9 mar. 2014

Ni Luis Casimiro puede acabar con la maldición del Nou Congost

Manresa 84 - Fuenlabrada 83. Por séptimo año seguido, el equipo naranja sucumbe en Manresa. Dos libres de Ljubicic a falta de 7'' dieron el triunfo local. El último cuarto, 34-20, emborrona el gran encuentro de Cabezas, Panko y Vargas. Borja Comenge: "El equipo estuvo mentalmente fantástico". Luis Casimiro: "Dura derrota. Nos faltó un poco de suerte en el último tiro".



Los aficionados fuenlabreños saben la historia de memoria, la de una maldición (permítase la licencia tratándose de una mera crónica deportiva) que nació en mayo de 2006, cuando el Fuenla de Luis Casimiro, ya salvado, derrotó ajustadamente al Manresa en Nou Congost por la penúltima jornada, caída que terminaría condenando al conjunto catalán al descenso. Lo cierto es que la temporada siguiente regresaron a la ACB, y dese entonces el equipo naranja siempre ha perdido allí, en la cancha al lado del cementerio.

Y eso que hoy la racha adversa parecía que iba a cortarse, en el re-debut de Casimiro, con un Andy Panko imperial (26 puntos) y dos hombres recuperados para la causa: Carlos Cabezas y Eloy Vargas, con 22 de valoración cada uno. Pero ni así. A pesar de gozar de una ventaja de 13 puntos en el cierre del tercer cuarto, de plantarse con diez puntos de renta a falta siete minutos y de ir arriba durante todo el partido, el equipo naranja perdió en el instante final de una forma tan cruel que habrá que tomarse un día, con la perspectiva necesaria, para valorar los avances que tuvo el equipo en pista, que los tuvo, pero que quedan desvirtuados con la ‘calentura’ de la postrera derrota.


Markus Eriksson, 21 puntos (Foto: ACB Photo / J. Alberch)

De inicio ya hubo novedades en el cinco inicial, conformado por Cabezas, Paunic, Panko, Arnold y Vargas, es decir, dos cambios respecto a los últimos quintetos bajo la dirección técnica de Chus Mateo: Cabezas por Dani Pérez y Eloy Vargas por Moussa Diagne. El Fuenla salió como una moto y rápidamente se puso 0-7 con cinco puntos del base marbellí. Entre la fuerte defensa naranja y el escaso acierto local, la diferencia de siete puntos se mantuvo hasta el final del cuarto (12-19).

Los manresanos apretaron en el inicio del segundo período (19-22 y 22-26), pero Eloy Vargas, como si le hubieran hecho una transfusión de sangre, no paraba de anotar y bajar rebotes (26-30). Al pívot dominicano se sumó el acierto de su compatriota nacido en New York, James Feldeine, forzando un tiempo muerto de Borja Comenge (26-34). Andy Panko, con un tiro libre, colocó el 26-35 (+9), pero en los dos últimos minutos el cuadro catalán volvió a apretar, triple de Marcus Eriksson incluido (el primero de su equipo), ajustando el tanteador al descanso (35-37).

Una cesta de Arteaga colocó a sólo un punto a los locales en el inicio del tercer capítulo (37-38), donde comenzó un intercambio de triples que favoreció al Fuenla (45-51). Arco y Max Kouguere anotaron desde el 6.75 para el Manresa, replicados por Panko, Cabezas y Feldeine. Había tiroteo en Nou Congost, y si de pistoleros va la historia, Andy dijo presente, para anotar dos puntitos más. A su lado, Charlie Cabezas, que también olió pólvora, sacó su metralleta, le quitó el óxido y clavó dos nuevos triples. Si hay cosas que nunca se pierden, sólo hay que saber encontrarlas. Los manresanos, en el suelo, querían levantarse pero… cuatro puntos más de Panko para liquidar el cuarto. Total: 50-63, +13, tras un parcial de 5-15.


Andy Panko, 26 puntos que no alcanzaron (Foto: ACB Photo / J. Alberch)

Un triple de Panko apaciguaba la incipiente reacción local a falta de siete minutos (60-70). La historia parecía sentenciada, la maldición, enterrada por el mismo hombre con el que nació la misma, y que volvía a Fuenlabrada para salvarlo, para agrandar su leyenda. Pero… puede que Manresa no tenga jugadores de grandes contratos, ni que pueda presumir de abultadas audiencias televisivas, pero si algo sobra por la Comarca del Bages es orgullo, pasión por el baloncesto y fe en las remontadas. Y hoy tuvo a Marcus Eriksson, que agarró la bandera de su equipo, fue al frente y aceptó el desafió de tiradores. El alero que vino del frío tenía la mano caliente, y lideró la remontada de su equipo para irse hasta los 21 puntos, 15 en el último cuarto, empatando transitoriamente el choque en el minuto 38 (78-78).

Casimiro se la jugó unos instantes con un cinco pequeñito, con Dani Pérez, Cabezas, Feldeine, Panko y Vargas en pista. Precisamente, el pívot centroamericano metía dos líbres, sus primeros puntos tras el descanso, y un triple de Cabezas desde la esquina ponía el 80-83 a falta de 36 segundos. Tiempo muerto de Borja Comenge, un tiempo que dio vida a su equipo, porque Eriksson anotó rápidamente (82-83). Entonces se produjo la jugada controvertida del duelo, con una pérdida de Panko (reclamada, en vano, como falta, vista en el vídeo), y dos libres de Marko Ljubicic para poner al frente a los suyos por primera vez en todo el partido (84-83), con un parcial en el último cuarto de 34-20.

Restaban siete segundos, Dani Pérez y Montañez a pista por Arnold y Vargas, y en ese quinteto tirador surge Feldeine, que asume la responsabilidad y penetra, pero que falla el último tiro. La maldición seguirá un año más. Ni el regreso de Casimiro al lugar del sacrilegio alcanzó. Cierto es que el Fuenla recuperó algunas alegrías en la pista, pero el Manresa rió el último, y rió mejor. Pasan las temporadas y la historia se repite en Nou Congost: partido apretado, tanteador corto, duelo directo por la permanencia y triunfo local.


Marcus Eriksson celebra, Nou Congost también (Foto: ACB Photo / J. Alberch)


 Apuntes

Luis Casimiro re-debutó en el banquillo Fuenlabrada. El lunes pasado había sido destituido Chus Mateo.

Al Fuenla  no le alcanzaron 21 asistencias (13 del Manresa). En rebotes, dominio local: 38-24.

Markus Eriksson, 21 puntos, 15 en el último cuarto.

Román Montañez volvió por primera vez a Manresa desde su última salida.

Eloy Vargas registró estadísticamente su mejor partido ACB: 14+3 y 22 de valoración en 25 minutos (récords anteriores, 6 puntos y 12 de valoración). El interior dominicano realizó una primera parte espectacular: 10 puntos, con 100% de acierto (4/4 T2 y 2/2 T1), más 3 rebotes y un tapón para una valoración de 15 en doce minutos en pista.

Carlos Cabezas, 19 (5/5 T3)+5+4 y 22 de valoración.

Andy Panko, máximo anotador ACB, registró 26 puntos y 25 de valoración.

James Feldeine registró 14 puntos y 10 de valoración, y un 6/16 en tirso de campo.

Javi Vega no llegó a los 4 minutos en pista, su menor tiempo en toda la temporada.

Cuarta derrota consecutiva para el Fuenlabrada, que se estanca en los siete triunfos, los mismos que Estudiantes y Manresa (al que se le ganó el basket-average, 81-73 en la ida). En descenso. UCAM Murcia, con seis victorias.

El equipo naranja perdió por séptima vez consecutiva en Manresa. Desde que el conjunto catalán regresó a la ACB, balance de 3-11 en el global de enfrentamientos.

Manresa llegó a las 7 victorias, las mismas que el Fuenla (Foto: ACB Photo / J. Alberch)


 Ficha técnica

La Bruixa d'Or Manresa 84 (12+23+15+34): Álex Hernández (4), Charis Giannopoulos (4), Max Kouguere (11), Darryl Monroe (16) y Oliver Arteaga (12) -cinco inicial-, Marko Ljubicic (4), Salva Arco (6), Josh Asselin (2), Marcus Eriksson (21) y Vernon Goodridge (4). Entrenador: Borja Comenge. Sin utilizar: Joan Creus y Rasmus Larsen.

Baloncesto Fuenlabrada 83 (19+18+26+20): Carlos Cabezas (19), Ivan Paunic (2), Andy Panko (26), Marcus Arnold (3) y Eloy Vargas (14) -cinco inicial-, Dani Pérez (5), Javi Vega (0), Moussa Diagne (0), James Feldeine (14) y Román Montañez (0), Entrenador: Luis Casimiro.


Árbitros: Miguel Ángel Pérez Pérez, Carlos Sánchez Monserrat y Jordi Aliaga. Sin eliminados por faltas personales.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la jornada 22 de la Liga Endesa. Pabellón Nou Congost (4.000 espectadores).      


Luis Casimiro y Román Montañez, dos regresos a Manresa (Foto: ACB / J. Alberch)




 • Valoraciones post-partido

Borja Comenge, entrenador del Bàsquet Manresa

Valoración del partido
"Ha sido un partido muy emotivo, con alternancias, tal como indican los parciales. En el último cuarto, hemos tenido una muy buena respuesta mental que nos ha permitido ganar el partido. Cuando más parecía que estábamos fuera, hemos reaccionado. El equipo ha estado mentalmente fantástico”.





Luis Casimiro, entrenador del Fuenlabrada

Valoración del partido
“Ha sido una dura derrota tras ir ganando durante 39 minutos y 53 segundos. Nos ha faltado un extra defensivo en momentos puntuales, y un poco de suerte en el último tiro”.

Fuente: Twitter de Luis Casimiro




Resumen de ACB.com

No hay comentarios: