31 jul. 2013

Chus Mateo: “Dani Pérez tiene descaro, es resolutivo, oportuno y con muchas cualidades”

[entrevista] El nuevo entrenador del Fuenlabrada elogia al joven base del River Andorra, en la órbita del club. “Vuelvo a Fuenlabrada dos años y medio después mucho más maduro. Hemos de recuperar el espíritu guerrero que nunca ha faltado aquí, valora el técnico madrileño, quien destaca el fichaje de Montañez, además de la continuidad de Feldeine, Vega, Muñoz y Laso.



Jesús Alfonso Mateo Díez (Madrid, 1969) acaba de firmar contrato para las próximas dos temporadas con el Baloncesto Fuenlabrada. Entre 2008 y enero de 2011, el técnico madrileño se desempeñó como entrenador ayudante de Luis Guil y de Salva Maldonado. En diciembre de 2009, en el período entre la destitución del primero y la contratación del segundo, Chus Mateo debió asumir como primer entrenador durante cuatro partidos. El equipo acumulaba siete derrotas consecutivas, y con él al frente se lograron dos triunfos clave para la posterior permanencia (en Gran Canaria y en Valladolid). Luego, Chus Mateo dirigió al Unicaja y, la temporada pasada, al Shanxi Zhongyu de China. Ahora el entrenador madrileño retorna a Fuenlabrada dispuesto a relanzar a un renovado equipo aún en proceso de confección. Hasta el momento, cinco jugadores componen el plantel para la próxima temporada: James Feldeine, Javi Vega, Álvaro Muñoz, Adrián Laso y el fichaje de Román Montañez.


Fuenlabrada-Manresa, el segundo de los cuatro partidos que Chus Mateo estuvo al frente del equipo naranja en diciembre de 2009 (Foto: Área18)

  • Sumario
Vuelta a casa: “Estoy muy contento de volver a España para dirigir al equipo de mi ciudad. Cuando el Fuenlabrada me propuso el puesto ha sido una alegría enorme. Estoy con muchísima energía y con muchísima ilusión para hacer un buen trabajo. Mi obligación es ser serio, profesional, y formar un equipo bien compensado donde todos vayamos a una”

Primer entrenador: “En Málaga se presentó esa oportunidad que era irrechazable. Cuando eres primer entrenador no estás en un segundo plano sino en la primera línea de fuego. Como dice un amigo, ‘lo peor que puedes tener es la parálisis por análisis’. A los entrenadores lo que se nos pide es actuar, ser activos y tomar decisiones. Vuelvo a Fuenlabrada dos años y medio después mucho más maduro”

Filosofía: “La intensidad defensiva será clave, además hemos de recuperar el espíritu guerrero que nunca ha faltado aquí. El Fuenlabrada siempre ha competido, sobre todo en el Fernando Martín. Debemos recuperar esas señas de identidad que en su momento fueron la bandera de este club”

Fichaje de Montañez: “Román conoce la liga perfectamente. Es un jugador muy equilibrado, con experiencia y una gran técnica individual, y que sabe perfectamente lo que se espera de él. Va a ser un padrino extraordinario para el equipo”

Labor de James Feldeine: “Es un jugador extraordinario, que para ser su primer año en la ACB hizo unos números muy buenos. Aún es capaz de hacerlo mejor. Es posible que haya tenido muchos minutos el año pasado, que haya tenido que asumir demasiada responsabilidad, y en un momento determinado eso puede ser hasta perjudicial para poder rendir a mayor nivel”

Interés en Dani Pérez, base del River Andorra: “No ha jugado todavía en ACB pero me parece un base con descaro, resolutivo, oportuno y con muchas cualidades. Sería una buena incorporación en el caso en que se hiciera” 

Situación de Jon Cortaberría, Sergio Sánchez y Leo Mainoldi: “Aún no es definitivo nada. Los tres han aportado muchísimo y forman parte de la historia del club. Veremos cómo se desarrollan los acontecimientos en los próximos días”

Canteranos: “Tanto a Álvaro [Muñoz] como a Adrián [Laso] los conozco personalmente mucho y son excelentes chicos, excelentes jugadores y ambos conocen perfectamente lo que son las señas de identidad del Fuenlabrada. A Javi Vega se le repescó en el momento adecuado. Más identificación de él con el club no la puede tener nadie. Está madurando en la línea adecuada para conseguir ser un jugador importante en este club. De Rolands Smits y de Moussa Diagné me hablan maravillas, ambos son muy interesantes”

Afición: “A la gente de Fuenlabrada hay que darle lo que merece porque siempre hace un esfuerzo enorme para acompañar al equipo. Son momentos complicados para todos y entiendo que esto es un deporte, y que para muchos aficionados podemos ser una válvula de escape de los problemas habituales; estamos obligados a dejarnos el pellejo por ellos”


Durante los primeros meses del 'novato' Ayón en España (Foto: Baloncesto Fuenlabrada)


  • Entrevista
Bienvenido de nuevo a Fuenlabrada. Me imagino que los más felices con tu vuelta a Fuenlabrada es la familia…

Sí, están muy contentos porque para mí es volver a la ACB, a España, volver a mi ciudad. En los tiempos que corren y con lo difícil que está encontrar trabajo en todos los ámbitos de la vida, pues tener esta posibilidad de trabajar tan cerca de casa después de tener que salir el año pasado a un país tan lejano como China, tan lejana, se hace todavía más de valorar.

¿Cómo has encontrado al club dos años y medio después?

En esencia el club sigue siendo el mismo. Fuenlabrada lleva años sacando adelante el equipo con muy pocos recursos, con una ambición máxima de hacer las cosas bien y siempre con el condicionante del tema presupuestario, el cual no te deja la posibilidad de hacer de grandes alardes, pero la voluntad y la ambición de la gente que trabaja en el club sigue siendo la misma que había cuando yo estuve aquí antes.

¿Te esperabas la llamada del club? ¿Fue una negociación ‘dura’ o fue de esas que enseguida se vislumbra un rápido acuerdo?

Esperármela… vamos a ver, cuando tú eres entrenador y estás sin trabajo, esperas que pase cualquier cosa, como me pasó el año pasado, cuando me llamaron de China. Fuenlabrada era, obviamente, una de las opciones que podían suceder y que gracias a Dios al final se dio. Cuando el club me propuso el hacerme cargo de la gestión de la plantilla, para mí ha sido una alegría enorme. Estoy con muchísima energía y con muchísima ilusión para hacer un buen trabajo.

¿Qué recuerdas de aquella etapa 2008/2011, con momentos muy buenos, y otros con varias "terapias de vestuario"?

Es lo que tiene la profesión, que hay momentos en que las cosas salen como las sueñas y hay otros en que, por más que trabajes y trabajes, las cosas no salen como esperas. Realmente en mis recuerdos de Fuenlabrada hay muchos más de los buenos que de los otros, por el trabajo realizado, por los resultados, por la gente que pude conocer aquí. La afición siempre nos ha dado a todos mucho cariño y cercanía. Estoy muy orgulloso por esos dos años y medio.

"Me hubiera gustado ganar un partido ante la afición", nos comentaste el 30/12/2009, en la victoria en Valladolid, tu cuarto y último partido al frente del equipo. Todo llega en la vida…

¡Sí! (ríe). A la gente de Fuenlabrada hay que darle lo que merece. Es una afición que hace siempre un esfuerzo enorme para acompañar al equipo. Son momentos complicados para todos y entiendo que esto es un deporte, y que para muchos aficionados nosotros podemos ser una válvula de escape de los problemas habituales y de todo lo que ahora mismo se está viviendo, con problemas de todo tipo. Creo que ellos esperan poder distraerse un rato viendo a su equipo jugar lo mejor posible, y nosotros estamos obligados a dejarnos el pellejo por ellos. Esperemos poder ganar delante de ellos las más veces posibles. Seguramente pasará, es obvio, que también perderemos,  pero que todas las derrotas sean dejándonos hasta la última gota de sudor en la cancha.  


Chus Mateo, como primer entrenador del Fuenlabrada, ante el Manresa de Román Montañez el 19/12/2009 (Foto: Área18)


En el sitio web oficial del Fuenlabrada destacaste el rol de la afición. ¿Te has cruzado con algún aficionado ya? ¿Cómo palpas el ambiente?

Me he cruzado con alguno que me ha felicitado. La verdad es que me ha hecho mucha ilusión que haya gente que me dé ánimos, que me diga “adelante”. Yo lo que tengo que intentar hacer es el ser serio, trabajar de una manera profesional, que nuestros jugadores vayan todos a una, que seamos un equipo bien compensado y que vayamos todos en la misma dirección.

En enero del 2011 el Unicaja te vino a buscar para ser primer entrenador. ¿En qué aspectos has cambiado como entrenador en este tiempo?

Uno a veces da un paso en el que se dice a uno mismo que llegó el momento de volar por tu cuenta y tomar tus propias decisiones. Allí se presentó esa oportunidad que era irrechazable. Cuando eres primer entrenador está claro que no estás en un segundo plano sino en la primera línea de fuego. Tienes que tomar decisiones y lo más importante es que actúes. No hay que quedarse parado. Hay una frase que me dice un amigo que es que ‘lo peor que puedes tener es la parálisis por análisis’. Yo creo sinceramente que es así, a los entrenadores lo que se nos pide es actuar, ser activos y tomar decisiones, lo cual conlleva a que puedas equivocarte o acertar. Sin duda, esa es la diferencia entre estar en una primera o en una segunda línea de fuego. La experiencia en Málaga y en China lo que me ha dado es experiencia y madurez. Te hacen más amplio tu bagaje, mayor conocimiento de ciertas situaciones y, evidentemente, vuelvo a Fuenlabrada dos años y medio después mucho más maduro.

¿Qué destacararías de tus pasos por Unicaja y luego por el Shanxi Zhongyu Brave Dragons de China?

Son experiencias que te enriquecen mucho, tanto en lo humano como en lo profesional. Málaga es una ciudad a la que adoro, como a su gente. Me dio la primera oportunidad de entrenar a un equipo ACB, y hasta el último momento se dieron muy bien las cosas. Uno aprende a quedarse con lo bonito de las cosas. China ha sido una experiencia muy diferente a la de Málaga, poco comparable porque el deporte en China no tiene ningún punto en común con el deporte occidental. Allí hay una manera de entender el baloncesto muy diferente, donde prácticamente el que pone el dinero cree que puede hacer todo lo que quiera, y hay parcelas donde no debería ser así. Sí saqué un gran enriquecimiento personal, cultural y humano para mí, pero lo profesional es difícilmente trasladable de China al baloncesto europeo. Sí que es cierto que la responsabilidad a la hora de tomar decisiones sí que te da un bagaje más amplio para sentirte seguro de tu mismo.

¿Qué tal has visto al ex Fuenlabrada Peter John Ramos? ¿Ha evolucionado?

Muy bien le va. Lleva ya cuatro años allí y es un jugador consolidado allí. Se alegró mucho de verme. Peter es un jugador que tiene su trascendencia y su peso en la liga porque en China se fijan mucho en lo numérico. El anotar y el rebotear para ellos es clave, y Peter es un jugador diferente en esa faceta. Allí marca más diferencias de las que pudo marcar en la Liga ACB y en Fuenlabrada. Tiene mucho valor en su equipo y creo que allí puede sentirse a gusto. Además es una liga corta, de cuatro meses y medio, por lo que se hace muy cómodo para los jugadores extranjeros.


 Después de Málaga llegó la experiencia en China (Foto: Chus Mateo)

Volviendo a España, ¿qué tiene el Fuenlabrada que no tienen otros equipos ACB?

Si algo ha caracterizado al Fuenlabrada ha sido siempre el obtener un rendimiento muy grande respecto a los recursos de los que dispone. Creo que esa ha sido la seña de identidad. La intensidad defensiva será clave. Además, hemos de recuperar el espíritu guerrero que nunca ha faltado aquí. El Fuenlabrada siempre ha competido, en casa y fuera de casa, pero para mí lo más importante es recuperar ese fortín que es el Fernando Martín, que en casa seamos un equipo difícilmente batible. Para mí esa sería la mejor alegría de la temporada, independientemente de que juguemos mejor o peor.

¿Por qué crees que se esfumó un poco ese estilo en los últimos años?

Seguramente son ciclos, pero para ello se necesita gente que vaya transmitiendo los valores que identifican a este club de generación en generación, de cambio de vestuario a cambio de vestuario. Antes había gente veterana que iba haciendo esa labor. Ahora, entre todos, tenemos que recuperar esa historia, saber quiénes somos y hacia dónde vamos. No se puede pedir grandes alardes con nuestro presupuesto contra otros infinitamente mayores, pero sí se debe pedir la lucha, la pelea, la combatividad,  y eso es lo máximo a lo que debemos aspirar. Debemos recuperar esas señas de identidad que en su momento fueron la bandera del Fuenlabrada.

El equipo recién se está armando y únicamente se ha oficializado el fichaje de Román Montañez. ¿Quién crees que debe asumir ese rol ahora en el equipo?

Veremos cómo se configura al final la plantilla, pero evidentemente Román es uno de los jugadores que conoce la liga perfectamente. No le va a ser difícil para él conocer al club enseguida. Sé que es un jugador muy equilibrado, con experiencia y una gran técnica individual, y que sabe perfectamente lo que se espera de él. Román va a ser un padrino extraordinario para el equipo. Seguramente entre todos, los jugadores que compondrán la plantilla, el staff técnico y la gente que está en la oficina, vamos a ser capaces de transmitir lo que queremos desde el primer día. Eso lo tenemos que tener claro desde el inicio.

¿Qué te pareció el primer año de James Feldeine en la Liga Endesa?

Es un jugador extraordinario, que para ser su primer año en la ACB, hizo unos números muy buenos. Creo que aún es capaz de hacerlo mejor. Me hablan francamente bien de él a nivel personal. Es capaz de entender el juego, y creo que con sus condiciones y con su mentalidad aún podría mejorar mucho este año. Es posible que haya tenido muchos minutos el año pasado, demasiados, que haya tenido que asumir demasiada responsabilidad, y en un momento determinado eso puede ser hasta perjudicial para poder rendir a mayor nivel. Esperemos hacer una plantilla competitiva que permita sacar el máximo posible, tanto de él como del resto.

La semana pasada Ferrán López dijo en Onda Fuenlabrada que, pese a las dos ofertas de renovación que le habían hecho a Rob Kurz, éste habría ponderado retirarse. ¿Se confirma esto?

Eso parece, que no va  a seguir con nosotros ni continuar con su profesión de baloncestista. Es lo único que sabemos. De todas maneras, esperamos que a pesar del gran nivel que Kurz dio el año pasado, seamos capaces de encontrar el año que viene un jugador de su perfil y que nos ayude como él lo hizo.

El presidente José Quintana manifestó que realizarían una “revolución en el equipo”, incluida la salida de los dos bases. ¿Te hubiera gustado contar con Quino Colom?

Yo creo que hay que mirar hacia adelante. Yo llego y hay decisiones que ya están tomadas por haber llegado a conclusiones anteriores. Ellos conocen mejor que nadie la situación del club, y si piensan que lo mejor es hacer borrón y cuenta nueva en ciertos aspectos, es una decisión bien medida y sopesada. Lo importante es que a partir de ahora demos en el clavo con las decisiones que tomemos, que seamos capaces de hacer una plantilla en que la gente tenga esas señas de identidad de las que hablábamos antes, que podamos tener un gen competitivo enseguida.      

¿Qué te parece como jugador Dani Pérez, base del River Andorra?

Te puedo decir que es un jugador muy interesante. No ha jugado todavía en ACB pero me parece un base con descaro, resolutivo, oportuno y que es capaz de hacer muchas cosas bien. Sería una buena incorporación en el caso en que se hiciera. Aunque sea joven tiene muchas capacidades y muchas cualidades. 


Chus Mateo, dirigiendo al Shanxi Zhongyu en China (Foto: CFP.cn)

¿Cómo está la situación de Jon Cortaberría, Sergio Sánchez y Leo Mainoldi, tres jugadores que acaban contrato?

Realmente aún no es definitivo nada. Supongo que en los próximos días se podrá hablar al respecto y se tomarán decisiones. Obviamente, todos ellos han rendido muy bien en Fuenlabrada y lo que tenga que ser, será. Los tres han aportado muchísimo y forman parte de la historia del club. Veremos cómo se desarrollan los acontecimientos en los próximos días, y ojalá que lo que se decida sea lo mejor para ellos también.

Cortaberría y Mainoldi son los dos últimos supervivientes de tu etapa anterior. Recuerdo cuando en tu último partido con el Fuenlabrada [en Valladolid, 30/12/2009] destacaste que Jon era "un jugador como la Copa de un pino”. Sé que pueden ser preguntas para el director deportivo o para el presidente, pero ¿te gustaría que siguiera?

Bueno, efectivamente ahora mismo creo que no son preguntas para mí. Sí que recuerdo aquel momento, incluso ese partido Jon jugó de base [fue el único encuentro que se perdió Colom en sus cuatro años] e hizo un encuentro extraordinario. Pase lo que pase, como te digo, tanto si sigue como si no, será por el bien del club.

En tu etapa anterior estabas muy vinculado con la cantera. Hoy hay tres canteranos en el primer equipo, como Javi Vega, Álvaro Muñoz y Adrián Laso, además de gente nueva como Moussa Diagne y Rolands Smits. ¿Qué rol tendrán los canteranos?

Tanto a Álvaro como a Adrián los conozco personalmente mucho porque ellos empezaban cuando yo estaba. Los dos son excelentes chicos, excelentes jugadores y ambos conocen perfectamente lo que son las señas de identidad del Fuenlabrada. A Javi Vega se le repescó en el momento adecuado. Es un jugador de aquí, de La Avanzada, así que más identificación de él con el club no la puede tener nadie. Es un jugador que está madurando en la línea adecuada para conseguir ser un jugador importante en este club, al menos esa es mi sensación. Luego, los otros dos, Rolands Smits y Moussa Diagné, son dos jugadores de los que me hablan maravillas. A Smits lo he podido ver ahora con Letonia por televisión, en el Europeo Sub-18, y a Moussa lo he visto en la Liga de verano de Fuenlabrada. Ambos me parecen jugadores francamente muy interesantes.

Has tenido que dejar tu cargo entrenador ayudante en la selección para poder asumir en Fuenlabrada, una norma que siempre dispara el debate. ¿Te parece correcta esa normativa respecto a las incompatibilidades?

No me corresponde analizarla. Tengo una opinión particular pero ahora mismo creo que no debo compartirla con nadie. Es una dualidad que no es compatible. Yo estoy encantado con el haber tomado la decisión de ser el entrenador del Fuenlabrada. Me han ofrecido esta opción y la he cogido. Estoy triste por no poder ir al Europeo, me hubiese hecho muchísima ilusión, pero las cosas son como son. No puedes ponerte a pensar en si las normas son absurdas o no. Da igual. Es lo que hay y yo estoy muy contento con la posibilidad de formar parte de la familia del Fuenlabrada. Ahora es mi deber desde el minuto uno dedicarme a mi club, Fuenlabrada en este caso, que este verano requerirá que esté el 100% del tiempo dedicado a preparar al equipo para la temporada.

En un escenario de fuerte crisis económica, ¿qué te trasmite la directiva respecto a la confección de la plantilla?

Que hemos de tener paciencia, que no nos pillemos los dedos con los pasos que vayamos dando. Seguramente haremos una plantilla competitiva. Fuenlabrada se ha caracterizado siempre por ‘descubrir’ algunos jugadores que estaban visibles para todos, pero que el ojo clínico de los que dirigían al club hizo que vinieran aquí antes que a otros clubes. En muchas ocasiones ha salido bien, en otras no tanto. Aquí han crecido muchos jugadores que luego se fueron a equipos más grandes, y eso ha permitido que nuestro club se siga manteniendo en la máxima competición.

Uno de esos jugadores fue Gustavo Ayón, quien antes de irse a la NBA agradeció a los muchos que lo ayudaron a crecer aquí, incluyendo a ti.

Tengo un recuerdo extraordinario de Gustavo. Vino con una humildad, una ambición y un hambre tremendas. Quería ser grande y consiguió ser grande a base de trabajo y de esfuerzo. Sus condiciones le favorecían, un superdotado físicamente, pero no conocía el juego y en eso intentamos ayudarle. También le agradezco el haber podido aprender de él.

Junto a Salva Maldonado, el 10/01/2010 ante el Lagun Aro (Foto: Área18)



Entrevistas a Chus Mateo sobre su experiencia en China

No hay comentarios: