9 jul. 2011

A 20 años del primer título de Bielsa

El 9 de julio de 1991 Newell’s se proclamaba campeón en la cancha de Boca después de ganar la tanda de penales con un Scoponi espectacular. Aquella fría tarde-noche un joven técnico comenzaba su leyenda grande. 20 años después, Bielsa asume como míster de otro histórico, el Athletic Club.


Tenía 35 años y se había hecho con las riendas de Newell’s Old Boys después de dirigir en las divisiones inferiores. Sólo unos pocos fuera de Rosario sabían de la locura de un entrenador rosarino cuya personalidad y metodología de trabajo comenzaba a revolucionar todo a su paso.

NOB había sido el ganador (no campeón) del Apertura 90. (Aquel año se pasó del torneo anual a hacer dos rondas donde, después de una final entre los dos primeros, saldría el único campeón. A partir de agosto de 1991 sí se cambió el reglamento para que haya dos campeones por año). Volviendo a la Lepra, el empate 1-1 en Caballito con San Lorenzo le sirvió para aprovechar la derrota de River ante Vélez, que tuvo a un Pato Fillol sublime en su despedida y ante la Banda Roja.

Por su parte, Boca se había alzado con la segunda vuelta (Clausura 2011), por lo que debían dirimir en una final a dos partidos quién sería el campeón. En la ida, jugada el 6 de julio, Newell’s sacó ventaja en ¡la cancha de Rosario Central! con un cabezazo del Toto Berizzo (1-0).

Tres días más tarde se vieron las caras en la Bombonera. La Vieja Reinoso anotó el único tanto en el minuto 81, luego prórroga y se llegó a la tanda de penales en la tarde-noche invernal y con un campo emabarrado que le daba más épica a la final.

El Gringo Scoponi se transformó en el héroe de la definición: atajó los dos primeros penales locales (Murciélago Graciani y Claudio Rata Rodríguez). Giunta metió el tercero pero NOB ya ganaba 3-1 (Berizzo, Chocho Llop y el Negro Zamora). Scoponi vio como el cuarto lanzamiento de Walter Pico pegaba en el travesaño, levantó los ojos al cielo y fue aplastado por sus compañeros, que festejaban en La Boca el campeonato.

Newell’s, fiel a su historia, basó su equipo en el semillero: Scoponi; Fabián Garfagnoli, Mauricio Pochettino, Berizzo y Miguel Fullana; Julio Saldaña, Llop y Gerardo Martino; Zamora, Ariel Cozzoni y Christian Domizi. También jugaban Franco, Boldrini y Ruffini .

Bielsa había aprovechado la base del Newell’s del Piojo Yudica (campeón en 1988) pero comenzó a añadirle pinceladas de su propia filosofía: presión, trabajo táctico y vocación ofensiva. NOB perdería (por penales) la final de la Copa Libertadores 1992 ante el San Pablo de Telé Santana, pero el Loco se despediría del banco rojinegro con otro título local, el Clausura 92.

La historia de Marcelo Bielsa continuaría en Vélez, pero esa es otra historia. 9 de julio de 1991, el Loco comenzaba a forjar su leyenda, ¡qué 20 años no es nada!


Link video / Final Boca-Newell's (1991)

Link video / Bielsa y su inolvidable "Ñubels, carajo" (1992)

Portada de El Gráfico, con Scoponi y Llop

No hay comentarios: