22 may. 2011

Llull despierta al Fuenla de su sueño más bonito

Fuenlabrada 55 – Real Madrid 68 (2º jorn. playoff). Los de Lele Molin liquidan la serie 2-0 ante un desacertado cuadro naranja. Salva Guardia: “Me voy tranquilo al dejar al Baloncesto Fuenlabrada en lo más alto". Salva Maldonado: “Nuestra afición dio un ejemplo a la del Madrid”.
Escucha los sonidos del partido

Emotiva despedida de Guardia (Foto: ACB / Fran Martínez)

Artículo publicado en El Iceberg



Crónica

Hoy, 22 de mayo, se están celebrando elecciones municipales y autonómicas. Es curioso como luego de cada jornada electoral salen los políticos de turno a proclamarse ganadores de los comicios. No importa si su partido fue el más votado, siempre las cifras se dibujan de una manera tal que el discurso sea ‘ganador’. Que si se mejoró un tanto por ciento respecto a la última elección o que si se obtuvo un concejal más en tal distrito, luego de una elección, con independencia de la realidad, todos suelen subirse al carro de los vencedores.

Aprovechando el día electoralista (y triunfalista), también se puede decir que el Fuenlabrada hoy ganó. Sí, el Real Madrid salió airoso del Fernando Martín, eliminando al Fuenlabrada y poniéndole punto final a la temporada del equipo de Salva Maldonado. Pero abriendo la perspectiva, el conjunto naranja hoy cerró la mejor campaña de su historia, un año que quedará grabado a fuego en los aficionados naranjas y en muchos de los integrantes de esta plantilla, una temporada cuyo álbum de imágenes inolvidables puede contener a estas alturas más de un tomo.

El Fuenlabrada perdió en la pista un partido, pero sus aficionados ganaron una temporada llena de alegrías por un equipo que supo ganarse la admiración y el respeto de toda la ACB, un grupo de jugadores cuyo todo es más que la suma de las partes. Ni siquiera el triste final por la eliminación pudo opacar la ovación con que un abarrotado Fernando Martín despidió a los suyos, Salva Guardia entre ellos (el legendario capitán disputó su último partido como profesional).

En cuanto al partido, el Fuenlabrada tuvo otra vez un inicio fulgurante: 16-8. Pero mientras en la peña 314 comenzaban a guardar los pilotos celestes ante el temor de ser mojados por el ‘bombero’ Prigioni (humor fino de los peñistas que hasta arrancaron una sonrisa cómplice del base riotercerense), el propio Pablo cortaba la buena racha naranja con un gran triple.

Entre medias, los ánimos en el bando local se encendieron ante la sexta falta local en el minuto 4 (una sola del Real Madrid en ese lapso), máxime cuando el árbitro principal Arteaga advertía de técnica a Mainoldi por simular una infracción.

El Fuenla colapsó en ataque y se abrió en defensa (o lo abrieron entre Prigioni y Llull): parcial de 0-17 (16-25) luego de que los de Maldonado dilapidaran ¡12! ataques sucesivos (hasta Barton falló los dos primeros tiro libres que gozó su equipo en el partido, minuto 14).

En el último tramo del segundo cuarto los naranjas volvieron a meter canastas (dos minutos coincidieron en pista los bases Valters y Colom), pero los de Lele Molin seguían golpeando y golpeando (26-36 al descanso). El 4/19 (21%) del Fuenlabrada al descanso reflejaba el magro acierto desde el perímetro. Siguiendo con los números, Llull valoraba 15 en la primera parte, por 18 de todo el conjunto de Salva Maldonado.

Un gran arranque del tercer cuarto permitió soñar a todo el Fernando Martín. El principio de remontada se inició con un triple de Valters y siguió con dos canastas fabulosas de Ayón. El mexicano primero cogió un rebote en defensa, corrió toda la pista y mató a una mano (33-37). Acto seguido, el base letón lanzó la pelota al cielo y el ‘Titán de Nayarit’ clavó un 'alley-oop' (35-37). La reacción la culminaría Laviña (40-40), pero el 14-4 de parcial fue contestado con un 0-7 visitante, Tucker y Llull mediante.

Mientras la parroquia local seguía levantando las manos para denunciar, a su juicio, un atraco arbitral, Fischer comenzaba a bajar las manos en el aro rival cada vez con mayor frecuencia. El Fuenla volvía a atascarse y cada error era penalizado, como cuando Colom perdió una bola en ataque a falta de tres segundos para finalizar el cuarto, jugada que Tucker liquidó a la contra sobre la bocina (44-55).

Los locales no le encontraban la vuelta al partido y el Madrid aprovechaba las dudas del rival para cerrar el partido (44-59, min. 32, luego de un lapidario parcial de 4-19). El último cuarto fue un quiero y no puedo, con desacertados lanzamientos desde el exterior (el cuadro naranja totalizó 6/30 en triples, un magro 20%).

El Fuenla perdió un partido y la eliminatoria, pero ganó una temporada inolvidable. Suena extraño, pero es así. Por si acaso, hoy, 22 de mayo, vote por Baloncesto Fuenlabrada. Si le apasiona el baloncesto, no se va a arrepentir.


Detalles

Gustavo Ayón sumó 12 puntos, 15 rebotes y 25 de valoración, más de la mitad de todo el equipo (47).

Salva Guardia disputó su último partido como profesional. Tras doce años en el club, el pívot valenciano se despidió del público en el centro de la pista. “Me voy tranquilo al dejar al Baloncesto Fuenlabrada en lo más alto. El baloncesto es mi vida". El Fernando Martín, repleto de cartulinas naranjas con el número 19 le tributó un estruendoso aplauso. Guardia jugó 491 partidos en la ACB a lo largo de toda su trayectoria.

La caída ante el Madrid fue la tercera de la temporada en casa (Valencia y Valladolid, por cuatro puntos en contra, habían sido las dos primeras).

El Baloncesto Fuenlabrada sigue sin poder ganar un partido de playoff por el título: 0-11 en cuatro fases finales.

El Fuenlabrada no tiene suerte con Juan Carlos Arteaga, con quien lleva siete derrotas consecutivas. En la presente temporada ha perdido en los cinco partidos con el experimentado árbitro principal canario (Real Madrid, Estudiantes en el Palacio de la Comunidad, Caja Laboral en Vitoria, y los dos ante Valladolid). En la campaña pasada (2009/10) sólo le pitó una vez, y perdió (Valencia en el Fernando Martín), mientras que en la temporada 2008/09 también había caído ante el Real Madrid (jornada 30). El último triunfo del Fuenlabrada con Arteaga fue ante Estudiantes en el Fernando Martín (97-89, jornada 24 de la 2008/09).

Ayón, 25 de valoración (Foto: ACB / Fran Martínez)


Ficha técnica

Fuenlabrada 55 (16+10+18+11): Valters (12), Kus (12), Muñoz (3), Barton(10) y Ayón (12) -- cinco inicial--; Colom (-), Laviña (4), Cortaberría (2), Mainoldi (-), Guardia (-) y Laso (-). Sin jugar: Vega.

Real Madrid 58 (18+18+19+13): Prigioni (8), Llull (16), Tucker (13), Reyes (10), Tomic (4) --cinco inicial--; S. Rodríguez (5), C. Suárez (4), Mirotic (-), Fischer (8) y Velickovic (-). Sin jugar: Vidal y Begic.

Árbitros: Juan Carlos Arteaga, Óscar Perea y Rubén Sánchez Monserrat. Eliminado por faltas personales: Valters.

Incidencias: Segundo encuentro de los cuartos de final del playoff por el título de la ACB. Pabellón Fernando Martín (5.613 espectadores). Los espectadores recibieron una camiseta naranja de regalo con el lema ‘Imposible + por –‘.



Sala de prensa

Emanuele Molin, entrenador del Real Madrid

Valoración del partido: “Ajustar la defensa nos ha permitido controlar el partido”
"En primer lugar quiero felicitar al Fuenlabrada por la temporada que ha hecho y por cómo ha competido en estos dos partidos de playoff; y también por Guardia, que se retira hoy y que ha tenido mucho impacto en la ACB en la última década. El club ha hecho un gran trabajo. En cuanto al partido, creo que una vez que fuimos capaces de ajustar la defensa en el primer cuarto, donde Fuenlabrada había salido a la pista con mucha intensidad, pudimos controlar bien el partido. Hemos defendido bien sus pick&roll. Esto nos ha permitido, también con un poco de suerte, pasar a semifinales".


Salva Maldonado, entrenador del Baloncesto Fuenlabrada

Valoración de partido: “Nuestra afición ha dado un ejemplo claro de lo que es estar con el equipo, sobre todo a la afición del Madrid”
“Ha sido un partido de playoff, muy intenso, con muchas sensaciones y ambiente, en la grada y en la pista. Tuvimos una salida bastante buena, con ritmo, pero nos paramos al final de primer cuarto. Luego hemos tenido muchos problemas de anotación. No hemos estado acertados y el Madrid cogió una buena ventaja, que fue creciendo. No hemos tenido capacidad de poder darle la vuelta al partido. Pero estoy contento, el equipo se ha entregado al máximo. Hemos conseguido hacer cosas que no pudimos hacer el viernes, pero hoy no hemos tenido acierto. Llull y Tucker han estado muy bien en momentos muy puntuales, y Fischer, que nos ha machacado en la segunda parte. La diferencia de los equipos es la que es. Estoy la mar de orgulloso y de cómo hemos plantado cara hasta el final. También estoy encantado con la afición, que ha dado un ejemplo de lo que es estar con un equipo, un ejemplo claro, sobre todo a la afición del Madrid. Y bueno, hasta aquí hemos llegado”.

Valoración de la eliminatoria
“Estoy más contento del partido de hoy. Sé que es difícil. El otro día no jugamos mal, pero nos dominaron clarísimamente. Hoy nos han dominado pero hemos estado hemos, nos ha faltado acierto y un poco de tranquilidad. No tengo nada que objetar a mis chicos. Creo que el Madrid ha demostrado ser mucho mejor que nosotros, con capacidad atlética, de juego y en profundidad, en cuanto a poder tener continuidad en un juego físico que exigen los árbitros, de bloquear duro igualmente, de hacer falta en ataque y no pasa nada. Como Fischer, que después de tres ostias estuvo desaparecido en la primera parte, pero en la segunda el nivel arbitral se puso a un grado que no hizo ninguna falta más y nos ha matado. Y si no es Fischer es Tomic, y si no el otro día Mirotic o Reyes. Ahí no hemos tenido suficientes respuestas para hacer frente a un equipo que es mejor que nosotros”.

Emoción personal del final
“Me han pillado mal, ya despidiéndome de los chicos. Ante el público las emociones se multiplican. Yo, aunque no lo aparente, soy bastante llorica… sí, soy bastante llorica (risas). La afición ha estado espectacular, pero no hoy, toda la temporada. También les hemos dado todo. No es de esas que cuando su equipo va ganando aplauden y que cuando va perdiendo chillan a sus jugadores. He visto aficiones así en sitios no muy distantes de aquí. Pero la nuestra es una afición buena. Ha habido una sintonía muy buena, química y conexión”.

Valoración de la temporada
“Estoy muy satisfecho y orgulloso de los chicos. A nivel deportivo nos lo hemos pasado bien. Hemos tenido un grupo excelente, de jugadores, cuerpo técnico y de todos los que forman parte de este club. Y eso nos ha hecho que el año sea muy positivo, que si no hubiera sido muy difícil de llevar con las sorpresas y los sopetones que hemos tenido. Eso para el entrenador es fundamental y básico, cuando ves que tus jugadores trabajan mucho y son buenas personas. He tenido también años muy buenos en otros clubes otros, si no ya estaría calvo y estaría muerto. He tenido buenos años, pero este es uno de los años en que estoy más satisfecho, está entre los dos mejores que he tenido en mi carrera deportiva. Con todas las dificultades que hemos tenido, el grupo se ha mantenido como una roca. Además de buenos profesionales, un grupo muy humano también, excelente. Ha habido muy buena química entre los jóvenes, veteranos, extranjeros y sudamericanos”.

Futuro
“Hay que empezar a convencerse de que ya se acabó la temporada, hay que ir digiriéndolo. Lo que vaya a pasar no lo sé. Yo creo que en este momento no sabe nadie lo que va a pasar en el baloncesto, y más concretamente en el Fuenlabrada Yo estoy contento aquí, eso está claro, pero también quiero ver qué proyecto se puede hacer y hacia dónde va encaminado el club. Ya lo he dicho hace mes y medio y lo digo hoy. Estoy encantado aquí, he trabajado muy a gusto, pero quiero ver qué se puede construir. No sólo debo ver el tema deportivo, eso sería un error. Necesitamos también garantizar otras cosas que este año no han sido así. Se ha sufrido mucho, y esos problemas se deben solventar. Cuando eso suceda y haya una opción de proyecto, estaré siempre preparado para hablar con el club. Ahora es muy precipitado todo y hay que arreglar muchos temas de esta temporada, y ver cómo los enlazamos con el futuro. Además está el tema de la ACB, que no se sabe lo que puede pasar con el baloncesto el año que viene. Hay un follón bastante espectacular. Por otra parte también estoy acostumbrado a estas situaciones de ‘qué va a pasar mañana’. Como diría mi amigo Sama, “mañana vamos al paro”, bueno, mañana precisamente no. Veremos qué hacemos después. Estamos habituados ya”.


Salva Guardia se retira tras 12 temporadas en el club (Foto: ACB / Fran Martínez)

No hay comentarios: