12 feb. 2014

Moussa Diagne: “Como portero soy mucho mejor que Casillas”

El pívot senegalés del Fuenlabrada bromea al compararse con el meta del Real Madrid. Cuando era niño soñaba con emular a Oliver Kahn mientras trabajaba en una fábrica de calzado en las afueras de Dakar. A los 15 años comenzó a jugar al baloncesto. Una temporada después, en 2010, el Torrejón lo trajo a España, y hoy, con 19, es seguido de cerca por la NBA.



Cheikh Moussa Diagne (Guediawaye, 06/03/1994) lleva año y medio en Fuenlabrada. En el verano de 2012 llegó procedente del Baloncesto Torrejón, firmando con el club fuenlabreño por cinco temporadas, hasta 2017. El pívot senegalés debutó en la primera jornada de la campaña anterior, en Valencia, con Porfi Fisac en el banquillo. Habitual en el equipo vinculado del Óbila, donde fue dirigido por Armando Gómez, jugó su segundo partido ACB en la penúltima jornada de aquella temporada, ya con Trifón Poch, ante el CAI.

Ya en el presente curso, Chus Mateo ha confiado en Moussa Diagne dándole un rol cada vez más protagónico en el primer equipo, donde promedia 3.5 puntos, 5.0 rebotes, 1.1 tapones y 6.3 de valoración en 14 minutos de media (17 partidos). Con intensidad y poder de intimidación, el center de 2.11 metros de estatura sigue creciendo encuentro tras encuentro, proyectándose como un jugador al que se le quedará pequeño el Fuenlabrada si mantiene su progresión de trabajo, aprendizaje y rendimiento en la pista.

Este miércoles, luego del entrenamiento vespertino del primer equipo en el pabellón Fernando Martín, conversamos con Moussa Diagne, mientras observaba desde un costado el inicio de la sesión preparatoria del Fundación Baloncesto Fuenlabrada, sus "compañeros de toda la vida", como él mismo definió.

Haciendo un esfuerzo para soltarse cada vez más con el idioma castellano, Moussa transmite la energía de aquellos que aúnan talento, sacrificio y convicción. Sus ojos se iluminan cuando habla de su país y de su familia, recordando su vertiginosa historia con el básquetbol: a los 15 empezó a practicarlo, a los 16 fue ‘arrancado’ hacia Torrejón, desde donde fue captado por el Fuenlabrada a los 18. Ahora, a los 19, los ojeadores de la NBA siguen de cerca a un joven y promisorio jugador que hace cuatro años aún trabajaba en un fábrica de zapatillas en Senegal.

Mate de Moussa Diagne ante el Bilbao en el Fernando Martín, el 20/10/2013 (Foto: Lydia Calvo / Fuenlafreak)

  • Moussa Diagne en diez frases

Balance del equipo (7-11): “Hubo partidos ante equipos muy buenos que podíamos haber ganado pero que terminamos perdiendo. Fue muy jodido para nosotros, y si en esos momentos no tienes una buena mentalidad, puedes llegar a hundirte y decir que no vas a ganar más. Gente como Panko, Carlos o Román nos decían en la semana “hay que trabajar, hay que trabajar, que las victorias un día llegarán”. Ahora llevamos tres victorias consecutivas, y vamos a seguir así hasta terminar la liga”

Temporada individual: “Soy un jugador joven y no tengo tanta experiencia para jugar a este nivel, y por eso doy las gracias a mis compañeros, porque siempre me ayudan, y al entrenador, que me da la oportunidad. Para mí es muy difícil porque no tengo tanta fuerza para defender a pívots muy fuertes, pero al final voy a conseguirlo. Yo estoy feliz en Fuenlabrada.”

Trabajo: “Tengo que mejorar muchas cosas, en el poste bajo, los tiro libres y el tema de las faltas, que es muy importante. Al principio estaba jodido con las faltas, pero no era un tema arbitral. Los árbitros pitan bien, y era mi culpa. Es un tema de dónde y cuándo meter la mano, en qué momento tengo que ayudar. Estoy trabajando y aún debo aprender mucho”

Fundación Baloncesto Fuenlabrada: “Están jugando muy bien. Son mis compañeros de toda la vida. Se entrenan duro cada día y tiene un gran entrenador como Armando”

Senegal: “Es el país más bonito y más tranquilo de África. Todos somos iguales y tiene mucha cultura, y la gente es muy buena”

De portero a pívot: “Yo jugaba al fútbol, y como portero era muy bueno. Soy mucho mejor que Casillas (risas). Mi ídolo era Oliver Kahn.  Un día estaba jugando en Rufisque y un chico me ve y le dice a mi tío que cómo que no juego al baloncesto. Le expliqué que no me gustaba. Entonces me dijo ‘prueba un año, y si no te gusta, déjalo’. Tenía 15 años y empecé con el baloncesto, y me gustó porque había que correr y saltar”

Obrero: “Estaba estudiando y de repente tuve que dejar de estudiar y empezar a trabajar en una fábrica de zapatillas. Después me metí en el baloncesto y  aquí estoy”

Torrejón: “Mi paso a España es gracias a David Sanz, del Torrejón. Me dijo que querían trabajar conmigo, pero yo le dije que no, que era una tontería porque yo no quería estar lejos de mi madre, pero mi madre me dijo “vete”. Al final, me vine a Torrejón. Recuerdo que mi primer día en España fue muy difícil para mí, por el idioma, por el frío”

Familia: “Saben que para mí es muy difícil estar fuera del país sin ellos, pero es un trabajo y tenemos que aceptarlo. A mi madre le echo mucho de menos y cuando vuelva le voy a dar un gran abrazo, como a mis hermanos”

Música: “Siempre estoy escuchando música de mi país, como Youssou N’Dour e Ismaël Lô porque me recuerdan mucho dónde nací, me recuerdan quién soy”


Resumen con la canción de Ismaël Lô 'Jammu Africa'
 
 
Entrevista completa



  • Entrevista

¿Cómo viene la semana después del parón por la Copa?

Acabamos de terminar un entrenamiento. Tuvimos unos días de descanso y esta semana está siendo un poquito dura para volver a coger ritmo. Estamos preparando un partido muy importante ante un gran rival. Tenemos que trabajar el doble si queremos llegar a la cuarta victoria seguida.

¿Cómo valoras la temporada hasta ahora?

Cuando empezamos la liga tuvimos muchas derrotas y fue difícil para nosotros. Estábamos jodidos, pero entrenamos y entrenamos duro, y ahora conseguimos ganar más partidos. Tenemos que seguir así.

Pasaron momentos duros, con partidos que no terminaban de cerrar, y tras cinco derrotas seguidas ahora llevan tres triunfos consecutivos…

Hubo partidos ante equipos muy buenos que podíamos haber ganado pero que terminamos perdiendo. Fueron momentos muy jodidos para nosotros, y si en esos momentos no tienes una buena mentalidad, puedes llegar a hundirte y decir que no vas a ganar más. Gente como Panko, Carlos (Cabezas) o Román (Montañez) nos decían en la semana “hay que trabajar, hay que trabajar, que las victorias un día llegarán”. Ahora llevamos tres victorias consecutivas, y vamos a seguir así hasta terminar la liga.

En la temporada pasada jugaste dos partidos, en la primera con Porfi Fisac y en la penúltima con Trifón Poch. ¿Cómo estás viviendo esta campaña, la primera de pleno en la ACB?

Este año estoy bien porque tengo un entrenador que me da la oportunidad, y estoy tratando de aprovecharla. Además tengo compañeros que me ayudan siempre en la cancha. Soy un jugador joven y no tengo tanta experiencia para jugar a este nivel, y por eso doy las gracias a mis compañeros y al entrenador. Para mí es muy difícil porque no tengo tanta fuerza para defender a pívots muy fuertes, pero al final voy a conseguirlo con la experiencia de mis compañeros.

¿Hay algún compañero en especial que te aconseje en la semana?

Casi todos me dicen “Moussa, esta semana tenemos un partido muy importante y sus pívots juegan así”. Yo no conozco a los rivales, pero mis compañeros sí, y me dicen cómo tengo que defenderlos. Me ayuda mucho seguir sus consejos.


Moussa Diagne debutó con el Fuenlabrada en el amistoso ante Partizan de Belgrado el 21/09/2012 (Foto: Lydia Calvo / Fuenlafreak)

El tema de las faltas personales te lastró al principio de temporada, aunque ahora te pitan muchas menos. ¿Es un tema de oficio, de saber cómo y cuándo meter la mano, de respeto arbitral?

Al principio estaba jodido con las faltas, pero no era un tema arbitral. Los árbitros pitan bien, pitan lo que ven, y era mi culpa. Es un tema de dónde y cuándo meter la mano, en qué momento tengo que ayudar, eso. Todavía me falta, y estoy trabajando cada día para seguir aprendiendo. Ahora estoy bajando la cantidad de faltas, pero aún debo aprender mucho. Los árbitros pitan bien, no es un tema de ellos.

¿En qué aspectos crees que más has mejorado estos meses y en cuáles tienes que mejorar más?

Tengo que mejorar en todo. El baloncesto es un deporte en el que tienes que aprender cada día. Para mí tengo que mejorar en el poste bajo, los tiro libres y el tema de las faltas, que es muy importante, y muchas otras cosas. Este año, hasta ahora, estoy mejorando en saber en qué momento en que tengo que ayudar, en qué momento tengo que saltar.

¿Qué es más fácil, hacer un mate o meter un tapón?

Creo que los dos son iguales (risas). La gente dice que yo salto mucho. Para mí es fácil meter un tapón y también es fácil un mate, los dos…

Desde fuera, el mate es como que se ve venir, mientras que el tapón suele levantar más a la gente por lo inesperado…

Sí, el tapón la gente se enciende más porque no lo esperaba. Es muy bonito, pero para mí es una cosa fácil. Y los mates, cuando juegas con bases como  Dani (Pérez) o con Carlos (Cabezas), son fáciles también, ya sea después de pasarte el balón tras un pick&roll o en un alley-oop. Son cosas fáciles para mí.
Moussa Diagne junto a su compatriota Mou Sené, en su segundo partido ACB, despedida del Fernando Martín la temporada pasada (12/05/2013) (Foto: Lydia Calvo / Fuenlafreak)

Mientras vemos el entrenamiento del Fundación Baloncesto Fuenlabrada, ¿qué te parece la temporada que están haciendo tus ex compañeros, líderes en la Adecco Plata?

Están jugando muy bien. Son mis compañeros de toda la vida. Son un buen equipo y estamos arriba en la clasificación, bueno, ellos están arriba. Ojalá sigan ganando. Se entrenan duro cada día y tiene un gran entrenador como Armando (Gómez).

La temporada pasada tuviste a Armando Gómez en el Óbila, donde también coincidiste con Chema González.

Sí, en el Ávila estuve con los dos más Rolands Smits y Javi de Pinto. Ahora es más difícil que pueda volver a jugar con ellos porque me suelo entrenar con el primer equipo. Para mí sería difícil entender los sistemas de juego que usan ahora, pero son grandes compañeros y buenas personas.

¿Sientes que ellos se pueden fijar en ti, un canterano que terminó haciéndose un hueco en el primer equipo?

Creo que sí, que esto puede darle fuerzas. Yo estuve con ellos el año pasado y ahora gracias a Dios, y gracias también al trabajo, he conseguido estar en la primera plantilla. Hay que trabajar mucho. Chema (González) ha conseguido este año debutar contra el Real Madrid, y él está en el camino para llegar arriba. Además, Rolands (Smits) y Boubacar (Moungoro) están entrenándose con nosotros. Poco a poco, hay tiempo.

¿Qué recuerdas de tu debut ACB, en la primera jornada de la temporada pasada en Valencia? (1/10/2012)

Poco recuerdo. Fue mi debut ACB, en Valencia, y gracias a Porfi (Fisac), porque nunca pensé que iba a jugar en el primer nivel de España. Jugué 8 minutos, con 4 puntos. Estaba muy nervioso porque no lo esperaba, además mis compañeros eran buenísimos y enfrente estaba un equipo como Valencia. Mis compañeros me ayudaron.


Tapón de Moussa Diagne en el Fuenlabrada - Manresa del 15/12/2013 (Foto: Lydia Calvo / Fuenlafreak)

Leyendo tu ficha técnica, dice que naciste en Guediawaye, pero en otros en Rufisque, ambos en la región de Dakar.

Yo nací en Guediawaye, pero vivo en Rufisque. Es un pueblo tranquilo cerca de Dakar, adonde llegas en 15 minutos en coche.

Me imagino que empezaste jugando al fútbol en Senegal, ¿cómo fueron tus inicios en el baloncesto?

Es una historia my larga. Yo jugaba al fútbol, y como portero era muy bueno. Soy mucho mejor que Casillas (risas). Un día estaba jugando en Rufisque y un chico me ve y le dice a mi tío que cómo que no juego al baloncesto. Mi tío le dice que hable conmigo, y el chico me lo comenta, pero yo le expliqué que a mí el baloncesto no me gusta, que era un deporte que nunca iba a practicar. Entonces me dijo ‘prueba un año, y si no te gusta, déjalo’

¿Cuántos años tenías?

Unos 15 años. Empecé con el baloncesto, y me empezó a gustar porque había que correr y saltar. Estuve un año jugando al fútbol y baloncesto, y después decidí seguir con el baloncesto, y además tenía que trabajar. Al final el Torrejón me sacó de allí

Entonces debes agradecerle a tu tío. ¿Cómo se llama?

Moustapha. Sí, él me empujó a que empiece con el baloncesto.

Sobre el tema de los porteros, el internacional Tony Silva también nació en Guediawaye. ¿Era tu ídolo de pequeño?

Sí, Tony Silva era de allí también, pero mi ídolo era el alemán Oliver Kahn. Me gusta mucho el fútbol. Senegal jugó el Mundial 2002, pero ahora estamos un poquito jodidos.

¿Y cuál es tu equipo en España?

Bueno, soy de uno, pero esto no puedo contestar (risas).


Moussa Diagne (2.11m), saltando más que Walter Tavares (2.20m.) del Gran Canaria, el pasado 4 de enero (Foto: Lydia Calvo / Fuenlafreak)


¿Qué destacarías de Senegal?

Senegal es, para mí, el país más bonito y más tranquilo de África. Todos somos iguales y tiene mucha cultura, y la gente en muy buena. Tiene todo.

Recuerdo que tanto Michel Diouf, como Mou Sené y Mamadou Samb me comentaban de los idiomas wolof o serer, dependiendo de la zona. ¿Cuál hablas tú?

Yo hablo wolof, pero hay sitios que hablan otros idiomas. El wolof es el que más se habla en Senegal.

Leí que David Sanz, director deportivo del Torrejón, fue el que te vio en Senegal y te convenció para venir a España. ¿Cómo fue aquella historia?

Mi paso a España es gracias a David Sanz, del Torrejón, que organizó un campus de baloncesto. Me dijo que querían trabajar conmigo, que querían que viajara con ellos, pero yo le dije que no, que era una tontería porque yo no quería estar lejos de mi madre, pero mi madre me dijo “vete”. Al final, me vine a Torrejón. Recuerdo que mi primer día en España fue muy difícil para mí, por el idioma, por el frío… muy diferente a Rufisque.

¿Cómo te comunicas con tu familia?

Hablo con mi familia por internet cada día. Están muy contentos y me preguntan qué tal estoy aquí. Saben que para mí es muy difícil estar fuera del país sin ellos, pero es un trabajo y tenemos que aceptarlo. Creo que un día en el futuro voy a volver con mi familia, o que ellos vengan aquí conmigo.

¿Los echas mucho de menos?

A mi madre le echo mucho de menos y cuando vuelva le voy a dar un gran abrazo, como a mis hermanos.

Comentabas que trabajaste en una fábrica de calzado…

Estaba estudiando y de repente tuve que dejar de estudiar y empezar a trabajar en una fábrica de zapatillas. Después me metí en el baloncesto y aquí estoy.


El pasado 18 de enero, en Valladolid, Moussa Diagne rompió sus registros ACB: 10+15 y 24 de valoración (Foto: Ramón Gómez / El Norte de Castilla)


Ya en el Torrejón impactaron aquellos 50 de valoración en el Campeonato Junior de 2011.

Fue algo importante en mi carrera. No es fácil que alguien lo pueda superar. Había muy buenos jugadores que habían hecho grandes valoraciones, como Javi Vega o Mirotic, y yo lo superé. No es fácil. También tengo que dar las gracias a mi ex entrenador del Torrejón (Antonio Blázquez ‘James’) que me mantenía tanto tiempo en pista. Yo no sabía que ese número era tan importante, pero me dijeron que aquí sí era importante.

¿Cómo pasas de Torrejón a Fuenlabrada?

Yo estaba en Torrejón y en Fuenlabrada se pusieron en contacto con mi agente, porque mi trabajo es jugar. Él me dijo que Fuenlabrada me quería pillar, estuvimos de acuerdo en lo que queríamos, firmé y hoy estoy aquí.

¿Qué te gusta hacer en los ratos libres?

Siempre estoy leyendo libros, escuchando música de mi país, viendo películas o hablando con mi familia en Senegal.

¿Qué tipo de películas?

Depende, películas de amor, de acción o de historia. Por ejemplo, me gusta la película ‘Titanic’ o ‘Dos policías rebeldes’ (Bad Boys)

¿Y libros?

Me gustan los libros de historia, y también uno de idioma español, que aún no es muy bueno y tengo que aprender más.

¿Además de Youssou N’Dour qué recomendarías?

Yo escucho mucha música de Senegal. Me encantan Youssou N’Dour e Ismaël Lô porque son artistas que me recuerdan mucho dónde nací, me recuerdan quién soy.

¿Tienes una canción preferida?

Me gusta ‘Jammu Africa’ de Ismaël Lô (nacido en Níger y criado en Rufisque, Senegal, la ciudad de Diagne). Es una canción que me gusta mucho.

Andy Panko, crack de 36 años del que Moussa Diagne puede aprender mucho sobre la profesión. En la imagen, ante el Real Madrid (12/01/2014) (Foto: Lydia Calvo / Fuenlafreak)


Ahora que veo a Ferran López (el director deportivo del club está de pie a metros de Moussa), recuerdo que hace un mes y medio comentó sobre las molestias que estabas padeciendo en las rodillas. ¿Cómo estás?

Lo de las rodillas no es tan grave como dice Ferran López. Es un dolor fuerte y me preocupo mucho, pero no es tan grave. Pero ahora estoy mejor…

En tu perfil de Facebook publicaste una foto cocinando ‘mafe’. ¿Qué es?

Es un plato de mi país. Es arroz blanco con cacahuete. Es rico.

Llevas año y medio en Fuenlabrada.  ¿Qué tal tu vida en la ciudad?

En Fuenlabrada estoy bien. No tengo problemas en donde vivo ni tengo problemas con el club. Yo estoy feliz en Fuenlabrada.





  • Galería de imágenes


En Rufisque, en las afueras de Dakar, está una de las tantas fábricas de cemento que Lafarge tiene por el mundo (Foto: www.senegalaisment.com)

Moussa Diagne (4) con el Torrejón dirigido por James en la Final Four del Campeonato Junior de Madrid 2011 (Foto: FEB)
Con el Torrejón la rompió en la Final Four junior de Madrid 2011: ¡50! de valoración, ya con el dorsal 12 (Foto: FEB)

La temporada 2012/13 estuvo cedido en el Óbila, de LEB Plata, vinculado del Fuenlabrada (Foto: Basquetmaniatic)


Moussa Diagne luce una muñequera en su brazo izquierdo con los colores de Senegal (Foto: Fran Martínez / ACB Photo)


Moussa Diagne, cocinando mafe, típica comida senegalesa (Foto: Facebook)

Moussa Diagne acompañando a Javi Vega al estadio Vicente Calderón, antes del último Atlético de Madrid - Valencia (Foto: Facebook)


Moussa Diagne, durante la entrevista



3 comentarios:

Javi dijo...

Se le ve muy sensato, lo de las faltas me ha ganado.

Ezequiel Costa dijo...

Coincido Javi. Síntoma de madurez a los 19 años, de tener claro adónde se quiere llegar. Tal otro hubiera dicho "es que a ciertos jugadores de equipos grandes no les pitan igual".

Óscar Fuenla dijo...

Ezequiel, has visto que mencionan tu artículo en acb.com???
Moussa Diagne: la sonrisa de Rufisque
http://www.acb.com/redaccion.php?id=102066