5 oct. 2012

Porfi Fisac: "El baloncesto es un deporte intelectual"

El entrenador del Mad-Croc Fuenlabrada analiza las claves de la nueva temporada, desde la bisoñez de los cuatro fichajes hasta la salida de Laviña. Admirador de Larry Bird y de los Boston Celtics, el técnico confirma que Moussa Diagne será el duodécimo jugador de la plantilla. "El handicap de la juventud debemos convertirlo en una virtud. El Fuenla es un diamante en bruto", añade.



Porfirio Fisac de Diego (Fuenterrebollo, Segovia, 1965) comienza su segunda temporada al frente del Mad-Croc Fuenlabrada. En la pasada campaña el equipo disfrutó de Europa, gozó con la Copa y terminó con apuros para alcanzar la permanencia. Comparando la actual plantilla con la que comenzó el curso anterior, siguen ocho jugadores, mientras que los experimentados Kirk Penney, Ferran Laviña, Lubos Barton y Gustavo Ayón dan paso ahora a cuatro jóvenes: Sergii Gladyr, James Feldeine, Chuck García y Moussa Diagne, siendo el primero de ellos el único con pasado ACB. El recambio ha rejuvenecido tanto al equipo que el Fuenlabrada es el segundo conjunto más joven de la Liga Endesa (23,7 años de media, apenas por encima de los 23,6 del Cajasol). Sin embargo, Porfi Fisac asume el riesgo y confía en poder pulir el “diamante en bruto” que tiene entre manos. En el debut liguero el Mad-Croc sufrió un revolcón en Valencia (93-65), aunque este domingo, al calor del Fernando Martín, el entrenador espera que las buenas sensaciones de pretemporada afloren para rubricar la primera victoria de la temporada.


  • Frases destacadas

Derrota en Valencia: “El debut no fue lo más positivo. No tuvimos la mentalización suficiente para competir. Habíamos trabajado muy bien en pretemporada pero tenemos un handicap importante, y es que somos un equipo muy joven. Esto lo tenemos que convertir en virtud. Es una buena lección porque la gente cuando es joven aprende de los palos”

Expectativas con la nueva temporada: “Tenemos  desparpajo. Somos un equipo que creo que puede ser muy alegre. Este año Fuenlabrada es un diamante en bruto; hay que saber pulirlo. Fuenlabrada es un león dormido; intentaremos despertarle lo antes posible”

Confección de la plantilla: “Es una reconstrucción hacia la juventud. Había jugadores veteranos como Ferran Laviña, Kirk Penney o Mike Hall, que en un momento determinado tenían una opción grande de continuar aquí, pero la línea del equipo va hacia la juventud, hacia el futuro”

Juventud: “Es apuesta del club  y del entrenador. No hay un duro. Los clubes se tienen que inventar alguna fórmula que no sea depender de otros, que no sea depender sólo de instituciones. La fórmula para nosotros es abaratar el mercado y crear jugadores desde la cantera”

Sobre James Feldeine: "Es el ímpetu, un jugador muy impulsivo con unas condiciones físicas para desbordar muy fácilmente. Es un jugador completo”

Sobre Sergii Gladyr: “Tiene que dar el paso de gigante, y eso es convertirse en un jugador de Euroliga. Está dentro de él porque tiene todas las condiciones del mundo para triunfar: físicas, técnicas, mentales, conocimiento del idioma. Está en sus manos”

Sobre Chuck García: “Es el toro. Hay que ver el grado de implicación que él quiere hacer con su cuerpo y con su baloncesto. En Valencia pecó de juventud, de inexperiencia y de conocimiento, sobre todo con los árbitros. Hay que tener paciencia porque él viene de jugar un baloncesto absolutamente distinto”

Sobre Moussa Diagne: “Se entrenará y viajará siempre con nosotros; es una decisión mía y del club. Es jugador del primer equipo aunque pertenece al equipo vinculado, con lo cual siempre que podamos le haremos jugar muchos minutos en Ávila. Entre él y Adrián (Laso) haremos el quinto pívot que queremos en el equipo”

Sobre Álvaro Muñoz, Adrián Laso y Javi Vega: “Ya han dejado de ser jugadores en formación. Esto es el mercado; la competencia dura y, muchas veces, cruel.. Ya no son los niños del club, son jugadores del primer equipo con obligaciones”
           
Sobre Jon Cortaberría: “Es un extraordinario compañero, un hombre ejemplar en muchas cosas y un fiel escudero. En los intangibles es la figura máxima. A veces creo que debería explotar en la pista de una vez. Ojalá sea este año. A los capitanes los elijo yo, y yo elegí a Cortaberría”

Salida de Ferran Laviña: “Tuve que tomar una decisión, que acepto como responsabilidad mía porque el club quería la continuidad de Ferran (Laviña), y también es cierto que luego sí que me han apoyado. Yo tenía la idea clara: o apostábamos este año por Álvaro Muñoz de cuarto alero, o no íbamos a apostar nunca. Si tenía a Ferran Laviña no era para tenerle sentado en el banquillo, y de ahí que adopté la postura de apostar por Álvaro Muñoz en detrimento de alguien que ha hecho muchas cosas por el club. Muchas veces estas cosas se trasladan por encima de lo profesional y es donde realmente te sientes herido. El club desde el principio siempre le ha dejado las cosas muy claras, que si tenía cualquier equipo que fichara”

Amistoso con Partizan: “Fue histórico. El Fuenlabrada vive hoy gracias a aquella Euroliga que ganó el Partizan. A partir de ahí hubo un alcalde (José Quintana) que dijo “coño, vamos a hacer baloncesto nosotros”, sino probablemente creo que no hubiera existido este club. Entre ambos clubes hay  un vínculo de unión con perspectiva de cara al futuro con las categorías inferiores”

Entrenadores españoles dirigiendo en el exterior: “Me iría a Argentina o a Alemania, son los dos países que más me agradan aunque los conozca poco. Claro que me iría al extranjero, pero todavía tengo cosas que decir aquí”

Tiempos muertos televisados: “No me corto nada; si tengo que decir algo, lo digo. Yo no intento vender mi tiempo muerto, intento sacar ventaja de él. Me da igual si quedo mal o si soy mal hablado, no es mi problema. A mí me gusta que se vean los tiempos muertos, es bueno para vender nuestro producto, pero no me gusta que nos molesten tanto con el micrófono. Tienen que tener respeto" 

Polémica por los métodos de Anna Tarrés: “Estoy de acuerdo con la ex seleccionadora. Hay ciertas cosas que en un momento determinado las dices para motivar o para hacer crecer a un deportista. Hay una palabra que se llama respeto, y es muy importante que tenga doble vía entre el entrenador y el deportista. Es una maniobra más política e institucional. No han querido contar con ella y la manera de cargarse a alguien que ha conseguido resultados es criticándola”

Hincha de Boston Celtics: “Es que por entonces el jugador de raza blanca que más me agradaba era Larry Bird, y siempre me identificaba con él porque yo era un jugador con un físico de mierda, y entonces tenías que pensar. Y Larry Bird tenía un físico de mierda también, evidentemente con otra altura, pero era de lo más inteligente. El baloncesto es un deporte intelectual, un deporte que hay que saber pensar y que es muy exigente con los tiempos en los que se ejecutan las cosas”




  • Entrevista

¿Qué te parecido el inicio de liga en Valencia?

El debut no fue lo más positivo. Creo que hemos trabajado muy bien en pretemporada pero tenemos un handicap importante, y es que somos un equipo muy joven. Pero esto lo tenemos que convertir en virtud. El otro día estuvimos muy desafortunados, muy faltos de físico y no llevamos la mentalización suficiente como para ser competitivos. La verdad es que estuvimos mal, pero creo que es una buena lección porque la gente cuando es joven aprende de los palos, de los golpes, de los momentos duros, y yo creo que ese fue un palo fuerte para el equipo por lo inesperado.

¿Te preocupa que después de una gran pretemporada, con triunfos ante Bilbao, Cajasol y Partizan, ya se esté hablando en la primera jornada de falta de dureza o intensidad?

Espero que sea una anécdota, porque lo que no espero es que la liga les haya superado, les haya presionado tanto como para jugar así. Digamos que jugamos con el freno de mano echado, como cuando estás temeroso, cuando tienes recelo a algo. Nosotros tenemos que jugar con alegría, con mucha ambición y con mucho respeto en toda la competición. Y eso requiere un sacrificio, y el otro día todas estas características que me gustaría que tuviera mi equipo, y que creo que puede llegar a tener, las bajamos al 50%. También hay que reconocer que el Valencia Basket ahora mismo es de los dos o tres mejores equipos de la Liga Endesa, y si no al tiempo.

Además el Valencia estuvo muy acertado en el tiro (15/27 en triples, 56%).

Creo que por nuestra mala defensa. Tiraron muy cómodos y es cierto que tuvieron altísimos porcentajes. Yo no digo ganar, porque sé que para nosotros ganar en Valencia ahora mismo es muy difícil.

En la temporada pasada ganaron, y valió una Copa.

Sí, valió una Copa, pero sí que digo que nosotros podemos hacer sufrir a más de uno, y podemos ser competitivos. Y si tú puedes hacer sufrir a tu rival, igual hay un momento en que sacar el partido hacia delante. Pero el otro día ni siquiera les creamos esas dudas.

¿Qué destacarías del equipo para esta nueva temporada?

La pretemporada me ha gustado mucho, el desparpajo que tenemos, la valentía para tirar. Somos un equipo que creo que puede ser muy alegre jugando. Esto es lo que más ha gustado. Tenemos que corregir muchas cosas defensivamente, dar un paso todos de  entereza en defensa. Ahora, el otro día no me ha gustado el equipo, hemos hecho todo al 50% y de ahí la diferencia.

Puede que empezar 12-0 abajo te marque para el resto del partido…

Nosotros empezamos muy atenazados, y eso que en el cinco inicial pusimos a gente que ya conocía la liga, como Mainoldi o Quino (Colom) (los otros tres fueron los fichajes, Feldeine, Gladyr y García).

No pude escuchar la rueda de prensa post-partido, pero un periodista de Radio Nou trascribió en su Twitter una frase tuya: “El dinero no da las victorias”. No sé en qué contexto dijiste eso…

Un periodista me preguntaba mucho por Valencia, en cierto punto es lógico, y yo le decía que esa victoria del Valencia no la había ganado el dinero, que la había ganado el carácter de sus jugadores. No es que yo me sienta a gusto por tener menos presupuesto que el Valencia, yo estoy en la misma liga que ellos y el Valladolid ganó en Barcelona. Yo no voy a Valencia a perder, yo voy a ganar, que es lo que yo le quería decir. Nunca doy por hecha la derrota, otra cosa es que después la comprendas. Esa victoria en concreto no la dio el dinero, sino un equipo que estuvo más metido, más intenso, y el otro equipo más blando y más temeroso.


Gestos de preocupación en el debut en Valencia (Foto: ACB Photo / M. Á. Polo)

En marzo pasado, después de ganar en Bilbao, comentaste “no somos domadores de leones, somos trapecistas". ¿Para esta temporada crees que seguirán haciendo funambulismo o crees que podrán animársele a algún león?

Este año Fuenlabrada es un diamante en bruto; hay que saber pulirlo. Es un equipo que puede llegar a tener muchos recursos o que se puede quedar limitado. Es una obligación del entrenador ahora mismo intentar sacar todas las virtudes del equipo. Fuenlabrada es un león dormido; no sé si le podremos despertar o no, pero intentaremos despertarle lo antes posible.

¿Cuánto facilita a la adaptación de los nuevos que sigan ocho jugadores de la temporada pasada?

Claro que es más fácil. La adaptación de los nuevos es más sencilla pero también es cierto que la confección de la plantilla ha sido de la reconstrucción hacia la juventud. Había jugadores veteranos como Ferran Laviña, Kirk Penney o Mike Hall, que en un momento determinado tenían una opción grande de continuar aquí, pero la línea del equipo va hacia la juventud, hacia el futuro. Tendremos que pasar a lo mejor un año malo, pero los años siguientes van a ser muy buenos. Intentaremos que este año también sea muy bueno.

Sobre esa juventud, el plantel posee la segunda edad promedio más baja de la actual ACB (23,7 años incluyendo a Moussa Diagne; la del Cajasol tiene 23,6 años de media). ¿Cuánto condiciona la situación económica esta juventud?

Es apuesta del club, y del entrenador también. Por parte del club, en cuanto a mantener a la gente que viene de la cantera, en los cuales creemos todos. Álvaro Muñoz, Adrián (Laso) y Javi Vega son apuestas del club, y el entrenador es partidario de ello. Y luego, mira… no hay un duro. Es que está la economía de España francamente mal, es que los bancos tienen problemas, es que la gente tiene problemas, es que el paro cada día es mayor… Los clubes se tienen que inventar alguna fórmula que no sea depender de otros, que no sea depender sólo de instituciones. La fórmula para nosotros es abaratar el mercado y crear jugadores desde la cantera. Y en eso estamos trabajando.

Uno de los riesgos de apostar por la juventud puede ser la respuesta ante una racha negativa de resultados.

Para eso está el entrenador. En estos equipos jóvenes el entrenador tiene mucha importancia en el grado de concentración del jugador y en el grado de crecimiento. Luego creo que el jugador tiene toda la importancia en el desarrollo del partido. Los cinco años que llevo en esta competición me tienen que servir como para decir “¡eh, chico!, tranquilo, tú sabes jugar a esto, tú eres bueno, no te hagas problemas, todos pasamos momentos difícil. No cambies, no dudes y sigue trabajando que algún día lo vas a conseguir”. Yo creo que ese es el camino, no hay otra.

El domingo debutan en casa ante Blusens Monbus, que arrancó ganándole al Manresa y que en abril ya les dio un dolor de cabeza en el Fernando Martín (63-82). ¿Qué valoración previa realizas de ese partido?

Es muy difícil porque ellos tienen una serie de jugadores muy expertos y veteranos. Es un equipo que ya en la LEB trabajaba muy bien, y que en estos dos años la ACB ha demostrado ser muy sólido, un equipo que no le pierde nunca la cara al partido. Nos va a costar muchísimo sacar este partido hacia adelante, pero tenemos una obligación. Para nosotros esta jornada es como si fuera la jornada 31 o 32. Son partidos que al final de la Liga cuentan siempre. Ellos juegan muy bien al baloncesto. Nos daría mucha tranquilidad ganar porque ya los siguientes enfrentamientos son contra equipos de Euroliga (Real Madrid y Unicaja).

Entre esos veteranos que mencionas está Bernard Hopkins, con casi 40 años y que en abril hizo 21 de valoración en el Fernando Martín.

Hopkins, Oriol (Junyent)… personas a las que aprecio porque les he entrenado y creo que son jugadores a los que da igual la edad que tengan. La edad en un deportista, y en una persona, no va nunca en el carnet de identidad. La edad va en el corazón y en la cabeza, y estos son jugadores de 17 años pero con la experiencia de 36. Les encanta el baloncesto.

¿Cómo afecta este año no jugar en Europa, en relación a la planificación, a la menor carga de partidos, menos viajes? ¿En qué puede beneficiar y en qué perjudicar?

Hay una primera parte que perjudica no jugar tanto porque cuando tienes muchos partidos coges muy bien la forma, además de que cuando pierdes uno enseguida juegas otro. Y luego hay una parte final donde beneficia no jugar tanto, que el viajar menos nos puedo conllevar a que estemos más cómodos, a que físicamente lleguemos mejor a lo que llegamos el año pasado. Entonces, si juegas mucho al principio te viene muy bien, pero que al final te vienen muy mal porque físicamente estás roto. Yo creo que a la larga este año va a ser positivo.

Los jugadores siempre dicen que prefieren más partidos y menos entrenamientos, ¿tú, como técnico, prefieres lo contrario?

No, yo soy de los entrenadores que me gusta más jugar que entrenar. Yo prefiero tener más partidos entresemana, es más, Ferran López ya está preparando algo porque hay semanas que son muy largas y esto te puede llevar a la angustia. A veces juegas un sábado y el próximo partido es el otro domingo, semanas muy largas. De alguna manera creo que es interesante es el hecho de ir desglosando la temporada con partidos amistosos. Lo bueno es la media, ni por exceso ni por defecto.


Fisac, durante la temporada anterior (Foto: ACB Photo / Fran Martínez)

Veo detrás de ti, colgada en la pared, una bufanda conmemorativa del Partizan-Fuenlabrada, la cual que creo que tuviste en los hombros durante el partido…      

Fue histórico, y lo haces un poco en representación de este club. El Fuenlabrada vive hoy gracias a aquella Euroliga que ganó el Partizan, y es de agradecer que ahora mismo yo tenga trabajo en un club en el que gracias a unos serbios que jugaron en Europa la gente empezó a venir aquí. A partir de ahí hubo un alcalde (José Quintana) que dijo “coño, vamos a hacer baloncesto nosotros”, sino probablemente creo que no hubiera existido este club, a estos niveles que estamos hoy. De ahí creo que la hermandad entre Partizan y Fuenlabrada tiene que ser muy grande porque, y ahora me siento parte de Fuenlabrada, a nosotros nos hizo nacer, mejor dicho, nos hizo creer en que podíamos jugar en la elite.

¿Alguna vez habías dirigido un partido con una bufanda? ¿Lo harías en un partido oficial?          

No, fue un detalle festivo por ellos, para que supieran que estamos muy agradecidos. Yo llevo aquí año y pico, pero sé lo que hicieron en venir a jugar aquí. Y luego los gestos que están teniendo con nosotros en todos los sentidos, a la hora de facilitarnos vídeos, a la hora de hablar de jugadores de allí y de aquí, ver entrenamientos… hay muchas cosas en común que son muy buenas e interesantes, incluidas cosas que se están trabajando para las categorías inferiores.

Quiere decir que, además del partido amistoso, se seguirá fortaleciendo el vínculo entre ambos clubes.

No sé si jugará otro partido porque eso es una cuestión económica pero sí te aseguro que hay un vínculo de unión con perspectiva de cara al futuro. Ellos tienen una escuela de básquet muy importante, y nosotros también. Por las categorías inferiores por ahí tenemos otro nexo de unión.

Hubo amistoso ante Partizan pero el club renunció a participar en el Torneo Comunidad de Madrid. ¿Qué te pareció esta medida?

Si lo habrán hecho tendrán sus motivos. Eso es cómo si me preguntas porqué saco de base titular a Sergio Sánchez en un partido en lugar de Quino Colom. Tendrán sus motivos, estoy convencido.

Yendo a los fichajes de esta temporada, ¿qué esperas de James Feldeine?

James es el ímpetu, un jugador muy impulsivo con unas condiciones físicas para desbordar muy fácilmente. Está trabajando en las carencias que pueda tener, pero es un jugador completo. Con esa palabra lo definiría, ‘completo’.

¿Y de Sergii Gladyr?

Sergii lo tiene en sus manos. Lleva varios años demostrando en la ACB que puede, pero él tiene que querer algo más, tiene que dar el paso de gigante, y eso es convertirse en un jugador de Euroliga. Y esto lo tiene que hacer ya, porque aunque tenga 23 años, no vale esperar. Está todo dentro de él porque tiene todas las condiciones del mundo para triunfar, todas: físicas, técnicas, mentales, conocimiento del idioma, capacidad de comunicación con sus compañeros. Está en él.

Otro de los nuevos es Chuck García.

Es el caballo, el toro. Hay que ver el grado de implicación que él quiere hacer con su cuerpo y con su baloncesto. Si él es capaz de hacerlo, es un jugador muy interesante para Europa.

Dejó buenas sensaciones en los amistosos ante Cajasol y Partizan, pero en Valencia se lo vio sufrir mucho.

Pecó de juventud, pecó de inexperiencia y pecó de conocimiento, sobre todo de los árbitros. Aquí hay ciertas cosas que se pueden hacer y otras que no se permiten. Normalmente los árbitros te van marcando su territorio porque tienen mucha capacidad, mucho conocimiento de la liga y saben en todo momento controlar el partido. Y ahí creo que él estuvo inexperto. James y Sergii ya jugaron en España, pero con Chuck hay que tener paciencia porque él viene de jugar un baloncesto absolutamente distinto, donde es un uno contra uno y no hay sistemas, ni movimientos ni nada. A jugar y ya está, incluso para el arbitraje cuando más rápido vaya, mejor.


Fisac comienza su segunda campaña en Fuenlabrada (Foto: ACB Photo / Fran Martínez)


Moussa Diagne (pívot senegalés de 18 años) llegó este verano desde el Torrejón para unirse al Óbila, equipo vinculado de LEB Plata. Sin embargo ya jugó contra el Partizan y el domingo debutó en la ACB en Valencia. ¿Seguirá con el primer equipo el resto de temporada?

Sí, es una decisión mía y del club. Entrenará y viajará siempre con nosotros. Es jugador del primer equipo aunque él pertenece al equipo vinculado, con lo cual siempre que podamos le haremos jugar muchos minutos en Ávila.

¿Te ha sorprendido para bien en pretemporada?

Sí. Ahí teníamos un handicap porque también estaba Michel Diouf, y eran jugadores parecidos. Pensábamos que Michel ahora tenía que hablar fuera, porque aquí iba a tener pocos minutos, y ese poco tiempo queríamos dárselo a Moussa, que necesita mucho más conocimiento de lo que es el baloncesto, mucho trabajo con los entrenadores ayudantes. En este sentido Moussa necesita trabajo y cariño, y de ahí que esté con nosotros. Entre él y Adrián (Laso) haremos el quinto pívot que queremos en el equipo

Michel Diouf se fue cedido al Breogán, ¿esperabas más de él?

Sí, sin duda, él lo sabe. Se lo he dicho a nivel personal. Ya le conocía perfectamente como jugador, no esperaba más de él como persona. Sus condiciones como persona y como jugador son extraordinarias, pero me gustaría que tuviera más necesidad de jugar, lo que llamamos a veces hambre, ilusión, derroche o energía. Yo lo llamo ‘necesidad’, que el tenga necesidad por jugar al baloncesto, y si la tiene podrá ser un jugador importante.

Mou Sené está volviendo tras más de nueve meses lesionado. ¿Cuándo crees que el jugador alcanzará el buen nivel que estaba demostrando justo antes de que se lastimara?

El otro día jugó después de nueve meses. Ahora le estamos dando entre seis y ocho minutos, y lo vamos a ir incrementando. Lo va ir marcando él. Él hizo un trabajo extraordinario con el cuerpo médico y con el preparador físico del club, adelantando mucho los tiempos de recuperación. Piensa que es una lesión que va mucho en la cabeza, y hay jugadores que hasta el año y medio no llegan a quitárselo de la cabeza. El cruzado es una lesión muy grave, te desestabiliza mucho, más para alguien tan grande como él. Creo que seremos capaces de ayudarle para que en un mes podamos ver al menor Sené desde que llegó a Fuenlabrada.

El que parecía que se iba en verano pero al final sigue es Leo Mainoldi.

¿Yo qué te voy a decir? Para mí tener a Leo es una sueño, una ilusión y sobre todo una alegría. Muchas veces son cuestiones económicas y de mercado, pero para mí es una ilusión que siga.

Me imagino que este año los tres canteranos -Álvaro Muñoz, Adrián Laso y Javi Vega- tendrán otras exigencias, más responsabilidades dentro del equipo.

La oportunidad de saltar la van a tener, pero ya han dejado de ser jugadores en formación. Ya no podemos seguir mimándoles o preparando incluso determinadas competiciones para que ellos jueguen minutos. Eso ya se ha acabado. Esto es el mercado, la competencia dura y, muchas veces, cruel. Ellos son ahora tres jugadores más del equipo que cuando tengan sus minutos me dirán a mí y les dirán a todos que quieren más minutos, pero lo van a decir en la pista. Son uno más, se ha acabado su formación. Yo no voy a regalar minutos. Yo juego para ganar, no juego para formar jugadores. Ya no son los niños del club, son jugadores del primer equipo con obligaciones.
           
En mayo comentabas que Jon Cortaberría era “una bomba de relojería pero que no acaba nunca de explotar”. ¿Explotará esta temporada?

Siempre lo esperas. Jon es un extraordinario compañero, un extraordinario ‘mano derecha’, un hombre ejemplar en muchas cosas y un fiel escudero en todo lo que va haciendo alrededor del entrenador y del equipo. En los intangibles es la figura máxima. En la pista a veces tiene más o menos fortuna, pero es un tío que nunca me desagrada lo que hace, aunque a veces creo que debería explotar en pista de una vez. Ojalá sea este año.

Cortabería es el nuevo capitán. ¿Cuán importante te parece el tema de la capitanía en un equipo de baloncesto?

Los capitanes los elijo yo. A veces hay un capitán ya nombrado porque lleva un tiempo en la institución, entonces esos años suelo elegir otro capitán. Como pasó este año. Al final tuve que tomar una decisión, que acepto como responsabilidad mía porque el club quería la continuidad de Ferran (Laviña), y también es cierto que luego sí que me han apoyado. Yo tenía la idea clara: o apostábamos este año por Álvaro Muñoz de cuarto alero, o no íbamos a apostar nunca. Si tenía a Ferran Laviña no era para tenerle sentado en el banquillo, y de ahí que adopté la postura de apostar por Álvaro Muñoz en detrimento de alguien que ha hecho muchas cosas por el club.

¿Son esas decisiones las más duras para un entrenador?

Hay varias, pero esta es la más difícil porque es la más personal. Muchas veces estas cosas se trasladan por encima de lo profesional y es donde realmente te sientes herido. Si todos tomáramos este hándicap de “no, porque no me interesas como jugador”, y fuéramos autocríticos, entonces esto sería todo más sencillo. Pero sí que es la parte más dura, porque se pasa del plano profesional al personal.

Hace tres semanas Ferran Laviña se mostró contrariado sobre todo por el momento tardío en qué el  club le comunica en que no va a seguir. ¿Has hablado después con él?

No. En esto la comunicación desde el club siempre ha sido muy directa. El club desde el principio siempre le ha dejado las cosas muy claras. Nosotros también se lo hemos dicho, que si tenía cualquier equipo que fichara, que no tenga ningún problema y que fichara, y que fichara y que fichara y que fichara…. Esto se le ha dicho desde el primer momento. ¿Por qué? Porque un club como Fuenlabrada en junio no sabe lo que va a tener fichado cuando llegue agosto. No lo sabes, entonces opciones de continuar tienen todos, pero siempre se dejan las cosas muy claras desde el principio.

¿Si Mad-Croc hubiese seguido como patrocinador Ferran Laviña podría haber continuado en el equipo?

Es que esos no son temas en lo que yo pueda opinar. Son cosas del club y no sé en qué estado está el tema ahora mismo. No sé si han dado dinero o no. Lo siento, pero es que no lo sé; no tengo ni idea.


El entrenador, durante la pretemporada (Foto: Fuenlafreak / Fran Martínez)


Esta temporada en la ACB 14 de los 18 entrenadores son españoles (78%). ¿Crees que es más por mérito de los técnicos locales o que también es parte de la crisis?

El primer mérito es el recorte económico, eso te lo digo desde ya, y el segundo mérito es que en la Liga Endesa siempre han venido grandísimos entrenadores. Es muy raro que venga un entrenador extranjero sin experiencia, sin calidad o como apuesta. Nosotros tenemos que ser los primeros en ser competitivos y abrir este mercado. Que haya 14 españoles me parece bien, pero si viene alguien que es mejor que tú, también me parece bien porque aquí tienen el mismo derecho que el yo pueda tener en Francia, Italia o Alemania. Siempre a la ACB han venido grandísimos entrenadores.

Hablando de ex del Fuenlabrada, Chus Mateo está dirigiendo en China y ayer leía que Luis Guil se marchaba a Londres. Con esta tendencia, ¿aceptarías una oferta del extranjero?

Me iría a Argentina o a Alemania, son los dos países que más me agradan aunque los conozca poco. De Argentina me agradan las personas, la gente. Estuve un invierno en Buenos Aires y el frío era horrible. En Alemania es distinto porque ya vas abrigado y preparado para el frío. Claro que sí, me iría al extranjero, pero tengo cosas que decir todavía aquí, y quiero decirlas.

Repasando la encuesta oficial de la Liga Endesa 2012/2013 entre los 18 entrenadores, y exceptuándote a ti, sólo Fotis Katsikaris mencionó al Fuenlabrada en una pregunta, y era por los equipos que podrían entrar en la Copa,  mencionando a más de diez... ¿Puede beneficiarles el hecho de ir de tapados, de que nadie hable de James Feldeine como revelación ni nada parecido?

Es que es la realidad. Tú comparas plantillas y probablemente haya muchos más nombres en otros equipos, jugadores más contrastados que en nuestro equipo. No me preocupa que lo que piensen los demás, lo que más me preocupa es que mi equipo juegue muy buen baloncesto.

¿Qué es lo que más te gusta en tu rol de entrenador?

Lo más importante es que en los partidos sepas estar, en que no pierdas nunca la compostura.

¿Disfrutas o sufres en los partidos?

Me suelen gustar mucho más. Disfruto más jugando partidos que entrenando. Me siento más cómodo. Entrenando tienes que ir más al detalle, tienes que corregir casi el 70% de las cosas para que queden realmente bien. Y en los partidos tienes la mano más ancha, eres más abierto porque interesan otros motivos, no solamente la corrección individual sino también el premio colectivo.

Respecto a los tiempos muertos televisados, el domingo en Valencia dijiste algo así como “tenéis que jugar más duro, ¿sabéis qué? justo lo que ellos os hacen. Tenéis que aguantar las hostias. Tenéis que jugar con hostias". ¿Eres consciente de la repercusión mediática que pueden tener esas palabras? ¿Te cortas un poco o te olvidas que está la cámara y el micrófono?

Hace tres o cuatro años, cuando empezó todo esto, yo acababa de llegar a la Liga y era inexperto. Me ponían una cámara y sin querer estabas con los ojos así (los abre bien grandes) porque veías un cuerpo extraño. Ahora intento estar lo más cómodo posible. Siempre hay alguna vez que te molesta porque te bajan mucho el micrófono, y de repente en una conversación, porque a mí me gusta hablar a los ojos, pues aparece un micrófono aquí en el medio. Hay que tener un poco de respeto. A mí me gusta que se vean los tiempos muertos y es bueno para vender nuestro producto, pero tampoco me gusta que quiten a un jugador mío y metan una cámara, y tampoco me gusta que si estoy hablando con una persona, mirándonos a los ojos, haya alguien que ponga la mano en el medio. Pues esto igual, no me gusta que me bajen un micrófono y me le pongan cuando hablo cara a cara a la gente. A mí me gusta hablar mirando a la cara y diciendo las cosas que creo y como las pienso. Hay veces que no están teniendo mucho respeto y me siento molesto por esto.

Hablando de micrófonos, recuerdo una acción de Pablo Prigioni sacándoselo de encima con malos modos…

A mí me pasó en Murcia, el segundo año mío en ACB (con Valladolid), el tío bajó tan rápido el micrófono que se le soltó la mitad del gancho y me dio en toda la pizarra. Cayó todo al suelo, con el rotulador. Era un tiempo muerto que ganábamos de dos y quedaban 15 segundos. ¡Joder! Menos mal que ganamos el partido, pero yo estaba indignado porque yo no pude hacer nada en el tiempo muerto. Ya le había dicho varias veces “deja el micrófono un poco más alto, si se oye un poco peor, lo siento, pero déjame hablar”. Yo estaba de pie en el medio del círculo de jugadores, el otro quiso bajar el micrófono hasta donde yo estaba, le dio a uno en la cabeza y cayó el micrófono… Hay que tener respeto.

Volviendo a la pregunta anterior, ¿te cuidas un poco en las formas?

No me corto nada; si tengo que decir algo, lo digo. Si alguna vez tengo que decir algo duro a alguien en particular intento que sea cuando ya salgo para fuera, pero si es colectivo, intento sacar ventaja de mi tiempo muerto. Yo no intento vender mi tiempo muerto. Me da igual si quedo mal o si soy mal hablado, no es mi problema. Intento sacar ventaja de mi tiempo muerto.


Fisac, con la bufanda, ante el Partizan (Foto: Fuenlafreak / Fran Martínez)

En relación a la polémica por los métodos de Anna Tarrés, ¿comprendes que en el deporte profesional se puedan emplear frases que descontextualizadas suenen fuera de lugar?

Estoy de acuerdo con la ex seleccionadora. Hay ciertas cosas que en un momento determinado las dices para motivar o para hacer crecer a un deportista. Hay una palabra que se llama respeto, y es muy importante que tenga doble vía: del entrenador a profesional y viceversa. Y hay otra cosa que se llama motivación. Hay veces que la motivación, como al jugar, tiene que ser al límite porque tú intentas sacar lo mejor del deportista. Y a veces ese límite está pasado un pelín pasado de rosca, pero si eres un profesional no tienes que llevarlo a lo personal. Si tú dices “joder, corres más, que no corres nada”, no le estás diciendo que sea torpe, le estás exigiendo a esa persona que juegue al máximo. Creo que es una maniobra más política e institucional que de la propia seleccionadora. No han querido contar con ella y la manera de cargarse a alguien que ha conseguido resultados es criticándola. En este país somos así de ingenuos. Cuando un periodista saca una noticia ya tiene que ser verdad, y a veces sí es verdad, pero otras veces la noticia es política y tiene un interés diferente.

En enero comentabas que te gustaba leer mucho, que usabas Internet pero que no utilizabas las redes sociales.

Ni Twitter, ni Tuenti ni nada…

Entonces el usuario de Twitter @PoetaFisac no eres tú.

No, te puedo asegurar que no. No tengo ni puñetera idea… Por favor, dile…. Me da igual, que haga lo que quiera. No lo uso para nada porque creo que me puede perjudicar más que beneficiar mientras sea un personaje más o menos público. Igual si un día estoy en el anonimato me puedo esconder detrás de una cosa de esas y escribir lo que me dé la gana. Además no soy bueno en la informática. Ese es uno de mis defectos gordos, pero me gusta leer mucho en Internet, leer la prensa, me gusta comunicarme con ex jugadores míos en Argentina, como Maxi Stanic, Víctor Baldo, Fede Van Lacke, y nos comunicamos.

Siguiendo con los medios de comunicación, anteayer la revista Gigantes anunció que pasaba de una periodicidad semanal a mensual. ¿Qué te parece esta noticia?

Todo lo que es la especialización, o es de un altísimo nivel o se va quedando fuera porque la gente va a la generalidad, a las cosas que engloban todo y cuestan menos, que a las cosas más específicas que tengan un gasto más importante. Me sabe mal porque es una revista extraordinaria y siempre, tanto mi familia como yo, la compramos. Me sabe mal porque hacen muy buenos artículos y porque Paco Torres es un profesional como la copa de un pino y una persona que me agrada.

¿Qué atractivos le encuentras a esta Liga Endesa gobernada por el duopolio Barça-Madrid?

Es una liga súper-bonita. Lo llevo diciendo desde que vi cómo se iban haciendo las plantillas. Hay una alternancia por arriba muy importante, con equipo como Valencia, Caja Laboral, Unicaja, Bilbao o incluso Gran Canaria. Son equipos que pueden estar en muy buen nivel, aunque alguno de ellos se quede abajo. Este año, entre los que estamos abajo hay mucha hambre y mucho físico. Probablemente haya menos talento porque algunos se fueron fuera, a Rusia, Turquía o a la  NBA. Pero ahora en la Liga Endesa hay más futuro de lo que había el año pasado. Creo que será una liga súper-atractiva, mucho más divertida y menos controlada.

Leía en una antigua entrevista en el sitio web oficial del Baloncesto Fuenlabrada que eres hincha de Boston Celtics. ¿Cómo se origina esa afición?

Es que por entonces el jugador de raza blanca que más me agradaba era Larry Bird, y siempre me identificaba con él porque yo era un jugador con un físico de mierda, y entonces tenías que pensar. Y Larry Bird tenía un físico de mierda también, evidentemente con otra altura, pero era de lo más inteligente. Creo que este deporte lo practica gente muy grande, física y muy atlética, pero los que ganan el dinero son los listos, los inteligentes. Que luego tienen también físico, pues fenomenal. El baloncesto es un deporte intelectual, un deporte que hay que saber pensar, y que hay que saber aguantar. Las cosas tienen su segundo para hacerlas; si las haces antes o después, por muy bueno que seas, no salen. Es un deporte muy exigente con los tiempos en los que se ejecutan las cosas.


Porfi Fisac, en su despacho durante la entrevista 



Archivo / Porfi Fisac
Porfi Fisac: “Peleamos los partidos con cuchillos y los rivales con pistolas” (04/05/2012)
Porfi Fisac: “No somos domadores de leones, somos trapecistas” (12/03/2012)
Porfi Fisac: “El mal juego de un jugador es mi fracaso como entrenador” (12/01/2012)

4 comentarios:

Paco dijo...

Como siempre Ezequiel, gran trabajo y completisima entrevista, exprimiendo al máximo al que se pone frente a ti. Enhorabuena

Anónimo dijo...

Sin duda, la mejor vía para estar informados de nuestro equipo.

Pedro Fernaud dijo...

Enhorabuena Eze, fabulosa entrevista; completa, matizada y a corazón abierto.

Un abrazo!

Anónimo dijo...

Que gusto da ver un medio por el que podemos seguir la actualidad del Fuenla, y encima con calidad. Grande Ezequiel.