9 feb. 2012

Michel Diouf, la torre de Medina Gounass

El pívot senegalés ha sido el último fichaje en sumarse al Fuenlabrada. Con 22 años y 2.09 de estatura, lleva tres partidos en la ACB y releva en el puesto al lesionado Mou Sené. Procedente del Palencia, el club apuesta por él con un contrato hasta 2016. Nacido en Dakar e hincha del Atlético de Madrid, reconoce que “hace media temporada ni me hubiese imaginado estar en un equipo ACB”.


Michel Diouf Diogoye (Medina Gounass, Dakar, 1989) es el tercer senegalés en la historia del Baloncesto Fuenlabrada en la ACB (curiosamente, los tres han debutado en la presente temporada). Después de la marcha de Gustavo Ayón a la NBA y de la lesión de larga duración de Mou Saer Sené, el equipo de Porfi Fisac se había quedado huérfano en la posición de ‘cinco’. Por ello, tras los fichajes de los ala-pívots Mike Hall y Robert Joseph, el club madrileño apuntaló la pintura con la incorporación de Diouf, joven ‘center’ de 22 años y 2.09 de altura, proveniente del Palencia de LEB Oro y que está debutando en la ACB con el Fuenlabrada.



• Debut en un día histórico para Fuenlabrada

El pívot de Dakar aún está asimilando sus primeros días como jugador de élite. “Es algo muy grande para mí porque hace media temporada ni me hubiese imaginado estar en un equipo ACB, estoy muy contento con esta oportunidad única”, reconoce Michel Diouf, quien por ahora sólo quiere centrarse en “entrenar duro e intentar entrar bien en el equipo, acoplarme con mis nuevos compañeros”. El flamante fichaje del Fuenlabrada se estrenó con el equipo naranja ante el Valladolid el pasado 22 de enero, último encuentro de la primera vuelta y que marcó el regreso del Fuenla a la Copa del Rey tras once años. En un ambiente espectacular en el Fernando Martín, Diouf anotó cuatro puntos y sumó cuatro rebotes en la victoria sobre el conjunto pucelano. “Fue una máxima ilusión poder jugar en ese partido, con toda esa fiesta. El público anima mucho, son muy grandes estos aficionados porque van con el Fuenla hasta la muerte, si se puede decir así. Me encanta”, comenta el ‘center’ senegalés, que hasta el momento promedia en tres encuentros disputados 5.0 puntos, 4.3 rebotes y 7.7 de valoración en 15 minutos. Por el momento, no está inscripto en la EuroChallenge, por lo que sólo disputa partidos de la Liga Endesa.

Michel Diouf cumple con el estereotipo del jugador africano: portento físico, explosivo y con un enorme potencial de desarrollo. “Le puedo aportar muchas cosas al equipo, como rebote, defensa, intensidad, intimidación o correr muy bien la pista, eso se me da bien. El entrenador me ha pedido todo eso y trabajar duro, y yo estoy aquí para trabajar”, explica el atlético jugador sobre sus virtudes baloncestísticas. En relación a su estatura, ésta varía dependiendo la fuente, desde 2.07 a 2.10 metros, cuestión que tampoco despeja el propio jugador: “Ni idea de cuánto mido, creo que 2.08 ó 2.09, pero tampoco lo tengo claro”, cuenta el espigado senegalés mientras esboza una sonrisa.

Michel Diouf, en la previa de su debut (Foto: ACB / Fran Martínez)

• De Dakar a Sevilla

El actual jugador del Fuenlabrada nació el 19 de abril de 1989 en Medina Gounass, barrio del sur de la capital del país (no confundir con la ciudad de Medina Gounass, en el sudeste del país). “Yo soy de Dakar, y mi barrio era bonito, me la pasaba muy bien allí. Como todos los niños senegaleses, no jugaba al baloncesto, sólo al fútbol”, recuerda Diouf sobre su origen, además de evocar sus comienzos en el básquetbol: “Mi padre era muy duro conmigo con los entrenamientos. Él me llevaba por las mañanas a entrenarme, a correr mucho para estar bien físicamente. Después tenía que ir a clase, a veces llegaba dormido. Cuando iba a la escuela pasaba delante de una cancha de baloncesto, y yo me quedaba mirándola, hasta que un día decidí entrar. Volví al día siguiente y desde entonces comencé a jugar. Tenía 13 años. Igual todavía no jugábamos, sólo tirábamos al aro y, cuando venían los mayores, los pequeños debíamos irnos rápido”.

En 2006, con 17 años, Diouf dejó su país natal para incorporarse a la cantera del Cajasol Sevilla. “Recuerdo que echaba muchísimo de menos a mi familia. Es muy duro pero es así, hay que pasar por eso. Al final te acostumbras, pero al principio mis padres me llamaban todos los días. Por suerte vuelvo a Senegal todos los veranos”, rememora el pívot africano. Luego de unos meses entre el equipo junior y el liga EBA, el gigante de Dakar pasa, en el verano de 2007, al Qalat Cajasol de LEB Plata, donde llega a coincidir con Javi Vega, actual compañero en el Fernando Martín.

Imagen de Medina Gounass, en Dakar

• En defensa propia

Asimismo, en mayo de 2009, a la salida de una discoteca, se produce una seria pelea entre el canterano y Nik Caner-Medley, entonces integrante del primer equipo del conjunto sevillano. “Fue un incidente en el que he tenido la mala suerte de estar ahí en ese momento. Él estaba un poquito bebido y de repente empezó a darme puñetazos. Le dije “bueno, ¿qué haces?”, y al final, cansado de que me dé puñetazos, me defendí. Después de la pelea le fui a dar la mano. Fue una mala situación en mi vida”, razona Michel Diouf sobre un suceso en el que tuvo que intervenir la policía para rescatar a un inconsciente Caner-Medley que tuvo que ser ingresado en un hospital con importantes heridas en el rostro. Testigos del hecho corroboraron la versión de que fue el estadounidense quién provocó la reyerta y que Diouf sólo se defendió, pero el club de Sevilla resolvió expedientar a ambos jugadores, no renovando luego el contrato del actual baloncestista del Valencia Basket y cediendo al pívot senegalés al Tarragona de LEB Oro. El próximo 14 de abril podrían verse las caras nuevamente cuando en el Fernando Martín se enfrenten Fuenlabrada y Valencia.

Diouf, en su estreno ante Valladolid (Foto: ACB / Fran Martínez)

• Tarragona y Palencia

En el verano de 2009 Michel Diouf recala en Tarragona. “Allí estuve dos años, donde coincidí con Juan Pablo [Márquez, entrenador ayudante de Porfi Fisac], y claro que ayuda a mi integración ahora ya conocerle tanto a él como a Javi Vega”, repasa el nuevo pívot del Fuenla, que comenzó la presente temporada en el Palencia, también de LEB Oro, y del que guarda un gran recuerdo: “Tenía buen ‘feeling’ con los jugadores, con el entrenador [Natxo Lezcano], el preparador físico [Raúl Fernández], el gerente, con todo el mundo. Ellos me ayudaron mucho a trabajar duro, a entrenarme bien. Estaré siempre muy agradecido con toda la gente de Palencia”.

En la presente campaña Diouf registraba buenos números en sus 19 partidos con el equipo castellano-leonés: 9.5 puntos, 8.8 rebotes y 16.1 de valoración en 27 minutos. “Cuando mi agente me dijo que querían fichar en Fuenlabrada, no lo podía creer, como tampoco se lo creían mi familia cuando los llamé para decírselo. Yo estaba más que contento”, cuenta el jugador mientras se le encienden las pupilas. Por lo pronto, sus padres no pueden ver las imágenes de sus acciones con el Fuenlabrada: “Mis dos hermanos, que están en Francia, sí que siguen mis partidos, pero el resto de la familia que está en Senegal no. A veces le pido un CD al segundo entrenador con imágenes y se los envío por correo”, explica.

Explosividad, una de las cualidades del senegalés (Foto: ACB / Fran Martínez)

• Colonia senegalesa en Fuenlabrada y ‘el otro’ Michel Diouf

El Fuenla lleva 14 temporadas en la ACB, siendo Ime Oduok el primer jugador africano en defender su camiseta (9 partidos del nigeriano en la 1998/99), mientras que en la campaña se presentaba el congoleño Bismack Biyombo (14 partidos). Llamativamente, en el curso presente ya son tres los jugadores nacidos en Senegal que han jugado con el equipo del Fernando Martín. Mou Saer Sené (15 encuentros ACB), el canterano Massine Fall (dos cotejos) y Michel Diouf (suma tres partidos hasta el momento), quien lamenta la lesión de larga duración de Sené: “De ánimo está bien, ya se va recuperando poco a poco”. A su vez, el hecho de haber más compatriotas facilita aún más su integración, sobre para no extrañar tanto su idioma. “Poder hablar con alguien mi propia lengua es algo que me gusta. Yo hablo el wolof y el serer, que es un dialecto que se habla en sólo en una parte concreta de Senegal, mientras que el wolof se usa en casi todo el país”, relata Diouf, que habla muy bien el español.

Al igual que Mou Sené, que se refirió a sus compatriotas en la ACB como “hermanos senegales”, Michel Diouf también se apoya en ellos para no extrañar tanto a su tierra: “Tengo buena relación con Mamadou Samb, Sitapha [Savané], Papa Mbaye, del Barça, Boniface [Ndong], hablo mucho con todos”. Asimismo, el ‘15’ del Fuenlabrada bromea con la cantidad de veces que lo confunden con ‘el otro’ Michel Diouf, también de Dakar pero nacido un año después, en 1990, canterano del Arona y el Barcelona y que ahora juega milita en el Tenerife de LEB Plata. “Si hasta en la revista Gigantes se han equivocado, porque dicen que yo tengo pasaporte español, y creo que es el otro Michel Diouf el que lo tiene, no yo”, ríe el jugador del Fuenlabrada, inscripto en la ACB como ‘JFL’ (jugador formado localmente) y bajo el ‘Acuerdo Cotonou’ en referencia al sistema de cupos estrenado esta misma temporada.

Abdoulaye Wade y Youssou N'Dour

• Elecciones en Senegal

El próximo 26 de febrero se celebrarán elecciones en Senegal, donde el actual presidente, Abdoulaye Wade, de 85 años, parte como gran favorito para renovar un cargo que ejerce desde el 2000. Sitapha Savané, jugador del Gran Canaria, con ideas opositoras y de un gran compromiso político-social, manifestó recientemente que "nosotros no tenemos oro ni petróleo, pero tenemos paz y democracia; el senegalés valora mucho la paz, y que haya salido a la calle dice mucho del nivel de hartazgo”. “Estoy de acuerdo” -señala Diouf- “con este presidente, paz tenemos, pero la democracia se está transformando casi en una dictadura. No sigo mucho la política porque desde aquí se me hace más difícil, pero Wade hace lo quiere allí”. Respecto a la exclusión de la candidatura presidencial de Youssou N’dour, el baloncestista prefiere no pronunciarse demasiado: “No me gusta ni su música ni su persona”. Youssou ‘Dour nació en el mismo barrio de Dakar que Michel Diouf, Medina Gounass (no confundir con la ciudad homónima ubicada al sudeste del país).

Por otro lado, el pasado 21 de enero la embajadora de España en Senegal, Cristina Díaz Fernández-Gil, visitó Casa España, un proyecto conjunto Federación española de baloncesto y el Consejo Superior de Deportes, que acogerá a 300 niños son recursos y que prevé la construcción de 20 canchas de básquet. “Está muy bien porque en mi país hay mucho potencial que hay que aprovechar”, agradece el pívot.

La Federación Española de Baloncesto ha creado recientemente centro socioeducativo en Dakar (Foto: FEB)

• Del Atlético de Madrid gracias a un gerundense

“Sólo he visto que ha perdido”, sintetiza Michel Diouf sobre la decepcionante Copa de África que acaba de hacer la selección senegalesa de fútbol, un deporte que practicó de pequeño y que le sigue apasionando. “Yo soy del Atlético de Madrid. Cuando estaba en Sevilla casi no veía fútbol, pero empecé a aficionarme en Tarragona, y cuando había partidos iba a verlos. El que me hizo del Atleti fue Ramón Espuña, ex compañero mío en Tarragona” [pívot gerundense, ex del Barcelona y actualmente en Sabadell], relata el pívot de Dakar mientras infla el pecho. “¿Qué Javi Vega también es del Atleti? No lo sabía”, se sorprende Diouf, que se suma a un vestuario donde también encontrará lazos colchoneros con Álvaro Muñoz, nieto del legendario Rivilla.

El pívot senegalés, por otra parte, se ve alejado de su selección nacional: “Para mí es un poco difícil ir. Hasta ahora sólo he jugado un torneo universitario en Sudáfrica, donde quedamos segundos tras Angola, y nada más”. Asimismo, en un vestuario que cuenta con una nutrida legión de ‘tuiteros’, Michel Diouf aclara que “no uso twitter, sólo tengo facebook, y del tuenti ya no me acuerdo ni de la contraseña”. En cuanto a gustos musicales, uno de sus preferidos es Elvis Presley.

• Contrato hasta 2016

Uno de los detalles destacados de la incorporación de Diouf fue la extensión de su contrato: cuatro temporadas y media, reflejando nítidamente la firme apuesta del club fuenlabreño por el jugador. “A mí también me ha sorprendido. Claro que estoy muy satisfecho”, admitía el ‘center’ senegalés que sólo aspira a “seguir creciendo como jugador. Si tú trabajas día a día tus sueños, se irán realizando solos”. “Mi meta es seguir creciendo como jugador hasta donde pueda llegar”, añade. El camino demandará grandes dosis de esfuerzo y sacrificio, como bien puntualizó el entrenador Porfi Fisac, cuando valoró críticamente la actuación de Diouf en la abultada derrota el Real Madrid: “Que le meta una canasta Ante Tomic no pasa nada, es lógico y normal, pero tan fácil, no. En los que somos humildes no está permitida la sencillez, la facilidad ni la comodidad. Y mis chicos, entre los que está Michel, tienen que entender que este mundo de ‘alto standing’ nada se regala, nada”. Aclarados los tantos, Diouf piensa ahora en mejorar sus prestaciones este sábado ante el UCAM Murcia, mientras ya palpita la Copa del Rey de Barcelona. “Me hace mucha ilusión jugar la Copa. Será mi primera vez porque hasta ahora sólo la había visto por la tele. A ver si una de estas noches sueño que ganamos la Copa”, concluye Michel Diouf, la torre de Medina Gounass que un día yendo a la escuela pasó por una cancha de baloncesto y se animó a entrar, en una decisión que sin saberlo lo haría ingresar en otra escuela, la del baloncesto, la de la vida lejos de su hogar.

Diouf debutó en un día festivo para el Fuenla (Foto: ACB / Fran Martínez)


Enlaces / Perfiles Nuevos fichajes del Fuenlabrada 2011/12:
Mike Hall (27/01/2012)
Mou Saer Sené (12/11/2011)
Kirk Penney (II) (3/01/2012)
Kirk Penney (I) (30/09/2011)

No hay comentarios: