16 abr. 2012

'Bayern', himno anti-Bayern de Die Toten Hosen

En la previa del Bayern Munich – Real Madrid, rescatamos la historia de una emblemática banda alemana que, además de buen punk-rock, tiene al fútbol como una de sus señas de identidad. Fanáticos y en su momento co-propietarios del Fortuna Düsseldorf, su tema ‘Bayern’ es entonado por todos los aficionados rivales del gigante muniqués.




Mañana se disputa la primera semifinal de Champions entre el Bayern de Múnich y el Real Madrid. En abril de 2008, en la previa del Getafe-Bayern por los cuartos de final de la Copa de la UEFA, publicábamos un artículo (ver abajo) sobre el equipo bávaro y los Die Toten Hosen, grupo de Düsseldorf que aborrecía al club de Rummenigge, Beckenbauer y compañía. La canción ‘Bayern’ da fe de ello, y en la letra de la misma se menciona al Real Madrid y a Uli Hoeness, actual presidente del Bayern de Múnich. El tema está incluido en el disco ‘Unsterblich’ (2000) y suele aparecer en el repertorio de sus conciertos, los cuales siempre se cierran con su versión del ‘You´ll never walk alone’ debido a que Campino, su cantante, es también hincha fanático del Liverpool.



Asimismo, DTH invirtió en el Fortuna Düsseldorf cuando el equipo bajó a la cuarta división alemana, inyectando dinero propio a tal punto de estampar el nombre de la banda en las camisetas a modo de patrocinador principal. Por cierto, esta noche el Fortuna visita al Dynamo de Dresden por la Bundesliga 2 (Segunda). El equipo de Düsseldorf es cuarto, a un punto del Paderborn, en zona de promoción de ascenso a la Bundesliga, torneo que jugaron por última vez en 1997.


'You´ll never walk alone', cerrando un concierto de 2005



(artículo publicado en el periódico 'El Iceberg' el 2 de abril de 2008):

‘Nunca iríamos al Bayern’


El Bayern Múnich es el equipo que más pasiones levanta en Alemania. Su perfil ganador -es el club más laureado con 50 títulos oficiales, ocho internacionales y 42 locales- atrajo a una multitud de seguidores esparcidos por toda la geografía germana. Steffi Graf, Boris Becker, Dirk Nowitzki pueden ejemplificar esta popularidad: ninguno de estos tres fenómenos nació en Baviera, pero todos ellos son fervientes aficionados del Bayern. También es cierto que los tres nacieron después de 1966, época en que comenzó el esplendor de los Rojos bajo el aura de un jovencísimo Beckenbauer. Hasta ese entonces, el club muniqués sólo había ganado una liga, en 1932. La segunda Bundesliga tuvo que esperar hasta 1969. El caso del ‘Kaiser’ es similar al de Di Stéfano en el Real Madrid, que sólo poseía dos Ligas (1932 y 1933) hasta el aterrizaje de La Saeta en 1953.

Así como el Bayern multiplicó su masa social a través de los éxitos deportivos, su creciente poder y cierta idiosincrasia propia despertaron antipatías en el entorno. La canción ‘Bayern’ de la demodelora banda rockera Die Toten Hosen (Pantalones muertos) tuvo tanta popularidad que pronto se transformó en un himno futbolero nacional, claro que sólo entonado por las hinchadas rivales. “¿No es la vida demasiado hermosa cómo para hacerse del Bayern? No importa lo duro que sea nuestro destino, nunca en la vida iríamos al Bayern”, reza una parte de la canción, alusión directa también a la política de la entidad bávara de fichar a golpe de talonario a las figuras del resto de equipos. Y el grupo Die Toten Hosen sabe algo de la cuestión. Oriundos de Düsseldorf, salvaron al Fortuna de la quiebra, y desde hace años financian la cantera del club de Renania. Irónicamente, muchos ‘anti-Bayern’ llaman ‘FC Hollywood’ a los Rojos debido a que sus protagonistas suelen ser habituales en la prensa del corazón.


La evolución del Bayern también acompañó la transformación económica de la ciudad muniquesa. Hasta los años 60, el equipo con más notoriedad era el 1860 Munich, club de raíces obreras y comunistas (hasta el mismo Lenin, en su estancia a orillas del río Isar, se volvió forofo de Los Leones). A partir de los 70, el entramado industrial de la capital bávara comenzó a ser sustituido por un pujante sector de servicios. Curiosamente, estos cambios sociales coincidieron con la decadencia del tradicional 1860 y el auge del Bayern.

El Papa Benedicto XVI -Joseph Ratzinger- también es aficionado del Bayern, lo cual, como diría Schuster, podría anticipar cierta ventaja divina para el conjunto alemán. Sin embargo, este Getafe ha demostrado que los milagros, en el fútbol, existen.


'Champions League', tema futbolero sacado del horno hace tres semanas

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Soy fan de los Toten, pero seamos honestos: en ocasiones no estoy de acuerdo con lo que dice Campino, creo que a veces dice estupideces.

Bien, recapitulemos un poco:

Bayern: 23 Bundesligas, 5 Champions League, dos copas internacionales (cuando jugaba el campeón de champions europeo vs el similar de sudamérica) y recientemente, triplete mas supercopa, entre otros.

Fortuna: Ni siquiera está en primera división.

ES TODO. Gracias.

P.D. Puta Mierdussia Doofmund

Ezequiel Costa dijo...

Hola "Anónimo",

Gracias por escribir. Si es por eso, por la brutal cantidad de titulos, que muchos clubes le tienen bronca al Bayern.

Le cuento que los dos equipos que más simpatías me despiertan en Alemania son el Bayern y el Colonia.

Y sobre lo que dice Campino, bueno, es un rock-star, dime alguno que "no diga estupideces" por su condición de celebridad.

Saludos,

Anónimo dijo...

Hay que ser muy imbécil para decir que se es fan de los Hosen (el que le dice "los Toten" nunca los escuchó ni fue a un recital de ellos) y que Campino dice estupideces.
El mensaje es claro, no dice que el Fortuna es mejor equipo o club, odian al Bayern por su política de comprar todo jugador bueno que aparece, el dinero les da poder de comrpar lo mejor lo que les da un lugar dudoso en cuanto al mérito deportivo.
Rock Star??? Los Hosen son unas de las verdaderas bandas punk que existen, al no ser tan extremos como otras tienen menos contradicciones. En Argentina tocan practicamente para cubrir gastos, por gusto, no por el dinero. No son Metallica pero me gusta porque no quisieran serlo tampoco.

Ezequiel Costa dijo...

'Último' Anómimo, agradezco que escriba pero no se violente.

No sé alemán, aunque intento leer las traducciones de las letras de los Hosen cuando cantan en su idioma natal. ¿Me inhabilita a que escucharlos?

"Al no ser tan extremos como otras tienen menos contradicciones". ¿Cuán 'extremistas' son? ¿Cuáles son esas 'menos contradicciones'?

Nadie es perfecto. No se me amargue, y siga disfrutando de los Hosen.

Franco dijo...

Pobre gente estos anónimos, aunque debe ser la misma persona.
Ni vale la pena tomar en serio esos comentarios.