17 feb. 2014

Marcos Mauro: “Nunca pensé que me dedicaría al fútbol, hasta que el Fuenla confió en mí”

El central del Huesca regresó a Fuenlabrada por primera vez. Aunque estuvo en el banquillo, el argentino recordó sus tiempos en el club azulón, del que está "muy agradecido". Fichado por el Villarreal el pasado verano, está cedido en el conjunto oscense. "Cuando me pongo la camiseta azulgrana del Huesca me imagino que es la camiseta de San Lorenzo", reveló el hincha del Ciclón. 



Marcos Mauro López Gutiérrez (Avellaneda, 9/1/1991) regresó por primera vez a Fuenlabrada, en este caso con la camiseta del Huesca. El zaguero argentino se formó en la cantera azulona, debutó en Tercera División, subió y jugó en Segunda B y, tras cinco años en el club del sur de Madrid, fue fichado el pasado verano por el Villarreal, que lo cedió en el conjunto azulgrana.

En la presente campaña, Marcos Mauro arrancó como titular en los esquemas de Pablo Alfaro, aunque perdió el puesto tras la destitución de éste y la llegada de David Amaral. Su último partido fue el 22 de diciembre pasado en cancha del Tudelano, marcando curiosamente el único gol del partido en el triunfo del Huesca (0-1).

Desde entonces, el central bonaerense lo ve desde fuera, como este domingo, tal vez en su partido más especial, porque se reencontraba con su gente. Sin embargo, Marcos Mauro no pierde la fe y confía en revertir la opinión del actual entrenador con trabajo y compromiso.

A la conclusión del Fuenlabrada – Huesca (2-1), conversamos brevemente con el ex jugador azulón, quien entre saludos a muchos que pasaban por allí, se refirió a la actualidad de su equipo, los recuerdos del Fuenla, y el sentimiento por su abuelo y padre, quienes le legaron la pasión por San Lorenzo de Almagro.


Marcos Mauro, con la 'azulgrana' del Huesca (Foto: Diario del Alto Aragón) 

Tu primera vuelta al Fernando Torres, lástima no poder jugar.

Sí, una sensación extraña volver acá, donde tanto tiempo estuve. No tuvimos suerte en el partido. El Fuenlabrada hizo un muy buen partido, nos complicó las cosas y se llevaron los puntos merecidamente.

Se pusieron en ventaja ni bien arrancar el partido.

Fue una jugada fortuita en la que el balón dio en el palo y Guillem la terminó de empujar. Lo difícil es ponerse por delante, pero hoy no supimos mantener resultado. Nos marcaron un después en un fallo de nuestra defensa. El equipo tiene que seguir tirando para adelante e intentar ganar en casa y puntuar fuera.

Lo de Pachón no te sorprende…

Ya lo conocíamos muy bien. Sabíamos que si tenía una la iba a meter. Teníamos que intentar que él no estuviera cómodo en el partido, pero parece ser que tuvo su día y nos metió dos goles.

Ante el Puerta Bonita están obligados a ganar si no quieren perder el tren.

Parece ser un tópico, pero tenemos que ir domingo a domingo. En casa tenemos un partido vital. El vestuario sabe que tiene que ganar prácticamente el 70% de los partidos. Creo que hay plantilla para eso y que se puede lograr.

¿Estás aprendiendo de la situación de tu suplencia actual?

Esta temporada empecé jugando bastante pero por cuestiones técnicas y tal, estoy jugando menos. Pero estoy esperando la oportunidad, entrenándome bien e intentando estar al nivel de mis compañeros.

¿Cómo fue el reencuentro con la gente de Fuenlabrada?

Muy bonito. Saludar a mucha gente que me conoce de pequeño. Siempre me han dado mucho cariño, y esta vez no fue menos.

¿Qué significa Fuenlabrada en tu vida?

Para mí es el club que me da la oportunidad de imaginarme que podría vivir del fútbol. Yo de pequeño jugaba por ‘hobby’. Nunca pensé que podía tener posibilidades, que podría dedicarme al fútbol, pero en Fuenlabrada depositaron su confianza en mí. Le estoy muy agradecido por todo.

Estás cedido por el Villarreal. ¿Estás en contacto con ellos?

He hablado un par de veces con ellos, pero ahora mismo estoy centrado en el Huesca, y definitivamente tenemos que luchar por el objetivo común, que será lo mejor tanto para el equipo como para todos individualmente.

El Huesca viste de azulgrana, no te quejarás de los colores…

Sí, la verdad es que uno de los motivos que más me gustaron cuando fiché por el Huesca fueron los colores azulgrana, como San Lorenzo, que soy hincha. Cuando me pongo la camiseta me imagino que es la camiseta de San Lorenzo.

¿Sueñas algún día con jugar en San Lorenzo?

Yo ahora mismo lo veo lejos, pero si algún día pudiera tener una mínima oportunidad, encantado.

¿Cómo sigues al Ciclón?

Sigo los partidos, por las redes sociales. Empezamos la Libertadores mal pero la temporada pasada celebramos el título, y siempre es un equipo competitivo.

¿Quiénes eran tus ídolos de San Lorenzo?

Mi abuelo, que está en el cielo, y mi padre. Ellos me han inculcado ser hincha de dentro, y lo sigo manteniendo. Y de los jugadores, el Pipi Romagnoli y el Pipo Gorosito.

¿De quiénes te hablaban ellos?  

Más que nada me hablaban del Bambino Veira de su etapa de jugador, aunque yo lo conocí ya de director técnico.

¿Has tenido que dar muchas explicaciones sobre la pasión del Papa Francisco por San Lorenzo?

Siempre que sale el tema de que es hincha de San Lorenzo, me dicen lo del Papa, que ‘Dios es argentino’. Yo digo que soy un discípulo de ellos.



Gol de Marcos Mauro en el triunfo del Huesca en Tudela (0-1), el 22/12/2013 (minuto 4:20)




No hay comentarios: