4 ene. 2012

Saúl Blanco, pasado, presente y futuro del Fuenla

El exterior ovetense rescinde con el Unicaja y retorna al Fuenlabrada, equipo donde, además de debutar en la ACB, jugó durante cuatro años (2005/09) y alcanzó su pico de rendimiento. Firma hasta fin de temporada. Su vuelta al Fernando Martín bien podría entenderse también como la de dar un paso atrás para tomar impulso.


El Club Baloncesto Fuenlabrada ha comunicado oficialmente el regreso de Saúl Blanco tras la desvinculación del jugador asturiano del Unicaja Málaga. El anuncio se da precisamente tres días antes de que ambos equipos se enfrenten en el Fernando Martín.

El exterior asturiano había dejado Fuenlabrada por el conjunto de Los Guindos en el verano de 2009, acogiéndose al decreto 1006 en una operación que levantó quejas del Valencia Basket, que también pretendía su fichaje. Por entonces el Fuenlabrada se embolsó 800.000 euros por un jugador que ahora retorna tras dos años y medio en Málaga.

Con el conjunto costasoleño disputó 93 partidos, con una media 5.4 puntos y 5.3 de valoración en 17 minutos, guarismos muy por debajo de los registrados en su etapa fuenlabreña. Según se informa en La Opinión de Málaga, el Unicaja se ahorrará casi 200.000 euros que le correspondían al escolta por la temporada en curso (el contrato de Saúl con el club malacitano finalizaba el 30 de junio de 2012).

Chus Mateo, ex del Fuenlabrada y actual entrenador del Unicaja, se refería ayer en rueda de prensa sobre la salida del jugador: “Vuelve a un equipo en el que se sintió cómodo. Siento un pequeño fracaso personal por no haber conseguido su mejor rendimiento. Es un buen jugador, un tipo extraordinario, que tiene total dedicación y se emplea a fondo. Lo ha intentado todo, me reprocho que no hayamos disfrutado del mejor Saúl, es culpa de todos, me pongo el primero. Le deseo la mayor de las suertes".

Sául Blanco, de 26 años y 1.94 metros de estatura, debutó en la ACB debutó con el Alta Gestión Fuenlabrada en 2005, club en el que estuvo cuatro campañas. En ese lapso, el asturiano sumó 110 partidos (séptimo en la historia del Fuenlabrada en la ACB) y una progresión ascendente. En la última campaña, 2008/09, donde también jugó como alero, Blanco disputó 29 encuentros, promediando 13.4 puntos, 4.4 rebotes, 2.7 asistencias y 14.9 de valoración en 32 minutos. Su gran rendimiento le valió incluso para participar en una concentración de la selección española. Previamente, había jugado dos temporadas en el Gijón Baloncesto en LEB (2003/05).


Saúl Blanco, en su última temporada con el Fuenla (Foto: Fabián Oviedo)



Opinión
Saúl Blanco, pasado, presente y futuro del Fuenla

El regreso de Saúl Blanco al Fuenlabrada ha vuelto ha disparar las opiniones entre los aficionados, las cuales van desde la mayoritaria aprobación al descrédito de algunos por un jugador que ha fracasado en Málaga.

El pasado del exterior ovetense con el Fuenlabrada es brillante, la de joven de 20 años que debuta en la ACB con Luis Casimiro y que progresa temporada a temporada, soltándose por completo en su cuarta campaña, ya con Luis Guil como entrenador. “Luis me ha hecho dar un paso adelante”, reconocía Saúl en Globo FM en febrero de 2009, meses antes de su partida al club de Los Guindos.

El presente de Saúl Blanco en Unicaja no invita al optimismo desmedido, con falta de continuidad y escasa participación con el conjunto verde. ¿Puede acaso el Fuenlabrada fichar estrellas de la ACB, jugadores que actualmente sean ‘top’ en valoración? Económicamente imposible. ¿Puede el Fuenlabrada contratar hoy a un baloncestista venido a menos pero con aún un potencial enorme de crecimiento? Claro que sí. Nadie ahora va a descubrir el ‘método Fuenla’, ese de fichar jugadores con baja cotización para relanzarlos al mercado, previa aportación al funcionamiento del equipo.

Y el futuro inmediato de Saúl creo que sí debería despertar la ilusión de la afición fuenlabreña, la del retorno de un jugador que debutó en la ACB en el club, que se hizo de abajo, que conoce la casa y su idiosincrasia, y que sabe que el Fuenla es el sitio idóneo para recobrar energía y confianza. El camino para ello es el de siempre: borbotones de trabajo, humildad y colectivismo.

Asimismo, el club podría apuntarse otro tanto en cuanto a planificación se refiere. Así como se fue marchó Gustavo Ayón a mitad de temporada, el otro jugador franquicia del equipo es Kirk Penney, que firmó contrato por una temporada y que lo lógico sería que en el verano recibiera múltiples ofertas de entidades más pudientes que el Fuenlabrada. El club ha informado que Saúl Blanco firma hasta fin de la presente temporada, dejando ahí la incógnita sobre los jugadores perimetrales para la campaña 2012/13. En cualquier caso, el devenir actual del equipo excede ahora cualquier análisis sobre plantillas futuras.

“Siento un pequeño fracaso personal por no haber conseguido su mejor rendimiento”, admitía ayer Chus Mateo, abriendo el nuevo desafío a Porfi Fisac y al propio Saúl Blanco, cuya vuelta al Fernando Martín bien podría entenderse también como la de dar un paso atrás para tomar impulso, la de un jugador que quiere volver a disfrutar en una cancha del básquet.

No hay comentarios: