20 dic. 2011

‘Millombo’ Biyombo, ‘Millón’ Ayón

El Baloncesto Fuenlabrada causó un impacto mediático tras conocerse en el mismo día el acuerdo con Charlotte Bobcats por Bismack Biyombo, y con New Orleans Hornets por Gustavo Ayón. Dos jugadores que saltan directamente desde el sur de Madrid a la NBA, dejando poco más de un millón de euros cada uno en las arcas del Fernando Martín.


‘19 de diciembre de 1971’ es un fantástico cuento futbolero del Negro Fontanarrosa, y el 19 de diciembre de 2011 será desde hoy un cuento de hadas para el Baloncesto Fuenlabrada, el día en que realizó dos operaciones económicas que le permitirán consolidar su proyecto ACB en el tiempo: el acuerdo con Charlotte Bobcats por Bismack Biyombo a cambio de un millón de euros y el ‘traspaso’ de Gustavo Ayón a New Orleans Hornets también por 1.15 millones de euros (1.5 de dólares) (el acuerdo es total y sólo resta la firma del contrato). Total, 2.15 millones de euros de una tacada, cifra que, para un club como el Fuenlabrada representa temporada y media de supervivencia. La resolución del Lockout en la NBA, y su inminente comienzo, desencadenaron dos operaciones cuyo montante es fabuloso, pero que deberían analizarse por separado.

Primero, la de Bismack Biyombo significa mucho dinero además de la tranquilidad de los deberes bien hechos, porque en su día el club fue muy criticado por su advertencia al joven congoleño de las consecuencias que acarrarían su viaje al Nike Hoop Summit. Sin entrar en las formas, el Baloncesto Fuenlabrada siempre defendió su posición, y la Justicia (y la FIBA) terminaron por darle la razón en un litigio que supo ser explotado por ese amarillismo mediático que tan bien lucra con los problemas ajenos. En cualquier caso, con las tres partes del acuerdo satisfechas –Michael Jordan, Biyombo y el Fuenlabrada-, uno ahora debería alegrarse por un jugador cuya historia de vida es cinematográfica y un claro ejemplo de superación.

Dicen que la verdad es hija del tiempo, y con la perspectiva de los hechos consumados puede concluirse que: 1) A Biyombo el hecho de ir a un campamento de verano en plena ACB le abrió las puertas de la NBA; 2) Estuvo mal asesorado al no volver; 3) El Fuenlabrada defendió correctamente sus derechos; y 4) El cuento tiene un final feliz, con un jugador que podrá cumplir sus sueños por los que tanto peleó; y con el Fuenlabrada ingresando un dinero que también le viene de perlas.

Gustavo Ayón el día de su debut ante el Baskonia, el 26 de abril de 2009; mientras que Bismack Biyombo se estrenó el 9 de enero de 2011 ante el Joventut en Badalona (Fotos: Fabián Oviedo y ACB Photo)


El caso de Gustavo Ayón también es otra historia cautivante, la de un tipo normal que salió de la nada y que con trabajo, una pizca de genética y una fe inquebrantable se ganó un lugar en la galería de ídolos del Fuenlabrada. El el Titán de Nayarit empezó siendo suplente del suplente, se machacó en el barro, lejos de los flashes y en silencio. Ahora, dos años y medio después, el mexicano se va por la puerta grande, siendo MVP de la ACB (21.9 de promedio) y sumando en tres temporadas 48 partidos ligueros con la camiseta naranja (11.3 puntos, 6.5 rebotes y 16.1 de valoración media). La NBA ahora lo ve como un engranaje válido para su industria, pero quienes conocen a Gustavo saben que él podrá recibir tratamiento de estrella, pero seguirá siendo un hombre bueno, humilde (pero humilde de verdad, no de apariencia) y que en breve también será un padre ejemplar, su verdadero sueño.

El paralelismo entre las marchas de Esteban Batista y Gustavo Ayón es evidente. El uruguayo jugó su último partido el 2 de enero de 2011 en Menorca y luego fue transferido al Baskonia. El pívot mexicano ni siquiera llegó a Navidad, pero el efecto es el mismo: tres partes contentas en la operación y el juego interior del equipo que se queda en paños menores. En la temporada pasada Ayón se destapó y pronto nadie recordó a Batista, pero ahora se abre la incógnita si el club debería fichar a un sustituto. Cuando se fue el montevideano el balance del conjunto de Salva Maldonado era de 9-5, cayendo derrotado luego tres partidos seguidos que dejaron al Fuenla sin Copa. Ahora, Ayón se marcha mientras los de Porfi Fisac registran un balance de 6-6, con una desgastante Last 16 a la vuelta de la esquina y sin un ‘perfil Ayón’ en la plantilla que pueda ejercer de center nato con las mismas prestaciones. Gustavo promedia 29 minutos en la ACB, Saer Sené está en fase de acoplamiento, Adrián Laso está haciendo sus primeras armas, Massine Fall es una apuesta de futuro y Dejan Musli pasó fugazmente sin pena ni gloria. En cualquier caso, Ayón mostró hace un año cómo hay que hacer dar un paso adelante (el que quiera y/o pueda, que lo imite). La pregunta evidente es fichar o no fichar, y si se ficha, quién y a qué precio. Decisiones de club.

Por otro lado, el Baloncesto Fuenlabrada pretendía que Ayón siguiera hasta fin de temporada, pero la realidad económica de la entidad provoca que no pueda desdeñar los billetes por el mexicano (cláusula mediante). Tras la victoria ante Estudiantes Porfi Fisac dijo: "Ayón es el alma del equipo", pero tras dos años sin patrocinador y con la crisis agudizando en todos los sectores, la directiva ha tenido que "vender su alma" para que la rueda siguiera girando. Y gira bien. Si algo se repite con frecuencia se puede hablar de muchas cosas, pero nunca de azar: Walter Herrmann, Brad Oleson, Saúl Blanco, Batista, Biyombo y Ayón, por mencionar los más destacados, han sido apuestas cuya rentabilidad permitió que el proyecto del Fuenlabrada se perpetúe en el tiempo. No sólo es buen ojo, también es saber negociar con tres monedas ante los pesados talonarios de rivales más poderosos. ¿Qué pasará con la viabilidad cuando una apuesta salga rana si se sigue sin patrocinador? Mejor no pensarlo, y esperar que pronto el Baloncesto Fuenlabrada pueda anunciar la llegada de un patrocinador.

Hablando de imagen y publicidad, cierto es que Herrmann, Nate Huffman y José Manuel Calderón primero jugaron en el Fuenla y tras pasar por otros equipos dieron el salto a la NBA, pero en este caso Biyombo y Ayón cruzan el charco directamente desde el Fernando Martín, estando la palabra 'Fuenlabrada' en boca de muchos medios.

El congoleño y el mexicano han elegido dos formas diferentes para llegar a la NBA, aunque por cada uno el club ingresa una suma similar de dinero. 19 de diciembre de 2011, el día de ‘Millombo Biyombo’ y ‘Millón Ayón’.




Enlaces / Bismack Biyombo
Biyombo en palabras de sus compañeros (25/06/2011)
Biyombo cumplirá su sueño (24/06/2011)
Biyombo: “Quiero hacer del baloncesto mi vida” (13/01/2011)
Biyombo: “Hacer mates me parece fácil” (23/01/2011)

Enlaces / Gustavo Ayón
Ayón, Príncipe Azul en Sevilla (27/11/2011)
Cacique Ayón (27/10/2011)
Ayón: “Necesitamos que el Fernando Martín sea una olla a presión” (10/5/11)
Ayón: “Laviña me dice que voy a fichar por Los Ángeles… de Charlie” (6/4/11)
Ayón: “Si Leo no cogía el rebote, me hubiera volado la cabeza” (1/2/11)
Ayón, el Titán de Nayarit (01/04/2009)
Ayón: “Tengo que mejorar mi tiro, en México sólo jugaba en la pintura” (01/04/2009)
Ayón: “Si la posición de ‘4’ está cubierta, para mí sería mejor ir a LEB” (28/04/2009)

No hay comentarios: