26 jul. 2011

El fútbol argentino profundiza su agonía

El nuevo torneo de Primera División de 38 equipos es, en realidad, una gran Segunda. No desciende ningún equipo, pero desciende todo el fútbol argentino en su conjunto. Es como si un gobierno quisiera generar riqueza dándole a la máquina de hacer billetes. Más dinero para todos, artificial, una ilusión que funcionará hasta que el sistema haga crack.


Ayer por la noche se aprobó el nuevo formato de la Primera División argentina (falta que sea ratificado en Asamblea), el cual entrará en vigor en la temporada 2011/12 y que contará con 38 equipos en la máxima categoría.

Para ello, esta temporada se suprimirán los descensos a Segunda (B Nacional), y desde ésta descenderán cuatro equipos de los 20 para así llegar a los 38 conjuntos (se sumarían el campeón de la Primera B y del Argentino A, una especie de Segunda B española). Demencial.

Ernesto Cherquis Bialo, ex periodista y actual portavoz de la AFA, se explayó sobre el proyecto ("de paso" anunció la destitución de Sergio Batista como seleccionador): “Bajo este nuevo esquema, la AFA tendrá que firmar un nuevo contrato de TV con el Estado y rescindirá el contrato de la B Nacional”.

La cuestión es que, mientras el hincha argentino está que arde por la perpetua decadencia del fútbol local, algunos medios –devenidos en tabloides- aprovechan la coyuntura para maximizar sus beneficios.

Intentar comprender desde Europa la trama política-deportiva de un país tan complejo como Argentina no es nada sencillo. Sin embargo, publicar “La AFA se alía con River” -como hace El País- sin profundizar otras cuestiones tiende al amarillismo (y del barato).

Para entender el nuevo y multidudinario torneo hay que ahondar sobre la expropiación de AFA al Grupo Clarín de los derechos de televisación (el ‘Fútbol para Todos’, que nació hace dos años), la posterior y salvaje guerra Gobierno-Clarín (Olé es de Clarín), la sempiterna e impagable deuda de los clubes con la AFA (que compra voluntades a cambio de adelantar dinero una y otra vez), la reelección presidencial de Cristina Fernández de Kirchner en octubre, la reelección de Julio Grondona en octubre, el flamante proyecto AFA TV (que televisará el nuevo torneo), las barras bravas, el clientelismo político y la corrupción generalizada en un fútbol cuyos directivos, salvo algunas excepciones, estarían presos en cualquier nación con un mínimo sistema judicial.

¿Qué pasaría con el ‘Fútbol para Todos’ si la actual presidenta no es reelecta? ¿Quién lo pagaría? ¿Se descendería a 18 equipos en este caso para volver a 20 en Primera? Con lo fácil que era volver al torneo anual de 20 equipos, a dos vueltas y todos contra todos, como en cualquier liga seria del mundo. Que gane el más regular y que desciendan los peores, nada de promedios. El resto, es política, no fútbol.


“Ascendió River” es la insólita portada de hoy del diario Olé, que es a Boca lo que el Marca y el As son para el Real Madrid, o el Sport y el Mundo Deportivo para el Barça.

Para que un gigante como River descendiese debían darse simultáneamente una serie de factores. El primero era que la Banda Roja se hundiera sola, y lo hizo, por eso jugará la próxima campaña en Segunda. Pero así y todo, con un equipo maltrecho y remendado, para bajar hacía falta otra serie de factores, que poco tienen que ver con lo deportivo.

No obstante, el nuevo proyecto de AFA se viene barajando antes del descenso de River, por lo que si querían ‘salvarle’, como dictan algunos necios, la AFA bien podría haber aplicado ese cambio ahora y no en agosto de 2012, con lo cual los franjirrojos ‘seguiría’ en Primera. Pero no, el ‘beneficiado’ River jugará en Segunda.

¿Si el nuevo torneo favorece a River, por qué Boca votó a favor? (por ejemplo, Newell’s fue uno de los cuatro se abstuvo). Después de que Passarella le pidiera hace tres meses la renuncia a Grondona, y viendo los acontecimientos posteriores, ¿a algún otro presidente le quedarían ganar de decir ‘no’? (cierto es que Vélez o Lanús, dos oasis en el fútbol argentino, suelen abstenerse en las votaciones, pero jamás votan en contra).

Está claro que River saldría beneficiado con el nuevo formato, como también todos los equipos de Primera y Segunda. Si ahora River no queda entre los 16 primeros baja a la Primera B (Segunda B de España), no hay certeza sobre su ascenso, y sí hay certeza sobre que ningún equipo de Primera pueda bajar al suprimirse los descensos. Racing, San Lorenzo y Boca arrancarían la temporada fuera de descenso, pero con promedios bajos.

Mención especial para el diario La Nación y a muchos blogs que trataron la noticia con relatica seriedad, sin entrar en golpes bajos.

El nuevo torneo de Primera División es, en realidad, una Segunda de 38 equipos, una versión devaluada de la Primera. No desciende ningún equipo, pero desciende todo el fútbol argentino en su conjunto. Es como si un gobierno quisiera generar riqueza dándole a la máquina de hacer billetes. Más dinero para todos, una ilusión que funcionará hasta que el sistema haga crack.


Réplica en España
Volviendo al rol de los medios, es curioso como la prensa española también ha tratado el tema. Los titulares son terminantes:

“La AFA se alía con River” (El País) (además, la foto no es del día del descenso como indica el diario de Prisa, si no que es del partido disputado en la Bombonera, jornada 14)

“Argentina unificará Primera y Segunda para 'salvar' a River” (El Mundo)

“La AFA cambiará el fútbol argentino para que River vuelva a Primera” (Marca)

“La AFA fusiona Primera y Segunda para asegurar el ascenso de River Plate” (As)

El País, El Mundo, Marca y As, respectivamente



No sorprende tanto lo de As y Marca, pero sí lo que los diarios generalistas se sumen a la ola amarillista. ¿Qué escribiría el diario As sobre la LFP si de repente todos los partidos del equipo blanco se retransmitieran exclusivamente por Marca TV? ¿Qué ocurriría si los medios argentinos rebotaran la opinión de As como si fuera una verdad absoluta?

Mientras el fútbol argentino profundiza su agonía muchos prefieren seguir vendiendo imágenes del enfermo terminal. Alto impacto mediático y negocio rentable. En otras partes del mundo, en lugar de intentar conocer el diagnóstico para tratar de curarle, publican directamente lo que compran. Copiar y pegar. Lo más barato.

No hay comentarios: