18 abr. 2012

Perasovic no se apiada del Fuenlabrada

Fuenlabrada 68 – Valencia 90. El conjunto taronja destroza a un Mad-Croc en baja forma. Perasovic: “Siempre tengo mucho cariño para la ciudad y la gente de Fuenlabrada”. Porfi Fisac: "¿Cómo no van a pitarnos? Nos tendrían que pitar más, demasiado bien se porta la afición con nosotros. Estamos un poco cagones. A mis jugadores les tendré que dar una patada en los huevos".


Crónica

El Fernando Martín ha perdido poder de intimidación esta temporada. Otrora fortaleza cuasi inexpugnable, en la presente campaña el Fuenlabrada ha sumado seis triunfos y nueve derrotas ligueras, balance escaso y que ya alcanza una serie de cuatro caídas sucesivas. Cierto es que hoy el conjunto victorioso ha sido el Valencia Basket de Velimir Perasovic, equipo que, tras perder el domingo pasado la final de la Eurocup ante el Khimki, descargó toda su furia ante el Mad-Croc. ‘Peras’, uno de los cuatro ídolos por antonomasia del Fuenlabrada, parece estar dando con la tecla en un equipo que siempre cuenta con grandes plantillas pero cuyas temporadas suelen terminar con un deje de frustración. Y por lo visto hoy, el Valencia ya se ha recuperado del golpe recibido en Moscú, porque desde el inicio superó a un Fuenla que no termina de rematar la permanencia.

El cuadro visitante abusó de su situación dominante en la pintura durante todo el partido, a la vez que las zonas planteadas por el Mad-Croc eran perforadas por los acertados lanzadores del Valencia (Rafa Martínez anotó cuatro triples, y Víctor Claver, tres). Así, el primer cuarto acabó con Nik Caner-Medley y Serhiy Lishchuk percutiendo bajo el aro (16-21), mientras que Brad Newley se destaparía en el segundo cuarto (9 puntos) para dejar casi sentenciado el choque (22-41, +19, minuto 17). Por el contrario, el Fuenlabrada fallaba hasta las canastas fáciles (32-47 al descanso).

Brad Newley, 9 puntos y 16 de valoración (Foto: ACB Photo / Fran Martínez)


La tendencia se mantenía en el tercer capítulo, obligando a Porfi Fisac a pedir rápidamente su tiempo muerto (38-57, min. 24). Acto seguido, el Mad-Croc hilvanaba un parcial de 8-0 gracias a dos triples seguidos de Saúl Blanco (46-57), pero entre Rafa Martínez y Lishchuk replicaron un 7-0 de parcial para sofocar cualquier indicio de remontada (46-64). Los pitos en el pabellón se hacían cada vez más audibles (51-69), aunque el cuarto acabaría con una brillante acción (invalidada) de Vitor Faverani. Sobre la bocina, el brasileño cogió un rebote defensivo bajo su aro y, a una mano, lanzó un pase de béisbol que acabo metiéndose en la canasta fuenlabreña. Los árbitros dijeron que estaba fuera de tiempo, pero la afición local reconoció la magistral acción con un cerrado aplauso para Faverani.

El Mad-Croc siguió intentándolo en el último cuarto, pero cada vez que anotaba un par de canastas recibía un castigo mayor por parte del Valencia. La parroquia local, entre anestesiada y preocupada por el devenir de la temporada, no sabía si pitar o seguir animando. Hubo de todo un poco, hasta algunos aficionados que, con tal de abstraerse del partido, se preguntaban entre ellos como iba el Chelsea-Barcelona. A su vez, la peña Fuenla Blues no dejó pasar la oportunidad y tributó un ‘Pera-pera-so-vic-so-vic’ (al ritmo de ‘We will rock you’) a Velimir, quien agradeció el cántico levantando levemente su brazo izquierdo (luego, en rueda de prensa, el croata mostraba su agradecimiento). En definitiva, 68-90 y el equipo de Porfi Fisac que sigue anclado en las once victorias. El sábado, en Zaragoza, nueva reválida para un Mad-Croc que aún tiene deberes por hacer.


Leo Mainoldi, 9 puntos y ningún triple (Foto: ACB Photo / Fran Martínez)


Apuntes

La valoración resultó de 123-47 favorable al Valencia (34-22 en rebotes).

Siete jugadores del equipo taronja superaron los 10 puntos de valoración. Nik Caner-Medley totalizó 24 de valoración, seguido por Vitor Faverani y Rafa Martínez (19 cada uno).

Kirk Penney anotó 17 puntos (7 de valoración), mientras que Sergio Sánchez registró 13 puntos de valoración (tope del Fuenlabrada).

Michel Diouf quedó fuera de la convocatoria final de 12 jugadores.

Los 22 puntos de diferencia en el marcador reflejan el segundo resultado más abultado en la historia de enfrentamientos entre Valencia y Fuenlabrada (21 victorias de los taronjas y 7 del cuadro madrileño). Hasta el momento la mayor diferencia se dio en el Pamesa 100- Fuenlabrada 68 (1996/97).

Cuarta derrota consecutiva como local del Mad-Croc (Joventut, Banca Cívica, Obradoiro y Valencia). A su vez, los de Fisac sólo han ganado uno de sus últimos nueve compromisos (al Estudiantes en el Palacio).

El partido se jugó un miércoles debido a que el fin de semana anterior el Valencia estaba disputando la Final-Four de la Eurocup (el domingo perdió la final ante el Khimki en Moscú).

Antes del inicio del partido Santi Villena, canterano del Fuenlabrada, integrante de la selección sub-18 ganadora del Torneo de Mannheim.

Robert Joseph fue de más a menos (Foto: ACB Photo / Fran Martínez)


Ficha técnica

Mad-Croc Fuenlabrada 68 (16+16+19+17): Sergio Sánchez (10), Kirk Penney (17), Saúl Blanco (10), Leo Mainoldi (9) y Robert Joseph (4) -quinteto titular-, Quino Colom (5), Ferran Laviña (2), Jon Cortaberría (8), Mike Hall (2), Adrián Laso (1) y Javi Vega (-). No utilizado: Álvaro Muñoz. Entrenador: Porfi Fisac.

Valencia Basket 90 (21+26+22+21): Stefan Markovic (4), Rafa Martínez (16), Serhiy Lishchuk (11), Víctor Claver (9) y Caner-Medley (12), -quinteto inicial-, Nando de Colo (11), Vitor Faverani (12), Florent Pietrus (6), Brad Newley (9) y Rihards Kuksiks (-). No utilizado: Larry Abia. Entrenador: Velimir Perasovic.


Árbitros: Antonio Conde, José Ramón García Ortiz y Rubén Sánchez Mohedas. Sin eliminados por faltas personales.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la jornada 29 de la Liga Endesa. Pabellón Fernando Martin (4.262espectadores).

Nando de Colo, 11 puntos (Foto: ACB Photo / Fran Martínez)



Sala de prensa

Velimir Perasovic, entrenador del Valencia Basket

Valoración del partido
“Hemos sabido que en este partido si no estábamos muy concentrados y muy sólidos íbamos a tener muchos problemas. Ha sido una prueba de fuego después del fin de semana que habíamos tenido [final de la Eurocup]. Sabemos que queda muy poco de liga regular. Esta victoria nos da moral para seguir adelante. Hemos hecho un partido sólido ante un equipo que tiene muy buenos tiradores. El peligro de Fuenlabrada es que es un equipo que va en rachas, y las hemos parado desde el principio”.

Regreso al Fernando Martín
“Siempre me encuentro muy bien en Fuenlabrada. Fueron cinco años que pasé aquí y la gente siempre fue muy amable. Esta es mi primera victoria como entrenador aquí. Antes vine con un gran Tau, y no conseguimos ganar. Siempre tengo mucho cariño para la ciudad y la gente, de verdad”.

Rueda de prensa de Velimir Perasovic



Porfi Fisac, entrenador del Mad-Croc Fuenlabrada

Valoración del partido: "El entrenador ahora mismo es un desastre"
“La verdad es que el juego de mi equipo no ha estado a la altura del rival. Ellos han estado más intensos, más duros y con las ideas más claras. Ahora mismo nosotros estamos con demasiadas precipitaciones en momentos determinados, con mal juego. Tenemos carencias y debilidades, y no somos capaces de taparlas o de cubrirlas. Encima tenemos la desgracia de que ahora no estamos nada afortunados de cara a los tiros de dos. El entrenador de mi equipo ahora mismo es un desastre”.

Falta de regularidad: "No hilvanamos tres jugadas seguidas"
“La regularidad es la que te marca la definición del juego. Tengo jugadores en los que creo y voy a morir con ellos, pero ahora o no les preparo bien, o no les mentalizo bien para los partidos. Para ganar a este tipo de equipos, que físicamente son superiores y que técnicamente tienen más calidad, tenemos que tener más empuje y coraje, y ser más fluidos en ataque. No hilvanamos tres jugadas seguidas, y esto es un tema táctico, de entrenador más que de jugadores”.

Temporada larga: "Hemos perdido la filosofía y el criterio"
“El número de partidos está ahí. Yo en su momento aposté por jugar con muchos jugadores, por darle más importancia en la EuroChallenge a otro tipo de jugadores para que la liga no se hiciera tan larga en este final. Pero tenemos que ser conscientes que todavía nos estamos jugando cosas, que se puede ganar o perder un partido, pero lo que no se puede perder es la filosofía y el criterio, que ahora mismo es lo que hemos perdido. No hemos perdido ni las ganas, ni el físico ni la ambición; tenemos perdido el juego”.

Pitos de la grada: "Nos tendrían que pitar más"
“Con razón, ¿pero cómo no van a pitarnos? Si somos profesionales y no estamos cumpliendo con el mínimo imprescindible que es morir por esta camiseta. Es normal. Nos falta coraje en este sentido. Nos tendrían que pitar más, demasiado bien se portan con nosotros. Al público no hay que pedirle, hay que darle, y ahora mismo no le estamos dando lo que ellos se merecen”.

Falta una victoria: "Nos hace falta sonreír"
“Nos aseguraría la salvación, pero de verdad que ahora no pienso en eso. Ahora pienso que el equipo tiene que volver a jugar el baloncesto que tenemos dentro. No el baloncesto individual, sino el baloncesto de equipo. El baloncesto es un deporte en el que todos tienen que tocar la pelota y participar. Nos hace falta sonreír y disfrutar de nuestro trabajo”.

Aspecto físico y mental: "El problema más grave es que el entrenador no es capaz de llegar a los jugadores"
“Creo que el problema más grande es que hemos vivido una situación idílica durante mucho tiempo de la temporada, y hemos llegado a un momento en que nos hemos querido enganchar a una liga que tenía una velocidad distinta a la que nosotros llevábamos. Tenemos una serie de carencias. Jugar con dos ‘cuatros’ nos obliga a tener que acertar mucho. El problema más grave es que el entrenador no es capaz de llegar a los jugadores, de hacerles entender que el nuestro es un baloncesto de coraje, de generosidad, de sacrificio atrás. Este el baloncesto que tenemos que hacer, no otro. El baloncesto de mucho bote, el lento, no va ni conmigo ni con la filosofía de este equipo. Nosotros no somos un equipo para jugar lento, somos un equipo para jugar agresivo, y nos falta agresividad. Yo siempre miro hacia dentro de mí, y siempre creo que puedo aportarles más a mis jugadores”.

Reacción de los jugadores ante la autocrítica del entrenador: "Esta vida es para la gente valiente y ahora mismo estamos un poco cagones"
“Ellos están tristes porque son los primeros que reconocen que no están jugando bien. Son tíos muy honestos a los que quiero y aprecio, que me han hecho grande este año, pero ahora se tienen que dar cuenta que no es una cuestión de cariño entre los jugadores y el entrenador, sino que es una cuestión de sacrificio y de esfuerzo. Tenemos que dar más. Todavía la temporada no se ha acabado. Cobramos mucho dinero y vivimos muy bien. Dura muy poco tiempo esta vida del profesional, sobre todo para los jugadores, y ellos tienen que ser mucho más agresivos. Esta vida es para la gente valiente y ahora mismo estamos un poco cagones”.

Acciones para que los jugadores reaccionen: "Les tendré que dar una patada en los huevos"
“He hecho de todo… les tendré que dar una patada en los huevos. Algo tengo que hacer, pero yo no muero jugando así, vamos, yo no muero… Mis jugadores son buenos profesionales, y algo tengo que hacer para que acabemos juguemos como un equipo. Por eso digo que el problema más grave es que yo no les transmito la idea de cómo tenemos que jugar. Tengo que hacerles entender que en individualidades no somos superiores a nadie, que tenemos que jugar como equipo. Es la única manera, la que nos ha traído hasta aquí, en Europa, en al Copa, en la primera vuelta".

Rueda de prensa de Porfi Fisac


Porfi Fisac, durante el partido (Foto: ACB Photo / Fran Martínez)

1 comentario:

Stan dijo...

Un detalle Ezequiel.

Perasovic tiró un beso hacia la grada de los Blues. Por eso levantó levemente el brazo.

Es un grande.