9 dic. 2012

Paso atrás

Fuenlabrada 65 - CB Canarias 73. La sólida actuación del equipo tinerfeño frena la progresión de un Mad-Croc que sigue sin ganar en casa. James Feldeine, 27 puntos en 40 minutos. Ricardo Úriz, 25 de valoración. Alejandro Martínez"Supimos hacerles daño"Trifón Poch: "Hay jugadores básicos que acaban con cero puntos. Cuatro titulares han valorado menos siete entre ellos".


El Fuenlabrada ha vuelto a las andadas. Después del triunfazo en Valladolid, la parroquia naranja acudía en masa al Fernando Martín dispuesta a volver a festejar una victoria en casa. Las condiciones eran propicias: cambio de actitud en el plantel, mejoras en el juego colectivo y en rendimientos individuales, tres partidos seguidos compitiendo hasta el final, recuperación del vínculo con la afición y la llegada de un nuevo entrenador, que parecía haber roto el círculo vicioso en que había caído el equipo. Pero, cuando todo estaba preparado para la fiesta, viene el CB Canarias y, jugando ‘a lo Fuenla’, con carácter y esfuerzo colectivo, se lleva con total justicia un encuentro clave por la permanencia. 

Más allá de la derrota, lo más preocupante del partido son la paupérrimas actuaciones individuales de jugadores llamados a ser los referentes del equipo: Leo Mainoldi, Sergii Gladyr, Chuck García y, hoy también en su segundo encuentro, Kris Valters. Los fríos números reflejan fielmente las sensaciones emanadas desde la pista: desacierto en el tiro, falta de conexión entre ellos y algunas actitudes exasperaron a gran parte del pabellón. ¿Qué fue del equipo que ganó en Valladolid? ¿Por qué tantas diferencias? Es cierto que el equipo peleó, lo intentó, tuvo algunos buenos momentos y, además, enfrente había un CB Canarias muy serio, pero la concatenación de tropiezos en casa exige que cada uno asuma sus responsabilidades, tensiones que vuelven a dispararse en un equipo que sigue buscando su identidad. 

Quizás lo más triste fue ver que en el tramo final del duelo, cuando el Fuenlabrada se atascó completamente en ataque mientras surtía balones a James Feldeine (para que se disfrazara de Michael Jordan), el equipo se pareció (y mucho) al de los últimos partidos con Porfi Fisac. Y esos fantasmas, que parecía espantados, volvieron a sobrevolar el Fernando Martín.

Saúl Blanco al fin pudo visitar a un Fernando Martín que lo ovacionó (Foto: Fuenlafreak / Lydia Calvo)

Yendo al partido, los dirigidos por Alejandro Martínez cocieron a fuego lento un triunfo inobjetable, el cual tuvo a Ricardo Úriz como figura más destacada pero que se basó en una sólida actuación colectiva. Asimismo, fundamentales fueron para el desarrollo del encuentro el gran inicio del conjunto canarista, su dominio el rebote y cómo supo desarticular a la ofensiva local en el tramo decisivo del partido.

El cuadro aurinegro arrancó la mañana a toda máquina, anotando, reboteando y llegando a sacar incluso una renta de 14 puntos antes de finalizar el primer cuarto (9-23). Con Úriz y Nico Richotti moviendo al equipo, Levi Rost y Blagota Sekulic anotaban con facilidad desde la pintura. La valoraciones conjuntas de ese primer capítulo hablan por sí solas: -1 para el Fuenlabrada por +36 del equipo tinerfeño.

Feldeine, 27 puntos en 40 minutos (Foto: Fuenlafreak / Fran Martínez)
Sin embargo, con el ingreso de Quino Colom y Mou Sené, el Mad-Croc reaccionó en el segundo cuarto, aunque la única referencia anotadora seguía siendo James Feldeine. El escolta neoyorquino, 27 puntos en total, terminaría jugando los 40 minutos íntegros del encuentro. A su vez, los de Trifón Poch ajustaron su defensa, llegándose al descanso con el marcador abierto (34-37).

El equipo lagunero amagó a escaparse en el inicio del tercer cuarto (34-41), pero enseguida Feldeine volvió a conectarse y, junto al trabajo de Javi Vega, posibilitó que los suyos se pusieran por delante en el tanteador (44-43). En ese momento el partido entró en un intercambio de canastas que desembocó en un 50-50 en el minuto 27. Allí volvió a cortocircuitarse el ataque local, circunstancia que fue aprovechada por un constante CB Canarias: 0-7 de parcial para llegar al fin del cuarto con ventaja (50-57).

Richi Úriz, 25 de valoración (Foto: Fuenlafreak / Fran Martínez)

Entre medias, hubo un triple de Jaime Heras sobre la bocina que acalló a la afición por completo. Esa sería la única canasta del escolta y capitán tinerfeño en todo el partido, símbolo de que todas las pequeñas acciones del conjunto canarista sumaron para la causa. Otro ejemplo de ello es Saúl Blanco (ovacionado por la grada naranja), quien recuperándose de una tendinitis forzó para aportar cuatro puntos y un par de rebotes.

El pabellón elevó la voz para dar ánimos a los suyos en el inicio del último período, pero nuevamente Ricardo Úriz rompió el hechizo con otra cesta. El base navarro totalizaría 15 puntos, siete capturas, seis asistencias, dos robos y 25 de valoración en 33 minutos. Magistral en un duelo tan ajustado. El Fuenla, como el Canarias, tiene espíritu combativo, y por ello intentó la remontada surtiendo más balones para Feldeine. Pero si antes fue Jaime Heras, ahora era el turno de Jesús Chagoyen: el pívot jerezano, recién ingresado por primera vez, clavó un triple para mantener a raya a los naranjas (53-62).

Leo Mainoldi y un partido para el olvido (Foto: Fuenlafreak / Lydia Calvo)

Feldeine seguía yendo a la línea de tiro libres, pero entre Úriz y un sólido Fotis Lampropoulos seguía el dominio visitante (57-66, minuto 35). Kristaps Valters y Leo Mainoldi, referencias locales, llevaban cero punto y menos ocho de valoración entre los dos, situación que acabó con la paciencia de Trifón Poch, quien puso en pista en el tramo final a los tres canteranos del equipo: Álvaro Muñoz, Javi Vega y Adrián Laso, situación inédita con el entrenador cordobés (fue palmaria la reacción del técnico cuando llamó a Laso tras escapársele un balón de las manos a Mainoldi).

El CB Canarias seguía firme atrás, y ya con el marcador 63-71, el bahiense Nico Richotti taponó a un Feldeine que volaba hacia el aro, situación que provocó que cientos de aficionados locales enfilaran rumbo a la puerta de salida cuando aún quedaba más de un minuto de partido.

En definitiva, derrota durísima y merecida del Fuenla que sigue sin ganar en casa desde el pasado 26 de abril. El próximo domingo el equipo de Trifón Poch recibirá al Estudiantes. En la temporada pasada, en un choque clave por la salvación, hubo ‘Fiesta aldeana en el Palacio'. Para la plantilla del Fuenla, más que un derby, será la ocasión de demostrarse a sí misma que aún puede volver a enamorar a su afición, pero el crédito deberán ganárselo ellos mismos.


 Feldeine y Úriz, los dos más valorados (Foto: Fuenlafreak / Lydia Calvo)


 Apuntes

James Feldeine anotó 27 puntos en ¡40 minutos!

Leo Mainoldi (0/5 en tiros de campo y -6 de valoración), Kris Valters (0/6 tc y -2 val.), Sergii Gladyr (1/4 tc y 1 val.) y Chuck García (1/5 tc y 0 de val) formaron parte del quinteto titular. Entre los cuatro acumularon 2/20 en tiros de campo (10%) y -7 de valoración en 74 minutos.

Leo Mainoldi puede que haya jugado su peor partido de los 140 que lleva en la ACB con el Fuenlabrada, cifra que le convierte en el tercero con más presencias en la historia.

Javi Vega, una de las pocas positivas del equipo, registró un 7+6 y 10 de valoración en 31 minutos (tiempo récord en su carrera ACB).

Adrián Laso jugó sus primeros minutos con Trifón Poch (5 minutos). El pívot palentino no había jugado ante Bilbao, Barcelona y Valladolid. Por otra parte, Jon Cortaberría sumó hoy siete minutos (había disputado tres minutos ante el Barça y no había jugado ante Bilbao y Valladolid).

Saúl Blanco, que arrastraba una tendinitis, pudo jugar contra el Fuenlabrada en el Fernando Martín por primera vez en la ACB.

Un nutrido grupo de aficionados tinerfeños asistió al partido aprovechando que por la tarde el Club Deportivo Tenerife visitaba al Club de Fútbol Fuenlabrada en el estadio Fernando Torres.

El primer enfrentamiento en la historia entre los dos equipos se decantó para el conjunto canario.

Fuenlabrada llevaba siete derrotas seguidas como local, seis en esta temporada y una en la campaña anterior. El último triunfo en casa fue ante el Lagun Aro, hace más de siete meses (26/4/2012).


Nico Richotti lanza al aro (Foto: Fuenlafreak / Lydia Calvo)



 Ficha técnica

Mad-Croc Fuenlabrada 65 (11+23+16+15): Kristaps Valters (-), James Feldeine (27), Sergii Gladyr (4), Leo Mainoldi (-) y Charles García (4) -quinteto inicial-. También jugaron: Quino Colom (6), Álvaro Muñoz (-), Javi Vega (7), Mou Sené (8), Sergio Sánchez (3), Adrián Laso (4) y Jon Cortaberría (2).

CB Canarias 73 (23+14+20+16): Ricardo Úriz (15), Nico Richotti (9), Levi Rost (10), Jakim Donaldson (8), Blagota Sekulic (9) -equipo inicial-. También jugaron: Ricardo Guillén (2), Carles Biviá (4), Jaime Heras (3), Fotios Lampropoulos (6), Saúl Blanco (4) y Jesús Chagoyen (3).


Árbitros: José Antonio Martín Bertrán, Francisco José Araña y Jacobo Rial. Sin eliminados por faltas personales:

Incidencias: Encuentro correspondiente a la jornada 11 de la Liga Endesa. Pabellón Fernando Martín (5.466 espectadores, con unos 80 aficionados del CB Canarias).

Javi Vega fue una de las pocas notas positivas del equipo (Foto: Fuenlafreak / Lydia Calvo)



 Sala de prensa


Alejandro Martínez, entrenador del CB Canarias

Valoración del partido
“Hemos hecho lo que teníamos que hacer. En todo momento el equipo ha hecho lo que habíamos hablado y trabajado durante la semana, y creo que exceptuando los primeros cinco minutos del segundo cuarto, que el equipo se ha despistado un poco ahí, creo que en todo momento hemos sabido hacer las cosas que le hacían daño al Fuenlabrada. En ese segundo cuarto no dominamos el rebote ni por asomo. Allí ellos se han acercado en el marcador, pero a partir del descanso hemos vuelto a dominar el rebote en nuestra canasta. El partido lo hemos controlado más o menos bien”.

Saber gestionar los malos momentos del Fuenlabrada
“Cuando un equipo no ha ganado en casa en toda la temporada es normal que en ciertos momentos tengan dudas. Pero las dudas no surgen si alguien no las provoca, y nuestro equipo las ha provocado. Creo que hemos estado acertados en los tiro libres a final, y esa seguridad nos ha ayudado. Otras veces no ha podido ser, el día del Madrid, Valencia o Granca, pero de los errores se aprende, y el equipo demuestra que aprende cada día y que, sobre todo, compite en todas las canchas”.

Triunfo del colectivo
“Confiábamos en que Jesús Chagoyen iba a hacer un buen partido hoy porque no había jugado la semana pasada. Tenemos a cinco pívots y no siempre es fácil rotar a cinco jugadores interiores, además de que Levi Rost también puede jugar como interior. Hoy hemos confiado en Jesús en el último tramo del partido y nos ha dado todo, nos ha dado la vida, nos ha dado rebote, defensa y la energía que quizás nos estaba faltando al final. Y Ricardo Úriz ha demostrado otra vez que es un jugador que nos va a dar muchas alegrías este año”.

Actuación coral
“No me gusta quedarme en la estadística o en los 40 minutos del partido, sino que durante la semana también hay un trabajo que es muy importante. A veces hay jugadores que no participan en el partido que yo los considero claves para el trabajo de la semana. Todos son importantes, los once jugadores más los dos chicos vinculados que nos ayudan a entrenar durante la semana”.

Saúl Blanco, 9 minutos
“Si hubiera podido no lo hubiera ni sacado porque el sábado que viene tenemos un partido muy importante. Cada minuto que estuviera en la cancha lo estaba arriesgando, pero hoy nos tenía que ayudar un momento porque ellos tenían a Gladyr y a Feldeine, que nos exigían muchísimo. Quiero agradecerle a Saúl porque ha pasado una semana mala y además hoy jugaba ante una afición que él quiere muchísimo. Ha hecho un buen partido y ha ayudado lo que tenía que ayudarnos”.

Victorias ante Cajasol, Lagun Aro y Fuenlabrada, rivales directos
“Da igual. Hay que conseguir una serie de victorias, no sabemos cuantas, pero hay que dejar dos equipos por debajo de la clasificación para mantener la categoría, y estas victorias valen lo mismo que las demás. Lo que sí es cierto es el ‘average’ que nos llevamos. A final de temporada vamos a ver la importancia que tiene”.

Moral para recibir en la próxima jornada al Valladolid
“Hoy ha ganado Cajasol y Valladolid, por lo que perder hoy hubiera sido comprimirse todo mucho más, y de esta manera seguimos como mínimo en el mismo puesto en que estábamos la semana pasada, y con toda la ilusión del mundo. Desde aquí aprovecho para hacer un llamamiento a la gente porque el sábado nos jugamos un partido muy importante contra Valladolid. Todos los que somos del Canarias, los que somos del baloncesto de Tenerife, sabemos que ganar con la ‘hamburguesa’ llena es muy complicado, se llame como se llame el rival”.

Calendario
“El calendario que nos ha tocado este mes es un poco raro. De los seis partidos, cuatro son fuera. El día 29 de diciembre acabamos con el Manresa en casa, que también es otro partido muy importante. El equipo va creciendo, mejora cada día y está con tres victorias, por lo que estamos satisfechos con el trabajo que hemos hecho”.

Balance con tres victorias con un presupuesto limitado
“Tenemos la mejor plantilla del mundo. Para mí estos once jugadores que tengo son los mejores de la galaxia. Como no teníamos más dinero, fichamos a los que creíamos que eran los más adecuados. La palabra ‘compromiso’ es la más importante de todas, y el dinero difícilmente compre el compromiso. Estos jugadores sabemos que van a dar todo por esta camiseta. Ahora estamos con sólo tres victorias, pero tenemos 51 puntos en contra (diferencia entre los puntos anotados y encajados). Es un dato que hay que valorar mucho. No somos un equipo que nos vayan por ahí vapuleando, exceptuando la segunda parte ante el Barça y el CAI Zaragoza en casa. En el resto de los partidos hemos perdido por una diferencia mínima, y eso habla muy bien del grupo”.


Alejandro Martínez (Foto: Fuenlafreak / Lydia Calvo)




Trifón Poch, entrenador del Mad-Croc Fuenlabrada

Valoración del partido
“Creo que hemos cometido un error muy grande, que es pensar que después de la victoria en Valladolid todo iba a ser diferente. Nuestra puesta en acción en el partido ha sido muy floja, sin la absoluta concentración o dureza mínima que debíamos tener. A partir de ahí nosotros mismos hemos cambiado el panorama del partido, porque hemos dado confianza a nuestra rival. Ellos han acabo la primera parte con un 75% en tiro de dos, con lo cual, ellos estarían convencidos que en cualquier momento podían conseguir una canasta fácil o una bandeja. A pesar de que hemos mejorado y más intensidad, sobre todo en el segundo cuarto, nunca hemos terminado de encontrar nuestro equilibrio en el juego de ataque. Nos ha faltado aportación de muchos jugadores importantes. Hay jugadores básicos para nosotros, los que tienen más experiencia en el equipo, que acaban con cero puntos. Eso nos limita mucho las posibilidades de ser competitivos”.

Quinteto final con los tres canteranos en pista
“Hemos intentado echar al campo la gente que yo he creído que nos podía ayudar. Hay cuatro titulares que han valorado, entre todos ellos, menos siete. Así es difícil estar con opciones de ser competitivos. Javi [Vega] ha hecho muy completo durante todo el partido, y en la segunda parte hemos intentado con el resto de jóvenes tener más intensidad en defensa, y que eso nos ayudar a tener más ritmo en ataque”.

Problemas en la pintura
“Dentro de lo que cabe, Sené ha estado mejor que en anteriores partidos. Lo que está claro es que necesitamos más. Javi Vega nos ha dado buenos minutos en alguna rotación, pero tampoco podemos convertirlo en el apagafuegos del juego interior y también del juego exterior. Necesitamos más jugadores aportando cosas. Está claro que hoy tanto Leo [Mainoldi] como Chuck [García] no han estado nada bien”.

Equilibrio ofensivo
“Hemos estado horrorosos en defensa en el primer cuarto. Dentro de lo que cabe después estuvimos mejor, pero nos ha faltado equilibrio en ataque. Hubo momentos en que sólo había una referencia anotadora, con lo cual el trabajo defensivo de ellos cada vez era más fácil. En los últimos tiros James Feldeine se ha encontrado con dos o tres jugadores colgados para intentar parar al único argumento de anotación que hemos tenido durante casi todo el partido".


Trifón Poch durante la rueda de prensa (Foto: Fuenlafreak / Lydia Calvo)





No hay comentarios: