5 ene. 2013

‘Saer-Senegger’ no basta ante un CAI copero

CAI Zaragoza 79 - Fuenlabrada 74. Un flojísimo primer tiempo condiciona a un equipo naranja que supo reaccionar para llegar con opciones al final. Mou Saer Sené, gigante, 31 de valoración. Debut de Robert Kurz. José Luis Abós, con la clasificación virtual a la Copa: “Es un gran paso para el club”. Trifón Poch: "Nuestra primera parte ha sido lamentable e incomprensible”.
  

Si hay un elemento que está caracterizando la temporada del Baloncesto Fuenlabrada es la irregularidad. Nuevamente, ante el CAI Zaragoza, el conjunto naranja ofreció un partido errático, lleno de intermitencias, alternando fases de juego preocupantes con fulgurantes reacciones que invitan al optimismo. Tanta falta de continuidad dentro de un mismo encuentro provoca que cualquier comentario pueda, o bien excederse en destacar las falencias o, por el contrario, exacerbar los picos positivos de rendimiento. En cualquier caso, en este juego de aciertos y errores el Fuenlabrada abrió el año 2013 con una derrota que sigue frenando su escapada respecto a los puestos de descenso.

Enfrente había un CAI, que llegaba con un balance de 6-1 en casa (sólo cayó ante el Barça) y sabedor que un triunfo le clasificaría virtualmente en la Copa del Rey a falta de una jornada para acabar la primera vuelta (balance de 10-6). Y así entró el equipo de José Luis Abós al partido, con contundencia y sin ceder un palmo al rival.

Mou Saer Sené, 31 de valoración (Foto: Fuenlafreak / Fran Martínez)

El primer cuarto visitante fue un despropósito: 26-15 y siete pérdidas. En un pabellón colmado, y tras la quinta pérdida de balón en apenas cinco minutos de juego, pudo escucharse el grito de Trifón Poch desde el banquillo: “¡No más pérdidas!”, mientras se llevaba sus dos dedos índices a su cabeza, como pidiendo a sus jugadores pensaran más sus acciones en la pista.

Sin embargo, el cuadro rojillo siguió con su rodillo, alcanzándose la máxima diferencia en el minuto 17 (+23): 40-17, con apenas dos puntos naranjas en los primeros siete minutos del segundo cuarto. En ese instante, la valoración de Mou Saer Sené era de 9, la del resto de sus compañeros, -4 (¡sí, -4 de valoración acumulada entre nueve jugadores en 17 minutos!).

Cuatro puntos seguidos de Jon Cortaberría parecieron romper el letargo fuenlabreño (parcial de 0-9), siempre con un colosal Mou ‘Saer-Senegger’ que anotaba, reboteaba, taponaba e intimidaba. Al descanso se llegó con un 42-26, con diez pérdidas visitantes y un ¡0/12! en triples, con siete lanzadores distintos.

En el tercer cuarto se acentuó la recuperación naranja, sobre todo con el despertar de Kris Valters y de Leo Mainoldi, que ya empezaban a embocarla desde el perímetro. Eso, sumado a una mejor defensa, colocaron al Fuenla a sólo seis puntos (46-40) luego de un parcial acumulado de 6-23.


Robert Kurz debutó con el Fuenla (Foto: Fuenlafreak / Fran Martínez)

Pero ese momento se volvió a nublar el ataque visitante (tres lanzamientos sucesivos al limbo), y entre Michael Roll y un portentoso Ramjan Rudez sofocaron el intento de revuelta (56-42). Reseñar que, desde el minuto 27, Sené, desfondado, comenzó a mirar al banquillo como pidiendo el cambio, aunque terminó jugando  íntegramente el tercer cuarto.

El center senegalés no saltó a pista para el último período, aunque sí lo hizo Chad Toppert: el francotirador de Albuquerque aprovechó para volver a lastimar con su magistrales lanzamientos (63-42, parcial de 17-2). Al minuto 36 se llegó con 70-51 en el tanteador, tan claro que la afición local comenzaba a celebrar la virtual clasificación a la Copa del Rey de Vitoria. Entonces… sí, la ‘cara A’ del Fuenla volvió a resurgir, esta vez con un 2+1 de Sené y un triple de Mainoldi: arreón de 0-9 (70-60). El cuadro naranja se subió a la moto y aceleró ante un CAI al que la trascendencia histórica del momento le estaba superando. Notable fue también la intensidad defensiva aportada en esos momentos por Álvaro Muñoz y Javi Vega.

Un nuevo triple de Mainoldi ajustaba el marcador en cinco punto de diferencia (74-69) a falta de 49 segundos para el cierre, y poco después era Quino Colom quien acertaba desde el 6.75 (76-72 con 33 segundos por jugarse). El base andorrano luego metería dos libres (77-74) y, para más emoción, a falta de 11 segundos, el CAI perdía la pelota en su salida. La bola le cayó a Colom, quien lanzó desde lejos para forzar la prórroga, pero esta vez el aro dijo que no al Fuenla, y sí a la Copa de un Zaragoza que está realizando una temporada sensacional.

Quino Colom fue muy aplaudido ante su ex equipo (Foto: Fuenlafreak / Fran Martínez)

 Apuntes

Chad Toppert fue el mejor de los locales: 15+6 y 21 de valoración en 23 minutos.

En el minuto 9 de juego se produjo el debut de Robert Kurz. El pívot estadounidense registró 4 puntos, 4 rebotes y -1 de valoración en 17 minutos en pista. En la previa del partido el Club Baloncesto Fuenlabrada había anunciado la rescisión del contrato de Charles García.

Mou Sené volvió a ser el mejor del Fuenlabrada. Luego de sumar 34 de valoración en Vitoria, el pívot senegalés valoró 31 en Zaragoza con una doble figura (18+12 y 3 tapones en 29 minutos).

Por su parte, Leo Mainoldi firmó un 18+4 y 18 de valoración (14 de valoración en el último cuarto, llevaba -1 al descanso).

El partido se adelantó del domingo 6 al viernes 4 por petición expresa del CAI Zaragoza, dado que el pabellón Príncipe Felipe debía utilizarse para otro evento.

El CAI acumula seis triunfos seguidos como local (7-1 temporada, única derrota, ante el Barça). En su casa ganó a Caja Laboral, Blusens, Cajasol, Joventut, Unicaja, Bilbao y Fuenlabrada.

Cuatro aficionados de la Peña Fuenlabrada Blues animaron al equipo de Trifón Poch.

El CAI lleva cuatro triunfos seguidos ante el Fuenlabrada (tres en Zaragoza y uno en el Fernando Martín).

Como curiosidad, en el programa del partido en papel del CAI Zaragoza, a Kris Valters lo identificaron con una bandera de Lituania (no de Letonia).


Kris Valters, con la bandera de Lituania

 Ficha técnica

CAI Zaragoza79 (26+16+14+23): Sam Van Rossom (10), Michael Roll (13), Damjan Rudez (9), Joseph Jones (9) y Henk Norel (9) -quinteto inicial- Pedro Llompart (11), Javier Marín (-), Jon Stefansson (2), Albert Fontet (-), Pablo Aguilar (1) y Chad Toppert (15). Entrenador: José Luis Abós. No utilizado: Adrián García.

Mad-Croc Fuenlabrada 74 (15+11+16+32): Kristaps Valters (11), James Feldeine (8), Javi Vega (3), Leo Mainoldi (18) y Mou Sené (19), -quinteto inicial-; Quino Colom (7), Sergio Sánchez (-),  Álvaro Muñoz (-), Jon Cortaberría (4) y Robert Kurz (3). Entrenador: Trifón Poch. No utilizado: Adrián Laso.


Árbitros: Juan Carlos García González, Fernando Calatrava y Miguel Ángel Pérez Niz. Eliminado por faltas personales: Valters (min. 39).

Incidencias: Encuentro correspondiente a la jornada 16 de la Liga Endesa. Pabellón Príncipe Felipe (7.800 espectadores).



Celebración copera para el CAI (Foto: CAI Zaragoza)




 Sala de prensa

José Luis Abós, entrenador del Caja Laboral

Valoración del partido
“El partido, como se preveía, ha tenido un final complicado, pero que no daba la sensación de que fuera a ser así durante la primera parte. Quizá esa buena primera parte que hemos hecho ha condicionado el partido, sobre todo mentalmente porque es extraño que hubieran hecho 0 de 12 en triples y nosotros estuviéramos tan acertados. Eso ha marcado una diferencia, que no era del todo real. Cuando ellos han empezado a acertar, parecía que íbamos perdiendo; ellos con la moral arriba y nosotros poniéndonos nerviosos. Hemos cometido muchos errores en ese momento, les hemos dado opciones y ellos a base de triples y de aprovechar las situaciones de ataque correctamente se han ido metiendo en el partido y han generado muchísimo más nerviosismo. Mainoldi nos ha creado ahí muchos problemas. Esto ha marcado todo el resto del partido. Felicito al equipo por saber mantener el tipo en esos momentos de tensión y por ganar un encuentro que no ha sido nada fácil”.

Copa del Rey virtual
“Estoy contento porque esto es un paso grande para el club. Me viene a la cabeza hace unos cuantos años cuando llegué aquí con el equipo descendido pero ahora estamos hablando de que vamos a jugar una Copa del Rey. Yo soy el que transmite esto, pero para todo el mundo, afición y para baloncesto en Zaragoza, es un tremendo paso adelante. Me alegro mucho y aunque mi cara no lo transmita, estoy muy contento”.

Ambición del equipo
“Este grupo ha sido ambicioso en todo momento. Yo he sido el primero. Recordad la encuesta de la liga ACB, el único técnico que dijo que jugaría la Copa del Rey fui yo. Así que por supuesto que todos tenemos ambición”.

José Luis Abós, en sala de prensa (Foto: CAI Zaragoza)



Trifón Poch, entrenador del Mad-Croc Fuenlabrada

Valoración del partido
“Ha sido un partido extraño. Ha habido muchos vaivenes en el marcador. Nosotros hemos condicionado todo el partido a una primera parte lamentable. Estábamos totalmente fuera de lo que necesitamos hacer en cualquier partido que nos quede por disputar. Hemos estado muy por debajo de lo que deberíamos hacer. Eso ya nos ha condicionado el resto del partido, a pesar de que hemos estado en momento trabajando duro atrás y haciendo las cosas con criterio en ataque en el final del segundo cuarto y en el inicio del tercero. Después hemos vuelto a desaparecer, y en el último cuarto nos hemos vuelto a poner. Con esa falta de continuidad es complicado batir a un equipo como el CAI, y más en su pista”.

Irregularidad
“Para mí es incomprensible que salgamos y hagamos la primera parte que hemos hecho. No podemos permitirnos ese rendimiento en ningún caso. Luego hemos tenido minutos mejores, pero lo que no puede ser, bajo ningún concepto, es hacer la primera parte que hemos hecho hoy”.

Debut de Robert Kurz
“La verdad es que el entorno que le hemos ofrecido en el partido no ha sido el idóneo. Lleva muy pocos días con nosotros y es complicado valorar, realmente, lo que haya podido hacer”.



Trifón Poch, en Zaragoza (Foto: Fuenlafreak / Fran Martínez)



• Galería de imágenes:

1 comentario:

Paco Barroso dijo...

Buenisimo lo de Saer-Senneger.... en cuanto se ha puesto a tono fisicamente, es un jugador que aporta muchisimo.