12 mar. 2012

Porfi Fisac: “No somos domadores de leones, somos trapecistas”

El entrenador del Mad-Croc Fuenlabrada analiza la situación tras el traspié en Bilbao y antes de la histórica serie ante el Triumph. “A veces hacemos faltas tontitas, de críos, de pardillos. Tenemos que ser más físicos y contundentes”, sostiene. “Seguro que no tenemos la experiencia y el físico para dos competiciones, pero la mentalidad tiene que ser siempre ganadora”, añade.


Frases destacadas

Derrota en Bilbao: “Tenemos que ponernos más las pilas. Hay que ser mucho más físicos y contundentes, y el trabajo defensivo tiene que ser mucho más exagerado. No nos pueden hacer 14 puntos en los últimos tres minutos. ¿Pardillos? Bueno, lo somos, somos jóvenes, pero contundentes siempre. A veces hacemos faltas tontitas, de críos, de pardillos. Sin embargo, las que tenemos que hacer de hombres, de veteranos, no las hacemos”

Cinco derrotas en seis jornadas ACB: “Ahora mismo tenemos que vivir en un mundo de riesgo. Seguro que no tenemos la experiencia para vivir en dos competiciones, y probablemente tampoco tengamos el físico, pero la mentalidad tiene que ser siempre ganadora. No nos debe de importar si jugamos una competición o la otra, sino nos debe de importar el hecho de que cada día sepamos el baloncesto que queremos hacer”

Triumph Lyubertsy: “Son un equipo muy compensado, con un base americano, Mc Kee, que juega al estilo ruso: defiende bien, es sólido, no es muy anotador, pasa bien, es muy bueno. Luego hay otro americano, Jefferson, que juega de ‘cuatro’ pero que se abre y juega también por fuera. Después tienen muchos jóvenes rusos con muchísimo talento, que juegan en la selección sub-20. Será una eliminatoria muy difícil”

Filosofía: “Somos lo que somos, el Fuenlabrada. Tenemos que vivir en el alambre todo el día. No somos domadores de leones, somos trapecistas. Nosotros no podemos ganar todos los días, pero la humildad, el trabajo y el respeto no nos van a faltar”



Entrevista

¿Qué sensaciones te dejan esta derrota en Bilbao?

Perder nunca te deja sensaciones buenas, lo que sí que tenemos que ser muy conscientes es que hay un grado de impulso personal de cada uno que tiene que ponerse más las pilas. En los tramos finales atrás hay que ser mucho más físicos. Independientemente de quién esté en la pista, tenemos que entender que el trabajo defensivo tiene que ser mucho más exagerado. Ofensivamente habrá días que las meteremos y otros que las fallaremos, pero no podemos llegar a falta de tres minutos, dos puntos abajo, y de repente que nos hagan 14 puntos en tres minutos. Esto no puede ser. Atrás hay que ser contundentes. ¿Pardillos? Bueno, lo somos, somos jóvenes, pero contundentes siempre. Sobre todo anduvimos muy blandos durante todos los cuartos. A veces hacemos faltas tontitas, de críos, de pardillos. Sin embargo, las que tenemos que hacer de hombres, de veteranos, ésas no las hacemos. Tenemos que ser más regulares en ese tema.

¿Echas de menos el rendimiento de algunos jugadores que ahora no están al nivel de hace unas jornadas?

Mis jugadores, hasta el último minuto que estén conmigo, voy a muerte con ellos. A veces les salen bien las cosas, a veces mal, pero voy a muerte con ellos. Todo lo que hablo es del grupo, del equipo.

Hace cinco minutos en rueda de prensa te inquirieron por si te ibas frustrado por no haber podido ganar pese a las bajas de Roger Grimau o D’or Fischer. ¿Te sorprendió la pregunta?

Yo lo que les digo es que muchas veces ellos con el dinero que se han gastado sólo en los jugadores que tienen en la pista, se los cambio por los nuestros. Ellos tienen su potencial, es cierto que tenían bajas, pero hemos sido competitivos hasta a falta de tres minutos, que hemos sido canallas.

Después de cinco derrotas en seis partidos ACB, y con los triunfos de los de abajo, ¿adquiere mayor relevancia el partido ante el Banca Cívica en medio de los cuartos de final de EuroChallenge?

Ahora mismo tenemos que vivir en un mundo de riesgo. Seguro que no tenemos la experiencia para vivir en dos competiciones, y probablemente tampoco tengamos el físico. Ahí es dónde tenemos que estar preparados. La mentalidad tiene que ser siempre ganadora. No nos debe de importar si jugamos una competición o la otra, sino nos debe de importar el hecho de que cada día sepamos el baloncesto que queremos hacer. Eso es lo que nos interesa. Lo demás, da igual. No tenemos que cambiar la mentalidad.

¿Qué conclusiones positivas extraes de cada al la serie ante el
Triumph Lyubertsy que empieza pasado mañana?


Es fácil. Hay una solo cosa en la que todos tenemos que dar un pasito, y es en la actividad, en la actitud, en el sufrimiento de cada uno. Eso a nivel particular. No queda más que un pasito, y evidentemente ante la falta de entrenamientos la tienen que dar en la compensación de cada partido.

¿Qué destacarías del equipo ruso?

Son un equipo muy compensado, con un base americano, McKee, que no juega al estilo americano, sino al estilo ruso. Es decir, defiende bien, es sólido, no es muy anotador, pasa bien, es muy bueno. Luego hay otro americano, Jefferson, que juega de ‘cuatro’ pero que se abre y juega también por fuera. Después tienen muchos jóvenes rusos con muchísimo talento, que juegan en la selección sub-20 y que dentro de nada estarán capacitados para estar en la absoluta. Será una eliminatoria muy difícil porque ellos están a un buen nivel. Vienen de ganar al Unics Kazan y ahora mismo están metidos en la parte noble de la liga rusa. Dificilísimo para nosotros.

Recientemente se cerró la plantilla con las salidas de Robert Joseph y de Lubos Barton. ¿Qué recuerdo te dejan?

Son dos jugadores que mientras han estado conmigo han sido muy honestos y muy profesionales. Les tengo un gran cariño. Las circunstancias hacen que la plantilla se tenga que reducir. Apostamos por esta gente y ya está, pero el cariño y la admiración es total.

Un periódico extremeño publicó esta semana que Juan Pablo Márquez ya no pertenecía al cuerpo técnico.

Sí, él desde la semana anterior dejó de pertenecer al cuerpo técnico. Igual, son circunstancias que van apareciendo en la liga y él tomó esa decisión y ya está. No hay más que añadir a ese tema. Poco más puedo decir, es más él el que tiene que responder.

Hoy han venido cien aficionados desde Fuenlabrada. Tras la euforia copera y europea, ¿qué mensaje les darías ahora que los resultados no acompañan?

Somos lo que somos, el Fuenlabrada. Tenemos que vivir en el alambre todo el día. No somos domadores de leones, somos trapecistas. En este sentido la humildad, el trabajo y el respeto no nos van a faltar. Vamos a seguir con ese mismo criterio. Nosotros no podemos ganar todos los días. Tenemos dificultades para sacar los partidos adelante, y esas dificultades las tenemos que intentar remediar con trabajo y con esfuerzo. No hay más, ése es el camino.

Porfi Fisac, en Bilbao (Fotos: ACB Photo / Fran Martínez y Arrizabalaga)


Rueda de prensa de Porfi Fisac tras el partido en Bilbao

Valoración del partido: “Me hubiera gustado jugar los últimos minutos de forma diferente”
“La verdad es que me hubiera gustado jugar los últimos minutos de forma diferente. Si pudiera cambiarles, lo haría y jugaría de manera distinta. Hemos sido capaces de estar haciendo un poco la goma, pero menos en los momentos de la verdad, en los dos o tres últimos minutos, que es cuando se decide el partido. A partir de esa acción de la antideportiva (de Sergio Sánchez, minuto 36), creo que justa y bien pitada, ha cambiado absolutamente el panorama para nosotros”.

¿Qué hubiera cambiado en ese final?
“Tenía que haber intentado rotar antes para que alguno de los dos pívots llegara más fresco al final. Tenía que haber sido capaz de meter a alguno de los jóvenes en ese principio del último cuarto. Igualmente, haber tomado decisiones más claras para que los bloqueos en ese momento sean más contundentes y más precisos. Ahí no estuvimos finos. El momento final de los partidos es para los jugones, los grandes, pero hay que darles ciertas ayudas tácticas y estas tienen que venir por nuestra parte.

¿Se va de vacío al no haber aprovechado las bajas del Bilbao?
“Se los cambio a pelo con los que tienen de baja. Yo estoy muy orgulloso de lo que tengo pero también soy muy consciente de eso que tengo. Nosotros tenemos que ser competitivos e intentar ganar muchos partidos. Tenemos una dificultad, el martes y el jueves tenemos otros dos partidos más. Somos gente de club, gente humilde, gente sencilla, mucha gente joven. Se los cambio a pelo".



Archivo / Porfi Fisac
Porfi Fisac: “El mal juego de un jugador es mi fracaso como entrenador” (12/01/2012)

No hay comentarios: