28 nov. 2013

Adrián Laso: “Ir a Fuenlabrada con 16 años me cambió la vida; espero poder volver”

“Después de más de dos años en los que no estaba jugando, llegó el momento de salir”, explica el pívot palentino, flamante jugador del Breogán.Me hacía falta un cambio para volver a sentirme jugador. Quiero tener minutos y responsabilidad, hacerlo bien para volver al Fuenlabrada”, añade. A la afición naranja le pide que "paciencia, porque este equipo tirará para adelante".



Días frenéticos para Adrián Laso. Ayer miércoles, el Baloncesto Fuenlabrada le comunica que se marcha cedido al Breogán, viajando en la misma tarde a Lugo, donde pasa reconocimiento médico al llegar y se reúne con el entrenador Lisardo Gómez. Hoy jueves es presentado en El Pazo y después se desplaza en coche hasta Pamplona, donde mañana viernes su nuevo equipo, el Breogán, visitará al Planasa Navarra por la novena jornada de la LEB Oro. Desde el hotel de concentración del equipo celeste en Pamplona nos atiende Adrián Laso, quien analiza su etapa fuenlabreña y su presente con el cuadro lucense.

Adrián Laso llega a un histórico del baloncesto español: el Breogán (Foto: www.cbbreogan.com)
¿Cómo te han recibido en Lugo?

Muy bien. Estoy muy contento porque la adaptación está siendo la mejor, con un grupo de jugadores que me ha integrado desde que entré en el vestuario. Tengo muchas ganas de comenzar a jugar ya.

De Fuenlabrada a Lugo, presentaciones, de allí a Navarra, partido, luego vuelta a Madrid para finalizar la mudanza… Casi no hay tiempo ni para pensar. ¿Qué supone para ti esta cesión en el Breogán?

Sí, es que se dio así, y por suerte todo está saliendo muy bien. Después de dos años, para tres, en los que no estaba jugando en Fuenlabrada, llegó el momento de dar ese paso, de salir a buscar una oportunidad. Surgió la posibilidad de fichar por el Breogán, y no lo dudé porque sé que es un gran equipo, con mucha historia, con una afición que entiende mucho de baloncesto, y donde el objetivo es ganar en todas las canchas para subir a la ACB. Los dos clubes buscaban esto, y yo también, así que para adelante. De no jugar en Fuenlabrada creo que he venido al mejor sitio, que es el Breogán.

Además de equipos como Palencia o Burgos, el Breogán creo recordar que ya estuvo interesado el verano pasado.

La verdad es que sí, pero en su momento se decidió que siga en Fuenlabrada. No sé, tal vez lo mejor hubiese sido salir antes, como hizo Álvaro [Muñoz], pero las cosas se dieron así, y nada... Ayer, ni bien llegué, me dijeron “al fin estás aquí”, lo cual hace que mi responsabilidad sea mayor. Estar en un club que se ha interesado tanto en ti hace que tengas que trabajar mucho para devolver esa confianza con buenos partidos.

En cualquier equipo se aspira a ganar, pero en Fuenlabrada, por su realidad económica, siempre se parte con la permanencia como principal objetivo. En Lugo me imagino que el ascenso es lo único que vale. ¿Cómo afrontas ese cambio de mentalidad?

Me gusta. Me han dicho que aquí se sale a ganar todos los partidos, que la afición apoya mucho al equipo pero que también exige mucho. Este es un equipo con opciones de ascender, eso es innegable, y eso es lo que quería: tener minutos y tener responsabilidad. Quiero jugar y pelear por lo máximo, por eso la opción de Breogán era la mejor. Aquí lucharemos por el ascenso.

Allí te reencontrarás con Michel Diouf, y James Feldeine llegó al Fuenlabrada vía Lugo, hace año y medio. ¿Qué te comentó James del Breogán?

Que es un gran club y una gran ciudad, que tal vez vea poco la luz del sol (ríe), pero que se vive muy bien. Me ha deseado suerte y que trabaje mucho.

El calendario, caprichoso, dice que en dos semanas, el 13 de diciembre, se juega un Palencia - Breogán, y que el 4 de enero será un Oviedo - Breogán, donde te cruzarás con Álvaro Muñoz…

Cuando hablé con Álvaro para comentarle lo del Breogán, lo primero que me dijo es que en la primera jornada del 2014 ya me esperaba en su casa. Me alegró mucho eso como que en dos semanas jugaré en casa, en Palencia, lo cual será muy especial para mí.

Ayer, en Onda Fuenlabrada, Ferran López adelantaba tu cesión, y hacía hincapié en que seguías perteneciendo al Fuenlabrada. ¿Hasta cuándo tienes contrato?

Sigo siendo del Fuenlabrada y termino contrato este año, pero lo que me han transmitido desde el club es algo así como “demuéstranos ahora que no estábamos equivocados en confiar en ti para la ACB”, y eso es lo que tengo que hacer ahora. Mi intención es hacerlo bien en el Breogán para poder volver al Fuenlabrada, mejorar en todo para volver a tener minutos en la ACB.

¿Se hicieron muy duros estos dos años largos sin poder consolidarte en la ACB?

Ha sido un tiempo duro porque eran dos años que estás ahí para disfrutar y bueno, por una cosa o por otra, no tenía minutos, y ahí es cuando lo pasas mal. Todo se va haciendo largo, y por eso me hacía falta un cambio para volver a sentirme jugador, volver a tener minutos y disfrutar del baloncesto.

El sábado Ferran López hacía un diagnóstico crudo sobre tu falta de minutos en la ACB. ¿Qué autocrítica realizas de todo este tiempo?

Yo estoy tranquilo porque siempre intenté hacerlo lo mejor que pude; nunca me guardé nada. Por mi parte intente dar lo máximo. Que ese máximo a lo mejor no fuera suficiente para que los entrenadores me dieran minutos, puede ser, pero creo ha habido distintas razones y situaciones por las que no contaba con minutos, y el hecho es que no jugaba y que necesito jugar. Por eso creo que venirme a Lugo era la mejor opción. Ahora intentare aprovechar esta nueva oportunidad.

Llegaste al club desde Palencia con 16 años y ahora te marchar con 23. ¿Qué significa para ti Fuenlabrada?

Mucho. Es mi segunda casa. Llegué con 16 años y allí viví un tercio de mi vida, me formé como jugador y me dieron la oportunidad de poder jugar en la ACB, de jugar la Copa del Rey, la EuroChallenge, de conocer gente muy buena, amigos… Ir a Fuenlabrada fue una decisión que me cambió la vida, y espero poder volver.

¿Cómo recuerdas tu debut en la ACB, el 1 de mayo de 2011, con Salva Maldonado y reemplazando a Gustavo Ayon?

El mejor de los recuerdos. Cinco minutos ante el Real Madrid, un partido grande jugándonos entrar en playoff, lo que después nos permitió jugar en Europa. De Salva siempre hablaré muy bien porque es un entrenador que hace todo simple, que te dice lo que puedes hacer en la pista, y luego, en el partido, podías hacerlo.

Hablando de la EuroChallenge, me imagino que también destacarás el encuentro ante Pardubice: 23 puntos y 29 de valoración.

¡Claro que lo recuerdo! Cierto es que el nivel de la EuroChallenge no era el mismo de la ACB, pero ese partido para mí eran muy importante porque venía de un mes de estar jugando solo en el equipo vinculado del Óbila, en LEB Plata, por un tema de fichas y convocatorias en el primer equipo. Me sirvió para decirme a mí mismo que no tenía que bajar los brazos.

Recuerdo aquella entrevista que mantuvimos en mayo del 2011, luego de tu debut en la ACB, donde agradecías a tu familia, en especial a tu tía Mercedes, quien te tuteló en los primeros años en Madrid. ¿Qué dice ahora la familia de tu mudanza a Lugo?

Me apoyan en todo, y sí, mi tía me ayudó muchísimo. Yo tenía 16 años y llegaba desde Palencia a una ciudad como Madrid, un cambio enorme. Y en Fuenlabrada conocí a  mi novia, de la que estoy muy enamorado. Me cambió la vida. Ahora veremos si por su trabajo puede irse conmigo a Lugo. El viaje fue tan rápido que aún lo estamos asimilando.

El verano de 2012 integraste la selección española B que viajó a Brasil y Argentina, a la que le metiste un triple de un intento, 100% de acierto, y en tus 53 partidos ACB nunca lanzaste desde el perímetro. ¿Qué pasó en Buenos Aires?

Es que Orenga juega con pívots abiertos, y de repente me quedé solo, y tiré, y entró (risas). Fue una situación del partido. La verdad es que aquel viaje fue inolvidable, por el grupo que se armó, por los rivales, por los partidos que pude hacer.

¿Avanza la Ingeniería Eléctrica?

Avanza, pero lento. Antes estaba en la Carlos III, pero me tuve que apuntar en la universidad a distancia porque era muy difícil mantener el ritmo, asistir a las clases. No es una carrera fácil, pero sigo en ella porque no sabes si el día de mañana podrás seguir viviendo del baloncesto. Por eso no quiero perder la conexión con los estudios.

Contra esos pequeños ratos de tiempo libre para estudiar atentaría la afición compartida con Javi Vega por los Legos y los helicópteros a radiocontrol…

Sí, nos divertimos mucho con eso, y la verdad es que te quita tiempos…

Para terminar, ¿qué te gustaría transmitirles a los aficionados del Fuenlabrada?

Que muchas gracias por todo, que espero volver, y sobre todo que estén tranquilos porque este equipo empezará pronto a ganar. Hay mucha gente nueva, pero hay buenísimos jugadores, como Panko, Paunic o Feldeine, además de veteranos como Román o Carlos, gente súper-comprometida como Javi, jóvenes como Dani Pérez… les pido que tengan un poco de paciencia porque sé que este equipo tirará para adelante.

Adrián Laso, en su presentación en Lugo (Foto: www.cbbreogan.com)

Enlaces: 
Adrián Laso, cedido al Breogán (27/11/2011)
Adrián Laso: “Más que con el mate me quedo con mi defensa sobre Tomic” (04/05/2011)
Adrián Laso: “Tengo que ir puliendo cosas” (14/12/2011)
Adrián Laso: “Hace mucho que no hacía 29 de valoración" (21/02/2012)
Adrián Laso: “Fue una gran experiencia estar con la selección” (08/10/2012)
Adrián Laso: “Estaba con ganas de demostrar que sí puedo jugar aquí” (10/12/2012)

No hay comentarios: