1 abr. 2013

Ferran Laviña: “Estoy muy contento de poder volver al Fernando Martín”

[Entrevista] El escolta del Manresa, ex capitán del Fuenlabrada, regresará este sábado por primera vez a la que fue su casa durante tres años. El jugador catalán, que cumplirá 400 partidos en la ACB, analiza el duelo por la permanencia, recuerda sus inicios y opina sobre la crisis en el básquet. "Poder saludar de nuevo a la gente del Fernando Martín me ayudará a cerrar un ciclo", dijo.



Las vueltas del baloncesto (y de la vida) a veces son inescrutables. Ferran Laviña se marchó del Fuenlabrada el pasado verano de forma controvertida, quedándose sin equipo en el inicio de la ACB. La situación le llevó a entrenarse por su cuenta a la espera de una oportunidad, la cual le llegó a mediados de noviembre en Manresa, el club con el que debutó en la ACB en 1998. Tras siete partidos con el conjunto catalán, incluido una victoria ante el Fuenlabrada, el club decidió no renovar su contrato temporal. Sin embargo, el escolta barcelonés siguió entrenándose con su ex equipo y, después de las graves (y casi simultáneas) lesiones de Javi Rodríguez y Charles Ramsdell en febrero, volvió a firmar con el Manresa, en este caso hasta fin de temporada. Los caprichos del calendario depararon que el próximo sábado Ferran Laviña retorne al Fernando Martín, el pabellón del que no pudo despedirse y que seguramente le recibirá con los brazos abiertos. Casualmente será el partido liguero número 400 del ex jugador naranja, que debutó en la ACB el 6/09/1998, jugando como base en un cuadro manresano dirigido por Luis Casimiro que se enfrentaba al Girona de Trifón Poch y Franki Solana. En aquel Manresa el base titularísimo era ‘Chichi’ Creus, cuyo hijo, 15 años después, es compañero de Laviña en el actual equipo de Jaume Ponsarnau, que se jugará en el Fernando Martín un auténtico duelo decisivo por la permanencia (Fuenlabrada, 9 triunfos, Lagun Aro, 8, y cierra el Manresa con 5). Con 36 años recién cumplidos, y justo antes del Estudiantes-Manresa (90-75), conversamos con el ex capitán del Fuenlabrada.


Ferran Laviña, en la ida ante el Fuenlabrada (20/12/2012) (Foto: ACB Photo / Alberch)


Frases

Actual Fuenlabrada: “Con la vuelta de Gladyr ganará más consistencia. Es un equipo que tiene calidad para ganarle a cualquiera, con una capacidad anotadora enorme”

Partido del sábado: “No es la situación ideal para jugar en Fuenlabrada. Los dos equipos estamos en la zona baja y para Manresa es fundamental la victoria”

Retorno del Fernando Martín: “Espero un muy buen recibimiento. Me apetece volver a Fuenlabrada, volver a ver a la gente. El último partido que jugué en el Fernando Martín no tuve la sensación de que fuera a ser el último. A lo mejor, el poder jugar este partido pensando en que puede ser el último que juegue allí seguramente lo haga distinto, me puede ayudar a cerrar este ciclo. He tenido que trabajar mucho en la sombra para poder haber sido fichado nuevamente por un equipo. La verdad es que estoy muy contento porque me voy a reencontrar con mucha gente a la que quiero saludar personalmente, gente que me ha demostrado muchísimo cariño durante los tres años en los que he estado allí”

Jaume Ponsarnau: “Pese a que ahora mismo los resultados no acompañan, Jaume es de los mejores entrenadores de la ACB, de los más preparados y más cualificados de la Liga, una idea en la que coinciden otros jugadores y entrenadores. Aparte de todo eso, es una gran persona”

Reducción presupuestaria en Manresa: “Llevamos de los peores records en la historia la liga, pero en ningún momento en el club se ha hablado de un cambio de entrenador. Tenemos una planilla justa. En el tema económico Manresa está haciendo bien las cosas para no convertirse en un club insostenible. Arriesgamos la parcela deportiva pero para tener baloncesto en el futuro. Hay otros clubes que históricamente no lo han hecho y que ahora están pagando las consecuencias”

Crisis económica: “La liga así no puede funcionar. No es serio. No puede ser que en las últimas semanas las noticias que salían alrededor del mundo del baloncesto eran de jugadores que se iban de sitios porque no cobraban. Esto es un cachondeo. Hay que ponerse más serios porque el desprestigio para la liga es demasiado grande”

Marcha de Tony Gaffney (Joventut) por retrasos en los pagos: “Los compromisos que se adquieren están para cumplirlos, y si no eres capaz de cumplirlos, no los adquieras. Ahora, con la situación general de iliquidez, si un club se retrasa un mes, no es agradable, pero tiene que ser asumible. Es un poco fuerte decir “señores, no voy a jugar”. Creo que hay pasos previos antes de llegar a esa situación, entre otras cosas porque al final esto es un deporte, y como tal tiene mucho de pasión, y el aficionado, que es muy pasional, no entiende estas cosas. Si un jugador abandona un equipo de buenas a primeras por una situación así, creo es que es exagerado. Si todos hacemos lo mismo, si no aceptásemos con paciencia los retrasos en los pagos, directamente no habría jornada la semana que viene”

Ferran Laviña y Jaume Ponsarnau (Foto: ACB Photo / Alberch)

Entrevista

¿Qué tal te va la vida jugando en Manresa?

Bien, como siempre, con los nervios de convivir con esta situación, pero conscientes de lo que hay. Es un club que tiene las cosas bastante claras. No hay más nervios de la cuenta.

Hablamos por última vez en diciembre, y entonces comentabas que te quedaban solo dos partidos con el Manresa: Fuenlabrada y Valencia. Sin embargo, las lesiones de Javi Rodríguez y Charles Ramsdell te han permitido volver…

Aquí estoy. Después del partido de Valencia, en el que además tuvimos mala suerte porque fuimos ganando todo el partido y al final lo perdimos con un triple de siete metros de un pívot (Joffrey Lauvergne, en la última décima, 86-87). Yo jugué bien y al final de ese partido por parte del club se habló de la posibilidad de hacer un esfuerzo para que yo siguiera. Ellos tenían claro en que querían que siguiera con ellos porque creían en yo mejoraba al equipo, pero el problema era económico porque no había nada de dinero en caja. A última hora decidieron no hacer ningún gasto extraordinario y que no siguiera. Luego llegó Navidad, descansé un poco y me puse a entrenarme por mi cuenta, pero llegó un momento en que también volví a entrenarme solo, lo cual era un poco duro. Entonces les llamé y les pedí permiso para entrenarme con ellos. Estuve tres semanas entrenándome con ellos, simplemente para mantener un poco el ritmo y para echarles una mano en los entrenamientos. Ellos también me agradecieron en que los esté ayudando, y al final en uno de esos entrenamientos  es cuando se lesionaron Javi (Rodríguez) y (Charles) Ramsdell. Con cinco minutos de diferencia ambos se rompieron la rodilla. Ellos vieron que yo estaba bien de forma y en la dinámica del equipo, y me ficharon hasta final de temporada.

Dos lesiones de larga duración en la misma sesión es mucha mala suerte.

Es muy raro, y además de esa gravedad. Que esto pase en cinco minutos de diferencia no lo había vivido nunca y marca un poco la mala suerte que está habiendo este año en Manresa con las lesiones.

Apostaste por seguir jugando en Manresa, como Román Montañez, que estaba sin equipo y terminó fichando por el Valladolid, como que las ganas de seguir jugando en la ACB pesan más que los contratos que puedan firmar en equipos modestos…

Hay casos y casos. No se puede meter en la misma frase a Valladolid o Manresa, o a Fuenlabrada, no es justo. Precisamente uno de los problemas que tiene Manresa este año es que tiene una plantilla justa, y podía haberse gastado más dinero y fichar más jugadores, pero el club ha hecho bien en no endeudarse, en hacer las cosas dentro de su presupuesto y no haberse pasado ni un euro. Se ha hecho un equipo que ahora mismo lleva de los peores records en la historia la liga, posiblemente, pero en ningún momento se ha hablado de un cambio de entrenador, ni se ha hablado de un cambio de jugadores. Sí se ha buscado el refuerzo del equipo con alguna pieza, y en el tema económico Manresa está haciendo bien las cosas, dentro de lo que puede, para no convertirse en un club insostenible. Eso está trayendo problemas a nivel deportivo, es obvio, pero han decidido jugar con este riesgo. Arriesgamos la parcela deportiva pero para tener baloncesto en el futuro. Hay otros clubes que históricamente no lo han hecho y que ahora están pagando las consecuencias. Comentabas el caso de Román, que es una persona que conozco y con la que sigo hablando, y en su caso ir a Valladolid era una oportunidad para volver a demostrar lo buen jugador que es, y lo está consiguiendo, pero también teniendo claro cuál era la situación económica. Si yo hubiera ido allí, con dificultades iba a recibir algo de dinero. Es una cosa para revisar por parte de todo el mundo, pero los jugadores también tendríamos que formar parte de esta revisión. La liga así no puede funcionar. No  puede ser. No es serio. Ahora se ha parado un poquito, pero no puede ser que en las últimas semanas las noticias que salían alrededor del mundo del baloncesto eran de jugadores que se iban de sitios porque no cobraban, o jugadores que no tenían claro de si iban a jugar el siguiente partido porque no les habían pagado. Esto es un cachondeo. Hay que ponerse más serios porque el desprestigio para la liga es demasiado grande.


Luis Casimiro definía así a los próximos debutantes en la ACB (El Mundo Deportivo, 26/08/1998)

Hace un par de semanas charlábamos con Rob Kurz sobre la decisión de Tony Gaffney, y él comprendía la decisión de su compatriota de irse del Joventut, que si no se cumplía el contrato, el jugador tenía derecho a marcharse…

Está claro que es cierto, que hay cláusulas en los contratos que si los clubes no las cumplen, el culpable no es el jugador, sino los clubes. Otra cosa es de qué forma quieras tú hacer las cosas. Puede haber una situación en que no se cumpla algo del contrato pero tú puedes hablar con el club para que al menos se cumpla un mínimo, o llegar a un acuerdo. Es un poco fuerte decir “señores, no voy a jugar”. Creo que hay pasos previos antes de llegar a esa situación, entre otras cosas porque al final esto es un deporte, y como tal tiene mucho de pasión, y el aficionado, que es muy pasional, no entiende estas cosas. En este caso, y sin saber al 100% lo que ha ocurrido, si un jugador abandona un equipo de buenas a primeras por una situación de estas características, creo es que es exagerado. Como está ahora mismo el baloncesto, si todos hacemos lo mismo, creo que difícilmente queden equipos para jugar si la gente no tuviera la paciencia que tiene ahora, si no aceptara los pequeños retrasos en los pagos que hay en algunos clubes, y los grandes que hay en otros. Si no fuera así, si a todos los jugadores a los que se les está ahora incumpliendo el contrato decidieran no jugar, directamente no habría jornada la semana que viene.

Siempre se habla de la diferencia entre un impago y un retraso.

Claro, ahí es donde entra la capacidad de cada uno en hablar con el club. Siempre es un incumplimiento de contrato, cualquier retraso. A nadie le gusta cobrar tarde, y nadie tiene porqué cobrar tarde. Los compromisos que se adquieren están para cumplirlos, y si no eres capaz de cumplirlos, no los adquieras. Lo que pasa es que tal como está la situación general… Hay problemas de liquidez en cualquier sitio, incluso en las administraciones públicas. Entonces, que un club se retrase diez días, quince días o un mes, no es agradable y es complicado, pero tiene que ser asumible. Que por un retraso de cuatro o cinco días un jugador decida que no vuelve a jugar, me parece llevar el contrato demasiado al límite, pese a que realmente se esté incumpliendo.

Cambiando de tema, y centrándonos en el Fuenlabrada-Manresa, ¿sabes cuántos partidos ACB cumples en el Fernando Martín?

No tengo ni idea…

400 exactos, y justo en tu vuelta al Fernando Martín.

No lo sabía. Estas cosas ya sabes que no las domino. Anteayer me enteré que estoy a un triple de igualar el récord histórico del Manresa. Vinieron a hacerme unas fotos y me dijeron “es que vas a batir el récord”. Digo “¿Qué récord?”. “El de triples del club”. Gracias. Imagínate… (ante Estudiantes, Laviña igualó el récord de Joan Peñarroya, 319).     

Justo antes de tu partido 300 en la ACB, en Valladolid, nos recordabas tu debut en la ACB. Curiosamente, compartías equipo con Joan ‘Chichi’ Creus, y quince años después, hoy eres compañero del hijo (Joan Creus Custodio). ¿Qué tal le estás viendo en estos primeros partidos?

Son cosas que ocurren cuando va pasando el tiempo y vas coincidiendo con distintas generaciones. Evidentemente lo hemos comentado con Joan. Le dije ‘tienes que aguantar mucho, a ver si mi hijo un día llega a jugar y lo hace contigo, y seguimos pasándonos de padres a hijos’ (risas). Sí que es curioso. Eso simplemente significa, primero, que Joan Creus (Chichi) estuvo muchos años jugando, y segundo, que yo también... En serio, a Joan lo veo bien. Se ha integrado perfectamente, además porque este es un equipo que ayuda mucho a integrar a los compañeros. Él es un jugador también con muchas ganas de integrarse, aparte está haciendo cosas buenas y está jugando cada vez mejor. Ante Bilbao él dio un paso más en su evolución, dando un paso adelante y tomando decisiones en momentos complicados del partido. Es un jugador joven y con mucho margen de mejora. Todos estamos muy contentos con él. Es un chaval que trabaja mucho y que ha ayudado a traer mucha energía. Estábamos con pocas victorias, el equipo podía empezar a perder un poco la confianza y ha llegado un jugador como él, con mucha energía positiva y con muchas ganas de trabajar. Eso ha empujado al equipo cuando parecía que podíamos irnos un poquito para abajo.


Ferran Laviña debutó en la ACB ante el Girona de Poch y Solana (El Mundo Deportivo, 7/09/1998)


La vez pasada ya habías tenido buenas palabras para Trifón Poch, que entrenaba al Girona de Franki Solana, el rival de tu debut ACB. Buscando en la hemeroteca de El Mundo Deportivo, el 26 de agosto de 1998 Luis Casimiro definía a los “nuevos”, Román Montañez y tú, y decía: “Ferran es un base grande, un director de juego”. ¿Eras base en esa época? ¿Cuándo te reconviertes en escolta?

Sí, yo toda mi vida había jugado de base hasta entonces, y al año siguiente (1999) empiezo a jugar de escolta. La idea del Manresa en aquellos momentos era yo siguiera los pasos de Paco Vázquez, y que Roman Montañez siguiera los míos en cuanto a cesiones en clubes de LEB o en equipos vinculados en categorías inferiores (Vázquez, 1974; Laviña 1977; y Montañez, 1979). El club quería que Román y yo fuésemos los futuros bases del Manresa, aunque ninguno de los dos terminó jugando de base… (risas). La idea del club era esa, pero ese año teníamos pocos minutos que repartir porque ya sabes que Luis (Casimiro) no es un entrenador que repartiese muchos minutos (risas). Éramos tres bases: Joan Creus jugaba 37 minutos por partido y entre Román y yo nos repartíamos los otros tres Fue un año en que no jugué demasiado, y además yo terminaba contrato en Manresa. En el verano vino Manel Comas como nuevo entrenador, y lo primero que dijo es que él no quería tres bases. Habló conmigo y me dijo que él creía que yo podía estar en el equipo y que podía aportar cosas pese a que no había jugado demasiado el año anterior, pero que él ya tenía dos bases. Entonces me dijo que su idea era como yo siguiera como escolta. Además, en aquel momento Pere Capdevila, que era el escolta titular, estaba lesionado y hasta Navidad no iba a reaparecer. Manel me dijo “tienes opción de coger minutos aquí, y todo lo que te trabajes serán los minutos que te vas a ganar”. Y así fue, jugando poco pero ganando protagonismo partido a partido. Pere regresó pero se volvió a lesionar y ya no jugó en la temporada, y la verdad es que terminé jugando bastantes minutos. Ese año bajamos de categoría, pero ya estando en LEB me quedé como un jugador importante y a partir de ahí hasta hoy.

Agradecido entonces con Manel Comas, que te permitió pasar a jugar como escolta…

Sí, él lo tenía bastante claro. De su mano había llegado Jordi Millera (desde el Baskonia) como base titular, y luego se decidió que Román fuera el segundo base, pero a Manel lo conocía y él a mí, y él creía que yo podía aportar cosas al equipo. Entonces la forma de encontrar hueco fue esa, porque con Pere Capdevila lesionado necesitaba un alero más. Yo a Manel siempre le tengo que agradecer porque fue extremadamente honrado conmigo. Fue muy sincero. Pese a que el equipo no iba bien, y que lo más fácil hubiera sido optar por otros jugadores o haber acudido al mercado, él vio que yo trabajaba y me dio oportunidades, y la verdad es que las cosas me salían bastante bien.

Hace un par de años hablamos con Jaume Ponsarnau, quien dijo "Ferran Laviña me enseñó lo que significa ser un profesional en el baloncesto", elogios que tú también correspondiste. ¿Cómo ha sido ahora el reencuentro en Manresa?

Yo con Jaume tengo una buena relación. No lo había tenido nunca como primer entrenador, sí como ayudante. Pese a que ahora mismo los resultados no acompañan, Jaume es de los mejores entrenadores de la ACB, de los más preparados y más cualificados de la Liga. Ya te dije en su momento que alguien como él dijera eso sobre mí, para mí era muy importante.

Las actuales diferencias presupuestarias hacen que esos malos resultados sean relativos, o que estos no reflejen realmente el trabajo diario o el potencial de un cuerpo técnico…

Una cosa muy significativa es que tú hablas con otros jugadores o entrenadores, que pueden estar un poco más al margen de los resultados, y en general todo el mundo coincide en esa opinión: que él es uno de los mejores entrenadores de la liga. Aparte de todo eso, es una gran persona. Una cosa y la otra no siempre van unidas, pero en este caso sí, y es de destacar.

En Fuenlabrada deben coincidir en que es un buen entrenador, porque desde el último ascenso del Manresa lleva un 10-1 ante el Fuenla. El único triunfo fue el del agónico triple deValters

Es un equipo que siempre se nos ha dado mal con el Fuenlabrada, nos tenían bastante cogida la medida. Aquel día recuerdo que fue un partido rarísimo, y lo estábamos haciendo mal, pero así son las dinámicas: un encuentro que deberías perder en situaciones normales, en un año en que todo nos salía bien, llegó Kris y metió el triple ganador a la remanguillé. Es una de las demostraciones en positivo de que las dinámicas marcan mucho. Por ejemplo, nosotros este año en Manresa estamos viviendo todo lo contrario. Hasta el partido del Bilbao, todos los encuentros en que llegábamos igualados al final, los terminábamos perdiendo. En aquella temporada con el Fuenlabrada era todo al revés, deportivamente nos salía todo bien, y este año en Manresa estamos trabajando bien pero los resultados no se están dando.

Ferran Laviña volverá a emparejarse con James Feldeine (Foto: ACB Photo / Alberch)


¿Cómo lo estás viendo al Fuenlabrada a la distancia?

Es un equipo que ahora con la vuelta de Gladyr ganará más consistencia. Es un equipo que tiene calidad para ganarle a cualquiera. Es cierto que los resultados no han acompañado, y se ha visto cerca de la zona de descenso, y eso hace jugar con una presión y una falta de frescura que también afectan, pero tú miras la capacidad anotadora que hay en esa plantilla, y es enorme. En el partido que jugamos en Manresa conseguimos que ellos no rindieran en un buen nivel, intentando limitar las virtudes que tienen como equipo. En esa línea intentaremos trabajar ahora: tapar las cosas buenas del Fuenlabrada e intentar explotar las nuestras.

Me imagino que el sábado cuando el speaker diga “con el 21, Ferran Laviña” te vas a emocionar, pero sentimentalismos aparte, Manresa está obligado a ganar para seguir soñando con la salvación…

Sí, esa parte va a ser complicada. No es la situación ideal para jugar en Fuenlabrada. Ojalá hubiera sido con ambos peleando el playoff, pero la situación es la que es y no podemos alejarnos de nuestra realidad. Ahora mismo los dos equipos estamos en la zona baja, nosotros estamos últimos y para Manresa es fundamental la victoria.

¿Cómo piensas que te recibirá el Fernando Martín?

Creo que bien, vaya, no sé… Me extrañaría lo contrario porque siempre me he sentido muy querido y muy apreciado por la gente de Fuenlabrada. Este año he ido recibiendo mensajes de mucho cariño desde allí, y yo también les tengo mucho cariño a ellos... (Ferran hace una pausa y le cambia el tono de voz, como costándole recuperar su habitual locuacidad) Espero un muy buen recibimiento. No sé. La verdad es que me apetece volver a Fuenlabrada, volver a ver a la gente. No me apetece la situación en la que estamos los dos equipos, pero sí me encantaría volver a jugar en el Fernando Martín. El último partido que jugué en Fuenlabrada no tuve la sensación de que fuera a ser el último. A lo mejor, de alguna forma, el poder jugar este partido pensando en que puede ser el último que juegue allí seguramente lo haga distinto, me puede ayudar a cerrar este ciclo.

¿Crees un poco en que el destino te tenía guardada esta oportunidad para poder despedirte de Fuenlabrada con una ovación?

No, no creo en esas cosas. Simplemente es una oportunidad que tengo después de un año muy complicado en lo profesional y en el que he tenido que trabajar mucho en la sombra para poder haber sido fichado nuevamente por un equipo. La verdad es que estoy muy contento porque me voy a reencontrar con mucha gente a la que quiero saludar personalmente. No hablo de compañeros a los que sí he ido viendo periódicamente, pero sí a aficionados, a gente del club que me ha demostrado muchísimo cariño durante los tres años en los que he estado y que ahora me apetece mucho volver a saludar.    

¿Has convencido ya a tu hijo Pau (cinco años) que el sábado tiene que ir con el equipo del padre y no con el Fuenlabrada?

No, es mucho peor todavía, porque como ahora juega en el Joventut se ha hecho hincha del Joventut. Hace un mes jugamos ante la Penya y él no lo tenía claro. ¡Es un lío! (risas)

Triple y festejo de Ferran Laviña en el reciente triunfo ante Bilbao (Foto: ACHB Photo / Alberch)




Archivo / Ferran Laviña:
Ferran Laviña: "Mi hijo sigue al equipo de su padre... y al Fuenlabrada" (18/12/2012)
Ferran Laviña cierra el círculo en Manrera (16/11/2012)
Ferran Laviña en 50 frases (18/09/2012)
Ferran Laviña: “Me voy agradecido con los aficionados; siento que he llegado a la gente” (12/09/2012)
Ferran Laviña: “Sentimos que la afición está nerviosa, pero que no cambie, que nos siga llevando hacia delante” (31/03/2012)
Ferran Laviña: “Quedan partidos muy duros y, si no estamos bien, nos van a pegar un palo” (9/04/2012)
Ferran Laviña: “Después de cada partido podríamos mantearnos entre todos” (20/04/2011)
Jaume Ponsarnau: “Ferran Laviña me enseñó lo que significa ser un profesional en el baloncesto” (13/04/2011)
'Capitán Maravilla’ Laviña (crónica Cajasol 72 - Fuenlabrada 77) (27/03/2011)
Ferran Laviña: “La última acción fue la guinda que le faltaba a Gustavo” (08/03/2011)
Ferran Laviña: “Sería un error empezar a hablar de la Copa” (16/11/2010)
Ferran Laviña: “Como capitán, a veces no podía usarme como ejemplo” (05/05/2010)
Ferran Laviña: “Yo tampoco estoy contento con mi temporada" (31/03/2010)
Ferran Laviña: “Ya no podemos estar con el discurso de “ha sido un accidente” (27/01/2010)
Ferran Laviña, 300 partidos ACB (entrevista) (31/12/2009)
Ferran Laviña: “Al equipo le está faltando garra” (01/12/2009)
Ferran Laviña: “No podía rechazar la oferta del Fuenlabrada" (15/09/2009)
José Quintana: “Ferran Laviña es nuestro fichaje más importante” (07/10/2009)

1 comentario:

Paco Barroso dijo...

Muy buena entrevista Eze.... Por mi parte sin duda, el sábado Laviña se llevara un gran aplauso. Es de esos jugadores que se acaban instalando en el corazon de una afición por el hecho de ser honesto y darlo todo cuando lleva nuestra camiseta.