6 feb. 2012

Guillermo Uruñuela: “Parla tiene equipo para ascender”

El delantero regresó hace un mes al equipo azulynegro tras una experiencia en el fútbol estadounidense. Sobre el empate ante el Pinto, ‘Uru’ considera que el árbitro “se ha equivocado en el penalti”, pero que él mismo “también falla goles”. A su vez, el punta avilesino elogia al conjunto de Julián Calero y a la actual directiva, además de agradecer los mensajes de la afición cuando estuvo fuera.


Guillermo Uruñuela Álvarez (Avilés, 1988) volvió al fútbol español después de una experiencia en el Houston del fútbol universitario de Estados Unidos. El pasado 27 de diciembre la Agrupación Deportiva Parla comunicaba oficialmente su fichaje, y desde entonces ya cuenta con la confianza de Julián Calero.

El atacante analiza el empate ante el Pinto y su primer mes en el equipo de Los Prados. A su vez, en la parte inferior rescatamos una entrevista mantenida con él hace dos años donde Uruñuela, estudiante de periodismo y con blog propio en La Nueva España, cuenta su visión del fútbol, su numerosa familia y su pasión por el Sporting de Gijón.



¿Qué valoración realizas del empate ante el Pinto?

El partido lo vi bien. Sabemos que en Tercera no hay encuentro fácil. El Pinto venía de una racha de tres partidos ganados y el equipo ha dado la cara. Quizás el resultado no ha sido justo porque creo que merecimos los tres puntos, pero esto es un deporte en el que también hay otros factores que no puedes controlar. Tenemos que seguir en esta línea porque el equipo lo está haciendo bien.

¿Crees que se les escapó por no haberlo cerrado cuando pudieron?

En la primera parte nos pudimos poner tranquilamente 2-0, incluso en la segunda tampoco ellos hicieron muchos méritos para marcar el gol. Además, el penalti creo que es por lo menos discutible. Ellos llegaron media vez y hacen un gol y nosotros llegamos tres o cuatro veces y sólo hicimos uno. Al final empatas, así es el fútbol. Algo así nos pasó la semana pasada con el Atlético C.

¿Cómo has visto la jugada del penalti de Pablo sancionado por el juez de línea?

Desde mi posición la vi bastante clara y creo que no ha sido penalti porque en la barrida se lleva el balón claramente. Pero los árbitros pitan lo que ven, y si él consideró que fue penalti es porque así lo vio, erróneamente, pero yo también fallo goles. El juez de línea es el que tiene la mejor posición para ver el penalti. Aún así, yo considero que se ha equivocado.

Y sobre el final Viti evitó el triunfo del Pinto…

Los partidos tienen muchas variantes. Hoy parecía que lo teníamos controlado, no lo supimos matar y le dimos vida. Nos metieron un penalti que a ellos les dio más confianza. Incluso lo pudimos perder. Son jugadas puntuales que te cuestan partidos.

¿Cómo te estás sintiendo en tu vuelta al fútbol español?

Muy bien. Este es un equipo de muchísimo nivel. He estado en años pasados en dos equipos de ‘play-offs’, pero éste posiblemente sea mejor, con mucha juventud, que es raro encontrarlo en Tercera, mucha verticalidad arriba, una defensa muy segura, un buen portero y mediocentros que saben tener la pelota. Creo que tenemos un equipo muy compensado, y seguro que estaremos peleando arriba hasta el final.

¿Ves al equipo con muchas opciones de ‘play-off’?

Sí, espero que este año personalmente podamos subir. Tenemos equipo. Llevo dos años jugando ‘play-off’ y no pudimos conseguir el ascenso. Tenemos que ir paso a paso y a ver si tenemos suerte este año. Primero meternos en ‘play-off’ y luego no dejar escapar el ascenso.

¿Cómo se genera tu regreso al Parla?

Teniendo varias cosillas pero la verdad es que venir a Parla era lo que más me apetecía porque tenía un gran recuerdo de este club, quitando a algunas personas por el tema de los impagos. Pesaron también los aficionados, porque estando en Estados Unidos algunos me enviaban e-mails y mensajes de felicitaciones. Eso lo valoré mucho. Aquí me siento cómodo, como en casa, además de conocer a varios compañeros, gente que me cae muy bien, y que del entrenador tenía muy buenas referencias.

Ahora hay otra directiva en el club.

Por suerte. La verdad que el actual presidente [Eugenio Fernández Lagos] tuvo que lidiar con la deuda que le dejaron. Esa fue otra de las circunstancias para volver aquí, porque sabía que este hombre sí estaba cumpliendo con los plazos pese a que era una deuda que no era suya. A mí, hasta fecha de hoy, este presidente me ha demostrado buenas cosas.

¿Qué diferencias notas entre el fútbol madrileño y el estadounidense?

Son muy diferentes. Allí se trabaja mucho el aspecto físico, mientras que el aspecto táctico y técnico es más flojo. Lógicamente no tienen cultura ni historia y por ejemplo un lateral-doble les parece algo estratosférico, cosas que aquí en España se aprenden desde niños y que uno ya tiene asimiladas. Cuando lo quieres hacer allí parece que innovases. Eso sí, ellos son muy fuertes físicamente, muy potentes, van mucho al gimnasio. Durante los 90 minutos están corriendo. Su nivel es bueno, y está creciendo.

Uruñuela, en su última presentación en el Parla (Foto: AD Parla)




(Entrevista realizada el 2/2/2010)



Uruñuela: “Este es un grupo de gente agradecida y trabajadora”

El punta asturiano destaca que en el Parla “somos como una familia, y eso se nota en el campo”. Además, 'Uru' valora la ‘escuela de vida’ que es el fútbol, con sus decepciones y con sus alegrías.

Guillermo Uruñuela Álvarez (Avilés, 1988) llegó el pasado verano al Parla procedente de la cantera del Atlético de Madrid. El pasado domingo estampó en el minuto 85 el 2-2 definitivo en el siempre difícil campo de La Aldehuela. Fue su segundo tanto de la temporada, y fue clave, porque le permite al cuadro negriazul defender la tercera plaza ante el acoso del ascendente Fuenlabrada.

Estudiante de periodismo, ‘Uru’ reconoce que el fútbol modesto le ha permitido aprender más cosas que en la carrera. En el programa ‘La Pachanga’ de Globo FM el joven delantero repasó su carrera, los desencantos y las gratas sorpresas que le brindó el fútbol, siempre alentado por su numerosa familia de Avilés.

Fuenlabrada 2 - Parla 2
“El Fuenlabrada tiene un gran equipo. A mí en la primera parte me gustó muchísimo. Nos apretaron muy bien, nos presionaron bien arriba y no nos dejaron estar cómodos en el campo. Prueba de ello fue el 2-0. Ya en la segunda parte se vio un Parla con ganas de tirar para adelante. Creo que empatamos más por ganas que por buen juego”.

Protestado arbitraje de Muñoz Corredor por parte del Fuenlabrada
“Nunca me voy a quejar de los árbitros ni voy a entrar a valorarlos porque yo también fallo goles. El otro día creo que en las jugadas puntuales acertó, porque las dos expulsiones son más o menos claras, como el penalti”.

Segundo gol de la temporada (el otro, al Ciempozuelos en la jornada 3)
“Es complicado en Tercera hacer goles porque es un juego muy trabado, y este año no llevo todos los goles que me gustaría. Siempre que se marca es bueno para coger confianza. A ver si enganchamos una racha buena”.

Actitud encomiable
“Si Roa dice que nos cuesta marcar goles, tendré que decir que sí, que él sabe de qué va esto (risas). Tampoco creo que haya que exagerar. Más allá de los problemas extradeportivos, yo al equipo lo veo bien y con ganas. Prueba de esto es la actitud que mostró el equipo que el domingo, que pese a no jugar bien, tuvo una actitud encomiable. ¿Si nos clasificaremos para el ‘play-off’? Sí, seguro. Siendo ambiciosos sería bonito conseguir el objetivo de subir a Segunda B”.

La realidad del fútbol modesto
“Para mí es una experiencia nueva porque toda mi vida había jugado en filiales, tanto en el Sporting de Gijón como en el Atlético de Madrid, quitando una cesión en el Talavera en Segunda B. Aquí ves la otra cara del fútbol, la cara de la humildad. Muchos chavales, yo entre ellos, hace unos años estabas allí, en unos filiales, y nos creemos que vamos a llegar a ser como Forlán o como el ‘Kun’, y que vamos a ganar seis millones de euros. Pero luego la realidad es más complicada. Yo personalmente estoy muy contento porque me he cruzado con un grupo de gente espectacular, gente buenísima, agradecida y trabajadora. Posiblemente sea uno de los vestuarios donde me he sentido más cómodo, y eso que tengo mucha diferencia de edad con gran parte de los compañeros. Por ejemplo, Pablo Ancos es el más veterano, tiene 37 y me saca 16 años. Desde el primer día me sentí muy integrado. Hay un sentido del vestuario muy fuerte. Incluso el entrenador también está muy metido en el grupo. Somos como una familia, y eso se nota. Esa unión se refleja en el campo”.

Del divismo juvenil a la solidaridad de los equipos humildes
“Es un poco triste pero es así. He pasado casi ocho años en filiales potentes, tanto en el Sporting o el Atlético, e inconscientemente te dejas arrastrar y cada uno tirar un poco por su lado. En las canteras el esquema que se sigue es pasar de un equipo inferior a otro superior, por ejemplo, de un Juvenil B a un Juvenil A. Entonces, egoístamente cada uno va a brillar por sí solo, a ver si puede hacer un buen año para que lo suban. Sin embargo, cuando sales al mundo real, al fútbol real, que es equipos de Tercera, Segunda B e incluso de Segunda, el espíritu de equipo premia, porque sé que por ahí un domingo no marco, pero si marca Morales, Airon o Roa, que por así decir son mi competencia, sé que a mí también me va a beneficiar. Y si subimos a Segunda B, subimos todos, con los goles de todos”.

Cuatro meses adeudados pero con un acuerdo de solución
“Durante este tiempo hemos tenido muchas reuniones, en el vestuario y con el presidente. De momento ahora estamos a la espera. Hemos llegado a un pacto con el presidente, que esperemos que cumpla. La totalidad de la plantilla confía en él. Nosotros estamos intentando mantener bien el nivel deportivo mientras esperamos que otros solucionen los problemas extradeportivos”.

El fútbol como escuela de vida
“Siempre se los comento a mis padres que en el fútbol he aprendido cosas que nunca aprendería en la universidad. Aquí aprendes cosas de la vida, del trabajo, del sacrificio de ganar un dinero, de no cobrar. Todo eso te endurece y te hace madurar. Mis padres siempre me han apoyado con el fútbol. Mi padre es muy futbolero, mi madre al principio no era mucho, pero de tanto ir a verme ya le gusta ir a todos los partidos. Ellos siguen viviendo en Avilés pero una vez por mes vienen a verme. Además, tengo una hermana en allí, otra en Tenerife y otra trabajando aquí en Madrid”.

Familia numerosa y deportiva
“La familia de mi padre, Uruñuela, es grupo muy numeroso. Son once hermanos, y cada uno tiene tres, cuatro o cinco hijos. Somos más de treinta primos, ya no puedo llevar la cuenta porque hace poco nacieron un par más. En la familia se practica mucho deporte. He tenido primos en la cantera del Hércules, mi tío fue jugador de balonmano, también mi padre [Alfonso] jugó en el Ensidesa. Tenemos raíces deportivas, la verdad que sí. En Navidad, que es cuando nos juntamos todos, la pasamos en grande”.

Corazón sportinguista
“Yo soy del Sporting de toda la vida. Muchos de los actuales jugadores fueron ex compañeros míos, muchos amigos, es un plus de alegría. Santi Calvo hace unos diez años era portero del Real Avilés en Segunda B. Yo estaba en las categorías inferiores, y con él como entrenador tuvimos un año muy bueno, donde nos disputamos el trofeo de Asturias ante el Oviedo de Juan Mata, hoy en el Valencia. Yo era el capitán del equipo, y luego me fichó el Sporting. Desde entonces mantuve una gran relación con Santi Calvo. Después, cuando él entrenaba al Talavera, me fui allí cedido del Atlético de Madrid”.

No hay comentarios: