18 feb. 2012

Lágrimas de Cocodrilo

Real Madrid 75 - Fuenlabrada 66 (Copa del Rey). Un colosal Mad-Croc roza la hazaña en un encuentro inolvidable. Hasta el minuto 35 el Madrid estuvo contra las cuerdas. Todo el Palau Sant Jordi ovaciona a los naranjas, mientras que la plantilla vuelve tras el partido y desata la fiesta entre su orgullosa afición. Porfi Fisac: “Me siento ganador”. Quino Colom: “La afición es maravillosa”.


Crónica

En el deporte profesional, como en la vida, uno a veces no puede elegir cómo ganar, pero sí cómo perder. Y el Mad-Croc Fuenlabrada eligió caer derrotado apostando por un planteo valiente y sacrificado ante un pudiente Real Madrid que tuvo que emplearse a fondo para sellar su pase a semifinales de la Copa del Rey. Por eso se entiende que, después de la nueva demostración de baloncesto solidario del Fuenla, los jugadores volvieran a la pista y celebraran su partido (y temporada) con sus propios aficionados.

El inicio de partido fue como lo soñó Porfi Fisac y su cuerpo técnico: marcador bajo, defensa estoica y acierto desde el perímetro. El Fuenla, que llegó a mandar por cinco puntos (11-16), se llevó el primer cuarto por la mínima (15-16). Luego, el conjunto de Pablo Laso comenzó a aprovechar los centímetros de más en la pista, apoyándose nuevamente en Felipe Reyes, quien firmó un partidazo (17+12 y 28 de valoración). Al pívot cordobés también se sumó otro jugador ‘secundario’ como Novica Velickovic (13 puntos).

Así, el Real Madrid tomó ventaja al descanso (35-31), ampliándola en el ecuador del tercer cuarto (48-40). Pero el Mad-Croc siguió batallando, y en el fragor de esa lucha emergieron Leo Mainoldi y Ferran Laviña. Entre el santafesino (8 puntos) y el catalán (dos triples, uno de 9 metros) lograron arrimar a los naranjas a dos puntos (53-51). Para ese entonces, todo el Sant Jordi animaba a los fuenlabreños (con excepción de los 800 madridistas, lógicamente). Si el equipo jugaba de forma natural y respetando sus señas de identidad, la hinchada hacía lo propio: un aliento desbordante que contagió a todo el pabellón, que por momentos parecía el Fernando 'Sant Jordi' Martín.

Partidazo de Felipe Reyes, pese a la enorme defensa del Fuenla (Foto: ACB)


Al equipo de Porfi Fisac le costaba anotar pero su defensa (zonas, ayudas y un despliegue incansable) le permitía seguir vivo en el partido. A falta de cinco minutos para el final el Madrid continuaba dos puntos arriba (61-59), momento en que Leo Mainoldi lanzó un triple que botó tres veces en el aro antes de salirse (sin ser igual, recordó al triple que no entró de Davor Kus en Gran Canaria). Tras el fallo del ala-pívot argentino el Fuenla tuvo un instante de duda, en lo físico y en lo mental, y el Real Madrid aceleró para castigar con un 10-1 de parcial, lo cual evaporaba todas las ilusiones de los 'Cocodrilos locos' (71-60).

El final de partido dejó un par de detalles más que reflejan la química de este grupo. Primero Porfi Fisac hizo entrar en pista a Álvaro Muñoz a falta de 1:23 para que también pudiera debutar en una Copa del Rey (el joven alero abulense respondió con una canasta a pura fe y dos rebotes). Luego, a falta de 20 segundos, el Mad-Croc pierde el balón y el capitán, Ferran Laviña, desesperado saltó desde banquillo para indicarle a sus compañeros en pista que hicieran una falta rápida. ¿El motivo? Que a través de la interrupción del juego pudiera efectuarse un cambio, el de Adrián Laso, el otro canterano que también pudo debutar y jugar los últimos 14 segundos del choque. De esta manera jugaron los doce jugadores naranjas, mientras que Robert Joseph, descartado, no paraba de aplaudir a sus compañeros.

“La derrota no la celebramos, pero celebramos que haya venido tanta gente de Fuenlabrada, gente humilde y trabajadora que esta mañana se ha cogido un autobús a las 7 de la mañana”, explicaba Porfi Fisac en rueda de prensa. De ahí que los jugadores retornasen a la pista desde el vestuario, para chocar las manos de todos (incluso Mike Hall se superó y se metió en la grada misma), para que los aficionados sepan que son parte importante de este club, para que esas 'lágrimas de cocodrilo' que tenían algunos se secaran con el viento provocado por el revoleo de bufandas, para que los hinchas puedan volverse a casa orgullosos de ser fuenlabreños.

Los jugadores agradecieron el apoyo (Foto: Fran Martínez / Fuenlafreak)


Apuntes

Los mejores registros estadísticos en el Fuenlabrada fueron para Leo Mainoldi (13 puntos, 4 rebotes y 14 de valoración) y Quino Colom (12 puntos, 2 asistencias y 12 de valoración).

Por su parte, Felipe Reyes (17+12 y 28 de valoración) y Novica Velickovic (13+4) fueron claves para el Real Madrid.

En rebotes, el conjunto blanco prevaleció 41 a 31.

Los 400 aficionados fuenlabreños contagiaron entusiasmo a todo el Sant Jordi, que terminó vitoreando a los jugadores de Porfi Fisac.

Robert Joseph fue el descarte de la lista de 12 convocados de Porfi Fisac.

El Fuenlabrada lució Mad-Croc en la camiseta y Montakit en el pantalón. La novedad estuvo marcada por la publicidad de Condis (supermercados) debajo del cocodrilo rojo.

El Fuenla sigue sin poder ganar en la Copa. Tres derrotas en tres participaciones (1999, 2001 y 2012).


La fiesta siguió con el El Sant Jordi vacío (Foto: ACB Photo)


Ficha técnica

Real Madrid 75 (15+20+20+20): Sergi Llull (8), Kyle Singler (7), Carlos Suárez (-), Nikola Mirotic (7) y Mirza Begic (2) -quinteto inicial-, Sergio Rodríguez (4), Jaycee Carroll (8), Martynas Pocius (3), Novica Velickovic (13), Felipe Reyes (17) y Ante Tomic (6). No utilizado: Jorge Sanz. Entrenador: Pablo Laso.

Baloncesto Fuenlabrada 66 (16+15+22+13): Quino Colom (12), Ferran Laviña (6), Saúl Blanco (6), Mike Hall (6) y Leo Mainoldi (13)-quinteto inicial-, Sergio Sánchez (2), Kirk Penney (12), Álvaro Muñoz (2), Jon Cortaberría (3), Javi Vega (-), Adrián Laso (-) y Michel Diouf (4). Entrenador: Porfi Fisac.


Árbitros: Emilio Pérez Pizarro, Óscar Perea y Carlos Peruga. Sin eliminados por faltas personales.

Incidencias: Encuentro correspondiente a los cuartos de final de la Copa del Rey Barcelona 2012. Palau Sant Jordi (14.100 espectadores).

Tras el partido todos se acercaron a saludar a los aficionados (Foto: ACB)


Sala de prensa

Pablo Laso, entrenador del Real Madrid

Valoración del partido: “Fuenlabrada ha defendido muy bien”
“Creo que la Copa del Rey es una final cada día, así lo hemos entendido desde el principio. No ha sido nuestro partido más brillante ofensivamente y eso lo debemos mejorar si queremos ganar. En el resto de aspectos hemos sido mejores, pero sabíamos que nos lo iban a poner difícil, ha sido un partido muy complicado. Ellos han hecho bien las cosas en defensa. Ellos movían muy bien el balón, pero con un buen esfuerzo defensivo hemos podido controlarles en momentos clave”.


Porfi Fisac, entrenador del Baloncesto Fuenlabrada

Valoración del partido: “Me siento ganador”
“Ahora me gustaría pregunta a qué hora es mañana la semifinal. Es la sensación que tengo. No puedo pensar que he perdido, porque tengo un orgullo tan grande dentro y estoy tan cómodo con el partido que han hecho mis jugadores que no siento que hayamos perdido este partido. Me siento ganador de este partido. Cuando tus jugadores te creen, es lo más grande, la mejor satisfacción para el entrenador. El ganar o perder es una circunstancia de la vida. Me siento muy orgulloso de ellos y les felicito de corazón”.

Planteamiento del partido
“Al Real Madrid por físico, por técnica o por individualidades no les ganaremos en la vida. Lo único que podemos hacer es intentar hacerles pensar, porque el baloncesto está hecho para los listos. El físico es muy importante, pero que los jugadores crean en sí mismos es tan importante o más. Creo que tengo jugadores de futuro, jugadores que pueden llegar arriba, el tipo de jugadores que te hacen grande, y por eso no me siento ahora nada infeliz, para nada insatisfecho”.

Futuro
“El futuro está ahí. Hoy hemos dado una muestra de lo que queremos para el futuro, metiendo a Adrián Laso y dejando fuera a Robert Joseph. El futuro de este club es la gente que trabaja debajo. Yo soy la cabeza visible de una serie de entrenadores que están trabajando todos los días, que probablemente nunca entrenen en la ACB, pero que hacen que para mí el trabajo sea más fácil. Me siento absolutamente identificado con este club. Hemos hecho un muy buen trabajo hoy pero hay que ser conscientes que no somos los mejor del ‘mundo mundial’. Somos un equipo sencillo, no somos un equipo grande. Tenemos virtudes y defectos”.

Balance personal tras su segunda Copa seguida
“Mis notas es mejor ponerlas en mayo. Yo tengo necesidad de estar todos los días metido en una cancha de baloncesto, y son pocos los que tenemos esa fortuna. Para mí cada día ir a trabajar es una satisfacción, una alegría, es esto que nos falta a mucha parte de la sociedad, que vayamos a nuestros trabajos a disfrutar. Es cierto que es un trabajo que está muy bien remunerado, pero les puedo asegurar que disfruto como si entrenara a un equipo alevín”.

Celebración con la afición
“La derrota no la celebramos, pero celebramos que haya venido tanta gente de Fuenlabrada, gente humilde y trabajadora que esta mañana se ha cogido un autobús a las 7 de la mañana, y que ahora se cogen otro autobús de vuelta. Eso es dignidad. Nos sentimos orgullosos de nuestra gente, y queremos aplaudirles. El vestuario está jodido, pero tiene que estar orgulloso de su trabajo, y que disfruten el sábado y el domingo, porque el lunes llega el mismo cabrón de siempre a exigirles más, pero ahora que disfruten”.




Quino Colom, base del Baloncesto Fuenlabrada

Valoración del partido: “El partido se decide por pequeños detalles”
“Ha sido un buen partido para el espectador. Nos hemos sentido muy a gusto durante gran parte del partido. Les hemos llevando a donde queríamos, a tener opciones en los últimos cinco minutos. Creo que llegar a un final así contra un equipo como el Real Madrid es que hemos hecho un buen trabajo. La afición es maravillosa, espléndida. Nos animan ganemos o perdamos. El partido se decide por pequeños detalles como un triple que sale de dentro, uno que ellos nos anotan luego, pequeñas cosas que hacen que no hayamos tenido opciones al final. El trabajo está bien hecho, el equipo ha luchado al máximo y estamos muy contentos”.

No hay comentarios: