es buena, el responsable no es sólo el entrenador, sino todos los jugadores de la plantilla, que son los que trabajamos cada día, los que salimos al campo, y los que metemos o no las canastas. Es una situación complicada pero ha ocurrido así, y ahora lo que tenemos que hacer es trabajar para coger rápido las ideas de Luis, intentar jugar mejor y cambiar la dinámica negativa que llevamos.

¿Con qué te quedas de Chus Mateo en estos meses?

Con el respeto. Él ha trabajado con honestidad. Ha estado aquí intentando hacer lo mejor para el equipo. Seguramente, si ahora él echara la vista atrás, él haría las cosas de diferente manera, pero salieron de esta forma. Él tenía una idea de jugar, y hasta el final intentó esa idea para el equipo, pero no salió bien. A pesar de ganar tres partidos seguidos, tuvimos una mala racha después del parón de la Copa y no nos fue bien. Lo que digo, desearle toda la suerte del mundo y que ojalá que en otra ocasión las cosas le salgan mucho mejor cuando sea entrenador.

En Fuenlabrada te has reencontrado con Andy Panko, al que conociste en Bilbao, y también coincidiste unas semanas con Dani Pérez en River Andorra. Ahora, llega Luis Casimiro, quien te hiciera debutar en la ACB con Manresa en 1998. Las vueltas del baloncesto…

Sí, lo comentábamos con él el otro día. Hemos cambiado bastante. Él me hizo debutar con 18 años, y guardo un muy buen recuerdo porque en esa temporada además fuimos campeones de Liga con Manresa. Él también debutaba como entrenador en la ACB, que es una cosa increíble. Después nos reencontramos en Valladolid, donde yo ya era un jugador bastante importante dentro de la plantilla, y cuando la situación se estaba poniendo muy difícil, pudimos salvar la categoría. Y ahora nos volvemos a encontrar aquí. El mundo da muchas vueltas. Un día estás con un entrenador, otro día con otro, y así te vas reencontrando con gente con la que hace mucho que no trabajabas. Eso quiere decir que seguimos en este mundo, y seguimos haciendo lo que nos gusta, que eso es lo mejor. Yo sigo con la misma ilusión, no la ilusión de un chaval cuando empieza, pero sí la de un jugador que lleva muchos años y que quiere seguir jugando a esto porque es lo que le apasiona. Al final, en el día a día yo intento trabajar al máximo, me gusta llegar al pabellón, encontrarme con mis compañeros y hacer las bromas en el vestuario, y después trabajar duro. Soy un privilegiado porque estoy trabajando de lo que más me gusta, que es jugar al baloncesto, y mientras me encuentre bien y pueda tener un nivel bueno para ayudar a un equipo, intentaré estar ahí.



Román Montañez, atacando el aro ante Manresa, el 15/12/2013 (Foto: FUENLAFREAK / Lydia Calvo)


¿Qué les transmitió entre ayer y hoy Luis Casimiro?

Luis es un entrenador exigente, es exigente con el trabajo. Intenta que los entrenamientos tengan mucho ritmo, ir arriba y abajo sin parar demasiado, y sólo detenerlos para corregir ciertas cosas que cree que debe corregir. Luis intenta hacer un baloncesto bastante sencillo, bastante fácil, para que el jugador se encuentro cómodo. Creo que eso es esencial. Después, Luis Casimiro fuera de lo que es un entrenamiento, es un tío muy normal con el que puedes charlar tranquilamente, y eso también se agradece, pero en la pista es exigente. Que puedes hablar con él, preguntarle las cosas y darle tu opinión, sí, pero sabes que también te va a exigir el máximo.

Me imagino que Luis Casimiro habrá hecho mucho énfasis en que la defensa es clave.

Sí, sobretodo nos ha dicho “yo quiero esfuerzo”. El hecho de tener un tiro abierto, y fallarlo, si es un buen tiro, no se puede penalizar. Eso es esencial, pero sí que va a penalizar que el equipo no se esfuerce. Si hay algún jugador que no está haciendo su trabajo, o algo que se haya hablado previamente, pues ese jugador va a ser cambiado, o se le va a decir. Marcar esas bases y esas ideas, tanto atrás como adelante, y saber a qué queremos jugar, y cómo queremos jugar, es lo que nos marcará si podemos mejorar la dinámica que llevamos.

Hasta ahora, la forma de jugar del equipo te mostraba en un rol más secundario que James Feldeine e Ivan Paunic. Ahora, que empiezan todos de cero, ¿confías en ganarte más tiempo en pista? (Montañez promedia 15 minutos por partido)

La competitividad en los entrenamientos está ahí. Entonces, cuando uno es competitivo, intenta ganarse esos minutos en el día a día. Vamos a ver. Creo que hay jugadores importantes dentro de la plantilla que lo tienen que seguir siendo. Y ojalá haya jugadores que hasta el momento no han tenido tantas oportunidades para jugar, porque las ideas del entrenador que había lo quería así, y a lo mejor pueden aportar mucho más y ayudar al equipo. No lo sabremos hasta que llevemos dos o tres partidos y veamos cómo vamos cogiendo esas ideas que quiere el nuevo entrenador. Lo que es importante es que del primero al último del equipo aporte su 100%, en los entrenamientos y en los partidos.

El equipo estaba irregular y ganaron esos tres partidos antes de la Copa,  parecía que al fin llegaba a despegar, pero después volvió a caerse. ¿Qué les está pasando?
        
El parón no nos vino bien. Estábamos en una dinámica buena, y no nos vino bien. No sé qué le pasa. Si tuviéramos la respuesta a esa pregunta, lo hubiéramos hecho antes y ahora no estaríamos hablando de la situación en la que estamos. Pero sí que es cierto que nos falta regularidad, nos falta continuidad. A veces, los referentes en ataque lo tenían muy claro, pero cuando esos referentes no estaban bien, o los contrarios hacían una buena defensa sobre ellos, no sabíamos muy bien a qué jugar. Eso es complicado. Vamos a ver si podemos arreglar todo eso, tener las cosas mucho más claras en defensa, porque atrás no éramos sólidos. Al final se trata de defender en equipo. Tenemos muy claro que a nivel individual no somos de los mejores defensores de la liga, pero lo que sí podemos hacer es intentar ser un buen equipo a nivel colectivo, un gran equipo defensivo. Tenemos que tener las ideas claras para intentar ser un buen equipo a partir de la defensa.

Eso que comentas de los referentes en ataque, se vio el domingo ante CAI Zaragoza, que lo defendió bien y el Fuenlabrada se atascó en ataque.

Sí, por eso lo digo. Cuando tienes un referente que no está bien, a lo mejor hay que buscar otras cosas. A pesar de que ese referente pueda no estar bien, su defensor va a estar mucho más pendiente de él, y hay otros jugadores que se pueden aprovechar de esa situación. Necesitamos que esté bien Andy, que esté bien James y que esté bien Paunic, pero hay otros jugadores que tenemos que aportar más. Es lo que vamos a intentar hacer para cuando nuestros referentes no estén tan bien a nivel de anotación, que otros puedan suplir esa baja, y sobre todo, que todos los que estemos en la plantilla sí que en defensa seamos más sólidos.

Conociste a Andy Panko en Bilbao, y ahora, a los 36, sigue dando exhibiciones. ¿Te sorprende el nivel que mantiene?

Cuando conoces a una persona, a un deportista, sabes la vida que lleva, y el rendimiento de Andy Panko es porque es alguien que se cuida, que cuida mucho su cuerpo para intentar llegar al máximo en los partidos. Cuando llevas muchos años en esto, sabes muy bien qué puedes hacer, y sobre todo sabes muy bien qué no debes hacer, que excesos no debes cometer para que tu cuerpo no se resienta. Cada vez que te haces más veterano, tienes que descansar mejor porque necesitas más tiempo de recuperación que un chaval joven. Eso él lo cumple. Él era un ‘tres’ puro y ha podido reconvertirse en un ‘cuatro’ porque en el baloncesto actual se juega mucho con un ‘cuatro’ abierto. Él ha sabido adaptarse al juego que se hace ahora, pudiendo jugar en las dos posiciones, y la verdad es que está demostrando que es un referente aquí y que está haciendo un año excepcional.

¿Qué te parece la temporada de Dani Pérez?

Dani se ha ganado minutos a base de trabajo. Él ha sido un jugador muy importante en los años en que ha estado en LEB, y a pesar de que tiene que mejorar muchos aspectos, porque es un jugador joven, es un tío inteligente, y sabe suplir ciertas carencias que pueda tener a nivel físico, porque los otros bases son más altos y más fuertes. Está demostrando con inteligencia que puede jugar contra esos bases. En ataque es un jugador con mucho talento, que ve fácil el pase y que puede tirar o penetrar, y en defensa cada vez está mejor. A principio de año creo que le costaba un poquito más por el cambio físico que supone de la LEB a la ACB, pero se ha adaptado perfectamente. Con las actuaciones que está teniendo lo está demostrando.



 Álex Hernández, Carles Marco y  Román Montañez, antes del último Fuenlabrada-Manresa, el 15/12/2013 (Foto: ACB Photo / Fran Martínez)


El domingo se juega un Manresa-Fuenlabrada, donde ambos equipos se juegan mucho pese a ser la jornada 22. ¿Es tu primera vuelta al Nou Congost desde la última vez que saliste de allí?

Sí, será la primera vez que pise la cancha de Manresa después de haber salido de allí como capitán. Es un partido importante, lo sabemos, y vamos con la idea clara de intentar llevarnos la victoria. Para Manresa, inclusive, es un poco más importante. Aunque queden muchas jornadas, si lo ganamos, te da un poco de tranquilidad, y si lo pierdes, te pones directamente en el barro para luchar por la salvación.

¿Cuáles crees que serán las claves del partido?

La presión que ahora tenemos puede sacar el lado positivo de cualquier jugador. No podemos venirnos abajo por los últimos resultados. Sabemos que Manresa es una cancha complicada, que tienen jugadores con carácter, con orgullo, y que además el público les va a ayudar. Lo que tenemos que hacer es salir fuerte para no darles opciones.

¿Te esperas un recibimiento especial?

Bueno… yo he dejado muchos amigos allí. Me he criado en Manresa. Para mí será el partido más especial de toda mi carrera. Cuando en su momento fiché por Manresa pensé que iba a jugar allí hasta que me retirara. Seguramente era una idea absurda por mi parte, pero lo sentía así. Después eso no se cumplió. He sido el capitán del equipo de mi tierra, e ir otra vez a tu casa, donde he estado tan bien, hará que tenga un poquito más de nervios, pero que seguramente, cuando el balón empiece a correr, se irán disipando. Yo espero que la gente me reciba bien, que no me silben ni me insulten (risas). Sé que son gente caliente, y que si meto una canasta, algo me dirán, seguro, pero eso es normal, pero sí que me gustaría tener un recibimiento bueno porque los sentimientos que tengo hacia ese club son muchos y nunca los he escondido.

En su momento, tú querías continuar en Manresa, y Jaume Ponsarnau te elogiaba públicamente. Te lo habrán preguntado varias veces, ¿por qué no seguiste allí?

Es una pregunta que toca, supongo (risas). Yo creo que Jaume en su momento era partidario de que yo siguiera allí porque él creía que era una pieza clave. La relación con Jaume siempre fue muy buena. Tengo una espinita clavada, y se lo he dicho muchas veces, porque el último partido de Liga que jugamos no me hizo jugar. Yo sabía que seguramente no iba a seguir porque tenía en la cabeza que la directiva no iba a querer que continuara, y en el último partido no me hizo jugar. Eso se lo tengo grabado y se lo he dicho muchas veces, pero siempre que vuelvo a Manresa es una satisfacción grande porque es el equipo de mi casa, porque sé cuál es su filosofía. Yo he crecido con esa filosofía y es la que he mantenido durante toda mi carrera, donde lo primero era el equipo y después era el jugador individual. Sé que cuando vuelva allí tendré un poquito más de nervios, pero lo solventaremos, seguro.

¿Te siguen recordando el título del 98?

Sí, y es que aquello fue histórico. Tendrían que hacer una película con aquella historia porque de un club tan pequeño pudiera pasar todo lo que nos pasó, cargándonos a equipos como Estudiantes, que tenía un equipazo, Real Madrid, que era favorito, y después a uno de los mejores Tau de siempre. Creo que eso se tendría que llevar a una película porque fue una historia muy bonita.

Es una muy buena idea, más cuando se ve el éxito de que tienen reportajes como el de Nate Davis. ¿Cómo estaba aquel día la ciudad?

Aquel día fue enorme. La plaza del ayuntamiento estaba completamente abarrotada de gente. Yo nunca había visto tanta gente junta en mi vida, y la verdad es que todos disfrutamos muchísimo, la ciudad y los jugadores. Por lo menos un ‘Informe Robinson’ sí que podrían hacer de aquella historia, al menos recordando todo lo que pasó

Con 18 años habrás dicho ‘qué lindo es ser jugador de baloncesto, quiero dedicarme toda la vida a esto’. Después la realidad en equipos humildes es dura, pero empezar de mejor manera era imposible…

Yo siempre lo digo, con un poco de cachondeo, pero es verdad, que yo empecé mi carrera en lo más alto y fui yendo para abajo. Llegas el primer año, a Manresa, y ganas un Liga, y a partir de entonces no he tenido la oportunidad de jugar nada más importante que aquello. Siempre después he ido para atrás. Quería crecer, y el primer año te ponen una Liga encima y dices ‘joder, ¿cómo mejoro esto?’ (risas). No he podido mejorarlo, pero la verdad es que estoy muy contento por haber vivido todo aquello porque no creo que se repita.



Román Montañez lanza de tres ante el CAI, el pasado domingo (Foto: FUENLAFREAK / Lydia Calvo)



Además de Manresa estuviste muchos años en Valladolid. ¿Cómo ves su situación actual?

Es una situación muy complicada, una situación que ya vivimos el año pasado, cuando el equipo se conjuntó mucho para intentar acabar la Liga lo mejor posible, y la sacamos salvándonos. Es una pena que en una ciudad como Valladolid, que tiene mucha afición detrás y donde se podrían hacer muchas cosas por el baloncesto, se esté dejando perder todo eso. Yo siempre les deseo lo mejor porque allí he pasado muy buenos años. Guardo muy buenos recuerdos, pero sí que es una pena, tener que jugar así, sin cobrar, con esa presión, con cambio de jugadores siempre, con no saber qué va a pasar con el club… La incertidumbre esa es muy mala para el jugador y se está demostrando que es una situación muy difícil, para todos, y para el entrenador Ricard (Casas) también, está claro.

¿Cómo marcha el curso de entrenador de baloncesto?

Sigo el curso y además ahora me he metido también en un Máster de Dirección Deportiva y Organización de Eventos, que lo estoy haciendo por internet, y que también quiero acabarlo porque creo que es importante para cuando me retire. Si en algún momento tengo la oportunidad de poder trabajar en algo asociado al baloncesto, creo que es importante no sólo ser entrenador de baloncesto, sino también tener el Máster en Dirección Deportiva. Es lo que me gusta, y si puedo trabajar de esto en algún futuro cuando me retire, pues mejor estar bien formado para hacerlo bien.

Leí que hace año y medio estuviste entrenando en tu tierra a los chavales del CB Vilatorrada, por lo que ya has comenzado a hacer tus pinitos…

Espero tener al menos un hueco ahí (risas), al menos para que el club siga creciendo.

Eres un gran lector, ¿qué estás leyendo ahora?
        
Ahora estoy con ‘El mapa del tiempo’ (Félix J. Palma), lectura más o menos fácil, y lo estoy acabando. La verdad es que en temporada, ahora que estoy estudiando, lo de la lectura lo he dejado un poquito. Sí que en vacaciones o en el verano leo muchísimo, pero ahora, entre el máster, los viajes, los entrenamientos y demás, me cuesta más tener ese ritmo de lectura, pero sí que soy bastante lector. En casa tengo una gran librería porque además soy de tener el libro físico. Ahora con las nuevas tecnologías puedes tener muchísimos libros en la tablet, pero el papel me gusta y soy un romántico en ese sentido. En verano es mucho más fácil. Estás más relajado, leyendo en la playita más tranquilamente. Se hace todo más ameno

Como hincha del Barça, ¿qué te parece lo de Puyol, que anunció que se retira a final de temporada?

Me parece que se retira uno de los valores, de los activos, más importantes del Barcelona de fútbol, que ha sido capitán durante tantos años, alguien que se ha sacrificado mucho por esa camiseta. Y de la manera en que lo ha dejado también, por ser honesto consigo mismo y decir ‘mira, por las lesiones que he padecido, no tengo el nivel suficiente como para estar en este club tan grande, y por eso lo dejo, renunciando a dos años de contrato’. Cualquier otro podría haberse guardado el dinero de esos dos años aunque no jugara. Eso lo hace grande. Ha defendido la camiseta del Barcelona y de la selección española con honestidad. Para mí, Puyol es de los jugadores más honestos que ha habido en el mundo del fútbol.

Por último, has firmado por una temporada. Sé que falta mucho y que primero el equipo debe cumplir con el objetivo de la permanencia, pero ¿te encuentras cómodo en Fuenlabrada? ¿Te gustaría continuar?  

Sí, firmé por una temporada. Estoy cómodo aquí. En el club se trabaja bien, dándole muchas facilidades al jugador para que esté cómodo. Me gustaría continuar, pero vamos a ver si ellos están contentos conmigo, si creen que yo puedo seguir aportando cosas a este equipo, y veremos también cómo estoy físicamente, si creen que puedo continuar o no. Pero ahora lo importante es que la situación del equipo vaya mejor, que podamos ponernos en una situación tranquila en la tabla e intentar cumplir objetivo de la permanencia lo más rápido posible para no sufrir al final.






Enlaces / Montañez
Román Montañez, el sucesor de Ferran Laviña (18/07/2013)
Román Montañez: "Es bonito que de vez en cuando televisen a los equipos más modestos" (17/12/2013)




Román Montañez en El Mundo Deportivo en 1997, 1998 y 1999

Reportaje en El Mundo Deportivo del 10/01/1997, cuando Montañez tenía 17 años (trece meses antes de su debut en la ACB)







Ficha del debut de Montañez en la ACB, en El Mundo Deportivo del 9/02/1998








En un reportaje dedicado al Manresa campeón de un joven debutante llamado Luis Casimiro, Jesús Lázaro definía a dos jóvenes promesas de la ACB. El "Montáñez" luego se convertiría en Montañez ("Montañéz") (El Mundo Deportivo, 26/08/1998)







Reportaje de El Mundo Deportivo, el 4/09/1999. Atentos a la foto del 'rubio' Juan Carlos Navarro


2 comentarios:

Javi dijo...

Jajaja, no parece el mismo en la foto de 1999.

José Luis Bustos dijo...

Gran entrevista Ezequiel. A ver si tus colegas de Informe Robinson recogen el guante y se animan a hacer uno de esos reportajes de una auténtica hazaña conseguido por un equipo pequeño.