24 jul. 2011

Uruguay, Rey de América

La selección charrúa levanta su 15º título continental tras apabullar en la final a Paraguay (3-0). Goles de Luis Suárez –la figura del torneo- y doblete de Forlán, que alcanza a Scarone como máximo artillero celeste en la historia (31). Hoy más que nunca, que suene el himno de Jaime Roos.


Uruguay ha vuelto a hacer historia tras alzarse con su 15º Copa América, una más que Argentina. En la final disputada en el Monumental, el equipo de Tabárez superó desde el inicio a Paraguay en juego y actitud.

Un imparable Luis Suárez –el jugador del torneo sin discusión- tiempo, se fabricó el primer gol con una definición fantástica. Luego Forlán recuperó la pólvora con un doblete que le permite alcanzar a Héctor Scarone como máximo goleador en la selección charrúa (31). Cachavacha, que ya poseía el récord de presencias, no marcaba desde Sudáfrica, prolonga así la tradición familiar: su abuelo y su padre ya habían ganado la Copa América.

En el compacto bloque uruguayo hubo otros puntos muy altos: Muslera, Lugano, Maxi Pereira y un colosal Arévalo Ríos, por mencionar algunos.

Paraguay, muy desdibujado y con notables síntomas de fatiga, lo intentó con orgullo en el segundo tiempo, pero sólo un enorme Justo Villar estuvo a la altura.

Año Celestial
La Celeste cierra así un año casi perfecto luego de años de abstinencia. La llama uruguaya había comenzado a apagarse después de la Copa América ganada en 1995 como local. También había perdido el tradicional peso a nivel de clubes (Nacional había ganado la última Copa Libertadores en 1988). Pero después de 15 años de sequía, el fútbol charrúa comenzó a recuperar alegrías. En Sudáfrica fue semifinalista, mientras que este año la Sub-17 fue finalista en el Mundial de México, la Sub-20 se clasificó para el próximo Mundial de Colombia y para Londres 2012 (ausente desde el bicampeonato olímpico 1924-28). Asimismo, Peñarol volvió a una final de la Libertadores (1987 había sido la última). El título de hoy rubrica que Uruguay vuelve a ser Uruguay.

Al igual que en 1987, la Celeste grita campeón en el Monumental, una cancha que se le da bien a los charrúas, como si jugaran de local. 15 Copas América, una más que Argentina. En buena ley. Mística Celeste.

Luis Suárez celebra el primer gol (foto: Diario Olé)

No hay comentarios: