3 mar. 2013

Feldeine y Kurz lideran la séptima

Joventut 86 - Fuenlabrada 92. El Mad-Croc sabe sufrir para alzarse con una vital victoria en Badalona. Feldeine y Kurz, 24 de valoración cada uno, sobresalen en una gran labor colectiva. Salva Maldonado, sobre las dos técnicas del final: "Es un error mío, se me ha escapado el partido. Fuenlabrada ha jugado mejor que nosotros". Trifón Poch: "Lo hemos controlado muy bien".



El Baloncesto Fuenlabrada se anotó un resonante triunfo en su visita a Badalona, resultado que le permite mantener la distancia al descenso, liberar tensiones acumuladas e incrementar la autoestima de un equipo que volvió a mostrar un gran funcionamiento colectivo. Eso sí, la cuarta victoria como visitante del curso se asemejó a dos de las anteriores (Valladolid y San Sebastián) en el susto final. Ante la Penya llegó a ir ganando de 18 puntos (50-68, minuto 29), pero los de Salva Maldonado remaron y llegaron a ponerse a dos (84-86) a falta de 55 segundos para el cierre. En cualquier caso, en las filas naranjas sobresalieron James Feldeine (29 puntos) y Rob Kurz (18+7), ambos con 24 de valoración.

El primer cuarto fue eléctrico, a puro triple y con un Fuenla demoledor en ataque. Mientras Tonny Gaffney y Corey Fisher mantenían a los suyos (nueve puntos cada uno en ese período), el equipo naranja encontraba aro en todas sus variantes (los cinco integrantes del quinteto inicial ya habían anotado en el quinto minuto de juego). El cuarto finalizó con siete puntos seguidos de James Feldeine, para cerrar un parcial de 0-9 y poner al Mad-Croc seis arriba (23-29).

James Feldeine, 29 puntos, ante Barrera (Foto: ACB Photo)

La racha visitante se prolongó en el inicio del segundo cuarto: dos cestas de Rob Kurz, 0-13 acumulado y máxima renta fuenlabreña: +10 (23-33). No obstante la reacción de la Penya (28-33), entre Kurz y Sené seguían mandando en la pintura (Sergio Sánchez entró en la posición de escolta, y el pívot senegalés sustituyó a Mainoldi, pasando Kurz a la posición de ‘4’). El propio interior de Pensilvania encestó tras tres rebotes ofensivos (y fallos) de Mou Sené (32-44). Así, se llegó al descanso con una buena diferencia (38-48).

Rob Kurz prosiguió su actuación en el tercer cuarto, con dos triples más y una asistencia para Cortaberría (40-56). Luego, una canasta del también ‘on fire’ Feldeine aumentaba la máxima diferencia: +18 (50-68), distancia que apenas se redujo a la conclusión del período (53-68).

Rob Kurz, 18+7 y 24 de valoración  (Foto: ACB Photo)

Tony Gaffney se colgaba dos veces seguidas del aro (57-68), aunque un palmeó de Sené enfrío el atisbo de reacción (53-70). Cinco puntazos de Javi Vega en los momentos calientes del choque, sumado a un triple de Feldeine, parecían liquidar la historia (72-82, min. 38). Sin embargo, Oliver, Fisher y Gaffney echaron el resto y el encuentro se apretó tanto que levantó la temperatura del pabellón, de la pista y de los banquillos: dos cestas sucesivas y a sólo dos puntos con 55 segundos por jugarse (84-86).

Y llegó la acción que terminó de inclinar la balanza. Falta fuerte de Fisher sobre Valters, la cual es sancionada con antideportiva. Protesta enérgica de Salva Maldonado, al que le cae una técnica. Valters sólo mete dos de cuatro (84-88), pero al técnico local, fuera de sí, le cayó la segunda técnica y tuvo que retirarse a los vestuarios (por primera vez en mucho tiempo el Fuenlabrada recibe tratamiento arbitral de equipo ‘grande’, a no acostumbrarse). El partido, roto, acabó con los libres de Valters (86-92) y un caluroso festejo de la plantilla del Fuenla en el histórico Olímpico de Badalona: siete triunfos y los ánimos por el cielo para recibir el próximo sábado al Lagun Aro en casa, equipo que marca el descenso con dos triunfos menos que los de Trifón Poch.

Jon Cortaberría, 12 puntos y 9 de valoración (Foto: ACB Photo)

 Apuntes

Las tres anotaciones más altas del Mad-Croc esta temporada fueron en tres de sus cuatro triunfos a domicilio: Valladolid (104 puntos), Badalona (92) y San Sebastián (86).

El Fuenlabrada rompió su récord de anotación (92) en su 15ª visita a Badalona. Hasta el momento, tres triunfos (los últimos dos seguidos) y doce caídas.

El Fuenlabrada tuvo mejores porcentajes de tres (11/21, 52%) que de dos (20/46, 43%). Curiosamente, falló nueve tiro libres (19/28) y sólo un triple más (11/21).

Gaffney (24+6 y 29 de valoración) y Fisher (25+3 y 22 de valoración), destacados en los verdinegros.

Javi Vega anotó cinco puntos clave sobre el final  (Foto: ACB Photo)

Rob Kurz sigue en ascenso y registró el mejor partido de sus ocho partidos con el Fuenlabrada: 18+7+3 y 24 de valoración en 34 minutos.

James Feldeine, 29 puntos y 24 de valoración en 38 minutos.

Jon Cortaberría anotó 12 puntos, su tope esta temporada (9 de valoración en 30 minutos).

Javi Vega sigue ganando peso en el equipo. El canterano volvió a disputar 24 minutos y anotó cinco puntos fundamentales en el tramo final.

Sergii Gladyr no jugó (tocado en la rodilla) y Adrián Laso estuvo 21 segundos en pista.

Kris Valters, 13 puntos ante su ex equipo (Foto: ACB Photo)

 Ficha técnica

FIATC Joventut 86 
(23+15+15+33): Corey Fisher (25), Alex Barrera (6), Moses Ehambe (-), Tony Gaffney (24) y Sitapha Savané (13) -quinteto inicial-, Albert Ventura (-), Albert Oliver (8), Manny Quezada (-), Pere Tomàs (2), Jordi Trias (6) y Nacho Llovet (2). Entrenador: Salva Maldonado. No utilizado: Alejandro Suárez

Mad-Croc Fuenlabrada 92 (29+19+20+24): Kristaps Valters (13), James Feldeine (29), Jon Cortaberría (12), Leo Mainoldi (4) y Robert Kurz (18) -quinteto inicial-; Quino Colom (4), Sergio Sánchez (1), Álvaro Muñoz (-), Javi Vega (8), Adrián Laso (-), y Mou Sené (3). Entrenador: Trifón Poch. No utilizado: Sergii Gladyr (lesionado).

Árbitros: José Ramón García Ortiz, Juan José Martínez Díez y Jacobo Rial. Eliminados por faltas personales: Fischer (40’) y descalificante a Maldonado (40’).

Incidencias: Encuentro correspondiente a la jornada 23 de la Liga Endesa. Pabellón Olímpico de Badalona (4.952 espectadores). 

Sené y Kurz, defendiendo el aro (Foto: ACB Photo)

 Sala de prensa

Salva Maldonado, entrenador del Joventut

Valoración del partido
"Hay que felicitar al Fuenlabrada. Ha jugado un buen partido, bastante mejor que nosotros. No hemos tenido el nivel mínimo de actividad y de defensa, y ellos siempre han tenido ventajas de diez puntos. En la reanudación no hemos encontrado el ritmo. Luego, ya a la desesperada, hemos encontrado los jugadores más metidos en el partido y así hemos entrado al partido, pero no ha sido posible. Ellos han estado muy bien en anotaciones en segundos finales, han encontrado referencias claras en ataque y los balones muertos han sido de ellos. Teníamos una opción sobre cien de ganar. Ha aparecido por allí pero no lo hemos podido aprovechar. Nosotros somos un equipo emocional, pero estas emociones no las hemos encontrado al inicio. No hemos encontrado el nivel de actividad que requiere un partido de este nivel. No se si por falta de ambición. Cuando ves que durante diez o doce minutos el equipo es capaz de luchar, de defender las líneas y de luchar cada pelota como si fuera la última, piensas porqué no lo has hecho los 27 primeros minutos. Es la segunda semana seguida que nos pasa, y la segunda seguida en que nos hacen casi 90 puntos. Lo debemos analizar".

Final del partido
"Tal y como iba el partido, todo el mundo estaba muy caliente y seguramente es un error mío. No creo que tenga relevancia decir aquí lo que yo haya comentado en esa jugada. Poner una frase en público no tendría sentido. No sacaremos nada de este tema. Me arrepiento de la situación que ha llevado a la segunda técnica, pero no me arrepiento de lo que he dicho. Se me ha escapado el partido en ese momento".

Actuación arbitral
"No entraré a valorar todas las jugadas. Los árbitros han hecho su trabajo. No ha habido demasiada coordinación entre los tres árbitros. Ya había pasado en la primera parte. Ha habido cosas evidentes que no se pitaban. Te deja un poco descontrolado, o sin saber demasiado el criterio, o qué pita un árbitro y qué pita el otro".

Fuente: www.diaridebadalona.com

Poch, de espaldas, en su reencuentro con Salva Maldonado (Foto: Fuenlafreak / Lydia Calvo)




Trifón Poch, entrenador del Mad-Croc Fuenlabrada

Valoración del partido
“Hemos controlado muy bien el partido. Excepto un poco al inicio, que hemos estado un poco desordenados en defensa, luego hemos estado mucho mejor, y en ataque siempre hemos estado correctos. Al final el partido se ha vuelto un poco loco. En los últimos minutos el Joventut ha aumentado su agresividad, su presión, y nosotros dejamos de atacar con el mismo orden. Les hemos permitido correr, y cambió absolutamente el panorama. Y luego, lo del final, ha sido un carrusel de tiro libres, y se ha complicado con las antideportivas”.

Final igualado
“En la situación en la que estamos, evidentemente, nos ha pesado la responsabilidad de ganar. Hemos hecho las cosas bien durante muchos minutos. Dentro de lo que cabe, en la cabeza también está la victoria de Lagun Aro de ayer, el equipo con el que nos enfrentamos la semana que viene. Es normal asumir un poco esa presión. Lo hemos controlado bastante bien”.

James Feldeine, 29 puntos
“Después del MVP, Feldeine ha estado algunos partidos despistado, siendo un jugador joven como es, pero después se ha centrado bastante, como en el partido ante el Barcelona sobre todo. Ha estado esperando sus momentos y leyendo mejor los partidos. Hoy, en la parte final, cuando el equipo estaba bastante encallado, francamente ha sido capaz de realizar muy buenas acciones”.

Fuente: Vídeo Fuenlafreak (Lydia Clavo)
Trifón Poch sonríe, como en Santiago o en Valladolid (Foto: Fuenlafreak / Lydia Calvo)

• Galerías de imágenes:
Javi Vega, canasta clave sobre el final (Foto: Fuenlafreak / Lydia Calvo)

Otro ángulo, con las caras del banquillo festejando. Adrián Laso, que solo jugó 21 segundos, vuelve a demostrar que es un gran 'celebrador', que desde fuera también se suma (Foto: Fuenlafreak / Fran Martínez)

Puño cerrado de Trifón, y Laso, una vez más, animando (Foto: Fuenlafreak / Fran Martínez)

2 comentarios:

Paco Barroso dijo...

Lo importante es confirmar esta victoria el sabado con Lagun Aro, y que no nos pase lo que ya nos paso cuando ganamos en Valladolid, o cuando lo hicimos en Santiago. Lo de hoy no sirve de nada si el sabado no ganamos al Lagun Aro. Es una final, y hay que ir a por todas y sin distracciones, en la pista y en la grada.

Malena González dijo...

A ver si vemos la luz al final del túnel. Y Salva es un caballero, a perdido simplemente los papeles, vamos... no es un Oscar Quintana cualquiera jejeje