19 ago. 2011

Falcao, el ‘Tigre’ más caro del Circo del fútbol

El Atlético de Madrid ficha al delantero del Oporto por 40 millones de euros, cifra récord para el club colchonero y para un futbolista colombiano. Formado en River, hace dos temporadas dio el salto a Europa. A los 25 años, atraviesa su mejor momento. Conoce la historia del 'Tigre' de Santa Marta.


Radamel Falcao García Zárate (Santa Marta, Colombia, 10-02-1986) lleva el fútbol en los genes. Su padre, Radamel, fue un recio defensa central de larga trayectoria en Colombia y Venezuela.

Ya en el Unión Magdalena de Santa Marta (donde surgió Carlos ‘Pibe’ Valderrama), el papá acostumbraba a entrar a las canchas con su pequeño bebé como mascota del equipo, un niño cuyo segundo nombre era un homenaje paterno al genial brasileño Paulo Roberto Falcao. “Prefiero que me llamen Falcao”, reconocía el flamante atacante del Atlético de Madrid en sus primeros años en Buenos Aires.

Allí, a orillas del Caribe, Radamel Falcao comenzó a darle patadas a una pelota. El paso de su progenitor por el Táchira venezolano hizo que el pequeño se aficionara también al béisbol. “Llegué a integrar la selección del estado de Mérida. Primero fui short stop y luego jugué de pitcher, que es el que batea, pero hice bien en elegir el fútbol", rememoraba también el colombiano.

A River con 15 años
Deportivo Táchira, Mineros de Guayana, Monagas, El Vigía, selección de Bogotá, Lanceros Fair Play y el segundo equipo de Millonarios fueron los conjuntos por donde pasó Falcao hasta que a principios de 2001, con 15 años recién cumplidos, llegó a la cantera de River cedido con una opción de compra de un millón de dólares.

Buenos Aires y el menor impacto del desarraigo pesaron por encima de Ámsterdam y la oferta del Ajax. Si bien los primeros años fueron duros, poco a poco Falcao fue adaptándose a la nueva vida, facilitada por los estudios secundarios en el Instituto River Plate (la escuela y la residencia se sitúan en el mismo estadio Monumental), las buenas performances en el semillero del club y la llegada de su mamá y hermanas a la capital argentina en 2005. Con ellas el jugador dejó la pensión del club y se mudó a un piso cercano al Monumental en el barrio de Belgrano.

Su carácter juvenil también fue moldeándose. "En la segunda práctica con la Primera de River le metí un gol a Costanzo y lo grité con todo. Casi me saco la camiseta. Ahí alguien me dijo que no lo hiciera más", recordaba un joven Falcao, quien jugando en la Reserva riverplatense fue expulsado por celebrar un gol ante Banfield haciendo el pistolero hacia la parcialidad rival. Por otro lado, fuera de las canchas todos comentaban el trato respetuoso de un chico que trataba a todos de “señor”.

Debut en Primera en 2005
El 2005 había empezado muy bien para Falcao, quien junto a su selección ganaba el Sudamericano Sub-20 en su país natal. El arranque del año le seguía deparando alegrías al ‘Tigre’, estrenándose en Primera División en su primera convocatoria con el plantel profesional. Fue el 6 de marzo de 2005, en un River 3 – Instituto 1 y reemplazando al ‘Tecla’ Farías. “Yo lo recordaré como uno de los mejores momentos que me dio el fútbol. Fueron cinco minutos, pero muy importantes. Valió la pena tener paciencia. Pasé momentos difíciles, de lesiones, de llorar sólo por las noches, de extrañar a mi familia”, declaró por entonces el joven que acababa de cumplir 19 años y que su bautismo con los profesionales lo hacía con la camiseta número 33.

En aquel Clausura 2005 luego disputaría tres partidos más, siempre con Astrada como entrenador. Al mismo tiempo, comenzaba sus estudios universitarios de Periodismo.

El 2 de octubre marcaría su primer gol en Primera: doblete y partidazo ante Independiente (3-1). “Primero pensé en Dios, que siempre me ayudó; fue el partido de mi vida, el que siempre soñé y se lo debo agradecer a Dios”, reconocía emocionado el delantero tras su quinto encuentro con la Banda Roja, quien también se mostraba agradecido al técnico ‘Mostaza’ Merlo: “Me dio la tranquilidad para salir a jugar sin presiones”. Aquella tarde Falcao se llevó su primera gran ovación de la hinchada tras ser sustituido por la ‘Gata’ Fernández.

Su madre Carmenza Zárate, también de profundas convicciones religiosas, compartía su alegría en declaraciones al diario Olé: “Le quiero dar gracias a River por esta oportunidad que le han dado a mi hijo. Sólo tengo palabras de agradecimiento a ese club por haber confiado en Radamel aún siendo un niño. Le doy gracias a Dios y al técnico. Los primeros años, al tenerlo lejos de casa, fueron difíciles para él por la operación en el tobillo derecho, por no conocer a nadie, por extrañar su hogar. En River siempre lo ayudaron”.

La sensacional actuación ante Independiente llevó al ‘Tigre’ a aparecer en todas las portadas de los medios deportivos argentinos y colombianos, que trazaban analogías con Juan Pablo Ángel. No obstante, Falcao señalaba que su modelo era otro ex River: Saviola.

Falcao, emocionado tras su primer gol en Primera


La fe ante las lesiones
El 17 de noviembre de 2005 River goleaba a San Lorenzo (5-1) con doblete de Falcao. Sin embargo, el atacante sufría una distensión en la rodilla derecha, preludio de una lesión aún más grave en enero de 2006, cuando durante la pretemporada padecía la rotura de ligamentos cruzados y meniscos de la misma rodilla.

Las lesiones frenaron de cuajo la consolidación del ‘Tigre’ como titular, además de despertar nuevamente los fantasmas del pasado. Yendo atrás en el tiempo, en 2003, el delantero se recuperaba de su primera lesión grave: rotura de ligamentos de su tobillo derecho (siempre lastimado en su pierna hábil), la cual le hizo perderse el Mundial Sub-17 de 2003.

Su ausencia en el arranque de 2006 fue aprovechada por un imberbe Gonzalo Higuaín. Sin embargo, t tras ocho meses eternos, Falcao volvió a las canchas el 17 de septiembre en el triunfo ante Gimnasia en Jujuy (1-2).

Ídolo en el Monumental
En apenas diez días Radamel se consagró en River. Primero, el 27 de septiembre de 2007 anotaría, ante Botafogo, su único hat-trick con el equipo franjirrojo. Fue en octavos de final de la Copa Sudamericana. River, con un hombre menos, perdía 1-2 en el minuto 73 (tenía que meter tres goles porque también había perdido 1-0 en Río de Janeiro). Allí surgió el punta samario, para consumar la gesta con un triplete culminado en el minuto 92.

Tres días más tarde, River terminaba empatando con Central por el Apertura 2007. Los ‘canallas’ iban ganando 0-2, pero Falcao metía el 3-3 definitivo nuevamente en el descuento (aquel 30 de septiembre Buonanotte metía su primer gol en River).

La racha se completaría el 7 de octubre, cuando el internacional colombiano “cumplía el sueño” de marcarle un gol a Boca (2-0), siendo además la figura del partido. Al equipo boquense ya le había marcado pero un torneo amistoso de verano (2-0), el 20 de enero de 2007 en Mar del Plata. Luego, el 2 de febrero de 2008, también en un amistoso en Mendoza, Falcao convertiría su tercer y último gol en un Superclásico. Fue en un 3-2 marcado por la rutilante actuación de Alexis Sánchez en que River terminaría con ocho jugadores.

Gol a Boca, la gloria en el Monumental


Vendido Higuaín al Real Madrid, Falcao recuperó su sitio en el once titular formando pareja de ataque con Alexis Sánchez. Aquel equipo, que también contaba con Buonanotte, ganó el último título para River, el Clausura 2008. En la última jornada de aquel torneo, River superó a Banfield 3-2 tras levantar un 0-2 con otro doblete de Falcao (el último tanto lo anotó en el minuto 86).

Los 19 goles en la temporada 2007/08 y los 16 en la 2008/09 reflejaban al ‘Tigre’ como el principal carta ofensiva de River. No obstante, el último puesto en el Apertura 2008 del equipo dirigido por el ‘Cholo’ Simeone comenzaba a evidenciar la decadencia institucional y deportiva de un club que descendería por primera vez en 2011.

Destino Europeo
El desmantelamiento del equipo empezaba a acentuarse (en un año se habían ido Higuaín y Alexis Sánchez) y en 2009 le llegaba el turno a otro joven crack como Falcao. Primero surgió el interés del Zaragoza (por entonces ya presidido por Agapito Iglesias, ahora ‘socio’ de Jorge Mendes en el fondo de inversión del club aragonés). “El Oporto es un grande de Europa, pero la Liga española es mucho más atractiva, la mejor del mundo”, comentaba el atacante al diario As en julio de 2009. Pero prevalecieron los 5,5 millones de euros del club portugués (River sólo poseía el 50% de los derechos económicos).

Para concretarse la transferencia, Falcao resignó parte de la deuda de River con él (práctica habitual en el fútbol argentino, como por ejemplo sucedió ahora con Buonanotte). La integridad humana del colombiano quedó retratada cuando decidió renovar su contrato con River para que su salida generara dinero para el club: “Mi idea siempre fue irme vendido, no con el pase en mi poder. River me dio todo, lo llevo en el corazón. Ha sido lo más importante en mi vida", se sinceró el ‘Tigre’ antes de marcharse a Europa. En River dejaba 45 goles en 111 partidos oficiales (fue expulsado dos veces), además de grandes amigos y recuerdos. Desde entonces, Falcao sigue asiduamente desde las redes sociales el devenir del equipo riverplatense.

Multicampeón en Oporto
La incertidumbre sobre su adaptación a Europa quedó despejada rápidamente con su explosión goleadora: 34 tantos en su primera temporada y 38 en la segunda para totalizar 72 dianas en 87 encuentros oficiales (promedio de 0.83 por partido). En esas dos campañas el Oporto de Villas-Boas conquistó cinco títulos locales (una liga, dos copas y dos supercopas) y la última Europa League, donde Falcao rompió el récord anotador en un mismo torneo con 17 goles (superó por dos la anterior marca de Klinsmann). Entre los impactos también sobresalen los cuatro tantos en la ida de la semifinal al Villarreal y el gol en la final de Dublin al Sporting de Braga.

Falcao rompió además numerosos récords para el fútbol colombiano, como ser el jugador con más goles en Europa (73), superando a Juan Pablo Ángel (62, todos en Aston Villa). Además, el ‘Tigre’ pasó a Mario Jardel como el futbolista del Oporto más prolífico en competición europea (21 dianas ante las 19 del brasileño).

El sueño de jugar un Mundial
Colombia no disputa un Mundial desde Francia 1998. Las tres ausencias consecutivas comienzan a pesar en un país que respira fútbol tras la gloriosa década de los noventa. Ahora muchos apuntan a Falcao como el nuevo líder los ‘cafeteros’ para poder clasificarse a Brasil 2014. Hasta ahora, el delantero samario suma nuevo goles en 31 partidos con la mayor (dos tantos a Bolivia en la última Copa América). Con la Sub-20, ganó el Sudamericano de Colombia de 2005.

Nueve goles en 31 partidos con la selección


Vida religiosa y familiar
La familia y la religión son fundamentales en la vida de Radamel, una persona sencilla y de perfil bajo. La llegada en 2005 de su madre Carmenza y sus hermanas menores Melanie (17) y Michelle (15) fueron claves en su adaptación a Buenos Aires. Por otra parte, Falcao contrajo matrimonio en 2007 después de tres años de noviazgo con Lorelei Dahiana Tarón, una joven argentina de Misiones a la que conoció en la iglesia evangélica en Buenos Aires. Él tenía 21 años y ella 19.

Desde pequeño Radamel ha mostrado fuertes convicciones religiosas. El argentino Silvano Espíndola descubrió a Falcao con 13 años jugando en el Fair Play de la Segunda División colombiana. El ex volante de Argentinos Juniors, Millonarios y Unión Magdalena -radicado en Colombia tras casarse con la hija de un pastor de la Iglesia Cristiana Integral- tuvo mucha ascendencia en su formación deportiva y personal.

“Antes de cenar con la familia voy a pasar por la iglesia. Siempre lo hago después de los partidos. Tengo mucho que agradecerle a Dios. Sufrí muchas lesiones, pero aguanté por la fe en Jesucristo", reveló el jugador tras marcar sus primeros goles en Primera a Independiente. “En la pensión de las inferiores quizás sí fui un evangelizador, éramos muchos chicos los que asistíamos a la iglesia. Pero no es extraño. Es vivir según las enseñanzas de la Biblia, nada más", agregaba el devoto jugador.

Falcao formaba parte del movimiento Locos por Jesús, una ramificación de Los Atletas de Cristo. Junto a su compañero de equipo Jonathan Santana, todos los lunes por la noche convocaban a unos 80 jugadores de las inferiores y de Primera División. "Por ahí muchos nos equivocamos al pensar que el fútbol te da la paz y la alegría de la vida. Pero cuando uno llega al fútbol profesional se siente cierto vacío, y en mi caso lo llena Dios", explicaba Radamel en 2005 sobre el grupo religioso que integraba, el cual se había formado en 2001.

Por otra parte, Los Atletas de Cristo es un movimiento evangélico-deportivo creado en Brasil y que cuenta con numerosos adeptos en todo el mundo, como Kaká, Dani Alves, Marcos Senna o Juan Carlos Valerón.

Falcao y su esposa Lorelei Tarón (Foto: Falcaofan.com)


Explosión goleadora
“Todos me preguntan si soy enganche, mediapunta o delantero de área... Yo me defino así: delantero”, aclaraba Falcao en sus comienzos en River, donde era comparado con su compatriota Juan Pablo Ángel. “Cuando apenas llegué a River pude hablar con él. Lo admiro y es un gran goleador, pero yo quiero destacarme por mi estilo. Soy delantero, pero también puedo retrasarme y desempeñarme como enganche”, añadía.

“Tiene cosas de Van Basten. Hace goles, presiona en todos lados y cabecea como los dioses", explicaba Daniel Passarella en su última etapa como entrenador de la Banda Roja. Desde entonces, atacante diestro ha evolucionado notablemente en aspectos del juego y, sobre todo, en la definición. Pese a medir 1.78 metros de estatura, Falcao es un excelente rematador de cabeza. A los 25 años, el ‘Tigre’ atraviesa el mejor momento de su carrera deportiva.

72 goles en dos temporadas con el Oporto


Récord para el Atlético de Madrid
Convertido en una celebridad mundial a fuerza de goles, Falcao fue fichado por el Atlético de Madrid por 40 millones de euros, récord para el club madrileño y para un futbolista colombiano. Hasta el momento, los topes en el Vicente Calderón estaban marcados por las compras del ‘Kun’ Agüero (23 millones, recientemente transferido al Manchester City en 45) y Diego Forlán (21).

El colombiano -con pasaporte extracomunitario- firmó por cinco temporadas y vuelve a ayudar a las maltrechas arcas de River, que recibirá 1.4 millones de euros producto del mecanismo de solidaridad que le reconoce la FIFA por los derechos de formación.

Néstor Sívori –el hijo de Enrique Omar- fue el representante de Radamel cuando pasó de River a Oporto, pero ahora el ascendente Jorge Mendes fue quien llevó la suculenta operación con el Atlético de Madrid, transformando a Falcao en el ‘Tigre’ más caro del Circo del fútbol.


Fotos: Falcaofan.com y La Página Millonaria

No hay comentarios: