25 nov. 2012

Álvaro Muñoz: “Da mucha rabia porque lo teníamos encarrilado”

El alero del Baloncesto Fuenlabrada analiza la derrota ante el Bilbao. Sostiene que deben ganar cuanto antes para “quitarse la losa mental”, además de mostrarse autocrítico con su rendimiento. El abulense también se refiere a Porfi Fisac, Trifón Poch y Bismack Biyombo. Nieto de Rivilla, Álvaro Muñoz vaticina un triunfo del Atlético en el próximo derby en el Santiago Bernabéu.



Derrota ante el Bilbao: “Estamos dolidos porque es un partido que teníamos encarrilado. Teníamos la sensación de que nos lo llevábamos y en 30 segundos se dio vuelta completamente.

Dinámica negativa: “Anímicamente es un palo. Es como una losa mental que tenemos que quitarnos de encima. Da mucha rabia que no puedas ganar porque lo que más necesitamos ahora es una victoria”

Autocrítica: “Ahora mismo lo que más se me pide es aportar en defensa, y personalmente no he ayudado mucho en el rebote. Nos han cogido muchos rebotes ofensivos y tenía que haber hecho algo más”

Trifón Poch: “Nos está transmitiendo energía positiva, de no venirnos abajo con los fallos. Estamos trabajando muy bien en el día a día y esa mejoría creo que ya se está viendo en los partidos”

Destitución de Porfi Fisac: “No estábamos jugando bien, las sensaciones que teníamos eran muy malas y la solución fácil era cambiar el entrenador. Son situaciones duras pero al final es un mundo profesional y hay que afrontarlas”

Atlético de Madrid, a una semana del derby: “Estamos a tope, felices ¡Este año es una fiesta! Hay pique porque Quino dice que no sé hace cuantos años que no les ganamos, pero este año gana el Atleti fácil. La gente está a muerte con Simeone”

Recuerdos de Bismack Biyombo, ex compañero de piso: “Seguimos en contacto. Está viviendo su sueño en la NBA. ¿Qué más se puede pedir? El tío está feliz” 




¿Qué tal están después de una nueva derrota con buena imagen?

Pues dolidos porque es un partido que teníamos encarrilado. Teníamos la sensación de que nos lo llevábamos y en 30 segundos se dio vuelta completamente. Una victoria nos ayudaría mucho en estos momentos porque estamos mejorando, pero no terminamos de culminar. Anímicamente esto es un palo.

¿Qué les pasó en el último cuarto cuando parecía que lo ganaban?

Las dinámicas. Ellos vienen de ganar y nosotros de perder, y al final te cuesta más sacar los partidos. No tienes la confianza que tienen ellos. Nosotros, al haber ganado sólo un partido, es como una losa mental que tenemos que quitarnos de encima. Si parecía que lo teníamos ahí allá, pero de repente nueve puntos en 30 segundos y para casa.

¿Son tan violentos para que les estén pitando antideportivas en los cierres de partido?

Yo creo que no. Los colegiados pitarán lo que más les parezca. Nosotros obviamente jugamos lo más intenso posible, pero yo creo que ha sido una falta dura sin más. Luego te meten la canasta y ya te terminan de hundir. Te meten tres puntos y en el siguiente ataque Vasileiadis mete un triple de ocho metros. Son situaciones de las que al final te cuesta mucho recuperarte. Da rabia que tengas el partido ahí encarrilado y que no puedas ganar porque lo que más necesitamos ahora anímicamente es una victoria.

Te tocó defender unos minutos a Kostas Vasileiadis. ¿Tan difícil es defenderlo?

Sí, es muy rápido. Con muy poco espacio arma el brazo y aparte no para de correr por la pista. Tienes que ir persiguiéndole todo el tiempo porque le buscan mucho y muy bien. Es muy difícil.

Pese a las derrotas, ¿les sirve haber cambiado la imagen en estos últimos dos partidos?

Sí, si se ve que hemos mejorado. Nosotros nos encontramos mejor jugando. Lo malo es no culminarlo con una victoria. Es lo que te da más rabia porque son semanas largas preparando el partido, entrenándote todos los días muy duro, a tope, y llega el partido, lo tienes encarrilado y al final te da mucha rabia. Sabemos que éste es el buen camino, y hay que seguir así.

¿Personalmente cómo te has visto? (1/1 en tiros de tres, dos faltas y uno de valoración en nueve minutos)

Yo intento aportar lo que puedo. Ahora mismo lo que más se me pide es aportar en defensa. Personalmente me quedo con que no he ayudado mucho en el rebote. Nos han cogido muchos rebotes ofensivos (11) y tenía que haber hecho algo más. A partir de los minutos que tenga intentaré ir ganándome la confianza del entrenador.

¿Qué tal con Trifón Poch en esos diez días?

Bien. Nos está transmitiendo energía positiva, de no venirnos abajo con los fallos. Muchas veces nos metían una canasta y bajábamos anímicamente, y eso no puede pasar. Estamos trabajando muy bien en el día a día y esa mejoría creo que ya se está viendo en los partidos.

¿Qué te pareció la destitución de Porfi Fisac?

Es un cambio duro. Leí que “la destitución de un entrenador siempre es un fracaso colectivo”, y es frase me parece bastante apropiada porque no estábamos jugando bien, las sensaciones que teníamos eran muy malas y la solución fácil digamos, aunque no sea una decisión fácil, es cambiar el entrenador. Obviamente es más fácil cambiar a uno que a cuatro o cinco. Son situaciones duras pero al final es un mundo profesional y hay que afrontarlas.

Trifón Poch pide cabeza a los canteranos Álvaro Muñoz y Javi Vega (Foto: Fuenlafreak / Lydia Calvo)

Cambiando de tema, recuerdo que eras compañero de piso de Bismack Biyombo. ¿Sigues en contacto con él? ¿Qué te cuenta de su experiencia NBA?

Sí, tenemos contacto. Hablamos una vez al mes más o menos. Está feliz, está viviendo su sueño, jugando minutos en la NBA. ¿Qué más se puede pedir? El tío está feliz.

¿Te ves convenciéndole en unos años para que vuelva a jugar en Fuenlabrada?

Creo que está difícil (risas).

Para ti también habrá sido difícil aquel tiempo, porque eras su amigo y el club tomó una postura muy clara respecto a su decisión de irse a Estados Unidos.

Sí. Yo siempre le di mi opinión cuando me la pedía. Obvio que si vives con una persona todos los días al final hablas de todo.

¿Qué le aconsejaste, si se puede decir?

Se puede, que hablase con su familia, que tomase la decisión en su círculo y que no se dejase influir por gente ajena. Que tomase la decisión que fuese lo mejor para él.

Hablando de fútbol, ¿qué tal el Atlético? ¿Está contento el abuelo Rivilla?

¡Estamos a tope! En la Europa League ganamos con los suplentes. Estamos felices ¡Este año es una fiesta!

¿Qué tal esta semana previa al Madrid-Atlético con Quino Colom?

Siempre se mete un poquito… Al final hay pique porque Quino dice que no sé hace cuantos años que no les ganamos. Siempre el Atleti llega con mejores sensaciones al derby y terminamos perdiendo, pero creo que este año le damos la vuelta

En el vestuario Javi Vega va con el Atleti y Adrián Laso con el Madrid. ¿Es así?

Sí, Adrián es del Madrid. Del Atleti somos Javi Vega, Javi Rubio, el preparador físico, y yo. De hecho, muchos cuando el Madrid juega con nosotros van con el Atleti.

¿Y quién es más blanco?

Quino el que más, Leo también.

Una porra para el derbi.

Gana el Atleti fácil.

¿Cuánto es fácil?

Diferencia de dos. Falcao mete uno.

¿Y qué te parece Simeone?

Bien. Es difícil llegar a un equipo así y recibir tanto cariño de la gente. Me sorprende porque los técnicos anteriores siempre habían estado cuestionados. Está haciendo las cosas muy bien y la gente está a muerte con él.

Álvaro Muñoz (Foto: Fuenlafreak / Fran Martínez)


Enlace: "Mi abuelo Rivilla es un ejemplo para mí" (22/2/2011)


1 comentario:

Jakal dijo...

Álvaro lee el blog! Jaja