8 jun. 2013

Manu Arroyo: “El presidente del Parla me ha visto muy capaz de llevar el Tercera División”

[Entrevista] El flamante entrenador negriazul asume su cargo “super-ilusionado” y avanza que quiere “contar con el 70% u 80%" de la actual plantilla. Parleño de 36 años, el ex técnico del Parla B asume también como director de la cantera, además de ejercer funciones de director deportivo. “Estoy convencidísimo de mi trabajo y de que haremos un equipo muy competitivo", señaló.



Manuel Óscar Arroyo López debutará la próxima temporada como entrenador de Tercera División en el equipo de su pueblo, la Agrupación Deportiva Parla. Ex jugador del Parla Escuela, Manu Arroyo comenzó su carrera como técnico a los 16 años, obteniendo el Nivel 3 a los 22. Tras cuatro campañas en el Iberia Torrejón, esta temporada dirigió al Parla B que acabó en el cuarto puesto de la Primera Regional (Grupo IV). La marcha de Sergio Rubio le abrió las puertas del primer equipo, además de asumir la dirección de la cantera azulynegra. El joven entrenador parleño, seguidor del Athletic Club, nos recibe en Los Prados, donde explica su proyecto con vehemencia, además de repasar su trayectoria y confesar su admiración por Pep Guardiola. 


  • Manu Arroyo en frases

Primeros días como entrenador del primer equipo: “Estoy superilusionado, con muchísimas ganas de trabajar. Ahora quiero saber la gente que va a continuar. Mi idea es contar con el 70% u 80% de la plantilla y luego hacer unas incorporaciones para que el equipo siga siendo competitivo. Tendremos que tener entre trece y quince jugadores ya metidos en lo que es la categoría, pero el motor del Parla es su cantera. Además me he metido de director de la cantera para estar muy encima de todo, y el tema deportivo del primer equipo también me lo han dejado a mí de momento”

Nombramiento: “Tenía la sensación de que la junta directiva estaba valorando mucho mi trabajo. Me siento muy orgulloso. Llegar a Tercera División no es el tope porque no me pongo límites, pero para mí esto significa la culminación de un trabajo que creo que se estaba haciendo bien. Tanto Jurado como el presidente me han visto muy capaz de llevar el Tercera División”

Deuda con la plantilla: “Es cierto que hay muchos futbolistas que me están hablando del tema económico. Yo no quiero entrar en ese aspecto. Hay muchos jugadores que quieren continuar pero es verdad que hay un problema que les hace frenarse, entonces ahí yo inmediatamente hablo con el presidente. Él está convencidísimo, y les ha dado la palabra, que lo que no se ha pagado se terminará pagando. Se va a cumplir con ellos. Hay jugadores que sí van a seguir, pero no puedo dar nombres. De los que hablé, todavía ninguno me ha dicho que no quiere seguir”

Objetivos y permanencia: “Estoy convencidísimo de mi trabajo y de que haremos un equipo super-competitivo. Yo no voy a mirar abajo”

Aficionados: “Lo que prometo es muchísimo trabajo y muchísima ilusión. Que tengan un poquito de paciencia y confianza”




  • Entrevista
¿Cómo está llevando estos primeros días como entrenador del primer equipo Parla?

La verdad es que estoy superilusionado, con muchísimas ganas de trabajar y sobre todo enfocando la idea que tengo con el gran trabajo que ha hecho el equipo en la temporada anterior. Ahora quiero saber la gente que va a continuar. Mi idea es contar con el 70% u 80% de la plantilla y luego hacer unas incorporaciones para que el equipo siga siendo competitivo. Sobre todo lo que quiero es dejar las bases o las ideas del entrenador, que en este caso soy yo, para que el equipo pueda plasmarlas en el campo.

¿Crees que tendrán mucho trabajo hasta que empiece la pretemporada?

Sí, además tenemos poco tiempo porque ya estamos a principios de junio y la idea es empezar la pretemporada a mediados de julio. Pues todo de prisa y corriendo. Acaba de terminar la temporada y otra vez nos ponemos las pilas para empezar fuertes.

¿Cómo valoras la temporada en el Parla B?

La valoro de forma muy positiva. He trabajado con gente muy joven y en la categoría esa juventud se nota en el ritmo de los partidos. Sí es verdad en que nos han faltado un par de escalones, que es el matar los partidos, algo que te lo da la gente experta. Cuando hemos tenido que hacer faltitas o contemporizar algún partido, ahí hemos pecado un poco de ser tan jóvenes.

¿Te esperabas este nombramiento para el equipo de Tercera División?

Sí tenía la sensación de que la junta directiva estaba valorando mucho mi trabajo. Hablaba muchos con ellos y sí tenía la percepción de que esa labor se estaba valorando. Yo he estado muy centrado en lo que ha sido mi grupo porque he respetado muchísimo a Sergio [Rubio]. Con él teníamos mucha comunicación, dos o tres veces a la semana, e indudablemente yo estaba al cien por cien con mi grupo.

Esta temporada hubo muchos canteranos que se entrenaron con el primer equipo, lo que habla de la estructura del club y de la necesidad de contar con una buena cantera.

Eso es. Sergio ha contado con cinco o seis futbolistas del Parla B, sobre todo para entrenar. Eso ha beneficiado también al B porque el ritmo de entrenamientos, el rimo de competir en Tercera División no es igual al de un Primera Regional. Luego nosotros nos hemos beneficiado a la hora de competir en nuestra categoría.

¿Has llegado a hablar con Sergio Rubio tras confirmarse su alejamiento del club?

No, lo único que hice en las últimas jornadas le envié un mensaje felicitándole cuando terminó a temporada. En realidad tampoco he tenido mucho tiempo porque el viernes pasado fue cuando él tomó la decisión y se lo dijo al presidente. Luego nosotros jugamos el fin de semana el último partido de liga contra el Carabanchel y fue cuando el presidente me lo comentó. Siempre hemos estado respetando a Sergio. Desde luego esa llamada la voy a hacer.

¿Qué significa para ti llegar a dirigir por primera vez un equipo de Tercera División?

De momento es todo. No es el tope porque no me pongo límites, pero para mí esto significa la culminación de un trabajo que creo que se estaba haciendo bien, no por resultados sino por ilusión y por trabajo. Me siento muy orgulloso porque me han valorado. Estoy super-contento. Sé los dos o tres pasos que vamos a subir al tener que competir en otra categoría, pero lo que será igual será la idea de jugar al fútbol, la idea de tocar, de elaborar y buscar profundidad. Eso no va a cambiar. Estoy deseando encontrarme con el grupo y plantar las bases de lo que va a ser la Agrupación Deportiva Parla este año.

¿Qué te han transmitido el presidente, Eugenio Fernández Lagos, y el director deportivo, Enrique Jurado?

Sobre todo me han transmitido muchísima ilusión y muchísima confianza. Hay que tener mucha gallardía para coger al entrenador del Primera Regional, sin haber competido todavía en Tercera División. Tanto Jurado como el presidente me han visto muy capaz de llevar el Tercera División.

Manu Arroyo, durante la temporada pasada en el Parla B (Foto: AD Parla)

Tal vez ese es uno de los pocos aspectos positivos de las crisis, que los equipos humildes están casi obligados a mirar y mimar a su cantera para sobrevivir.

Eso es. Muchas veces dicen ‘joder, vas a coger el Tercera División porque no hay dinero’. Bueno, me da igual, hay que coger el tren que te llega, y hay que cogerlo con ganas. Bajo mi punto de vista, indudablemente la Tercera es muy complicada, y más como se va a poner este año. Tendremos que tener entre trece y quince jugadores ya metidos en lo que es la categoría, pero el motor de la Agrupación Deportiva Parla es su cantera. También me he metido de director de la cantera para estar muy encima de todo.

El Parla es un equipo que lleva muchos años intentando regresar a Segunda B aunque cada año va reduciendo más su presupuesto. Más allá de la confianza que te transmitió la junta directiva, ¿te han planteado la permanencia como principal objetivo o directamente se sigue enfocando al ascenso?

De momento no me han puesto ningún objetivo, pero ya estamos trabajando para hacer un equipo como en los últimos años, un equipo muy competitivo. Desde luego vamos armar la plantilla y después vamos a ver hasta dónde podemos llegar. Trabajemos con mucha ilusión y no vamos ponernos ningún tope. A mí me gusta fijarme muchísimo en lo que es mi equipo, que no le falte ningún detalle de equilibrio cuando tiene la pelota y cuando no la tiene. Vamos a perfeccionar el equipo y luego la temporada dirá dónde estaremos.

¿Puedes avanzar algo en cuanto a cómo están confeccionando la plantilla?

El tema deportivo me lo han dejado a mí de momento. He estado trabajando en el B pero conozco a la primera plantilla. He ida a verlos en muchos partidos y sinceramente me ha gustado muchísimo el trabajo que ha hecho, el grupo que hay y la calidad de muchos jugadores. El 70% u 80% de la plantilla me gustaría que siguiera. El primer paso que estoy dando es ponerme en contacto con todos los jugadores del año pasado para ver el pensamiento que tienen. Con eso daremos el segundo paso, que es hacer las incorporaciones necesarias para hacer el grupo.

Del Parla B pasas directamente a ser entrenador del primer equipo, director de la cantera y también funciones de director deportivo. Tiempo libre no te faltará este verano…

(risas). Me han pedido que del tema deportivo también me ocupe yo.

Me imagino que convencer a los futbolistas por el tema económico será difícil, y tal vez sí desde el proyecto.

Es cierto que hay muchos futbolistas que me están hablando del tema económico. Yo no quiero entrar en ese aspecto. Hay muchos jugadores que quieren continuar pero es verdad que hay un problema que les hace frenarse, entonces ahí yo inmediatamente hablo con el presidente. Él está convencidísimo, y les ha dado la palabra, que lo que no se ha pagado se terminará pagando. Se va a cumplir con ellos. Ese es el primer paso. Las charlas que yo tengo con ellos las enfoco por el tema deportivo, que no quiero que piensen que por haber llegado un entrenador nuevo va a empezar a meter jugadores del B y traer otros conoce de afuera. No. Yo he visto su trabajo y lo valoro mucho, y por eso digo que con el 80% de la plantilla y cuatro o cinco incorporaciones el equipo puede seguir compitiendo en la zona de arriba. Yo a los jugadores les digo que cuento con ellos, que queremos que continúen. Ese es el primer paso.

¿Hay jugadores que ya te hayan confirmado su continuidad?

Hay jugadores que sí van a seguir, pero no puedo dar nombres. Sabes cómo es esto, hay muchas especulaciones, que si uno ha firmado con tal, que no.

¿Alguno te ha dicho que no va a seguir?

Que no todavía no me ha dicho ninguno, sinceramente.

¿Y del Parla B cuántos puedes subir al primer equipo?

Entre tres y cuatro jugadores del B harán la pretemporada con el primer equipo. Vamos a ver cómo compiten. Viéndoles a la hora de entrenar, competir y convivir con el vestuario, seguramente habrá alguno que se quede con el primer equipo.

Para la próxima temporada, los descensos de Alcalá, Sanse y Rayo B provocarán una vez más un grupo supernumerario, en el cual será más difícil lograr el ascenso a la vez que habrá más de cuatro descensos, con una mayor carga de partidos, etcétera. ¿Cómo evalúas todo esto?

Eso lo tenemos super-pensado. El tema negativo ni lo tengo en mente porque estoy convencidísimo de mi trabajo y de que haremos un equipo super-competitivo. Yo no voy a mirar abajo, sinceramente.

¿Cómo ves a la Tercera División? ¿Qué diferencias crees que puedes encontrarte respecto a la Primera Regional?

Veo que en la Tercera el balón pasa muy poco en el centro del campo, donde se compite mucho. Por eso, la idea que va a tener la Agrupación Deportiva Parla es tocar, es elaborar, y para eso sí tenemos que tener mucha más amplitud, tenemos que tener más movilidad, permutar muchas posiciones para que el equipo contrario se desgaste más físicamente detrás de la pelotita. La diferencia con la Primera Regional es que en la Tercera División no se juega tanto, donde hay dos o tres toques y se busca profundidad. En Primera Regional hay más elaboración. Nosotros buscábamos seis o siete toques, y el séptimo era el último paso. Eso lo tenemos claro.

¿Es esa la filosofía de juego que intentas pregonar en sus equipos?

Sí, siempre presionando arriba para que en ciertas zonas del campo podamos crear superioridad numérica. También dependes del equipo contrario, pero en el 70%-80% de los partidos queremos hacer un juego de toque, usando mucho las bandas y con mucha movilidad.

Repasando tu trayectoria, ¿cómo empieza tu historia en esto el fútbol, como jugador y como entrenador?

Al fútbol he jugado muchísimo de pequeño, y como entrenador empecé con 16 años, cuando me saqué el Nivel 1 al mismo tiempo que jugaba en el Parla Escuela. Luego, con 18, saqué el Nivel 2 y con 22 el Nivel 3. Soy de Parla y con 18 años dejé de jugar y me puse a entrenar aquí al Primera Regional, ascendiendo al equipo a Preferente. En los últimos cuatro años estuve entrenando al Iberia de Torrejón de Velasco. Allí subimos de Segunda a Primera Regional, y estuvimos tres años en posiciones de ascender. Después, hace dos años, dejé de entrenar porque tuve un niño, y con el trabajo tenía que viajar mucho fuera, por lo que decidí dejarlo momentáneamente. Y este año me llamaron al Parla B, y aquí estoy.

¿Esa ocupación la mantienes?

Estoy durmiendo cuatro horas. Ahora mismo he abierto un bar de tapas aquí en Parla, y trabajo colaborando con una editorial. Yo siempre he estado en las artes gráficas, y por esta editorial viajo mucho a Italia por temas de maquinarias y de negociación con los comerciales.

¿De tanto ir a Italia te has contagiado del catenaccio?

No, eso se queda todo allí…

¿A qué jugadores o entrenadores admirabas de pequeño?

Mi debilidad siempre ha sido Guardiola. Siempre me ha gustado el mediocentro que ha sabido estar en la segunda jugada, que tenga el primer pase para elaborar, que sepa contemporizar, que sepa cuando cambiar el ritmo en zona de tres cuartos de campo para crear una jugada ofensiva.

¿Eres del Barça?

No, soy del Bilbao porque cuando me empezó a gustar el fútbol de pequeñito, mi abuelo era del Athletic Club y recuerdo estar en casa con él escuchando los partidos ante la Real Sociedad. Eran tiempos en que ambos peleaban por la liga. Y por un tema de sentimentalismos con él, que ya se murió, me hice simpatizante del Bilbao. A la hora de jugar al fútbol, a la hora de ganar, me gusta la manera del Barça.

Para jugar así se necesitarían a esos jugadores, y su modelo de juego en todos los equipos de la cantera.

Exactamente, es fundamental y es lo que se intentará hacer aquí desde abajo. Que el segundo equipo y como mínimo el Juvenil jueguen con el mismo sistema del primer equipo. Intentaremos reunirnos dos o tres veces durante la semana con todos los entrenadores.

Aprovechando el tema del Athletic Club, ¿qué opinas de la gestión de Bielsa?

Bielsa para mí ha dado muchísimo el primer año, y luego se metió en problemas, los cuales arrancaron con lo de la ciudad deportiva. Eso, sumado a los problemas de Javi Martínez y Llorente, ha llegado al vestuario. Todo eso hizo mucho daño. Pero al menos el Bilbao ha tenido un estilo, diferente a años anteriores.

¿Y cómo vives el fin de San Mamés?

Me parece una pena porque es un campo de fútbol que transmite mucho y se pierde.

Volviendo al Parla, ¿está definido ya el cuerpo técnico?

Sí. El segundo mío será Jorge Arroyo, que también se sacó el título Nacional y estaba de entrenador en el Brunete de Getafe. El entrenador de porteros seguirá el mismo, aunque todavía tengo que hablarlo con él, y el preparador físico aún no está claro porque lo estoy pensando entre dos.

En diversos foros de internet se pone en duda de que tengas el título de entrenador para ejercer en Tercera. No sé si quieres aclarar la cuestión.

No he leído nada. Yo no hago caso a los foros. Me es indiferente. Si alguien da una noticia y no da nombres, es de cobardía. Es así de claro. No va a haber ningún problema. Yo invito a que venga esa persona y yo le enseño el Nivel 1, el Nivel 2 y el Nivel 3, que lo saqué cuando tenía 22 años.

¿Cómo desconectas del fútbol?

Ahora mismo con el poquito tiempo que tengo, me gusta muchísimo ver series. Ahora estoy viendo Homeland, que es la única manera de tener un huequecito entre mi mujer y yo. Llego a casa tarde, terminamos de cenar, la casa en silencio, el niño durmiendo y me gusta mucho tener ese tiempo de complicidad con mi mujer.

Me imagino que cumples un sueño al llegar a un equipo de Tercera División. ¿Qué otros objetivos tienes?

Ahora mismo he cumplido un sueño como entrenador, pero me gustaría seguir cumpliendo objetivos y no ponerme un techo. No me he puesto como objetivo entrenar al Madrid o al Barça, pero me gustaría tocar las categorías más altas. Vamos a ir pasito a pasito.

Siendo de Parla, ¿conoces a Julián Calero?

Sí, a Julián Calero lo conozco desde hace mucho porque vivíamos en la misma zona de Parla. Para mí es un referente. Tampoco hemos coincidido mucho. Sí lo hicimos cuando yo en entrenaba a su hermano en un equipo del pueblo, y muchas veces nos juntábamos en una cafetería por la noche, y allí coincidíamos también y hablábamos. Aquí él es un referente, así de claro.

¿Qué mensaje te gustaría enviarles a los aficionados del Parla?

Lo que prometo es muchísimo trabajo y muchísima ilusión, y que el Parla intentará hacer un equipo muy competitivo. Que no hay metas, que la meta es el trabajo diario para llegar a ese fin. Que igual que ellos, yo también soy de Parla y tengo la misma ilusión que ellos. Y que tengan un poquito de paciencia y confianza.

Manu Arroyo, durante la entrevista en las instalaciones de Los Prados


Archivo / AD Parla

1 comentario:

David Rubio dijo...

Muy grande Ezequiel!!! Es de agradecer muy mucho la promoción que das a estes equipos con tu trabajo y dedicación.