24 nov. 2011

Lecturas recomendadas (44)

Manu Ginóbili; Bayern Munich y el baloncesto; deportistas ahora diputados y senadores; Ramalho, primer negro en la historia del Athletic Club de Bilbao; Barak Rafati; Carlos Maglio; Damir Desnica y su expulsión en el Bernabéu; más acerca del libro de Leonardo Faccio sobre Messi, entre otros. Además, nuevos artículos de Fernández Moores, Rubén Uría (retrato de Carlos Monzón) y Santiago Solari.


Cinco deportistas se ganan un asiento en las Cortes, Marta Domínguez, Abel Antón, Francisco Delgado, Miriam Blasco y Xavier Mikel Errekondo entre el deporte y la política (Quique Rubio, As, 22/11/2011)

Ginóbili admitió haber sido discriminado en la NBA por "ser blanquito y sudamericano", Manu también ensalzó a las Madres de Plaza de Mayo ("No se puede creer los huevos que tuvieron cuando iniciaron su lucha") y al Che Guevara (Agencia Télam, Revista Garganta Poderosa, 48/11/2011)

Bayern: de regional a Europa en cuatro años, la irrupción del equipo alemán en el baloncesto europeo (Nacho Albarrán, As, 23/11/2011)

Monzón, el hijo de la calle, retrato del ex púgil argentino (Rubén Uría, JotDown, 14/11/2011) (Dos detalles, Carlos Monzón falleció a los 52 años -no 53- y la frase del tango 'Cuesta abajo' es "la vergüenza de haber sido" y no "el orgullo de haber sido")

De Jones a Jonás, Bielsa hace debutar a Ramalho, el primer futbolista negro del Athletic Club (Eduardo Rodrigálvarez, El País, 21/11/2011)

Solicitan abolir el sondeo sobre el peor árbitro de la revista Kicker, tras el intento de suicidio del referí alemán Barak Rafati (EFE Berlín, 22/11/2011)

"Soy sordomudo y me expulsaron por protestar... y perder tiempo", Damir Desnica recuerda su expulsión en el Real Madrid-Rijeka de 1984 (José Luis Guerrero, As, 22/11/2011)

Enemigos íntimos, la relación entre futbolistas y periodistas (Santiago Solari, El País, 21/11/2011)

La insólita travesía del árbitro Maglio, los 1.400 kilómetros de ida que Carlos Maglio tuvo que hacer para llegar 90 minutos antes del Brown-River en Puerto Madryn (Clarín, 20/11/2011)

La estrategia del caracol, el inminente libro de Leonardo Faccio sobre Messi (E. Fernández Moores, La Nación, 23/11/2011)




Ver archivo de Lecturas recomendadas

2 comentarios:

Javi dijo...

No sé hasta qué punto está bien que un deportista de élite sea político, si bien es verdad que conoce mejor los problemas, cuánto puede ayudar de verdad? Cómo conoce ese mundo? Afectará sus periodos de preparación deportiva a sus labores políticas? Es verdad que esto es hablar un poco como si los demás políticos lo hicieran bien, pero hay que exigirles igual.
Me gusta esta nueva entrevista de Ginóbili, habla claro.
El tema de las compras de licencias de equipos no me parece demasiado ético; pero si le sumas a eso un equipo que históricamente no ha sido muy valorado, pero de un año para otro lo quieren potenciar y usan esa técnica, como el Bayern, me parece aún peor.
Lo de Ramalho quedará en anécdota si triunfa, pero será importante si no lo hace.
Parece que el menosprecio hacia los árbitros traspasa fronteras. No me gusta la elección del peor árbitro, porque no es bueno "desprestigiar" lo malo, aunque socialmente esté aceptado.
Debió de esforzarse mucho Desnica para jugar, ya no sólo para el árbitro, pero oír si te viene un jugador por detrás para robarte el balón, o si un compañero te pide el balón pero no lo ves...
Menuda faena para Moglia por las cenizas volcánicas.

Ezequiel Costa dijo...

Hola Javi,
Deporte y política, mezcla explosiva... en todo caso, me quedo con Iker Martínez y Xabi Fernández, que renuciaron a su beca 'oro' del plan ADO por estar en el equipo Telefónica, mientras otros deportistas, ahora senadores, tendrán doble-ingreso: beca+cargo político.

Lo que me gusta de Ginóbili es que, estando en el Olimpo, es 'políticamente incorrecto'. Lo más fácil, desde el personaje mediático con millones en contratos publicitarios, es no tocar ciertos temas.

Tema plazas: ojo que el Fuenla también compró una, :)

Árbitros en Alemania, me parece exagerado, sin ir más lejos, en Italia se elige en la RAI el Bidone d'oro, y nadie ha intentado suicidarse por eso.

Lo del viaje de Maglio, es curioso, copié la nota porque en es increíble como sobrevive y se adapta el fútbol argentino en un contexto en que sería imposible 'organizar' algo.

Saludos,